Juan Sin Tierra” (John Lackland

Bridge Ann, una niña de 12 años crea el árbol genealógico de todos los presidentes de Estados Unidos, rastreando el linaje tanto por el lado materno como paterno, encontrando que todos los presidentes en la historia de Estados Unidos tienen un ancestro común: “Juan Sin Tierra” (John Lackland), Rey de Inglaterra del siglo XII. —————— Link de un post de un blog con más información relacionada (Reyes Merovingios, ancestros de la familia “real” Inglesa y de los presidentes de Estados Unidos): ——————– Con informacion de gambhiraom http://gambhiraom.wordpress.com/2013/… —————- Gracias a esta princesa, se han colado en el diario ABC una serie de declaraciones que os deleitarán a muchos http://www.rafapal.com/?p=22299

Anuncios

El enigma sagrado

Mesa redonda con varios invitados en la que se tratan varios de los temas principales que aparecen en la obra, y se discute su tratamiento en ésta, en la tradición y las posturas actuales que suscitan entre los estudiosos. La imagen del Opus Dei, que incluso ha salido beneficiado. La negación de la divinidad de Jesucristo. La negación de la historicidad de las Escrituras. La negación del dogma cristiano. El mito de María Magdalena, que es del XVI y resulta de la confusión de varias Marías. El Vaticano contra María Magdalena. La querella por plagio de Henry lIncoln ( “El enigma sagrado”) a Dan Brown ¿maniobra de Marketing? El misterio del Padre Berenguer Saunier y Rennes-le-Chateau , y el de los Merovingios y los herederos de la sangre de Cristo y como se conectan, y el hecho de que todas las claves son masonas y rosacruces. Los dos Prioratos de Sión, y como uno es una farsa, o el problema de Pierre de Plantard y los Dossiers Secrets, que contienen la lista de los custodios de la sangre sagrada, incluido Da Vinci.

Un reciente ensayo relaciona a los promotores de la Cruzada y a los templarios con los descendientes de los judíos expulsados de Jerusalén por Agripa II.
De confirmarse, dispondríamos de importantes claves para interpretar la misión del Temple en Tierra Santa y la naturaleza de sus hallazgos.
En tiempos del rey Salomón, existía un sacerdocio hereditario en Jerusalén. Estos sacerdotes se habían trasladado a Europa y sus descendientes regresaron con los cruzados para recuperar su ciudad perdida. Allí, restablecieron los antiguos ritos que se celebraron en la Ciudad Santa durante mil años, hasta la destrucción del Templo, en el 70 d.C. Esta revolucionaria hipótesis ha sido planteada recientemente por losinvestigadores británicos Christopher Knight y Robert Lomas, en su libro The book of Hiram, un trabajo que bucea en los orígenes de la fracmasonería escocesa. Para demostrar su teoría, han analizado durante los últimos quince años la arquitectura, los símbolos y las dimensiones de una capilla situada al sur de Edimburgo: Rosslyn. Knight y Lomas sostienen que ésta reproduce en una escala de uno a tres las estructuras del Templo de Salomón y que, en consecuencia, está conectada con la masonería a través de su arquitecto Hiram Abiff.
Rosslyn fue construida en 1440 con la intención de ser convertida en colegiata, pero sólo llegó a erigirse el coro y la capilla que hoy se admiran. Esta última está llena de símbolos pertenecientes a las tradiciones hebrea, cristiana, egipcia, masónica y pagana. Según la novela El código Da Vinci, de Dan Brown, en este lugar se conservarían los documentos secretos sobre la descendencia de Jesús y María Magdalena.
En realidad, no hay allí elementos cristianos originales. Los que hoy pueden observarse fueron incorporados posteriormente. Esta extraña «capilla» se erigió sin baptisterio ni altar. Y dispone de dos espacios: el vestíbulo principal y la cripta. El primero posee catorce columnas, doce de las cuales son iguales, pero las dos restantes están magníficamente talladas, representando las míticas Jaquín y Boaz del Templo de Salomón.
No es una conjetura gratuita. Los autores de El Libro de Hiram son dos experimentados masones que repararon en que uno de sus ritos, el llamado «Arco Real», describe la excavación de las ruinas del Templo y sugiere que debía haber en él «dos magníficas» columnas y otras doce de estilo corriente, como sucede en Rosslyn.
En su anterior libro, La clave masónica (Ed. Martínez Roca), Knight y Lomas sostenían que los templarios viajaron a Jerusalén no para defender a los peregrinos, sino para excavar en las ruinas del Templo y rescatar de allí documentos y valiosos elementos rituales. En apoyo de su hipótesis, citan el hallazgo –realizado por el ejército británico en el siglo XIX– de diversos objetos templarios en un pasadizo subterráneo que conducía a la mezquita de Omar. Según revelan ahora en The book of Hiram, recientemente ha sido descubierto en Escocia un profundo túnel que penetra en los cimientos de la capilla, bajo el Gardener’s Brae del castillo de Rosslyn. En opinión de Knight y Lomas esta cavidad reproduce el mencionado túnel del Templo judío y les lleva a deducir que los constructores de la capilla reprodujeron las estructuras de éste hasta en el mínimo detalle.
El objetivo perseguido por sus constructores podría ser que la capilla de Rosslyn –al igual que el Templo judío– funcionase como un potente condensador de energías celestes y telúricas, que de alguna forma propiciasen la llegada de un Imperator Mundi. Éste habría sido el propósito final de un plan en el que participaban los templarios, que se vio frustrado por la pérdida de Jerusalén y que aún hoy seguiría vigente: la instauración de un Rey-Mesías que desde allí gobernase el mundo conocido.
Algunos expertos admiten hoy que los templarios formaban parte de este proyecto sinárquico para instaurar un gobierno mundial, que entronca con ciertos ideales masónicos y rosacrucianos, como la eliminación de la lucha de clases a través de movimientos cooperativos o la instauración de un Nuevo Orden Europeo guiado por un gobierno de sabios.
La relación entre los templarios y los señores de Rosslyn se remonta a la primera cruzada, en la que participó Henry Saint-Clair junto al fundador del Temple Hugues de Payns, casado con su sobrina Catherine. A su regreso fue nombrado barón de Rosslyn. Aunque su nombre no figura entre los nueve fundadores del Temple, es evidente que mantenía estrechos vínculos con éstos, como demuestra su donación a los templarios de los terrenos sobre los que hoy se erige la misteriosa capilla.
Tras la abolición de la Orden en 1307, muchos de sus miembros huyeron a Escocia, sede de la única monarquía europea que no reconoció la autoridad del Papa. Así se pusieron a salvo de la persecución inquisitorial a la que fueron sometidos en otros países; y apoyaron a los nacionalistas escoceses, liderados por Robert Bruce, que estaban en guerra desde hacía años con los ingleses. Éstos habían sufrido importantes reveses, hasta que el 6 de noviembre de 1314 hizo acto de presencia en los campos de batalla el «Beausant» (el estandarte templario). Un antecesor del constructor de la capilla, William Saint Clair, luchó codo con codo con Robert Bruce en la batalla de Bannockburn, asegurando así la libertad del reino de Escocia. Aquella gran victoria frente a los ingleses sería recompensada con la protección del rey Bruce a los templarios, quienes hallarían el camuflaje perfecto en las Casas de Albañiles, las organizaciones más poderosas de su tiempo, si exceptuamos a los gobiernos estatales y locales. Estos cuerpos profesionales se convertirían después en organizaciones ideológicas y políticas: las actuales logias masónicas.
Entre tanto, Robert Bruce hizo voto de ir a Jerusalén y combatir a los sarracenos, pero no pudo cumplir su promesa antes de morir. En señal de respeto, su corazón embalsamado fue llevado por William Saint Clair y James Douglas a Tierra Santa durante la última cruzada. Pero ambos murieron en España, camino del Santo Sepulcro. Knigth y Lomas aseguran que este compromiso era una suerte de vínculo muy antiguo entre los caballeros fundadores del Temple y los sacerdotes de la antigua Judea.
En su nuevo libro, The book of Hiram, desarrollan más profundamente esta idea, asegurando que la Cruzada no fue más que el retorno a la Tierra Prometida de los descendientes de los judíos expulsados por Herodes Agripa II, en el año 70 d.C, cuando el Templo fue destruido y la ciudad santa arrasada por el emperador romano Tito.
Estudios recientes pretenden reivindicar las conexiones genealógicas de ciertos protagonistas de la Cruzada y de los fundadores del Temple con la casa de David, la misma a la que perteneció Jesús de Nazareth, según los evangelios canónicos de Mateo y Lucas, y cuyos colores son el verde y el dorado, los mismos que presiden las tenidas masónicas del rito escocés.
Así, por ejemplo, Godofredo de Bouillon no fue a la Cruzada con la misma intención que otros señores feudales o reyes. Antes había vendido o donado todas sus posesiones, lo que demuestra que para él era un viaje sin retorno porque creía, seguramente, que iba a establecerse en una tierra que por herencia de linaje le pertenecía. Significativamente, ningún otro cruzado de rango inferior o superior le disputó este privilegio.
Casi treinta años antes de su entrada triunfal en Jerusalén, Godofredo había cedido los terrenos de Orval a un misterioso grupo de monjes calabreses, de los que formaba parte Pedro el Ermitaño, que pasó a la historia como tutor de Godofredo y promotor de la Primera Cruzada. Estos monjes habrían sido los fundadores de la misteriosa Orden de Nuestra Señora del Monte Sión, que se estableció en Jerusalén y propuso a Godofredo como rey de esta ciudad sagrada. Del monasterio de Orval emanarán las principales profecías que anuncian la llegada de un Gran Monarca y allí pasan enigmáticas temporadas personajes como San Malaquías y Nostradamus, cuyas Centurias anuncian este mismo advenimiento.
Enrique de Vicente explica esta compleja trama en su reciente libro Claves ocultas del Código da Vinci (Ed. Plaza y Janés). Según él, algo importante debió descubrirse en esa época en relación a los merovingios y al Templo de Salomón, motivo por el cual Pedro se lanzase a promover la Cruzada. Orval está situado muy cerca del lugar donde cinco siglos antes había sido asesinado Dagoberto II, el último rey merovingio de Austrasia, dinastía supuestamente entroncada con la Casa de David, cuyos orígenes celestes se remontarían a la noche de los tiempos.
Junto a Pedro El Ermitaño, Godofredo de Bouillon y los fundadores del Temple, otros personajes clave en esta operación fueron el Papa Benedicto II y Bernardo de Claraval, ambos destacados cistercienses. El primero promovió la Cruzada contra los infieles y el segundo tejió un plan de recuperación de ciertos documentos secretos en el Templo de Jerusalén y propulsó la creación de la Orden del Temple y el culto a Nuestra Señora.
A tenor de estas nuevas revelaciones, ¿qué papel jugaron los templarios en Tierra Santa? Si la intención de William Saint Clair fue guardar en Rosslyn los documentos secretos hallados en Jerusalén casi dos siglos antes, esto supondría que los templarios no viajaron a Tierra Santa para defender a los peregrinos, sino con fines arqueológicos. Es evidente que nadie que pretenda defender caminos se queda encerrado nueve años en un lugar. De hecho, los expertos en el Temple han señalado a menudo que los nueve fundadores y sus nueve años de permanencia en el Templo de Jerusalén eran simbólicos.
A la luz de la hipótesis judaica de Knight y Lomas este número adquiere un significado especial: la última letra del alfabeto hebreo es la Tav (la Tau griega); y esta letra, representada por el noveno sefiroth cabalístico (Yesod o Fundación), se relaciona con la serpiente y el secreto de la sabiduría. En la capilla de Rosslyn, los catorce pilares han sido dispuestos de tal manera que los ocho del lado Este trazan una triple Tau. El simbolismo del Templo de Jerusalén habría sido desvelado y puesto a salvo en la capilla de Rosslyn, que sería una representación de la Jerusalén Celestial, con torres y un enorme techo central de forma curva sostenido por arcos: una reconstrucción del Templo, adornada con simbolismo nazareo y templario, para cobijar el «secreto».
Todo indica que el interés inicial de los fundadores del Temple no radicaba en la defensa de los peregrinos, sino en las ruinas del propio Templo. En sus paredes subterráneas estarían inscritas las genealogías de los sumos sacerdotes, cuyo linaje se remonta a David y a Aarón. Según Knight y Lomas, antes de la destrucción del Templo, los sacerdotes se dispersaron por Europa y mil años después sus descendientes habrían regresado a la ciudad destruida para recuperar los restos de alguien conocido como «el Salvador».
Los herederos de aquéllos se reconocerían entre sí por el nombre de Rex Deus (Rey Dios) y tendría como objetivo conservar las dos líneas mesiánicas (descendentes de David y Aarón), que algún día establecerían el Reino de Dios en la Tierra. Un argumento que entronca con la misión del Temple y su creencia inquebrantable en el Retorno Glorioso de Cristo, anunciado en la Biblia. Según la creencia templaria este Retorno debería ser precedido por la llegada del Espíritu Santo: «el Consolador que mi Padre os enviará en mi nombre»..
Toda la aventura templaria estuvo basada en esta espera. Pero el reino de Jerusalén se perdió definitivamente a finales del siglo XIII.

-felipe v -, el primer Borbón que reinó en España.

Independiente de quien gobierne este país, PP o PSOE siempre termino haciéndome las mismas preguntas:

¿Por qué España no invierte en educación?
¿Por qué España no invierte en I+D?
¿Por qué España no cambia su modelo productivo?
¿Por qué España no invierte en industria?
¿Por qué España desmanteló la industria que poseía?
¿Por qué abandonamos nuestro potencial pesquero?
¿Por qué no somos competitivos a nivel agrícola?
¿Por qué abandonamos nuestra política de cooperación y apoyo a pueblos como el Saharaui?

No te has preguntado nunca por qué España siempre va a la cola del tren comunitario habiendo sido una potencia pesquera, agrícola e industrial en el mundo.

Independientemente de que partido gobierne,PP o PSOE, estas preguntas quedan siempre sin responder. Ambos partidos siguen la misma política en contra de los intereses de la sociedad española.

Para que un país se desarrolle e incremente su nivel de vida es necesario que invierta en Educación y en Investigación+Desarrollo que es exactamente lo que hace Alemania, por eso va a la cabeza de Europa.

En un análisis histórico y riguroso Diego Camacho ex agente del Cesid, Coronel de infantería y diplomático español da respuesta a todas estas cuestiones.

Su testimonio es único, imprescindible, no te dejará indiferente.

Los Godos -se mezclara con las hijas de los hombres", e involucionara en Héroe.

