la Policía "no buscaba delincuentes sino inmigrantes indocumentados".

Un mago enamorado, glotón, colérico, perezoso, son monstruosidades imposibles. El mago piensa
quiere; nada ama con deseo; no rechaza nada con pasión; la palabra pasión representa un estado pasivo y el mago está siempre activo y siempre victorioso. Lo más difícil en las altas ciencias esllegar a esa realización; así, cuando el mago se ha creado a sí mismo, ha cumplido la gran obra, por lo menos en su instrumento y en su causa

Vuelve el optimismo
La subdelegada del Gobierno en Lleida, Inma Manso, levantó ayer, jueves, una polvareda tras reconocer que en las redadas producidas recientemente en la ciudad catalana la Policía “no buscaba delincuentes sino inmigrantes indocumentados”.
Durante la inauguración del congreso sobre el derecho de extranjería del Consejo General de la Abogacía celebrado en Lleida, Manso afirmó: “Los agentes son profesionales y tienen en cuenta al pedir documentación, hábitos, actitudes y etnias porque hay indudablemente más inmigrantes de otras etnias que de la nuestra”.
Posteriormente, en declaraciones a la cadena Ser, Manso, fue aún más clara: “Quiero dejar muy claro que no estamos buscando a delincuentes, sino a inmigrantes sin papeles. Como la Policía es muy profesional, tiene en cuenta hábitos, actitudes y etnias a la hora de seleccionar a quién se pide la documentación, porque no se puede pedir a todo el mundo”.
Las palabras de Manso provocaron la condena del Consejo General de la Abogacía Española hacia las “redadas indiscriminadas” contra ciudadanos extranjeros.

“Hay más inmigrantes de otras etnias que de la nuestra”

El Consejo General de la Abogacía Española, que apoyó públicamente en mayo de 2012 las nuevas directrices de la Dirección General de la Policía destinadas a evitar la detención indiscriminada de extranjeros basadas únicamente en criterios étnicos, recuerda que la detención de personas por meros indicios migratorios, sin ser sospechosos de la comisión de un delito, no tiene cobertura legal en el ordenamiento jurídico español.
Además, denuncia en un comunicado la práctica de controles de identificción de personas basados en perfiles étnicos y raciales, así como la incoación de expediente sancionador por estancia irregular en territorio nacional, “a pesar de que esto es una mera infracción administrativa”.
El Consejo General de la Abogacía comparte que el trabajo de los agentes del Cuerpo Nacional de Policía encaminado a la prevención del delito se dirija en materia de extranjería, primordialmente, a la erradicación de las redes de inmigración ilegal y trata de personas, así como a la expulsión de extranjeros en situación irregular sujetos a procedimientos penales, pero siempre desde la garantía de los derechos y libertades.
“Si de verdad creemos que los extranjeros que están en España son iguales que nosotros, debemos tratarlos con igualdad, respetando siempre sus derechos”, dijo el presidente del Consejo General de la Abogacía Española, Carlos Carnicer.

el caballo blanco

La tormenta que se cierne sobre la cábala que gobierna en secreto el Planeta Tierra es tan evidente ya que nos podemos tomar en serio, anuncios como los de un evento de meteorito para el próximo lunes 17 o un gran atentado contra internet el próximo 21, como se está anunciando. Es tal el grado de desesperación de la élite financiera que, hasta cierto punto, es comprensible que intenten alguna última locura, a la desesperada. O sea, estemos atentos.
Por supuesto, no voy a dar ninguna fecha sobre cuando se producirá el golpe final de los buenos pero podemos tomar como termómetro la situación en Siria y el Extremo Oriente para evaluar la cercanía a la meta. La progresiva victoria del gobierno de Assad frente a las fuerzas de la OTAN y la pacificación de las dos Coreas son síntomas de que los sionistas están perdiendo fuerza. Y cuando ellos pierden fuerza, nosotros, evidentemente, la ganamos. Y pasamos a la contraofensiva, claro.
Por más que los medios oficiales nos presenten a hackers como el suizo Falciani y el estadounidense Snowden (que ha publicado las evidencias de que vivimos en “1984″) como héroes solitarios, ambos forman parte de la estrategia de los llamados “caballeros blancos”; es decir, la conspiración dentro del propio sistema para abolir el dinero deuda y traer la abundancia al Planeta.
El hecho de que el escándalo de las escuchas de la NSA apareciera justo cuando se reunía el Club Bilderberg en Gran Bretaña (con asistencia de los capitostes de Google, Amazon o Paypal, entre otras compañías internáuticas) tampoco debe pasar desapercibido. Es un aviso.
Una nueva generación que son la representación del “Neo” de la película Mátrix están filtrando la información para desenmascarar el sistema. Y con esa información, evidentemente, las demoníacas estructuras que nos esclavizan, han de desaparecer. Cuando la Verdad aparece, la Mentira desaparece.
Leed (o escuchad) la excelente entrevista que Nacho Escolar realiza al hacker suizo Falciani y reparad en cómo insiste en que él “está brindando la información, no sólo para descabezar a los artífices de este fraude bancario sino para desmontar el sistema mismo”. Es decir, ahora mismo las fiscalías de todo el mundo están comprendiendo cómo funciona esta élite corrupta y cuentan con las herramientas para desenmascarar por completo el fraude. En otras palabras: para prepararse para el “golpe final”; la detención de miles de personas en todo el Planeta el mismo día. Nadie les defenderá. Y esto no es baladí porque gracias a sus medios de comunicacion, hace años podrían haber convencido a la gente de que los buenos son los malos y los malos son los buenos. Ahora no.
No puedo evitar preguntarme si el “segundo manifiesto de la hadita Victoria Grant” no será un anuncio en sí mismo de lo que va a pasar… Si estará coordinado con la heroica acción de Snowden y que los patéticos medios de comunicación intentan desacreditar (¡GOLPEANDO CONTRA UN HÉROE, VILLANOS!).
Las vías de agua del sistema son ya tantas que es imposible que se puedan reparar. Mirad lo que cuenta este ex ejecutivo de Goldman Sachs en la TV La Sexta. Y esta artista diciendo en La Vanguardia que el arte actual es una farsa.
Ayer teníamos al mismísimo Papa reconociendo que el movimiento gay se había infiltrado en el Vaticano y hoy nos cuentan que el “matrimonio gay es buenísimo para la economía“: ¡patético!
Es tan evidente que el poder ha cambiado de manos que los chinos anuncian la construcción de un canal alternativo al de Panamá… ¡En Nicaragua! Y nos enteramos de que el ejército israelí ¡patrulla en Paraguay! (Ahora ya sabemos quién sacó del poder a Lugo, ¿verdad?).
¿Más signos de los tiempos?
Ayer hubo una misteriosa lluvia de estrellas
Para acabar esta crónica, me remito a las primeras líneas: yo no sé cuándo ocurrirá “el momento” pero lo que sí está claro es que ahora sí se dan las condiciones para que eso ocurra.
Cuando queráis saber cuánto tiempo falta, mirad a la situación en Siria y el Extremo Oriente. Cuanto más se acerque la Paz en esos lugares (y menos atentados haya), más cerca estaremos de la Meta.
PD: Justo acabo de escribir esta información, cuando me meto en la web del agente Tom Hennegan, que aporta unos datos totalmente sincrónicos con lo que he contado.
Hennegan cuenta los patriotas militares han descubierto que la NSA (heredera de los nazis del programa Paperclip) y su compañía satélite Booz Allen son las que desarrollaron el software con el que manipulan la bolsa mundial. Ese software está en manos del conocido lobby Carlyle Group, con miembros como la senadora judía por los Estados Unidos Diane Feinstein que ha participado en el espionaje israelita contra los Estados Unidos, infiltrados en la NSA.
El nombre de la compañía israelita que controla a su vez la NSA es Narus, y opera desde la franja de Gaza. Hennegan avisa de que Feinstein podría ser detenida en cualquier momento por alta traición y aclara que el hacker Snowden estuvo trabajando tres meses en la compañía Booz Allen, con lo que, evidentemente, debe saber lo del espionaje de Israel contra Estados Unidos y debería conformar la segunda oleada de revelaciones de este hacker que, insisto, cuenta con la protección del ejército de los Estados Unidos.
Hennegan también nos cuenta que la Reserva Federal está sobornando (o intentándolo) al ministro de finanzas japonés Kuroda para que compre las inservibles acciones derivadas de Goldman Sachs y JP Morgan y que a su vez están manteniendo al Deutsche Bank.
Algunos links para profundizar en la cuestión.
http://www.zerohedge.com/news/2013-06-10/911-prismgate-how-carlyle-group-lbod-worlds-secrets
http://www.zerohedge.com/news/2013-06-11/wmreuters-busted-latest-market-rigging-and-collusion-scandal-foreign-exchange

del fiscal general del Estado, Jesús Cardenal, a las órdenes del Gobierno de Aznar de que no se investigara en absoluto