——-Entrevista a Félix Rodrigo Mora. Escritor, investigador e historiador autodidacta nos cuenta como la historia de España que nada tiene que ver con lo que no han contado. La suya es una historia que habla de pueblos independientes, donde sus habitantes gestionaban su economía, las leyes, la milicia… Y no necesitaban de una forma de gobierno que forzase las leyes sobre sus súbditos. 
Una mirada al pasado que nos abre una puerta a un futuro mejor . Si la historia se

Los Godos

  Se cree que los Asen se llamen de este modo por causa de As­gard , la Morada u Olimpo de los Dioses, de donde ellos descienden a combatir a las fuerzas demiúrgicas, antes de involucionar en los héroes y antes de que el Achse (Eje) se desviara. Antes de que el Dios “se mezclara con las hijas de los hombres”, e involucionara en Héroe.
Los Godos
Son éstos los Dioses que entran a combatir a esa Fuerza extraña que ha corrompido la pureza ante históricaa, arriesgando la contaminación de su sangre ígnea, al plasmar aquísus formasas, materializándolas, aprisionándolas en el “Universconcentradorio y recurrente”.Dios es Goten, o Gott , en alemán, y es God , en inglés. Viene deGut , bueno en alemán, y Good , bueno en inglés. Es decir; Dios es Bueno, es Lo Bueno. También es Güeno; en castellano arcaico, del Cid, de los visigodos de España. Y hombre bueno es Gutman, en alemán y e guzmán, en castellano ­gótico, o visigótico.
Por ello, el Rey Felipe II de España decí a que “la guerra de Chile contra los araucanos le había a costado la flor de sus Guzmanes”,queriendo significar lo mejor de sus visigodos, de sus “hombres buenos”, o güenos. De sus godos. Y no deja de ser curioso que los cátaros del Languedoc gótico, también ocupado por los visigodos, se llamaran a sí mismos Bonhommes; es decir, hombres buenos. Porque Dioses Bueno. Porrrrrrrrr ello el nombre de Wotan, el Dios germano, es también Gutan(Güatan, entre losvikingos de América del Sur), debiendo significar algo genérico, el mismo pueblo de los godos, de losGutanes; es decir, todo el Panteón de los Dioses que entraron a combatir al Demiurgo y sus huestes, en el Universo visible, aprisionado dentro del ciclo zodiacal: los gerreris bersecos, venidos de Asgard , la Ciudad sagrada de los Asen.As­en,Achse, el Eje Polar, antes de que fuera desviado por la catástrofe que sumergióa Hiperbórea y su capital,Thule. (Ver anexo I).Gott ,God ,Godo. Los Dioses son los Godos, los Gutanes. El pueblo de los godos se divide en varias ramas. Algunas de ellas entran a España. Los Ostrogodos, son los “Godos Brillantes” (Dioses Brillantes); los Visigodos, son los “Godos Sabios” (Dioses Sabios).En España, los visigodos se llaman entre ellos, Asen, para recordarse su procedencia divina, de otrooooooooo mundo, de As­gard , o de As­garten, el Jardí n de losAsen, El Jardí n de las Hespérides, de las Manzanas de Oro: Dorada. Aryanaa.Aryana Baiji, oAriana Vaejo;Hiperbórea.Hijo de Wotan es Sieg, la RunaSieg, la del Triunfo. Es también el Emblema del pueblo godo. Los Jetta, o Getas, una de sus tribus, se consideraban “el pueblo elegido de Dios”, hijos de Gott (hijo­dal­go; hidalgo), Dios mismo; porque “El Hijo y el Padre son una misma Persona’ “. Un Godo.
      Se cree que los Asen se llamen de este modo por causa de As­gard , la Morada u Olimpode los Dioses, de donde ellos descienden a combatir a las fuerzas demiúrgicas, antes deinvolucionar en los héroes y antes de que elAchse(Eje) se desviara. Antes de que el Dios “semezclara con las hijas de los hombres”, e involucionara en Héroe.

Chile era llamado “El Cementerio de los españoles” ningun español queria venir…en Perú le decian a los niños “Portate bien…o te enviaremos a Chile”.

Ya estamos otra vez.
_________________

—–
Chile era llamado “El Cementerio de los españoles” ningun español queria venir…en Perú le decian a los niños “Portate bien…o te enviaremos a Chile”.

Ya estamos otra vez.
_________________
“Pelearon todos, desde el duque de Alba, grande de España a Pizarro, guardador de puercos. Pelearon hidalgos y labriegos, pastores y burgueses, bachilleres y magnates, clerigos y pícaros, escribanos y caballeros. Pelearon los hijos de todas las regiones de España. Pelearon Garcilaso, Ercilla, Cetina, Alcazar, Cervantes, Lope de Vega, Calderón, peleo un pueblo entero sin distinción de clases, patrias, quehaceres, profesiones o riquezas.
Pelearon sobre los Andes y al pie de los Alpes, en las llanuras del Po y en la altiplanice mejicana, junto al Tiber, frente al Papa, y junto al Mapocho, frente a Arauco, a orillas del Río de la Plata y del Danubio, del Elba y del Tajo, del Orinoco y del Escalda, en Pavía y en Cuzco, en las Alpujarras y en las selvas amazónicas, en Túnez y Amberes, en el golfo de Lepanto y ante las costas de Inglaterra, en Navarino y en las Terceras, en la Goleta y en la Habana, en Argel y en Filipinas, en Lombardia, en Napoles, en los cuatro puntos cardinales de Francia, y en los Países Bajos, en Portugal, en África, en Alemania y en Irlanda…Fueron decenios y decenios de duros y ásperos combates en los mas variados y alejados teatros de batalla, contra los mas diversos pueblos y en todos los climas, culturas y mares de la tierra.”
http://tercioidiaquez.blogspot.com/Volver arriba
 ‘);
//–>

MÚSICA OCULTA EN EL CUADRO “LA ÚLTIMA CENA

Cuando te aplauda un millón de personas, pregúntate a ti mismo lo malo que has hecho;
cuando te censuren, investiga que has hecho de bueno.
Charles Caleb Colton

Giovanni Maria Pala Músico E Ing. en informática italiano, de 45 años, reside en la ciudad meridional de Leche (Italia). Comenzó sus estudios sobre la pintura de Da Vinci en el 2003, después de escuchar en un programa informativo que los investigadores creían que el artista e inventor había ocultado una composición musical en su obra “La última cena”. Según Giovanni Maria Pala, Leonardo Da Vinci dejó claves en su pintura para una composición musical de 40 segundos. Cada pedazo de pan en el cuadro representaría una nota que al ser combinados suenan “como un réquiem”, de acuerdo al Autor del Libro. El director del museo Da Vinci de Toscana, A

lessandro Vezzosi, dijo que la teoría es (posible) La pintura, elaborada en el siglo XIV, muestra a Jesús y los doce apóstoles cenando antes de su arresto y crucifixión. Pala hizo su descubrimiento luego de dibujar un pentagrama sobre una imagen de la pintura. Luego se dio cuenta que los panes junto con las manos de los apóstoles y de Jesús, equivalían a notas musicales. El técnico italiano escribió el libro llamado La Musica Celata (La Música Escondida), en el que narra como las notas cobran sentido en la composición al ser leídas de derecha a izquierda. Esto concuerda con la forma de escritura de Leonardo Da Vinci, que escribía sus textos con la técnica del “espejo”, es decir, al revés de la escritura normal. El resultado es un “himno a Dios” de 40 segundos, que de acuerdo a la descripción de Pala, es como “una banda sonora que enfatiza la Pasión de Jesús”.

el regalo a carlomagno – ajedred : si se pierde el Rey se pierde la partida

hamlet : cada vez que juega al ajadred se esta ud autoprogramando para pensar que si el rey cae esta todo perdido

En los tiempos primigenios y desde un punto de vista mitológico, que no histórico, los juegos poseían un emblemático sentido sagrado, estoy hablando desde una visión iniciática. El ajedrez tiene ese sentido en su origen y pertenece a tradiciones muy antiguas. Así, cuando se refieren a su origen, la versión más extendida que se da de su nacimiento, es que procede de la India y fue transmitido a Occidente, en la Edad Media, por persas y árabes. Sin embargo, ya Platón a través de Sócrates dice que el juego del ajedrez lo inventó Thoth y por consiguiente le da un origen egipcio.
Yo no quiero hablar aquí de la historia del ajedrez, ni de su cosmogonía, ni de sus orígenes, ni tan siquiera del sentido que tenía, si era militar o instructivo o por el contrario poseía una simbología que nos instruiría sobre el conocimiento primero y único de los iniciados o si por el contrario es simplemente un juego de mesa para entretener como aseguran algunos.

Leyenda: el Ajedrez de Carlomagno

Hace unos años leí una novela de la autora Katherine Neville con el título de El Ocho. Es una novela de intriga y su hilo conductor es un Ajedrez mágico que siempre ha sido codiciado por todos aquellos que están ávidos de poder y que en manos de gentes sin escrúpulos podía resultar muy destructivo. En dicha novela se le denomina con dos nombres, el ajedrez de Carlomagno o el ajedrez de Montglane.

Camino de Santiago

Recabando información sobre Roncesvalles que era la ciudad donde queríamos iniciar el Camino de Santiago, y por casualidad, encontré referencias a este ajedrez y a la leyenda que circula sobre él. Así que nuestro objetivo al llegar a Roncesvalles era ir al museo y obtener unas fotos del tablero de Ajedrez, para la oficialidad relicario, de Carlomagno. He de decir que no fue fácil, pues está prohibido obtener fotografías en el museo y menos de esta pieza, pero hay que tener amigos en todas partes y además tengo que decir con gran regocijo que hay sensibilidades que hacen posible que se cumplan los deseos sublimes de dos aficionados al ajedrez

Leyenda El 4 de abril del 782 de nuestra Era, se celebró una fiesta en el palacio oriental de Aquisgrán. Era una fiesta extraordinaria para conmemorar el cuadragésimo cumpleaños del monarca Carlomagno. El rey había invitado a todos los nobles del imperio. Para ese mismo día el guerrero más grande del mundo y monarca de un gran reino había preparado una sorpresa. Maestro de la estrategia bélica, sentía predilección por el juego del ajedrez o juego de los reyes. Este día Carlomagno pretendía enfrentarse con el mejor ajedrecista del reino, un soldado con el nombre de Garin el franco.
Cuenta la leyenda que Garin entró al son de trompetas, los acróbatas saltaron ante él y las jóvenes llenaron de pétalos de rosas su camino hacia el rey, arrodillándose ante él. El monarca se levantó para darle la bienvenida.
Ocho criados negros entraron a hombros el tablero de ajedrez regalo de Ibn-al-Arabi, gobernador musulmán de Barcelona, como muestra de agradecimiento por la ayuda de Carlomagno que le había prestado cuatro años antes contra los montañeses vascos. Fue durante la retirada de esta famosa batalla, en el desfiladero navarro de Roncesvalles, donde encontró la muerte Roland, el querido soldado real.
La corte se maravilló ante aquel juego de ajedrez, realizado por artesanos árabes. Las piezas mostraban indicios de su origen indio y persa. El tablero forjado en plata y oro, medía un metro entero por cada lado. Las piezas eran de metales preciosos afiligranados, poseían incrustados, diamantes, rubíes, zafiros y esmeraldas sin tallar. Debido al resplandor parecía brillar con una luz interior que hipnotizaba a quién lo contemplaba. La pieza llamada sha o rey, alcanzaba los 15 centímetros de altura y representaba a un hombre coronado que montaba a lomos de un elefante. La reina, dama o ferz iba en una silla de manos cerrada, salpicada de piedras preciosas. Los alfiles u obispos eran elefantes con las sillas de montar incrustadas de raras gemas. Los caballos o caballeros estaban representados por corceles árabes salvajes. Las torres o castillos se llamaban rujj, que en árabe significa carro, eran grandes camellos que sobre sus lomos llevaban sillas semejantes a torres. Los peones eran humildes soldados de infantería de siete centímetros de altura, con pequeñas joyas en lugar de ojos y piedras preciosas que salpicaban las empuñaduras de sus espadas.
Según esta leyenda, Carlomagno influenciado por extraños efluvios que salían del tablero, propuso una apuesta que consistía en lo siguiente: Si el soldado Garín me gana una partida, le concedo este territorio de mi reino, que va desde Aquisgrán a los Pirineos vascos y la mano de mi hija mayor en matrimonio. Si pierde será decapitado en este mismo patio al romper el alba.
La corte se estremeció, pues Carlomagno amaba a sus hijas, además ponía en riesgo la vida de un cortesano y, por otra parte, esa era una apuesta digna de un bárbaro. A medida que avanzaba la partida los contendientes se comportaban de una manera extraña, como embrujados: sudor, frío, movimientos espasmódicos; el rey estaba preso de una ira profunda, se mesaba los cabellos agitado. Garin se mostraba con desasosiego inexplicable.
Llevando más de una hora jugando y con convulsiones y excitados, Carlomagno se incorporó con gran esfuerzo y arrojó el tablero al suelo como si se liberara de una maldición, las piezas cayeron al suelo y la partida se interrumpió.
A decir de los presentes la partida se abandonó, pues consideraron que aquel ajedrez estaba poseído de una fuerza maligna. Sin embargo, en un tono menos tenso se inició una nueva partida, triunfando Garin y recibiendo como recompensa la Propiedad de Montglane, en los Bajos Pirineos.
No sabemos si la historia es verdadera o falsa, pero lo cierto es que hay quien asegura que dicho ajedrez mágico existió y que aún existe, que fue custodiado por mucho tiempo por los monjes de la Abadía de Montglane y que aún se sigue buscando su paradero.

Estos dos peregrinos, Tomás Llorach y Francisca Pino, han cumplido con su objetivo, que era tomar unas fotos en el museo de Roncesvalles del ajedrez de Carlomagno y escribir su leyenda. Ahora la imaginación de cada uno es la que debe de dar sentido y forma a esta singular leyenda, y ha si este tablero, que se encuentra en Roncesvalles, es o no el que perteneció a la abadía de Montglane.

No quiero acaba este artículo sin una pequeña reflexión:

8 fueron los moros que transportaron el ajedrez
8 casillas tiene de largo un tablero de ajedrez
8 casillas tiene de ancho un tablero de ajedrez
4 veces 8 son las piezas de un ajedrez
8 veces 8 son las casillas que contiene un tablero de ajedrez
El 8 es el número místico de muchas culturas
El 8 es el símbolo del infinito.
————–

http://arucasblog.blogspot.com/2012/05/jugada-maestra-golpe-de-esta…

15 jul 12. Unos meses para ejecutar el trabajo sucio, al gual que los últimos de Zapatero, y desgaste absoluto de la pieza de ajedrez de nombre PP. Ahora viene la salida preparada, pero la venta del estado español a los Amos del Mundo ahí queda. Ellos sabían de sobra que tocar al funcionariado traería consecuencias, pero quienes mueven los hilos no van a permitir, ni tienen previsto, que la situación se les vaya de las manos y caiga en poder del Pueblo.

Una nueva pieza a mover en el tablero: hay indicios de que se está fraguando un probable Golpe de Estado porque los comunicados del SUP (1)(2)(3) y del AUME (4) llaman a la rebelión debido a la indignación por los recortes y rumores internos. Una jugada magistral, al estilo 23-F, para que aparezca algún salvador que sería aclamado por la gran mayoría porque prometerá acabar, y lo hará, con todo aquéllo que reclama gran parte de la población: Senado, privilegios de políticos, sueldos desorbitados, gastos innecesarios y lo que les venga en gana porque gran parte de la población lo aceptará.