La pereza y el olvido son los enemigos de la voluntad, y por esto es por lo que todas las religioneshan multiplicado las prácticas y hecho su culto minucioso y difícil. Cuanto más se preocupa uno por una idea, tanto mayor fuerza se adquiere en el sentido de esa idea. ¿No prefieren las madres aaquellos de sus hijos que en el parto y fuerza de él les han costado mayores trabajos y sacrificios?Así la fuerza de las religiones es encerrada por completo en la inflexibilidad de los que la practican.Mientras que haya un fiel creyente en el santo sacrificio de la misa, habrá un sacerdote paracelebrarla, y en tanto que exista un sacerdote que lea todos los días su breviario, habrá un papa en elorbe.

 El diputado socialista Rafael Simancas cree que el tránsfuga de su propio partido que le impidió ser presidente de la Comunidad de Madrid en el verano de 2003, Eduardo Tamayo, está enviando al PP el mensaje: “Quiero seguir cobrando o, si no, tendréis problemas, porque hablaré”.
Simancas ha dicho en una entrevista con la agencia Efe que el “paseo infame de Tamayo por la Puerta del Sol hace unos meses -cuando pidió ser recibido por la presidenta Esperanza Aguirre y ella se negó- era una amenaza en toda regla” y que los “papeles que han surgido casualmente diez años después supuestamente manuscritos por Tamayo son evidentemente un nuevo toque de atención”.
“Todo parece indicar que se trata de una estrategia parecida a la del señor Bárcenas, un aviso al PP para que paguen”, apunta el que fue durante siete años líder de los socialistas madrileños, en referencia a los ‘papeles de Tamayo’ publicados por Infolibre.
Convencido de que “todas estas tramas acaban estallando desde dentro” y de que “tarde o temprano esto ocurrirá” con el ‘tamayazo’, Simancas advierte de la conexión que “muy posiblemente” exista con el caso Gürtel y el caso Naseiro.
Sobre quiénes podrían acabar en el banquillo, señala a los que se lo han “ganado a pulso”: los exsocialistas Eduardo Tamayo, María Teresa Sáez y José Luis Balbás, el que fuera secretario general del PP de Madrid (2001-2004) Ricardo Romero de Tejada, los constructores Francisco Bravo y Francisco Vázquez y el empresario Dionisio Ramos.
Subraya que Romero de Tejada era la “mano derecha de Miguel Blesa en la Ejecutiva de Caja Madrid” y que, por tanto, “no es una presa menor”. Simancas sostiene que la “sentencia ciudadana está dictada” y que “ocurrió lo que parece, y es que una banda de delincuentes, entre dirigentes del PP y detentadores de negocios en el suelo madrileño, con el concurso de dos diputados traidores del PSOE, fraguaron un golpe institucional que doblegó la voluntad democrática de los madrileños”.
Añade que “todo el mundo sabe” que las razones de la traición de Tamayo y Sáez fueron “contantes y sonantes”, es decir, “que se les pago y que cobraron”. A dos días de cumplirse el décimo aniversario del ‘tamayazo’, Simancas asegura que tiene sus “sentimientos blindados” a esos recuerdos y que lo que le “obsesiona” es qué hubiera sido de Madrid y de los madrileños con el gobierno que votaron en mayo de 2003 (con mayoría de PSOE e Izquierda Unida).
Recuerda que en ese verano de 2003 la dirección federal del PSOE y su secretario general, José Luis Rodríguez Zapatero, estuvieron “muy cerca” del Partido Socialista de Madrid (PSM), “respaldándole en su tarea de esclarecimiento de los hechos”, y que Zapatero impulsó la querella que presentó entonces el fallecido Gregorio Peces Barba ante el TSJM para que se investigara.
No obstante, reconoce que cuando Zapatero accedió a la presidencia del Gobierno le planteó que “como no había nuevos elementos probatorios para impulsar una investigación judicial, situar el tamayazo en el centro de la vida pública simplemente en términos políticos no resultaba del todo interesante y que la gente nos iba a seguir reprochando que esos dos elementos hubieran conseguido entrar en nuestras listas”.ç
“Me lo planteó y yo lo entiendo perfectamente”, afirma, y recalca que lo que hubiera ayudado hubiera sido una “actuación policial y de la Fiscalía rápida y eficaz”, pero que el entonces fiscal jefe de Madrid Mariano Fernández Bermejo -luego ministro de Justicia- “recibió una instrucción clara y directa del fiscal general del Estado, Jesús Cardenal, a las órdenes del Gobierno de Aznar de que no se investigara en absoluto y se enterrara todo”.
Según Simancas, “hicieron bien su trabajo, pero la porquería siempre acaba saliendo a flote

FISCAL BLESA VISITA

Escribe José Martí Gómez en La Vanguardia: “Desde Herrero Tejedor no se recordaba un fiscal general del Estado que hubiese sometido, sojuzgado hay quien dice, a la carrera fiscal a los intereses del Gobierno de la forma como lo está haciendo Jesús Cardenal. Como guinda al caso Ercros, ha ordenado a la Fiscalía Anticorrupción que Josep Piqué no sea investigado sin permiso del propio Cardenal, lo que es una interpretación forzada del estatuto del ministerio fiscal, que si en su artículo 25 contiene una serie de previsiones encaminadas a que el fiscal general del Estado siempre esté informado de temas muy conflictivos, en ningún caso parece prever la posibilidad de desplazar a un fiscal jefe para asumir el propio fiscal general del Estado la dirección del caso”.
Evoca Martí Gómez a Herrero Tejedor. Habría que completar la cita subrayando alguna coincidencia y otros aspectos interesantes. Yo me he referido alguna vez en EL SIGLO a Herrero Tejedor (Fernando), quien murió en un accidente automovilístico, viajando él en su vehículo oficial como ministro secretario general del Movimiento. Como Jesús Cardenal, curiosamente –o significativamente–, Herrero Tejedor también pertenecía, como supernumerario, de los que se casan, al Opus Dei. Era una época, la de Herrero Tejedor, en la que florecían, como ahora –asimismo significativamente–, los políticos o los hombres públicos vinculados a la pía institución fundada por Escrivá de Balaguer, que antes de alcanzar el título de beato reclamó y obtuvo, en medio de una gran escandalera, el de marqués de Peralta, al cual acabó renunciando.
Herrero Tejedor era un híbrido dentro del régimen franquista. Por una parte, era cofrade o correligionario de los famosos lópeces, cuyo jefe de filas fuera López Rodó, tras la incorporación, como ministro de Comercio, de Alberto Ullastres. Los del Opus eran conocidos como los tecnócratas. Por otra parte, Herrero Tejedor era falangista, algo inusual entre los miembros de la Obra, muy mal vistos precisamente por los seguidores de José Antonio Primo de Rivera. Herrero, pues, se situaba en el centro, hacía de puente entre unos y otros. Fue fiscal general y le tocó lidiar el caso Matesa, hacia finales de los sesenta. Este affaire –probablemente el más aireado del franquismo– sirvió de confrontación abierta entre tecnócratas y falangistas. Con éstos se alineaban Solís Ruiz, secretario general del denominado Movimiento, y el omnímodo Fraga Iribarne, poderoso ministro de la censura y la propaganda. Los acusados eran los del Opus. En el fondo, se estaba jugando la sucesión de Franco. López Rodó y compañía apostaban por Juan Carlos. Los azules preferían más bien una regencia, que llevara incluso hacia una especie de fórmula republicana de tipo corporativista.
Cuando parecía que los del Opus iban a salir derrotados de la contienda, y aunque algunos de ellos estaban tocados judicialmente –hasta ser amnistiados directamente por el Caudillo sin mediar explicación o justificación alguna–, la crisis se resolvió en contra de los deseos de los falangistas. Fueron destituidos Fraga Iribarne y Solís Ruiz –que era, además, el hombre fuerte de los sindicatos verticales, los únicos legalizados–, el Gobierno se llenó de tecnócratas y los reyes del mambo entonces fueron Carrero Blanco, el gran valedor de los devotos de Escrivá, y López Rodó. Herrero Tejedor, como fiscal general, hizo lo que está haciendo ahora Cardenal para salvar a Piqué y, en definitiva, a José María Aznar. Fue premiado con el ministerio político más importante: la Secretaría General del Movimiento. Alguna versión, sin embargo no probada, apuntó por aquellas fechas, veladamente, que el accidente de coche en el que encontró la muerte había sido provocado. Herrero Tejedor tenía un discípulo predilecto: Adolfo Suárez, adscrito en ese tiempo al Opus. La desaparición de Herrero supuso un grave contrapié para Suárez. Años después superaría el bache y sería el presidente de la transición.