Para tensar este momento, antes han caldeado la situación y provocado la indignación ciudadana necesaria. Por ello siempre advertimos que el 15-M era invento suyo. Por ello no son casuales los excesos policiales o la ristra de leyes sin sentido alguno. Por ello el desprestigio absoluto de la casta política para indignar y aplaudir ahora la solución.

Podemos incluso imaginar escenarios como el de ver al Borbón e hijo encabezando la limpieza del Estado. No, no es ciencia ficción porque si cumplen lo antes expuesto se ganarán a la población al tiempo que el enemigo toma las riendas y el control absoluto de la situación porque han desarmado por completo esta supuesta democracia.

Pero queda descartada esta hipótesis porque también la monarquía ha sido manchada por corrupta para demolerla sin problemas por este supuesto y futuro gobierno cívico-militar de transición que aparecería en televisión de chaqueta y corbata y no con uniforme militar ya que el estilo franquista o pinochetista ya no será posible. Mientras tanto, por la puerta de atrás expolian al Estado.

No será un golpe represor, será la escenificación del ejército salvando la situación. Cuando lleguen al poder, ya se encargarán los Amos de decirles bien claro quién manda aquí. Toda una jugada, jugada maestra.

(1) https://docs.google.com/viewer?url=http%3A%2F%2Fwww.sup.es%2F01%2F5…
(2) https://docs.google.com/viewer?url=http%3A%2F%2Fwww.sup.es%2F01%2F5…
(3) https://docs.google.com/viewer?url=http%3A%2F%2Fwww.sup.es%2F01%2F5…
(4) http://www.aume.org/modules.php?name=News&file=article&sid=…

hamlet : mensje  de  Sociedad magdalena ,si te gustan nuestros contenidos, copialos, difundelos , antes de que CENSUREN DEL TODO  internet
hamlet : si crees que puedes ayudarnos a encontrar el codigo de desactivacion de la matrix-iii-guerra-mundia puedes eviarnos tus sugerencias a : martinezaparicios@yahoo.com,  Tranquilos esto solo es un juego, o no?

5.2 gillen de gellone

Image Detail

Guillem de Gellone

Era patente que existían intereses creados que tenían algo importante que perder si se sabía que Sigisberto había existido. Diríase que en el siglo IX, y puede que todavía en la época de las cruzadas, estos intereses eran la Iglesia de Roma y el linaje real francés. Pero ¿por qué el asunto tendría aún importancia en la época de Luis XIV? Sin duda a semejantes alturas sería un asunto secundario, pues tres dinastías francesas habían ocupado el trono en el ínterin, a la vez que el protestantismo había roto la hegemom’a de Roma. A menos que en verdad hubiese algo muy especial en la sangre merovingia. No «propiedades mágicas», sino otra cosa, algo que conservaba su potencia explosiva incluso después de que la superstición sobre la sangre mágica hubiera sido desechada. 239

El príncipe Guillem de Gellone, conde de Razes Según los «documentos Prieuré», Sigisberto IV, al morir su padre, fue rescatado por su hermana y llevado a escondidas al sur donde estaba el dominio de su madre, la princesa visigoda Giselle de Razés. Se dice que Sigisberto llegó al Languedoc en 681 y que, poco después de su llegada, adoptó —o heredó— los títulos de su tío: duque de Razés y conde de Rhédae. También se dice que adoptó el apellido, o apodo, de «Plant-Ard» (que luego se transformaría en Plantard), derivado del apelativo «réjeton ardent»: «vastago que florece ardientemente» de la vid merovingia. Bajo este nombre, y bajo los títulos adquiridos de su tío, se dice que perpetuó su linaje. Y en 886 una rama de dicho linaje culminó, según se dice, en cierto Bernard Plantavelu —nombre que, al parecer, se deriva de Plant-ard o Plantard— cuyo hijo se convirtió en el primer duque de Aquitania. Según nuestros datos, ningún historiador independiente había confirmado o puesto en duda estas afirmaciones. Sencillamente no se había prestado la menor atención al asunto. Pero las pruebas circunstanciales indicaban de modo persuasivo que Sigisberto realmente sobrevivió y perpetuó su linaje. La eliminación asidua de Dagoberto de la historia da credibilidad a esta conclusión.

Negando su existencia, se habría invalidado cualquier línea de descendencia que partiera de él. Esto constituye una motivación para hacer algo que por lo demás resulta inexplicable. Entre los otros fragmentos de información hay un documento fechado en 718, relativo a la fundación de un monasterio —a pocos kilómetros de Rennes-le- Cháteau— por «Sigebert, Comte de Rhédae y su esposa, Magdala».27 Aparte de este documento, no hay ninguna otra noticia sobre los títulos de Rhédae o Razés durante otro siglo. Sin embargo, cuando uno de ellos reaparece es en un contexto interesantísimo.

En 742 había ya en el sur de Francia un estado independiente y plenamente autónomo: un principado según algunas crónicas y un reino con todas las de la ley según otras. La documentación es esquemática y la historia sólo dice vaguedades sobre él —de hecho, la mayoría de los historiadores desconocen su existencia—, pero no cabe la menor duda de su realidad. Fue reconocido oficialmente por Carlo-magno y sus sucesores, así como por el califa de Bagdad y el mundo islámico. También fue reconocido por la Iglesia, aunque a regañadientes, ya que dicho Estado había confiscado algunas de sus tierras. Y sobrevivió hasta finales del siglo ix. En algún momento situado entre 759 y 768 el gobernante de dicho Estado —que incluía Razés y Rennes-le-Cháteau— fue nombrado oficialmente rey. A pesar de la desaprobación de Roma, fue reconocido como tal por los carolingios, a quienes se vinculó en calidad de vasallo. En las crónicas existentes figura con mayor frecuencia bajo el nombre de Teodorico o Thierry. Y la mayoría de los eruditos modernos opinan que era descendiente de los merovingios.28 No hay ninguna prueba definitiva del posible origen de tal descendencia. Bien podría derivarse de Sigisberto. En todo caso, no hay ninguna duda de que en 790 el hijo de Teodorico, Guillem de Gellone, ostentaba el título de conde de Razés, esto es, el título que, según se dice, poseía Sigisberto, el cual lo transmitió a sus descendientes. Guillem de Gellone fue uno de los hombres más famosos de su tiempo, tanto es así, de hecho, que su realidad histórica —al igual que la de Carlomagno y la de Godofredo de Bouillon— se ha visto oscurecida por la leyenda. Antes de la época de las cruzadas, se compusieron como mínimo seis poemas épicos sobre él, chansons de geste parecidas a la famosa Chanson de Roland.

En la Divina comedia Dante le otorgó una categoría singularmente ensalzada. Pero incluso antes de Dante, Guillem había vuelto a ser objeto de atención literaria. A principios del siglo XIII figuró como protagonista de Willehalm, un romance épico inacabado que escribió Wolfram von Eschenbach, cuya obra más famosa, Parzival, es probablemente el más importante de todos los romances que se ocupan de tos misterios del Santo Grial. A nosotros nos pareció un tanto curioso al principio que Wolfram —la totalidad de cuya obra restante se ocupa del Grial, de la «familia del Grial» y del linaje de la «familia del Grial»— se dedicase de pronto a escribir sobre un tema tan radicalmente distinto como es el de Guillem de Gellone.

Por otro lado, Wolfram manifestaba en otro poema que el «castillo del Grial», morada de la «familia del Grial», estaba situado en los Pirineos: en lo que, en los inicios del siglo ix, era el dominio de Guillem de Gellone. Guillem mantenía una relación estrecha con Carlomagno. De hecho, su hermana estaba casada con uno de los hijos de Carlomagno, por lo que existía un vínculo dinástico con la sangre imperial. Y el propio Guillem fue uno de los principales comandantes de Carlomagno en sus guerras incesantes contra los moros. En 803, poco después de la coronación de Carlomagno como Sacro Emperador Romano, Guillem conquistó Barcelona, doblando así su propio territorio y extendiendo su influencia a través de los Pirineos. Tan agradecido estaba 240 Carlomagno por sus servicios que confirmó su principado como institución permanente. El documento que ratifica esta confirmación se ha perdido o ha sido destruido, pero hay testimonios abundantes de su existencia. Autoridades independientes e irrefutables han proporcionado genealogías detalladas del linaje de Guillem de Gellone, es decir, de su familia y de sus descendientes.29 Sin embargo, estas fuentes no proporcionan ninguna indicación de los antecedentes de Guillem, con excepción de su padre, Teodorico. En pocas palabras, los orígenes verdaderos de la familia se hallaban envueltos en el misterio. Y los eruditos e historiadores contemporáneos generalmente se muestran algo desconcertados ante la enigmática aparición, como por combustión espontánea, de una casa noble tan influyente. Pero, en todo caso, una cosa es segura. En 886 el linaje de Guillem de Gellone había culminado en cierto Bernard Plantavelu, que fundó el ducado de Aquitania. Dicho de otro modo, el linaje de Guillem culminó precisamente en el mismo individuo que el linaje que los «documentos Prieuré» atribuyen a Sigis-berto IV y sus descendientes. Huelga decir que estuvimos tentados de sacar conclusiones precipitadas y utilizar las genealogías de los «documentos Prieuré» para cubrir el hueco que dejaba la historia aceptada. Estuvimos tentados de suponer que los elusivos progenitores de Guillem de Gellone eran Dago-berto II y Sigisberto IV y el linaje principal de la depuesta dinastía merovingia: el linaje que en los «documentos Prieuré» se cita bajo el nombre de Plant-Ard o Plantard. Desgraciadamente, no pudimos hacerlo. Dada la confusión que muestran los testimonios existentes, nos fue imposible establecer de modo definitivo la relación precisa entre el linaje Plantard y el linaje de Guillem de Gellone. A decir verdad, puede que fueran el mismo. Por otro lado, cabía la posibilidad de que en algún momento se hubiesen celebrado matrimonios entre miembros de los dos linajes. Con todo, lo que seguía siendo indudable era que en 886 ambos linajes ya habían culminado en Bernard Plantavelu y los duques de Aquitania. Aunque no siempre concordaban exactamente en las fechas y la traducción de los nombres, las genealogías relacionadas con Guillem de Gellone constituían cierta confirmación independiente de las genealogías de los «documentos Prieuré». Por consiguiente, podíamos aceptar de modo provisional, a falta de pruebas en sentido contrario, que el linaje merovingio sí continuó, más o menos tal como afirmaban los «documentos Prieuré». Podíamos aceptar provisionalmente que Sigisberto sobrevivió al asesinato de su padre, que adoptó el apellido Plantard y que, como conde de Razés, perpetuó el linaje de su padre. 241 El príncipe L’rsus En 886, por supuesto, el «vastago floreciente de la vid merovin-gia» ya había devenido en un amplio y complicado árbol genealógico. Bernard Plantavelu y los duques de Aquitania constituían una de sus ramas. Había otras ramas también. Así, los «documentos Prieuré» declaran que Sigisberto VI, el nieto de Sigisberto IV, era conocido con el nombre de «príncipe Ursus». Entre 877 y 879 el «príncipe Ursus», según se dice, fue proclamado oficialmente «rey Ursus». Con la ayuda de dos nobles —Bernard de Auvergne y el marqués de Go-thie— protagonizó una insurrección contra Luis II de Francia en un intento de recuperar su patrimonio legítimo. Historiadores independientes confirman que tal insurrección tuvo realmente lugar entre 877 y 879. Estos mismos historiadores aluden a Bernard de Auvergne y al marqués de Gothie. No dicen específicamente que el líder o instigador de la insurrección fuese Sigisberto VI. Pero hay alusiones a un individuo llamado el «príncipe Ursus». Asimismo, se sabe que el «príncipe Ursus» participó en una curiosa y complicada ceremonia en Nimes, en la cual quinientos eclesiásticos reunidos cantaron el tedeum.30 A juzgar por todas las crónicas de dicha ceremonia, parece que ésta fue una coronación. Es muy posible que fuera la coronación a la que aludían los «documentos Prieuré»: la proclamación del «príncipe Ursus» como rey. Una vez más, los «documentos Prieuré» recibían confirmación independiente. Una vez más parecían basar sus afirmaciones en datos que no podían encontrarse en ninguna otra parte: datos que complementaban, y a veces incluso ayudaban a explicar cesuras de la historia aceptada. Al parecer, en este caso nos habían dicho quién era en realidad el elusivo «príncipe Ursus»: el descendiente por línea directa, a través de Sigisberto IV, del asesinado Dagoberto II. Y la insurrección, a la que hasta el momento los historiadores no le habían encontrado sentido, podía considerarse ahora como un intento perfectamente comprensible, por parte de la depuesta dinastía merovingia, de recuperar el patrimonio que le fue conferido por Roma mediante el pacto con Clodoveo que la propia Roma violó más adelante. Tanto los «documentos Prieuré» como fuentes independientes indican que la insurrección fracasó, pues el «príncipe Ursus» y sus partidarios fueron derrotados en una batalla librada cerca de Poitiers en 881. Se dice que para los Plantard este revés supuso la pérdida de sus posesiones en el sur de Francia, aunque conservaron la categoría, que ahora era puramente titular, de duques de Rhédae y condes de Razés. Se dice que el «príncipe Ursus» murió en Bretaña, a la vez que su linaje se aliaba matrimonialmente con la casa ducal bretona. En las postrimerías del siglo IX, pues, la sangre merovingia había penetrado tanto en el ducado de Bretaña como en el de Aquitania. En los años siguientes la familia —incluyendo a Alain, que más tarde sería duque de Bretaña— buscó refugio en Inglaterra, fundando una rama inglesa llamada «Planta». Autoridades independientes confirman, también en este caso, que Alain, su familia y su séquito huyeron de los vikingos y se trasladaron a Inglaterra. Según los «documentos Prieuré», un miembro de la rama inglesa de la familia, al que se da el nombre de Bera VI, era apodado «el Arquitecto». Se dice que él y sus descendientes, habiendo hallado refugio en Inglaterra bajo el rey Athelstan, practicaron «el arte de construir», lo que constituye una alusión aparentemente enigmática. Un detalle interesante es que fuentes masónicas datan el origen de la francmasonería en Inglaterra en el reinado del rey Athelstan.31 Nos preguntamos si la estirpe merovingia, además de su pretensión al trono francés, podía tener alguna relación con algo que estuviese en el corazón de la francmasonería. 242 243 La familia del Grial La Edad Media abunda en una mitología tan rica y resonante como las de la antigua Grecia y la antigua Roma. Parte de esta mitología, pese a la tremenda exageración de sus formas, se refiere a personajes históricos que existieron en realidad: el rey Arturo, Roland y Carlomagno, Rodrigo Díaz de Vivar, conocido popularmente por «El Cid». Otros mitos —como, por ejemplo, los relativos al Grial— parecen, a primera vista, descansar sobre una base más tenue. Entre los mitos medievales más populares y evocadores se cuenta el de Lohengrin, el «Caballero Cisne». Por un lado, está estrechamente relacionado con los fabulosos romances sobre el Grial; por otro, cita personajes históricos concretos. Puede que sea único por su mezcla de realidad y fantasía. Y mediante obras tales como la ópera de Wagner continúa teniendo un atractivo arquetípico incluso hoy día. Según las crónicas medievales, Lohengrin —-al que a veces llaman Helias, nombre que lleva connotaciones solares— era vastago de la elusiva y misteriosa «familia del Grial». En el poema de Wolfram von Eschenbach es, de hecho, el hijo de Parzival, el supremo «caballero del Grial». Se dice que un día, en el templo o castillo sagrado del Grial, en Munsalvaesche, Lohengrin oyó que la campana de la capilla tañía sin intervención de manos humanas: era la señal de que en alguna parte del mundo se necesitaba con urgencia su ayuda. Como era de esperar, quien la necesitaba era una damisela en apuros: la duquesa de Brabante,32 según algunas crónicas, la duquesa de Bouillon, según otras. La dama necesitaba desesperadamente un paladín y Lohengrin se apresuró a acudir en su ayuda en una embarcación de la que tiraban cisnes heráldicos. En singular combate derrotó al perseguidor de la duquesa, luego se casó con la dama. En las nupcias, sin embargo, pronunció una advertencia severa. Su esposa jamás debería preguntarle sobre sus orígenes o antepasados, sus antecedentes o el lugar de donde procedía. Y durante algunos años la dama obedeció la orden de su esposo. Al final, sin embargo, despertada su curiosidad por las insinuaciones difamatorias de los rivales de Lohengrin, se atrevió a formular la pregunta prohibida. En seguida se sintió Lohengrin obligado a partir y desapareció en el crepúsculo a bordo de su embarcación tirada por cisnes. Y tras de sí, con su esposa, dejó un hijo de linaje incierto. Según las diversas crónicas, este hijo fue o bien el padre o el abuelo de Godofredo de Bouillon. A la mente moderna le resulta difícil apreciar la magnitud de la categoría de Godofredo en la conciencia popular, no sólo en su propia época, sino mucho después, en el siglo xvii, por ejemplo. Hoy día cuando pensamos en las cruzadas nos acordamos de Ricardo Corazón de León, del rey Juan, quizá de Luis IX (san Luis) o de Federico Barbarroja. Pero hasta hace relativamente poco tiempo a ninguno de estos individuos se le atribuía el prestigio o los elogios de Godofredo. Éste, líder de la primera cruzada, era el héroe popular supremo, el héroe por excelencia. Fue Godofredo quien inauguró la cruzada. Fue Godofredo quien arrebató Jerusalén a los sarracenos. Fue Godofredo quien rescató el sepulcro de Cristo de manos infieles. Fue Godofredo quien, por encima de todos los demás, hizo compatibles, en la imaginación del pueblo, los ideales de las altas empresas caballerescas con la fervorosa piedad cristiana. No es extraño, pues, que Godofredo se convirtiera en objeto de un culto que perduró hasta mucho después de su muerte. 244 Dada esta categoría exaltada, es comprensible que se atribuyeran a Godofredo toda suerte de ilustres y míticas genealogías. Incluso es comprensible que Wolfram von Eschenbach, así como otros roman-ciers medievales, establecieran un vínculo directo entre él y el Grial, que lo presentasen como descendiente por línea directa de la misteriosa «familia del Grial». Y estas genealogías fabulosas resultan aún más comprensibles debido a que el verdadero linaje de Godofredo está poco claro. La historia sigue siendo incómodamente incierta en lo que se refiere a su estirpe.33 Los «documentos Prieuré» nos proporcionaron la genealogía más plausible —quizás, a decir verdad, la primera genealogía plausible— de Godofredo de Bouillon que ha salido a la luz hasta el momento. En la medida en que fue posible comprobar dicha genealogía —y pudimos comprobar gran parte de ella—, vimos que era exacta. No encontramos datos que la contradijeran y sí muchas cosas que la confirmaban; y cubría de forma convincente diversos huecos de la historia que nos habían llenado de perplejidad. Según la genealogía de los «documentos Prieuré», Godofredo de Bouillon —en virtud de su bisabuela, que casó con Hugues de Plantard en 1009— era descendiente por línea directa de la familia Plantard. Dicho de otro modo, Godofredo llevaba en sus venas sangre merovin-gia, descendía directamente de Dagoberto II, Sigisberto IV y el linaje de «reyes perdidos» merovingios: «les rois perdus». Parece ser que durante cuatro siglos la sangre real merovingia fluyó a través de nudosos y numerosos árboles genealógicos. Finalmente, mediante un proceso análogo a los injertos de vides en la viticultura, parece que dio fruto. Y el fruto fue Godofredo de Bouillon, duque de Lorena. Y aquí, en la casa de Lorena, estableció un nuevo patrimonio. Esta revelación arrojó una luz nueva y significativa sobre las cruzadas. Ahora podíamos ver las cruzadas desde una nueva perspectiva, y discernir en ellas algo más que el gesto simbólico de arrebatar el sepulcro de Cristo a los sarracenos. Ante sus propios ojos, así como ante los de sus seguidores, Godofredo sería más que duque de Lorena. De hecho, sería un rey legítimo, un pretendiente legítimo de la dinastía depuesta con Dagoberto II en 679. Pero, si Godofredo era un rey legítimo, era también un rey sin reino; y la dinastía Capeta de Francia, apoyada por la Iglesia de Roma, estaba a la sazón demasiado consolidada para que fuese posible destronarla. ¿Qué se puede hacer si se es rey y no se tiene reino? Quizá buscar un reino. O crearlo. El reino más precioso de todo el mundo: Palestina, la Tierra Santa, el suelo que pisara el mismísimo Jesús. ¿Acaso el gobernante de semejante reino no sería comparable a cualquier otro de Europa? ¿Y acaso, al presidir el más sagrado de los lugares de la Tierra, no se cobraría una dulce venganza de la Iglesia que traicionara a sus antepasados cuatro siglos antes? El misterio elusivo Poco a poco ciertas piezas del rompecabezas empezaban a encajar. Si Godofredo llevaba sangre merovingia, diversos fragmentos que en apariencia eran inconexos dejaban de serlo y adquirían una continuidad coherente. De esta manera pudimos explicarnos la importancia que se daba a elementos aparentemente tan dispares como la dinastía merovingia y las cruzadas, Dagoberto II y Godofredo, Rennes-le-Cháteau, los caballeros templarios, la casa de Lorena, la Prieuré de Sion. Incluso podíamos seguir las estirpes merovingias hasta nuestros días: hasta Alain Poner, hasta Henri de Montpézat (consorte de la reina de Dinamarca), hasta Pierre Plantard de Saint-Clair, hasta Otto von Habsburg, duque titular de Lorena y rey de Jerusalén. Y, sin embargo, la cuestión verdaderamente crucial seguía eludiéndonos. Aún no acertábamos a ver por qué la estirpe merovingia tenía que ser tan inexplicablemente importante hoy día. No alcanzábamos a comprender por qué sus pretensiones tenían importancia en el mundo contemporáneo ni por qué habían contado con la lealtad de tantos hombres distinguidos a lo largo de los siglos. Seguíamos sin ver por qué una moderna monarquía merovingia, por muy legítima que pudiera ser desde el punto de vista teórico, justificaba un respaldo tan apremiante. Era obvio que algo se nos estaba pasando por alto. 245 246 10 La tribu exiliada ¿Era posible que hubiese algo especial en la estirpe merovingia, algo más que una legitimidad académica, técnica? ¿Podía realmente haber algo que, de algún modo, tuviese verdadera importancia para personas de nuestro tiempo? ¿Podía tratarse de algo que tal vez afectara, quizás incluso cambiara, las instituciones sociales, políticas o religiosas de hoy? Estas preguntas seguían importunándonos. Y, pese a ello, de momento no parecían tener respuesta. Una vez más examinamos minuciosamente la recopilación de «documentos Prieuré» y, especialmente, los importantísimos Dossiers Secrets. Volvimos a leer pasajes que antes no nos habían dicho nada. Ahora les encontramos sentido, pero no explicaban el misterio, ni respondían a las preguntas que ya eran críticas. Por otro lado, había otros pasajes cuya pertinencia seguíamos sin ver con claridad. En modo alguno podíamos decir que estos pasajes resolvieran el enigma; pero, cuando menos, nos hicieron pensar de acuerdo con ciertas pautas, unas pautas que lnego veríamos que tenían una importancia primordial. Ya habíamos averiguado que los merovingios, según sus propios cronistas, pretendían ser descendientes de la antigua Troya. Pero, según ciertos «documentos Prieuré», el árbol genealógico merovingio era más antiguo que el sitio de Troya. Según ciertos «documentos Prieuré», era posible que, de hecho, el árbol genealógico de los merovingios se remontase al Antiguo Testamento. Entre las genealogías de los Dossiers Secrets, por ejemplo, había numerosas notas a pie de página y anotaciones. Muchas de éstas se referían específicamente a una de las doce tribus de la antigua Israel, la tribu de Benjamín. Una de tales referencias cita, y pone de relieve, tres pasajes bíblicos: Deuteronomio 33, Josué 18 y Jueces 20 y 21. Deuteronomio 33 contiene la bendición que dio Moisés a los patriarcas de cada una de las doce tribus. De Benjamín dice Moisés: «El amado de Jehová habitará confiado cerca de él; lo cubrirá siempre, y entre sus hombros morará» (33, 12). Dicho de otro modo, a Benjamín y sus descendientes se les hizo objeto de una bendición muy especial y exaltada. Eso, cuando menos, estaba claro. Nos sorprendió, ni que decir tiene, la promesa de que el Señor moraría «entre los hombros de Benjamín». ¿Debíamos relacionar dicha promesa con la legendaria mancha de nacimiento de los merovingios? Es decir, con la cruz roja entre los hombros. La relación se nos antojó un tanto rebuscada. Por otro lado, había otras similitudes más claras entre Benjamín en el Antiguo Testamento y el tema de nuestra investigación. Según Robert Graves, por ejemplo, el día sagrado para Benjamín era el 23 de diciembre:1 el día de san Dagoberto. Entre los tres clanes que integraban la tribu de Benjamín estaba el clan de Ahiram, lo que podría ser una referencia oscura a Hiram, constructor del templo de Salomón y figura central de la tradición masónica. Además, el discípulo más devoto de Hiram se llamaba Benoni; y Benoni, detalle interesante, era el nombre conferido en principio al infante Benjamín por su madre, Rachel, antes de morir. La segunda referencia bíblica de los Dossiers Secrets, la de Josué 18, es bastante más clara.