El vicepresidente de la Comisión parlamentaria de Investigación sobre el caso Gescartera, Romay Beccaría –ministro de Sanidad con Aznar en el primer Gobierno del PP–, también es del Opus. Como Federico Trillo. O Isabel Tocino. Como el director general de la Policía, Cotino, entre otros muchos altos cargos de la derecha gobernante. Romay, no obstante, es un hombre de Fraga Iribarne, porque los enemigos de antaño se convirtieron posteriormente en aliados o amigos. El Opus está de nuevo en el apogeo. Lo más llamativo es que, en el presente, pasa más inadvertido y, como escribía en El País recientemente el teólogo progresista Juan José Tamayo, incluso parece de mal tono entre los opinadores de izquierdas aludir a esta institución tan enigmática. Desde luego, tan conservadora en los usos, costumbres y actuación política. En España y en muchos otros países. Tamayo narraba ciertas historias sombrías del Opus en países centroamericanos o en el Chile de Pinochet. Téngase en cuenta que el líder de la derecha en Chile, Joaquín Lavin, que estuvo en un tris de ganar las últimas presidenciales al socialista Ricardo Lagos, es también del Opus Dei y, como era frecuente durante los años terribles del pinochetismo, colaborador del sanguinario general.
Lo cierto es que, en la España de nuestros días, el hombre que tiene en su mano a la justicia, y que ha hecho y deshecho sin escrúpulo alguno en el asunto Piqué –y en otros–, es militante del Opus Dei. Y no es menos cierto que la judicatura, entre jueces y fiscales, está copada por esta organización. Jesús Cardenal, cuando era fiscal jefe en el País Vasco, destacaba por sus discursos aconstitucionales. Al ser nombrado fiscal general por Aznar el Consejo General del Poder Judicial subrayó esta circunstancia en su informe preceptivo. En vano. ¿O es que alguien creía que un político que, cuando el referéndum constitucional, escribió críticamente contra la Carta Magna le iba a importar un soberano comino que Cardenal no fuera entusiasta de la Constitución? Al contrario, el presidente del Gobierno debió de considerar esa circunstancia como un mérito relevante.
No se trata de emprender campaña y, menos aún, cruzada de ningún tipo contra el Opus. Pero sí que habría que exigirle transparencia. ¿Por qué es sistemáticamente obviada la afiliación al Opus en los curricula de los ministros y altos cargos? No es un asunto ni privado ni estrictamente particular. Ser del Opus supone una forma de ver el mundo y la vida. Supone un compromiso con una serie de valores que trascienden la dimensión personal de los afectados. El común denominador es la apuesta por valores conservadores, reaccionarios o derechistas. Este país está judicialmente –es decir, políticamente en gran medida– gobernado por un ciudadano que, como en el pasado le ocurría a Herrero Tejedor, se debe a las directrices de una poderosa organización ultracatólica y, sobre todo, opaca. El Opus ha de ser sometido, al menos, al debate público. Cuando proclama su cacareado pluralismo no dice toda la verdad. Abrumadoramente, se trata de una asociación repleta de gentes ideológicamente ultramontanas, eso sí, revestidas de apariencia moderna y, en algunos casos, hasta liberal.            

                  http://www.elsiglodeuropa.es/siglo/historico/curioso2001/475%20curioso.htm