Trata de la llegada del pueblo de Moisés a la Tierra Prometida y de la asignación a cada una de las doce tribus de determinadas extensiones de territorio. En virtud de esta asignación, el 247 territorio de la tribu de Benjamín incluía lo que posteriormente sería la ciudad sagrada de Jerusalén. Dicho de otro modo, Jerusalén, incluso antes de ser la capital de David y Salomón, era el patrimonio señalado de la tribu de Benjamín. Según Josué 18, 28, el patrimonio de los benjamitas abarcaba «Zela, Blej y Jebús», lo que representa Jerusalén, Gabaa y Quiriat; catorce ciudades con sus poblados. Este es el patrimonio de los hijos de Benjamín según sus familias. El tercer pasaje bíblico que se cita en los Dossiers Secrets lleva aparejada una secuencia de acontecimientos bastante compleja. Un levita que viaja por territorio benjamita es asaltado y su concubina es violada por adoradores de Belial, que es una variante de la Diosa Madre sumeria, conocida por Istar por los babilonios y por Astarté por los fenicios. Llamando como testigos a representantes de las doce tribus, el levita exige venganza por la atrocidad; y, reunidos en consejo, los benjamitas reciben instrucciones en el sentido de que entreguen a los malhechores a la justicia. Cabría esperar que los benjamitas cumpliesen rápidamente tales instrucciones. Sin embargo, por alguna razón no lo hacen y se comprometen a proteger a los «hijos de Belial» por la fuerza de las armas. El resultado es una guerra encarnizada y sangrienta entre los benjamitas y las once tribus restantes. En el curso de las hostilidades estas últimas lanzan una maldición contra cualquier hombre que dé su hija a un benjamita. Sin embargo, al terminar la guerra, virtualmente exterminados los benjamitas, los victoriosos israelitas se arrepienten de su maldición, aunque es imposible retirarla: Los varones de Israel habían jurado en Mizpa, diciendo: Ninguno de nosotros dará su hija a los de Benjamín por mujer. Y vino el pueblo a la casa de Dios, y se estuvieron allí hasta la noche en presencia de Dios; y alzando su voz hicieron gran llanto, y dijeron: Oh Jehová Dios de Israel, ¿por qué ha sucedido esto en Israel, que falte hoy de Israel una tribu? (Jueces, 21, 1- 3). Unos versículos más adelante, se repite el lamento: Y los hijos de Israel se arrepintieron a causa de Benjamín su hermano, y dijeron: Cortada es hoy de Israel una tribu. ¿Qué haremos en cuanto a mujeres para los que han quedado? Nosotros hemos jurado por Jehová que no les daremos nuestras hijas por mujeres. (Jueces, 21,6-7). Y otra vez: Y el pueblo tuvo compasión de Benjamín, porque Jehová había abierto una brecha entre las tribus de Israel. Entonces los ancianos de la congregación dijeron: ¿Qué haremos respecto de mujeres para los que han quedado? Porque fueron muertas las mujeres de Benjamín. Y dijeron: Tenga Benjamín herencia en los que han escapado, y no sea exterminada una tribu de Israel. Pero nosotros no les podemos dar mujeres de nuestras hijas, porque los hijos de Israel han jurado diciendo: Maldito el que diere mujer a los benjamitas. (Jueces, 21,15-18). Ante la posible extinción de una tribu entera, los ancianos se apresuran a idear una solución. En Silo, en Bet-el, debe celebrarse una fiesta dentro de poco; y a las mujeres de Silo —cuyos hombres habían permanecido neutrales en la guerra— hay que considerarlas «presa legítima». Los benjamitas supervivientes reciben instrucciones de ir a Silo y esperar escondidos en los viñedos. Cuando las mujeres de la ciudad se congreguen para bailar en la fiesta, los benjamitas saltarán sobre ellas y las tomarán por esposas 248 No está nada claro por qué los Dossiers Secrets insisten en llamar la atención sobre este pasaje. Pero, sea cual fuere la razón, los benjamitas, en lo que se refiere a la historia bíblica, son claramente importantes. A pesar de la devastación ocasionada por la guerra, rápidamente recuperan su prestigio, si no su número. A decir verdad, se recuperan tan bien que en Samuel 1 proporcionan a Israel su primer rey, Saúl. Sin embargo, sea cual sea la recuperación que hayan logrado los benjamitas, los Dossiers Secrets dan a entender que la guerra en torno a los seguidores de Belial fue un momento crítico y crucial. Diríase que, a raíz de este conflicto, muchos, si no la mayoría de los benjamitas se exiliaron. Así, en los Dossiers Secrets hay una nota solemne escrita con letras mayúsculas: UN DÍA LOS DESCENDIENTES DE BENJAMÍN ABANDONARON SU PAÍS; CIERTOS SE QUEDARON; DOS MIL AÑOS MÁS TARDE GODOFREDO VI [DE BOUILLON] SE CONVIRTIÓ EN REY DE JERUSALÉN Y FUNDÓ LA ORDEN DE SION.2 Al principio no vimos ninguna relación entre estos aparentes non sequiturs. No obstante, cuando reunimos las referencias diversas y fragmentarias de los Dossiers Secrets, empezó a cobrar forma una historia coherente. Según esta crónica, la mayoría de los benjamitas se exilió. Se supone que fueron a Grecia, al Peloponeso central: a la Arcadia, en suma, donde supuestamente se alinearon con la estirpe real arcádica. Se dice que, cercano ya el advenimiento de la era cristiana, emigraron y subieron por el Danubio y el Rhin, mezclándose matrimonialmente con ciertas tribus teutónicas hasta que finalmente engendraron a los francos sicambros: los antepasados inmediatos de los merovingios. Así pues, según los «documentos Prieuré», los merovingios descendían, a través de la Arcadia, de la tribu de Benjamín. Dicho de otra manera, los merovingios, así como sus descendientes —las estirpes Plantard y Lorena, por ejemplo— eran en esencia de origen semítico o israelita. Y si Jerusalén era verdaderamente el patrimonio hereditario de los benjamitas, Godofredo de Bouillon, al marchar sobre la Ciudad Santa, de hecho reclamó su patrimonio antiguo y legítimo. Además, es significativo que Godofredo fuese el único de los augustos príncipes europeos que participaron en la primera cruzada que se despojó de todas sus propiedades antes de ponerse en marcha, lo cual daba a entender que no pensaba regresara Europa. Ni que decir tiene, nosotros no temamos manera de comprobar si los merovingios eran de origen benjamita o no. La información que había en los «documentos Prieuré» se refería a un pasado demasiado remoto, demasiado oscuro, sobre el cual no existían confirmación ni testimonios de ninguna clase. Pero las afirmaciones no eran especialmente únicas ni nuevas. Al contrario, venían circulando desde hacía mucho tiempo en forma de rumores vagos y tradiciones nebulosas. Para citar un solo ejemplo, Proust las utiliza en su obra; y más recientemente el novelista Jean d’Ormesson sugiere que ciertas familias de la nobleza francesa son de origen judaico. Y en 1965 Roger Peyre-fitte, a quien parece ser que le gusta escandalizar a sus compatriotas, causó sensación con una novela en la que señalaba el origen esencialmente judaico de toda la nobleza de Francia y de la mayor parte de la de Europa. De hecho, el argumento, pese a ser indemostrable, no es del todo inverosímil, 249 250 como tampoco lo son el exilio y la migración que los «documentos Prieuré» atribuyen a la tribu de Benjamín. Esta tribu se alzó en armas para defender a los seguidores de Belial, que es una forma de Diosa Madre que a menudo se asocia con imágenes de un toro o ternero. Hay motivos para creer que los propios benjamitas veneraban a la misma deidad. De hecho, es posible que el culto del Becerro de Oro que se cita en el Éxodo —tema, significativamente, de uno de los cuadros más famosos de Poussin— fuese un ritual específicamente benjamita. Después de su guerra contra las otras once tribus de Israel, los benjamitas, al huir, forzosamente tendrían que dirigirse hacia el oeste, es decir, hacia la costa fenicia. Los fenicios poseían naves capaces de transportar grandes números de refugiados. Y eran aliados obvios de los benjamitas fugitivos, porque también los fenicios adoraban a la Diosa Madre encarnada por Astarté, reina del cielo. Si hubo realmente un éxodo de benjamitas desde Palestina cabía albergar la esperanza de dar con algún testimonio del mismo. Lo encontramos en la mitología griega. Existe la leyenda del hijo del rey Belus, un tal Danaus, que llega en barco a Grecia, acompañado por sus hijas. Se dice que éstas introdujeron el culto a la Diosa Madre, que pasó a ser el culto oficial de los arcadios. Según Robert Graves, el mito de Danaus registra la llegada al Peloponeso de «colonos procedentes de Palestina».3 Graves afirma que el rey Belus es en realidad Baal o Bel o quizás el Belial del Antiguo Testamento. También es digno de tenerse en cuenta que uno de los clanes de la tribu de Benjamín era el clan de Bela. En la Arcadia el culto a la Diosa Madre no sólo prosperó, sino que duró más tiempo que en cualquier otra parte de Grecia. Quedó asociado al culto de Deméter, luego Diana o Artemisa. Ésta, conocida en la región por Arduina, pasó a ser la deidad tutelar de las Ardenas; y fue de las Ardenas de donde salieron por primera vez los francos sicambros para penetrar en lo que ahora es Francia. El tótem de Artemisa era la osa: Kallisto, cuyo hijo era Arkas, el niño oso y patrón de la Arcadia. Y Kallisto, transportado a los cielos por Artemisa, se transformó en la constelación Ursa Major, es decir, la Osa Mayor. Cabe pues, que haya algo más que coincidencia en el apellido «Ursus» que repetidamente se aplica a la estirpe merovingia. En todo caso, hay otros datos, aparte de la mitología, que inducen a pensar que hubo una migración judaica a la Arcadia. En los tiempos clásicos la región conocida por la Arcadia era gobernada por el poderoso y militarista estado de Esparta. Los espartanos absorbieron gran parte de la cultura arcádica, que era más antigua; y, desde luego, el legendario Liceo Arcádico puede en realidad identificarse con Licurgo, que codificó la ley espartana. Al llegar a la edad viril, los espartanos, al igual que los merovingios, atribuían un significado especial y mágico a su cabello y, también al igual que los merovingios, lo llevaban largo. Según una autoridad, «la longitud del cabello denotaba su vigor físico y se convirtió en un símbolo sagrado».4 Lo que es más: ambos libros de los Macabeos en la Apócrifa recalcan el vínculo entre los espartanos y los judíos. Macabeos 2 habla de que ciertos judíos se habían «embarcado para ir a los lacedemonios, con la esperanza de encontrar protección allí debido a su parentesco».5 Y Macabeos 1 afirma explícitamente: «Se ha encontrado en escritos referentes a los espartanos y a los judíos que son hermanos y son de la familia de Abraham». 251 Así pues, cabría reconocer cuando menos la posibilidad de una migración judaica a la Arcadia, por lo que los «documentos Prieu-ré», si no podía probarse que eran correctos, tampoco podían descartarse. En cuanto a la influencia semítica en la cultura franca, había sólidas pruebas arqueológicas. Rutas comerciales fenicias o semíticas atravesaban todo el sur de Francia, desde Burdeos hasta Marsella y Narbona. También remontaban el curso del Rhin. Ya en el período 700-600 a. de. C. había asentamientos fenicios en Francia, no sólo a lo largo de la costa, sino también en el interior, en lugares como Carcasona y Toulouse. Entre los artefactos hallados en estos sitios había muchos de origen semítico. Lo cual no es nada extraño. En el siglo IX a. de C. los reyes fenicios de Tiro se habían aliado matrimonialmente con los reyes de Israel y Judá, instaurando así una alianza dinástica que engendraría un contacto estrecho entre sus respectivos pueblos. El saqueo de Jerusalén en el año 70 de nuestra era, así como la destrucción del templo, provocó un éxodo masivo de judíos de Tierra Santa. Así, en la ciudad de Pompeya, destruida por la erupción del Vesubio en 79 d. de C, había una comunidad judía. Ciertas ciudades del sur de Francia —por ejemplo, Arles, Lunel y Narbona— fueron un refugio para los judíos fugitivos más o menos en aquella misma época. Y, pese a todo, la llegada de pueblos judaicos a Europa, y especialmente a Francia, era anterior a la caída de Jerusalén en el siglo I. De hecho, había comenzado antes de la era cristiana. Entre 106 y 48 a. de C. una colonia judía se estableció en Roma. No mucho tiempo después se fundó otra colonia a orillas del curso alto del Rhin, en Colonia. En ciertas legiones romanas se encuadraban contingentes de esclavos judíos, los cuales acompañaban a sus amos por toda Europa. Con el tiempo, muchos de estos esclavos ganaban, compraban u obtenían de otro modo su libertad y formaban comunidades. Por consiguiente, hay muchos topónimos específicamente semíticos esparcidos por toda Francia. Algunos de ellos se encuentran de lleno en lo que era el antiguo país de los merovingios. A pocos kilómetros de Stenay, por ejemplo, al borde del bosque de Woevres, donde fue asesinado Dagoberto, hay un pueblo llamado Baalon. Entre Stenay y Orval se alza una ciudad llamada Avioth. Y la montaña de Sion en Lorena —«la colline inspirée»— se llamaba originalmente Mount Semita.7 Así pues, aunque no podíamos probar lo que decían los «documentos Prieuré», tampoco podíamos descartarlos. Ciertamente, había suficientes pruebas como para considerar que, como mínimo, eran plausibles. Tuvimos que reconocer que dichos documentos podían ser correctos, que los merovingios y las diversas familias de la nobleza que descendían de ellos quizás habían surgido de fuentes semíticas. Pero nos preguntamos si esto sería realmente todo. ¿Sería éste el secreto portentoso que había dado pie a tantas complicaciones e intrigas, a tantas maquinaciones y misterios, a tantas controversias y conflictos a lo largo de los siglos? ¿Nada más que otra leyenda sobre una tribu perdida? Y aunque no fuese leyenda, sino un hecho verdadero, ¿podía realmente explicar la motivación de la Prieuré de Sion y la pretensión de la dinastía merovingia? ¿Podía realmente explicar la adhesión de hombres como Leonardo y Newton o las actividades de las casas de Guisa y Lorena, los esfuerzos secretos de la Compagnie du Saint-Sacrement, los secretos elusivos de la francmasonería «de rito escocés»? Es obvio que no. ¿

Por qué el hecho de descender de la tribu de Benjamín constituiría un secreto tan explosivo? ¿De qué manera podía clarificar las actividades y objetivos de la Prieuré de Sion en nuestros días? Además, si nuestra investigación afectaba a intereses creados que eran claramente semíticos o judaicos, ¿por qué nos encontrábamos con tantos componentes que eran específicamente, incluso fervorosamente cristianos? El pacto entre Clodoveo y la Iglesia de Roma, por ejemplo; el cristianismo declarado de Godofredo de Bouillon y la conquista de Jerusalén; el pensamiento, quizás herético pero no por ello menos cristiano, de los cataros y los caballeros del Temple; instituciones pías como la Compagnie du Saint-Sacrement; una francmasonería que era «hermética, aristocrática y cristiana», y la implicación de tantos eclesiásticos cristianos, desde encumbrados príncipes de la Iglesia hasta curas de pueblo como Boudet y Sauniére. Podía ser que, en esencia, los merovingios fuesen de origen judaico, pero, suponiendo que esto fuese cierto, a nosotros nos parecía esencialmente incidental. Fuere cual fuese el verdadero secreto que había debajo de nuestra investigación, daba la impresión de estar inextricablemente ligado, no al judaismo del Antiguo Testamento, sino al cristianismo.

BENJAMI VS GODO-FREDO (MUERTE EN CESAREA )

Image Detail

LA CRIPTODINASTÍA MEROVINGIA: LOS REYES PERDIDOS

La Dinastía Merovingia: Los Reyes Perdidos,
de la obra de Henri Lobineau (Henri de Lénoncourt).

En el capítulo en que se habla sobre una dinastía de oscuros reyes merovingios que fueron conspiratoriamente depuestos del trono francés hace más de mil trescientos años (al parecer con la intervención también de oscuros intereses eclesiásticos) se citan asimismo a los sicambros, descendientes de la tribu judía de Benjamín, que emigraron sucesivamente a la Arcadia, a Sicilia, a los Alpes y a las orillas del Rin. De Meroveo hasta Clodoveo, los reyes merovingios, apodados los Ursus, fueron paganos entregados al culto de Diana. El famoso jarrón de Soissons contenía muestras de la sangre de los treinta y nueve primeros reyes francos, que fueron merovingios. La dinastía de los carolingios y la de los capetos (el rey Felipe el Hermoso, destructor de la Orden del Temple, era un Capeto) no eran legítimas, ya que el último rey merovingio, Dagoberto II, asesinado en el año 679 cerca de Stenay, en las Ardenas, tenía un hijo, Sigisberto IV, que escapó a la suerte de su padre, fue salvado por un tal Meroveo Levy, puro sicambro, quien le llevó en secreto a Rennes-le-Château. Sigisberto IV, llamado Plant-Ard (Retoño Ardiente), se casó con la hija del rey visigodo español Wamba y dió nacimiento al linaje de los condes del Razès, del que provenían también los Blanchefort.

Este linaje es, pues, el único que puede pretender legítimamente el trono de Francia. Tal era, según los cuestionados documentos apócrifos, el secreto genealógico-dinástico contenido en los pergaminos encontrados por el abate Saunière en la parroquia de Rennes-le-Château (desaparecidos luego misteriosamente), y que estaban garantizados, según se dice, por el sello de Blanca de Castilla. El linaje cripto-merovingio se perpetuó en la sombra hasta nuestros días, de modo que el “Rey Perdido”, el “Gran Monarca” (pues este regio linaje tendría su origen en el vástago del propio Jesús tras su unión con Maria Magdalena, llevada tras la crucifixión clandestinamente a la Galia donde encontró refugio, pues ya existían allí comunidades judías), está presente de incógnito entre nosotros. Cuando llegue el momento, se manifestará como incluso predijo Nostradamus en una de sus sextillas.

Pero el Rey Perdido no lo estaba para todo el mundo, ya que hacía mucho tiempo que una temible sociedad secreta, el Priorato de Sión, conocía el secreto. Esta sociedad (de la que ya se hablará más adelante) tuvo su origen en la fusión de tres grupos de iniciados: los monjes de la abadía del Monte Sión, fundada en 1099 en Jerusalén por el jefe de la Primera Cruzada, Godofredo de Bouillon, que era un sicambro; los seis (o trece) Sabios de la Luz, discípulos de un tal Ormus (del que también se hablará más adelante) y que tenían como emblema la Rosacruz y, finalmente, por los últimos esenios, la secta judía de la que procede el Cristianismo y a la que se deben los manuscristos del Mar Muerto.

Sello de la abadía de Nuestra Señora del Monte Sión, Jerusalén. Fechado el 2 de marzo de 1289, muestra al Espíritu Santo descendiendo sobre los apóstoles en forma de paloma (¿o se trata de la Sofía gnóstica?).

El Priorato de Sión se proponía como doble objetivo propagar el Cristianismo esotérico de San Juan y defender la cripto-dinastía merovingia. La Orden del Temple, creada en 1118, no era más que su brazo secular, al que proporcionaba ya fuese sus Grandes Maestros oficiales, ya fuese sus Grandes Maestres secretos.

Estos hechos no deben ser totalmente desdeñados a tenor de ciertos detalles históricos: En el año 886, el “Retoño Ardiente” de la estirpe merovingia, Sigisberto IV, ya había devenido en un amplio y complejo árbol genealógico. Bernard Plantavelu y los duques de Aquitania constituían una de sus ramas. Había otras ramas también, pues los documentos Prieuré (apócrifos atribuidos al Priorato de Sión) declaran que Sigisberto VI, el nieto de Sigisberto IV, era conocido con el nombre de “príncipe Ursus”. Entre 877 y 879 el “príncipe Ursus”, según se dice, fue proclamado oficialmente “rey Ursus”, al parecer en una misteriosa ceremonia eclesiástica celebrada en Nimes. Con la ayuda de los nobles Bernard de Auvergne y el marqués de Gothie protagonizó una insurrección contra Luis II de Francia en un intento de recuperar su patrimonio legítimo. Historiadores independientes confirman que tal insurrección tuvo realmente lugar entre 877 y 879. Estos mismos historiadores aluden a Bernard de Auvergne y al marqués de Gothie, si bien no dicen específicamente que el líder o instigador de la insurrección fuese Sigisberto VI, pero hay alusiones a un individuo llamado el “príncipe Ursus”.

Según la genealogía de los documentos Prieuré, Godofredo de Bouillon -en virtud de su bisabuelo, que casó con Hugo de Plantard en 1009- era descendiente por línea directa de la familia Plantard. Dicho de otro modo, Godofredo llevaba en sus venas sangre merovingia, descendía directamente de Dagoberto II, Sigisberto IV y el linaje de “reyes perdidos” merovingios.

Parece ser que durante cuatro siglos la sangre real merovingia fluyó a través de nudosos y numerosos árboles genealógicos. Finalmente, mediante un proceso análogo a los injertos de vides en la viticultura, parece que dio fruto. Y el fruto fue Godofredo de Bouillon, duque de Lorena. Y aquí, en la casa de Lorena, estableció un nuevo patrimonio.

Esta revelación arrojaría una luz nueva y significativa sobre las cruzadas. Ahora podrían verse las cruzadas desde una nueva perspectiva, y discernir en ellas algo más que el gesto simbólico de arrebatar el sepulcro de Cristo a los sarracenos.

Ante sus propios ojos, así como ante los de sus seguidores, Godofredo sería más que duque de Lorena. De hecho, sería un rey legítimo, un pretendiente legítimo de la dinastía depuesta con Dagoberto II en el año 679. Pero si Godofredo era un rey legítimo, era también un rey sin reino; y la dinastía capeta de Francia, apoyada por la Iglesia de Roma, estaba demasiado consolidada para que fuese posible destronarla. A este respecto, Baigent, Leigh y Lincoln se preguntan: ¿Qué se puede hacer si se es rey y no se tiene reino? Quizá buscar un reino. O crearlo. El reino más precioso de todo el mundo: Palestina, la Tierra Santa, el suelo que pisara el mismísimo Jesús. ¿Acaso el gobernante de semejante reino no sería comparable a cualquier otro de Europa? ¿Y acaso, al presidir el más sagrado de los lugares de la Tierra, no se cobraría una dulce venganza de la iglesia que traicionara a sus antepasado cuatro siglos antes?.

Relicario de plata que contiene el cráneo trepanado de Dagoberto II, asesinado cerca de Stenay el 23 de diciembre de 679. El cráneo se guarda en un convento de Mos.

Nosotros también tenemos una pregunta muy concreta que formularnos al respecto de todo esto: asegurándose el dominio de Tierra Santa y la máxima autoridad sobre Jerusalén, ¿no sería más sencillo para ciertos grupos de poder ocultos en la sombra enviar a la búsqueda de aquello secretamente escondido durante siglos bajo las ruinas del templo salomónico?.

Dejaremos esta enigmática pregunta en el aire, cuyo sentido trataremos de esclarecer, en la medida de lo posible, cuando hablemos sobre la fundación de la Orden del Temple.

Muerte de Godofredo
Según un cronista árabe (Ibn al-Qalanisi) Durante el asedio de Acre, Godofredo, gobernador de Jerusalén, fue alcanzado por una flecha que le produjo la muerte. Las crónicas cristianas no mencionan nada de esto, al contrario, Alberto de Aquisgrán y Ekkerhard de Aura dicen que Godofredo contrajo una enfermedad en junio de 1100 en la ciudad de Cesárea a resultas de la cual murió. Más tarde se dijo que el Emir de dicha ciudad lo envenenó, pero al parecer este rumor no tiene base alguna; Guillermo de Tiro, en la crónica que escribiría en el siglo XII no dice nada sobre este tema.

[editar] Godofredo en la historia y en la leyenda
Godofredo ha sido idealizado a lo largo de la historia por haber sido el primero en recibir el nombramiento de regente de la ciudad de Jerusalén. Ha sido descrito como el líder de las Cruzadas, del Reino de Jerusalén y como el legislador de los Assizes de Jerusalén, y asimismo, considerado como personificación del ideal de caballero,
en particular en el grupo de los Nueve de la Fama, según los denominó Miguel de Cervantes

(Héctor, Alejandro Magno, Julio César, Josué, Judas Macabeo, Rey David, Rey Arturo, Carlomagno y Godofredo de Bouillón).

Al ser elegido no quiso ser denominado “rey” por lo que tomó el título de Sancti Sepulchri Advocatus, ya que no le parecía correcto dicho título en la ciudad donde Jesús había sido ejecutado. Balduino, su hermano -posteriormente Balduino I de Jerusalén- no tuvo tantos escrúpulos y pasó a ser el primer rey de Jerusalén en 1100 a la muerte de Godofredo. Los Assizes se hicieron, como casi todas las leyes, de forma gradual. La mitificación de Godofredo se inició poco después de la Primera Cruzada con el cronista Alberto de Aquisgrán, que vio en él a un héroe. El papel realizado por Godofredo durante la Primera Cruzada lo describen, además de Alberto de Aquisgrán, el autor anónimo de la Gesta Francorum y Raimundo de Aguilers entre otros. En la literatura de ficción, Godofredo es el héroe de dos canciones de gesta, la Canción de Antioquía y la Canción de Jerusalén. Tanto su familia como sus primeros años han sido objeto de muchas leyendas. La leyenda de El Caballero del Cisne, muy famosa hoy en día por la ópera de Wagner Lohengrin, se basa en la historia del abuelo de Godofredo, Helias, quien llegó en un misterioso bote con forma de cisne para defender a la familia Bouillón y casarse con la abuela de Godofredo.

Según algunas fuentes tenía que ver con la descendencia merovingia legítima, por parte de Sigisberto IV. Por tanto, sería un Sicambro, ya que los primeros reyes merovingios se denominaban de esta manera, con lo que querían decir que eran descendientes de la tribu judía de Benjamín. Cuando ocurrió una de las tantas diásporas sufridas por este pueblo, partieron hacia todas direcciones y esta tribu se habría asociado con los Teutones, pueblo de origen franco germano.

En tiempos de Guillermo de Tiro en el siglo XII, Godofredo ya era una leyenda entre los descendientes de los Cruzados. Se cree que tenía una fuerza física proverbial, ya que se decía que había luchado con un oso y le había ganado, también se decía que había cortado la cabeza de un camello de un solo golpe con su espada.

………..

masoneria : Los Evangelios son una invención diseñada para fabricar una nueva prisión?

El milagro de la luz, los misterios de Chartres con Fran Contreras, Daniel López Sáinz y Mariano Fernández Urresti.

——–

hamlet : de lo siguiente no estamos total mente de acuerdo, lo que sabemos a ciencia infusa es que los evangelios estan mezclados, y a estas alturas ya deberian saber porque, la mayor arma de satan es el mezclado  
lo que me golpeó fue que este libro llegaba a las mismas conclusiones que yo tenía. Los Evangelios son una invención diseñada para fabricar una nueva prisión – religión. El libro no entra en todo lo simbolismo que he documentado aquí, pero nombra a la familia y otros que escribieron el Nuevo Testamento y las claves que usaron para “firmar” su autoría.

Si alguien requiere la confirmación de cuán fácil es para los pocos controlar a las masas, no necesitan mirar más lejos que a los miles de millones de personas que han venerado los cuentos de hadas difundidos estos pasados 2.000 años por hombres en vestidos largos. Y lo que va para el Cristianismo va para el resto de ellas, Judaísmo, Islam, Hinduismo y todo el resto.
Estas religiones fueron creadas por la misma fuerza para conseguir el mismo efecto y, por lo tanto, los mitos del dios salvador en todo el mundo antiguo tienen un plan de juego idéntico:
Usted nació con el pecado original y por tanto usted es un indigno pedazo de mierda desde el día en que usted llega al planeta.
Usted sólo puede ser salvado creyendo en el “Salvador” y eso implica hacer lo que el clero le dice a usted que haga.
Si usted no hace eso, usted será condenado a las entrañas del infierno para siempre.
Una de estas claves, curiosamente, es el número 40 que resalté antes. Cuarenta también era representado por la letra M, como en María. La letra M es muy importante para la Hermandad todavía hoy y la vemos por todos lados en el símbolo de la cadena de comida rápida McDonalds. Veremos después cómo las grandes corporaciones usan simbolismo de la Hermandad en sus logotipos y nombres.
M significa María o Madonna, que significa Semíramis. La profusión de evidencia en el libro de Reuchlin, gran parte de él complejo y tratando con claves matemáticas esotéricas, es sumamente obligatoria. Recomiendo que usted trate de conseguir una copia si usted quiere los detalles completos.
El párrafo inicial condensa sus conclusiones:
“El Nuevo Testamento, la Iglesia y el Cristianismo, fueron todos la creación de la familia Calpurnius Piso (pronunciado Piso), que eran aristócratas romanos. El Nuevo Testamento y todos los personajes en él – Jesús, todos los Josés, todas las Marías, todos los discípulos, apóstoles, Pablo, Juan el Bautista – todos son ficticios. Los Pisos crearon la historia y los personajes; relacionaron la historia a un tiempo y lugar específicos en la Historia; y lo conectaron con algunas personas reales periféricas, como los Herodes, Gamaliel, los procuradores romanos, etcétera. Pero Jesús y todos los involucrado con él fueron personajes creados (¡eso es ficticios!).”
Los Pisos eran una familia de linaje descendiente de estadistas, cónsules, poetas e historiadores, y tales personas definitivamente serían iniciados de la red de sociedades secretas del Imperio Romano, un peldaño muy importante para los plena sangre y cruzados de reptil al día actual. Esto es porqué un soldado romano es el logotipo de esa empresa de la Hermandad, American Express.
La familia Piso afirmaba descender de Calpus quien, ellos decían, era el hijo de Numa Pompilio, el sucesor a Rómulo, el fundador de Roma. Éstas eran personas seriamente conectadas. Tales linajes romanos se dice que venían de Troya y estamos mirando una familia que se remonta al Cáucaso y al Cercano Oriente. Después de la destrucción de Troya alrededor de 1.200 AC, la historia sigue que un tipo llamado Eneas de un linaje “real” (es decir reptil) fue con los restos de su pueblo y se instaló en Italia.
Allí se casó con la familia real de los Latinos y a través de este linaje después surgió el Imperio Romano. De acuerdo con muchas costumbres, el nieto de Eneas, un hombre llamado Bruto, desembarcó en Gran Bretaña alrededor de 1.103 AC con un grupo de troyanos, incluyendo algunos de colonias en España, para hacerse el rey de los britanos y fundar la ciudad de Nueva Troya – Londres.
Lucius Calpurnius Piso, la cabeza de la familia, estaba casado con la tataranieta de Herodes el Grande. De acuerdo con la investigación de Reuchlin, Piso, que usó muchos pseudónimos, produjo su ” Ur Marcus”, la primera versión del Evangelio de Marcos, alrededor de 60 DC. Uno de los amigos que lo animaron fue el famoso escritor romano, Anneo Séneca, pero parece que ambos de ellos fueron muertos por el Emperador Nerón en el año 65.
Con esto, el nombre de Piso desaparece de la historia romana y no reaparece hasta 138 DC cuando el nieto de Piso, Antonino, se hizo emperador. Pero desde este punto la familia es principalmente conocida como los Antoninos, no los Pisos. En los 73 años entre la muerte del padre Piso y el surgimiento de Antonino, los fundamentos para el Cristianismo fueron escritos y proclamados bajo nombres supuestos. Después de la muerte de su padre en manos de Nerón, el hijo de Piso, Anus, que usó varios nombres, incluyendo Cestius Gallus, fue hecho Gobernador de Siria. Esto le dio el mando sobre el ejército romano en Judea. Estuvo involucrado en la revuelta judía en 66 DC que Vespasiano fue enviado a Judea para reprimir.
El Emperador Nerón fue asesinado en 68 DC por un agente de Piso de acuerdo con Reuchlin. Esto ciertamente tiene sentido si Nerón mató a su padre. Con esto, el clan de Piso tiró su poder y manipulación detrás de Vespasiano y éste se hizo Emperador de Roma en 69 DC. Un año después los romanos destruyeron Jerusalén, robaron los tesoros del templo, incluyendo se afirma el Arca De La Alianza, y aparentemente los llevaron a Roma donde entraron en la sociedad secreta subterránea. Este movimiento clandestino no era nada menos que la Hermandad Babilónica.
Reuchlin dice que Anus Calpurnius Piso escribió entonces tres de los Evangelios en el siguiente orden:
el Evangelio de Mateo (70-75 DC)
el actualizado de Marcos (75-80)
con ayuda del escritor y estadista romano Plinio el Joven, el actualizado de Lucas (85-90)
el Evangelio de Juan, la obra del hijo Anus, Justus, siguió en 105
Como Reuchlin dice, “Jesús” era una figura compuesta y las historias incluyen elementos de los relatos de José en Egipto y otros personajes del Antiguo Testamento, más algunas escrituras de los Esenios y características de varios dioses paganos. Esto es precisamente lo que la evidencia que he documentado confirma. Los varios Josés en la historia son todos la creación de Piso y parte de la clave.
Las letras en el nombre de Piso se traducen en hebreo como Yud, Vov; Samech, Fey, y deletrean el nombre, José. Otra clave que Piso usó para sí en las historias es el Número 60. Reuchlin señala las muchas semejanzas entre la historia de Jesús y la del personaje del Antiguo Testamento, José, que Piso usó como una base: José tenía 12 hermanos, Jesús 12 discípulos; José fue vendido por 20 piezas de plata, Jesús por 30 piezas de plata (la inflación); el hermano Judá sugiere que la venta de José, Judas vende a Jesús; José está en Egipto donde el primogénito es muerto, Jesús y familia huyen a Egipto para evitar el asesinato de niños varones.
Piso usa sus cuatro hijos como los discípulos, Juan (Julius), Santiago (Justus), Simón – Pedro (Proculus), y Alejandro (Andrés). Julius, Justus y Proculus, pasarían a escribir algunos textos posteriores del Nuevo Testamento. Piso hace a Jesús cumplir un número de profecías del Antiguo Testamento, particularmente las de Isaías. Reuchlin dice que los Pisos también hicieron cambios y adiciones a algunos textos del Antiguo Testamento, y escribieron la mayoría de los 14 libros del Antiguo Testamento conocidos como los Apócrifos.
Éstos incluían a Esdras, 1 Macabeos, Judith, Tobit, Bel y el Dragón. Los Pisos eran estoicos (de aquí estoico) y los estoicos creían que las personas eran motivadas por, y controlables a través de, el uso del miedo y la esperanza (los mismos métodos de la Hermandad Babilónica). ¿Qué mejor manera de describir las religiones que han sido creadas por el Antiguo y Nuevo Testamentos?.
Otra manifestación de Anus Piso era Flavio Josefo, el escritor a quien he citado una o dos veces. La razón de que Piso, como Josefo, y el marido de su nieta Plinio el Joven, no mencionen a Jesús en sus escrituras oficiales es sólo porque en ese tiempo no habría sido creíble hacerlo. Fue sólo con el paso del tiempo cuando el origen verdadero de “Jesús” fue perdido que las historias se hicieron aceptadas como “hecho”.
La historia oficial de Josefo es que era un Judío descendiente de la realeza Hasmonea. Luchó contra los romanos y aunque sus amigos se suicidaron cuando la revuelta fue estrangulada, se entregó y fue preservado. Más que eso, se nos dice que fue alojado en Roma por los emperadores durante 30 años mientras escribió libros sobre la “historia” judía y luego su nieta se casó con la aristocracia romana. Oh, vamos. Josefo eran el aristócrata romano, Anus Calpurnius Piso, y con sus hijos y Plinio el Joven, escribieron los Evangelios y el resto del Nuevo Testamento.
Plinio escribió un número de las epístolas (cartas) bajo el nombre de San Ignacio, y este mismo grupo, bajo varios nombres, fueron los tempranos “padres” de la iglesia. ¿Y quién iba a convertir esta invención romana en la vasta prisión – religión en que iba a convertirse?. Un emperador romano en la misma Hermandad Babilónica como los Pisos, llamado Constantino el Grande. ¿Cuál era el vehículo para hacer esto?. ¡La Iglesia Católica Romana ubicada en Roma!.
Geoffrey Higgins en su trabajo de epopeya, Anacalypsis, muestra cómo Roma fue creada como una nueva Babilonia. No es ninguna maravilla que el Cristianismo está tan inundado de símbolos babilónicos. ¡La cosa completa era un montaje para crear otra religión más para atrapar la mente humana, y la jerarquía de la iglesia Cristiana hoy sabe todo esto!.
La élite de la Iglesia siempre ha sabido esto porque es parte de la corriente de sociedad secreta que creó el mito llamado Cristianismo. Mentiras cínicas como el Sudario de Turín, que ha sido relacionado con la sociedad secreta Caballeros Templarios, han sido inventadas para perpetuar la propaganda. La fuerza que inventó a Jesús y el Cristianismo es la misma fuerza que todavía controla el mundo hoy.
Por ejemplo, la Universidad Romana de Arquitectos era un precursor de los francmasones de hoy, sólo el nombre ha cambiado. Los romanos usaron los mismos símbolos de la escuadra y el compás, etcétera. Un templo utilizado por esta Universidad en Pompeya estaba perdido bajo las erupciones del Vesubio en 71 DC y los excavadores han recuperado del templo un hexagrama “Estrella de David”, un cráneo y una tabla de trazado negra y blanca primero utilizada por los Arquitectos Dionisianos. Todos estos símbolos son usados por los francmasones de hoy.
La lucha judía contra Roma continuó hasta la derrota final de los fanáticos (Zelotes) en 74 DC en Masada, la fortaleza de montaña de cumbre plana que daba al Mar Muerto. Era el último bastión de la comunidad de los Esenios quienes habían evacuado su base más abajo en la costa. Cuando los fanáticos judíos fueron derrotados por los romanos, muchos miembros de la sociedad secreta nazarena se dirigieron a Jordania, Mesopotamia, Siria y Turquía, como es documentado por Julius Africanus, que vivió en Turquía alrededor de 200 DC.
José de Arimatea, el “tío” bíblico de Jesús, se dice que viajó a Francia para difundir la palabra. El bibliotecario del Vaticano, Cardenal Baronius, dijo que José llegó primero a Marsella en 35 DC y después pasó a Gran Bretaña. “María Magdalena” y vástagos de “Jesús” también se dice que fueron hacia el sur de Francia después de la “Crucifixión”. Ésta es la fundación de la historia del Santo Grial que afirma que el linaje de Jesús se convirtió en los Merovingios en Francia. Bien eso es porquería porque estas personas no existían y note a la fuente de esta historia, el bibliotecario de la Biblioteca del Vaticano de la Iglesia Católica Romana en Roma.
¿Así que qué era tan especial repentinamente sobre Provenza y el sur de Francia?. ¿Adivine dónde tenía propiedades extensivas la familia Piso?. En Galia y, más específicamente, en…. ¡Provenza!.
No es ninguna maravilla que la “viña” (linaje / conocimientos) puede ser identificada en esta misma parte de Francia. Siglos después se hizo una versión de la historia del Santo Grial de tanto mito y leyenda. Éstas son las historias simbólicas del Rey Arturo (otro “Sol”), y también pueden ser vistas en las cartas del Tarot y la música y el arte de Europa por siglos. El Grial ha sido retratado como la copa o cáliz que contuvo la sangre de Jesús en la crucifixión. Pero esta sangre era simplemente simbólica de la sangre que fluía en los rituales antiguos en los que corderos eran sacrificaron en el equinoccio de primavera y, para los más iniciados, los linajes que se remontan a los “dioses” reptiles.
En los manuscritos tempranos de las historias del Grial, el “Santo Grial” es llamado el Sangraal. ¡Qué cerca está esto al Sang Raal, el término del Francés Antiguo que significa sangre real!. Esta real sangre, como estableceremos, eran los linajes de cruzados reptil – humano y no tenían nada que ver con “Jesús”.
El compuesto dios del Sol, simbólicamente conocido como Jesús, fue transformado en un hijo de Dios sobrenatural por el hombre a quien llamamos San Pablo, cuyo nombre original en las historias era Saulo de Tarso. Oficialmente, San Pablo nació de padres judíos y, como ellos, se hizo un ciudadano romano, a pesar de ser un Fariseo y un estricto adherente a la religión hebrea. ¿Quién más se suponía que era un Judío quien se hizo un romano?. ¡Josefo, el pseudónimo para Piso, que escribió los Evangelios!. San Pablo, se dice, apoyaba la persecución de los Cristianos tempranos, pero tuvo una conversión en el camino a Damasco cuando Jesús se le “apareció” milagrosamente y preguntó: “¿Por qué me persigues?.”.
Sin embargo, Pablo tenía tres versiones de su historia. En una escuchó la voz de Jesús hablarle (Hechos 9:7). En otra vio una gran luz, pero sin la voz (Hechos 22:9). Y en la tercera, tiene a Jesús dándole las instrucciones sobre su futura misión (Hechos 26:13). Pablo fue la creación de Plinio el Joven (nombre militar, Maximus) y Justus Piso. Introdujeron en la historia de Pablo a muchos de sus amigos y socios, y personajes de la historia de la familia. Por ejemplo, el hombre llamado “Ananías” en los Hechos que cura a Pablo de la ceguera fue inspirado por Anneo Séneca que murió con el padre Piso en manos de Nerón. Y en Romanos, usted encuentra la frase: “Saluden a mi pariente Herodión”, una clave para la conexión con Herodes el Grande de la familia de Piso.
Pablo no difundió el mensaje de Jesús a Chipre, Creta, Macedonia, Asia, Grecia y Roma. Plinio y los Pisos lo hicieron. Entre 100 y 105 Justus, su padre, y Plinio, con su familia, amigos y esclavos, fueron a Asia Menor (ahora Turquía), las ciudades griegas y Alejandría, entre muchos otros lugares, para “animar” a los pobres y los esclavos a unirse a su nueva fe. Las primeras iglesias fueron creadas en Bithynia y Ponto por Plinio. Había visitado estos lugares varias veces del año 85 DC y éste es el origen del nombre de Poncio Pilatos.
Era sólo llamado Pilatos en Mateo y Marcos, los primeros Evangelios escritos por los Pisos, pero en Lucas, el que Piso escribió con Plinio, Pilatos repentinamente adquiere el nombre, Poncio. Lucas fue escrito en los mismos años que Plinio empezó a visitar Ponto. Las cartas de Plinio, escritas bajo su propio nombre, dicen que Justus Piso estaba en Bithynia en los años 96 y 98 usando el nombre, Tullius Justus, y que los Pisos también se ubicaron en Éfeso, el hogar del culto y el templo a la diosa Diana, otra versión de Isis, Semíramis, Barati, hasta el infinito. A medida que viajaban afirmaban ser apóstoles y obispos, los sucesores a sus invenciones, Pedro y Pablo.
Afirmaron ser Ignacio (Plinio), Justino (Justus), Clemente de Roma (Julius), Policarpo (Proculus), y Papias (Julianus, hijo de Justus). En ese momento, una Piso, Pompeia Plotina (nombre real Claudia Febe), era la esposa del Emperador romano, Trajano, y por tanto tenían apoyo tremendo desde el más alto nivel para su manipulación. También aparece como “nuestra hermana Febe” y como “Claudia” y “Claudina” en los textos llamados Romanos, Timoteo y Clemente.
Los Pisos y Plinio introdujeron en sus historias todos los símbolos de la religión del Sol y los mitos de la Hermandad Babilónica. Ubican a su Saulo / Pablo en Tarso en Asia Menor (ahora Turquía), la ciudad principal de los Cilicios. Esto justo sucede que es un centro principal para la religión del Sol de Mithra y los Cilicios fueron los que habían llevado este culto a Roma, de donde se extendió en todo el imperio.
Asia Menor era también una región que seguía el culto de Dionisio. Ambos eran dioses del Sol simbólicos, nacidos en 25 de diciembre, que murieron así que nuestros pecados pueden ser perdonados. Todo en lo que los Cristianos creen sobre Jesús, los romanos y los persas creyeron sobre Mithra. El domingo (Sunday en inglés) era el día sagrado para Mithraístas porque era un dios del Sol y llamaron a esto Día del Señor (Dominus en latín). Dionisio nació de una madre virgen, y era conocido como: la Viña, Nuestro Señor, el Salvador, el Juez de Muertos, el Repartidor, el De Nuevo Nacido y el Único Hijo Engendrado de Dios.
Encima de la cabeza de Dionisio estaban las palabras:
“Soy la Vida, la Muerte, y la Resurrección, sostengo la corona alada (el Sol).”
El escritor, H. G. Wells, señaló que muchas de las frases usadas por Pablo para Jesús eran las mismas que las usadas por los seguidores de Mithra. La liturgia de Mithra es la liturgia de Jesús. Cuando Pablo dice: “Bebieron de la piedra espiritual y esa piedra era Cristo” (I Corintios 10:4), estaba usando exactamente las mismas palabras encontradas en las escrituras de Mithra. Sólo los nombres fueron cambiados. En los Evangelios, Pedro se hizo la “roca” Cristiana sobre la que la nueva iglesia sería construida. ¡La Colina del Vaticano en Roma se decía que estaba consagrada a Pedro, pero de este lugar también se afirmaba, mucho más temprano que estaba consagrado a Mithra y muchos restos Mithraicos han sido encontrados allí!.
El clan de Piso convirtió a Mithra en Mito-ra-Cristianismo.
Todos los Papas han afirmado gobernar como los herederos de Pedro, el primer Papa. Este reclamo deriva de una oración en la Biblia que tiene a Jesús diciendo: “Tú eres Pedro, y sobre esta roca construiré mi iglesia.” Sólo cuatro versículos después de supuestamente hacer a Pedro la “roca” sobre la que construiría su iglesia, viene esta demolición de él: “Pero Jesús se volvió y le dijo a Pedro:
«¡Pasa detrás de mí, Satanás! Tú me harías tropezar. Tus ambiciones no son las de Dios, sino las de los hombres.».”
La “roca” es simbolismo clásico de escuela de misterios, como es la “piedra de esquina” (piedra angular) asociada con Jesús y todavía usada en simbolismo Masónico hoy. Pedro se supone que es el custodio de las llaves del Cielo, pero esta es sólo una repetición del símbolo de escuela de misterios del Jano de dos caras, custodio de las llaves del Templo de la Sabiduría y las llaves del Cielo sostenidas por Mithra. Y Jano era Eannus, un título para Nimrod en Babilonia. Las llaves de oro y de plata del sucesor supuesto de San Pedro, el Papa, son más símbolos de la doctrina secreta. Los Papas y aquellos que los controlan saben lo que todas estas cosas realmente representan.
Oro y plata son los metales preciosos usados para simbolizar el Sol y la Luna. De Pedro y Pablo se dice que fueron ambos muertos en Roma durante la purga de Cristianos por el Emperador Nerón, pero no hay pruebas para confirmar esto porque no ocurrió. ¡Dos otras personas se dijo que fueron muertas por Nerón, sin embargo, eran Lucius Calpurnius Piso, la cabeza de la familia, y su amigo Anneo Séneca!. A medida que los años pasaron, la religión del Sol y el simbolismo esotérico de las escuelas de misterios, fueron transformados en una religión sobre la base de la traducción literal de textos simbólicos.
Sobre este malentendido y engaño el Cristianismo fue construido. Somos llevados a creer que la iglesia Cristiana surgió como una unidad, pero esto simplemente no es cierto. Había muchas facciones a través de un amplio espectro de opiniones que discutían y luchaban por la supremacía como los poseedores de “la verdad”. El conflicto más feroz siguió entre los seguidores de la versión de San Pablo de Jesús como el hijo de Dios sobrenatural, y los Arianos, que creían que era un hombre, no Dios.
Los Arianos fueron nombrados por Anus, un clérigo en Alejandría, Egipto, que cuestionó que Jesús podía ser lo mismo que Dios. ¿No había dicho Jehová que era el único Dios?. ¿Cómo entonces Dios podría estar en tres partes como el Padre, Hijo y Espíritu Santo?. La “trinidad” es un concepto pagano y parte de la creencia babilónica y egipcia. Ahora si viviéramos en un mundo lleno de adultos maduros, permitiríamos a las personas el respeto y la libertad de creer en cualquier cosa que les guste mientras no lo impongan sobre otros. Sólo porque podamos pensar que es equivocado o una tontería no debería importar.
Mi problema con el Cristianismo y la religión en general no es que cualquiera crea en ella, ése es su derecho, lo que recuso es la manera en que ha sido impuesto sobre las personas a través del uso del miedo, la culpa, la violencia y la supresión del pensamiento alternativo. Desdichadamente, permitir a las personas el derecho a creer en algo en que usted no lo hace, se ha hecho un delito y así los Paulinos y los Arianos insistieron en aplastarse unos a otros. En este momento, entra Constantino el Grande, quien, con los Pisos y Plinio, fue el creador de lo que se hizo conocido como Cristianismo.
Constantino fue hecho Emperador del Imperio Romano en 312 DC. Ganó una reputación como un soldado valiente y despiadado y sirvió en Gran Bretaña por un tiempo antes de ser elegido como César del Oeste. Empezó entonces a matar sus rivales, incluyendo muchos de sus hijos, a medida que trataba de ser emperador de todo. En una de sus batallas por el liderazgo romano, en el puente Milviano cerca de Roma, la leyenda Cristiana afirma que vio una visión de una cruz en el cielo con las palabras: “Por esto conquista”.
La noche siguiente, así se dice, tuvo una visión de Jesús que le dijo que pusiera la cruz sobre su bandera para garantizar la victoria sobre sus enemigos. Buena historia, pero la palabra cojones * está flotando por mi mente. Constantino se dijo que fue convertido al Cristianismo por sus visiones, pero hay un diminuto problema con eso. Nunca se hizo un Cristiano, excepto quizás en su lecho de muerte un poco como seguro. ¡Él adoraba al dios griego Apolo (el Sol), y el Sol Invictus (Sol Invicto), y permaneció hasta su muerte el Pontifex Maximus de la iglesia pagana!. Por consiguiente, a Jesús le fue dado el cumpleaños del Sol de 25 de diciembre que se ha quedado desde entonces. Constantino es también responsable del gran santuario Cristiano en Jerusalén.
Su madre, Helena, fue enviada a la ciudad para localizar los lugares y las reliquias de la historia cristiana. Fue ella la que afirmó haber encontrado las ubicaciones exactas del nacimiento de Jesús, la crucifixión, su tumba y donde ascendió en el cielo. ¡Usted todavía puede encontrarlas todas en la visita guiada de Jerusalén!. Constantino construyó una basílica en 326 DC sobre el sitio que su madre dijo que la crucifixión tuvo lugar y en el mismo lugar hoy se levanta la Iglesia del Santo Sepulcro que atrae a millones de Cristianos para ver dónde “Jesús murió en la cruz”.
Helena también afirmó haber encontrado las tres cruces de madera alrededor de 300 años después del evento. ¡Qué dama tan inteligente debe haber sido!.
La verdad se fue por lejos más profunda, sin embargo. Constantino era un miembro de la misma Hermandad Babilónica a través de la que los Pisos y Plinio operaron. La basílica que Constantino construyó en Jerusalén es parte del dibujo geométrico sagrado de esta ciudad de acuerdo con algunos investigadores. La Universidad Romana De Arquitectos estaba relacionada con la Orden De Amos de Comacini que se expandieron rápidamente bajo los reinos de Constantino y Teodosio cuando el Cristianismo se estaba volviendo la religión dominante del Imperio Romano.
Ambos eran ramas importantes del movimiento clandestino de la Hermandad. La Orden de Comacini tenía su base sobre la isla de Comacini en el lago Como en Italia del norte. El lago Como, que hoy está cerca de los centros de blanqueo de dinero de drogas suizos como Lugano, es un centro muy importante para la Hermandad Babilónica. Dos de sus miembros británicos modernos, el Príncipe Philip y su mentor, Lord Mountbatten, asistieron a una reunión del Grupo Bilderberg de la Hermandad en el lago Como en 1965.
La Orden de Comacini fue dividida en logias dirigidas por los Grandes Maestros y usaban guantes y mandiles blancos y se comunicaban a través de señales y apretones de manos secretos. ¡Todo esto estaba ocurriendo más de mil años antes de la creación oficial de la Masonería!. Recibieron el patrocinio del rey de Lombardía y fueron hechos amos de todos los mamposteros y arquitectos en Italia. Fue esta orden secreta, los sucesores para los arquitectos de la Hermandad más tempranos, los Arquitectos Dionisianos, los que proveyeron el puente entre aquellos que construyeron los templos paganos antiguos y sus hermanos, que construirían las grandes catedrales Cristianas de Europa. ¡La misma Hermandad construyó ambos!.
Los templos antiguos eran santuarios para los dioses paganos, y las catedrales Cristianas eran también santuarios para los dioses paganos. La única diferencia era que, con las últimas, el público pensaba que fueron construidas para venerar a “Jesús”. El famoso héroe Cristiano, San Bernardo, definió a Dios como “largo, ancho, alto y profundidad” porque comprendía el efecto de geometría y números sobre los campos de energía. Pitágoras también dijo que: “el número es todo”. El poder del patrón, números, geometría y proporción, son algunos de los “grandes misterios” que han sido negados la masa de las personas.
Claramente Constantino, y la Hermandad que controlaba a los emperadores, vio ventaja política en apoyar el movimiento Cristiano. Y las personas no habrían tenido problema abarcando a Jesús en su sistema de creencia porque la historia se ajustaba a la de los otros dioses del Sol de la época, incluyendo Mithra. El Cristianismo recogió a muchos seguidores de Mithra porque para ellos no era diferente de lo que ya creían excepto por el nombre.
Constantino terminó la persecución de Cristianos en el Imperio Romano haciendo público su Edicto de Milán, pero esto no era específico para el Cristianismo, aunque paró la persecución contra todas las religiones de un Dios. De todos modos, a medida que una persecución terminaba otra iba a empezar pronto, cuando la Iglesia Católica Romana persiguió, quemó y torturó a cualquiera que se negó a creer en la fe cristiana, o incluso su versión de la fe. Decenas de millones de personas han muerto en nombre del supuesto “Príncipe de la Paz”.
Apropiadamente, Constantino asesinó a su esposa e hijo mayor antes de hacer el viaje en 325 DC a su palacio en Nicea (ahora Iznik en Turquía) para determinar lo que los Cristianos hasta el día de hoy deben creer. Quería terminar el conflicto entre los Paulinos y los Arianos e instalar un solo credo cristiano. Llamó a 318 obispos (otro número místico) a Nicea para decirles lo que su credo se iba a ser. Discusiones amargas hicieron erupción entre las facciones sobre el asunto ardiente para el futuro del mundo: ¿Jesús era parte de una trinidad de Padre, Hijo y Espíritu Santo?. Mierda sagrada.
Documentos fueron rotos y golpes fueron dados. Si usted es un Cristiano, así es cómo su fe fue determinada. Los Arianos perdieron el día y de este caos y dictadura romana salió la creencia de fundación del Cristianismo, el credo Niceno. Este desayuno de perro era como sigue.
Espero que usted se esté concentrando, estaré haciendo preguntas después:
“Nosotros creemos en un Dios, el Padre Omnipotente, hacedor de todas las cosas, visibles e invisibles; y en un Señor, Jesús Cristo, el hijo de Dios, engendrado del Padre, único engendrado, eso es decir, de la misma sustancia del Padre, Dios de Dios y Luz de Luz, Muy Dios de Muy Dios, engendrado, no hecho, siendo de una sustancia con el padre, por quien todas las cosas fueron hechas, ambas cosas en el cielo y cosas en tierra; quién, para nosotros los hombres y nuestra salvación, bajó y se hizo carne, hecho hombre, sufrió y subió de nuevo en el tercer día, subió a los cielos, y va a venir de nuevo a juzgar los vivos y los muertos; y en el Espíritu Santo.”
Simple ¿no?. Fue decidido que Jesús era la misma sustancia que el padre porque en Babilonia antigua fue dicho que Nimrod y su hijo, Tammuz, eran la misma persona. Su madre, la Reina Semíramis, fue titulada el Espíritu Santo. Así que el Padre, Hijo y Espíritu Santo, es de hecho Nimrod – Tammuz y Semíramis. El Cristianismo es la religión de Babilonia y lo ha sido desde el comienzo. Hoy Roma e Italia siguen siendo un centro principal de la Hermandad, como detallo en …. Y La Verdad Los Hará Libres (…And The Truth Shall Set You Free). El Vaticano mismo es completamente controlado por la Hermandad y una de sus bases más importantes.
El Cristianismo, como Judaísmo e Islam, fue diseñado para lograr otra parte vital del Programa reptil: la supresión de la energía femenina, la conexión intuitiva a niveles más altos de nuestra conciencia multidimensional. En cuanto usted sofoca su energía femenina, su intuición, usted apaga su conciencia superior y se vuelve dominado por su conciencia inferior.
Usted está aislado de su expresión más alta de amor, sabiduría y conocimientos, y a merced de la “información” manipulada bombardeando sus ojos y oídos. Este es el porqué de que la Hermandad ha tratado de crear un mundo en el que la energía masculina ha llevado la voz cantante, en la superficie al menos. El estado de ser que conocemos como “Hombre machista” es una persona desconectada de su energía femenina y por lo tanto profundamente desequilibrada. Note que no hay ninguna mención de mujeres en el Credo Niceno de Constantino.
Dice que Dios se hizo carne como Jesús “Para nosotros hombres y nuestra salvación”. El Cristianismo fue un bastión masculino desde su misma fundación, creado para suprimir la equilibrante energía femenina. Los fundadores tempranos de la iglesia, como Quintus Tertuliano, prohibieron a las mujeres en la oficina sacerdotal e incluso hablar en la iglesia. ¡Fue sólo en el Concilio de Trento en 1545 que la Iglesia Católica Romana oficialmente acordó que las mujeres tenían almas y entonces sólo por una mayoría de tres votos!. Las semillas de este dogma anti-femenino en la iglesia Cristiana pueden ser vistas en su espejo, Zoroastrismo, la secta del profeta (dios del Sol mítico), Zoroastro.
Él y su religión surgieron todavía de nuevo de Persia, ahora Turquía, el hogar de las montañas Taurus y la morada de San Pablo, Tarso. Zoroastro era con vehemencia anti- mujeres y dijo “ninguna mujer podía entrar al cielo excepto aquellas ‘sumisas al control, que han considerado a sus maridos señores'”. Esta entera filosofía es una repetición casi palabra por palabra de Brahmanismo, el atroz credo hindú que fue introducido por los arios a India muchos siglos antes. San Pablo (los Pisos y Plinio) continuó el Programa anti-femenino en el Cristianismo y preparó la escena para la horrenda supresión de las mujeres durante casi dos mil años.
Entre las pocas gemas de San Pablo están:
“Las esposas se someten a sus maridos porque el marido es la cabeza de la esposa como Cristo es la cabeza de la iglesia. Ahora si la iglesia se somete a Cristo así las esposas deben someterse a sus maridos en todo.”
(Efesios 5: 21-24)
Y:
“Pero no tolero que una mujer enseñe, ni usurpe autoridad sobre el hombre, sino estar en silencio.”
La iglesia Cristiana fue construida para representar y perpetuar la vibración masculina extrema, la energía del Sol, y mantener secreto el antiguo conocimiento. La iglesia Cristiana se hizo un vehículo crucial y muy eficaz para retirar conocimientos de la circulación de modo que podían ser usados en secreto y malévolamente desde detrás de las escenas.
El ataque sobre la energía femenina equilibrante y el acaparamiento de conocimientos resultaron en la persecución de “brujas” – canalizadores, médiums, psíquicas y videntes de todas clases. Estas comunicaciones con otros reinos habían sido una parte cotidiana de la vida pre-Cristiana. A los canalizadores les dieron nombres como profetas, oráculos, vasijas de Dios y similares. Uno de los jefes de esta cacería de brujas era Jerónimo, nacido en 341, a quién se acredita reunir los textos para la principal versión en latín de la “Santa Biblia”.
Jerónimo fue el que convenció al Papa de prohibir canalizar (las comunicaciones psíquicas con otras dimensiones). Por este solo decreto papal, las vasijas de Dios se hicieron vasijas y brujas del diablo, términos todavía utilizados por muchos Cristianos. El Rey James I, el primer rey tanto de Inglaterra como Escocia, incluyó una condena amarga de brujas en su Biblia del Rey James en 1611 y fue leal a su palabra cuando tuvo miles de mujeres torturadas y ejecutadas por ser brujas. Jerónimo quería que los sacerdotes fueran los intermediarios entre la humanidad y Dios. No quería a las personas yendo directamente, contradiciendo la línea oficial, o circulando conocimientos no autorizados.
Como dijo:
“Les decimos (a los canalizadores) que no rechazamos tanto la profecía, como nos negamos a recibir a profetas cuyas palabras dejan de concordar con las escrituras viejas y nuevas.”
Todavía al mismo tiempo los iniciados de la Hermandad Babilónica que crearon la Iglesia Católica Romana estaban usando estos mismos poderes psíquicos y modos de comunicación inter-dimensional. Está bien, ¿de qué otro modo podemos controlar y reducir a la gran plebe?.
Hemos conseguido que ellos crean en una fantasía sobre Jesús y los hemos timado para pensar que después de una vida sobre la Tierra, Dios determina si van al cielo o infierno. Los hemos timado también para pensar que nosotros, los hombres en vestidos, sabemos cómo Dios quiere que ellos vivan y que todo lo relacionado con lo esotérico es el diablo. ¿Otra cosa?. Hey, tenemos que ser cuidadosos con esa energía sexual, la fuerza creativa.
Consigamos cerrar eso o su fuente de poder todavía estará ahí. Tengo al hombre justo. Digo, Agustín, a mi oficina, por favor. San Agustín de Hipona, como la mayoría de los tempranos héroes de la iglesia, era de Norte de África. No podía conseguir suficientes relaciones sexuales antes en su vida, pero después de su supuesta conversión al Cristianismo a la edad de 31, cambió dramáticamente y decidió que las relaciones sexuales eran horrorosas. Usted sabe como son los fumadores cuando paran. No admitiría a una mujer en su casa no acompañada, incluso su hermana. No podía pensar en otra manera de producir a niños así que a menos que la raza fuera a morir, estaba obligado a cargar con eso. Sin embargo, insistió en que de ninguna manera usted debe disfrutar él. He intentado eso compañero, y no funciona.
Ésta era la visión de la sexualidad de Agustín:
“Los maridos aman a sus esposas, pero las aman castamente. Exija el trabajo de la carne sólo en tal medida como sea necesario para la procreación de niños. Debido a que usted no puede engendrar niños en ninguna otra manera, usted debe rebajarse a eso contra su voluntad, porque es el castigo de Adán.”
Estas actitudes resultaron, en etapas, en la imposición del celibato sobre sacerdotes por el Papa Gregorio VII en 1074. Sí, tenemos sacerdotes célibes en la Iglesia Católica Romana hoy debido a lo que un el Papa determinó hace mil años e incontables niños, abusados sexualmente por clérigos frustrados y arruinados, han pagado las consecuencias.
Agustín conectó el sexo con el pecado original, la idea de que nacimos pecadores debido a nuestro enlace que se remonta a Adán y Eva. Jesús, según esta teoría, era el único nacido sin el pecado original porque fue concebido por un alumbramiento virginal. ¿Pero y su madre?. Debe haber tenido pecado original y por tanto un poco de él debe haber sido pasado a él. Al final, la Iglesia Católica Romana pudo ver la contradicción y decretó que María, también, era un alumbramiento virginal. ¿Pero y su madre?. ¿Tenía pecado original?.
Si es así, debe haber sido pasado a María. Mi Dios, por favor páreme antes de que desaparezca hasta arriba de mi propio orificio. Qué basura es todo eso. Pero miles de millones de personas han sido controladas y manipuladas de este modo desde que el credo Cristiano hundió sus colmillos del miedo, culpabilidad y violencia, profundo en el alma humana. En realidad creo en el pecado original yo mismo. Algunos de mis “pecados” han sido muy originales. Si usted va a pecar, hágalo original, eso es lo que digo yo.
Nuestros niveles de existencia espiritual, mental, emocional y física están conectados por vórtices de energía conocidos como chakras (una palabra sánscrita significando: ruedas de luz). Es a través de estos vórtices de chakra que los desequilibrios en un nivel son pasados a otro (Figura 18). Por lo tanto, cuando nos ponemos muy emocionalmente estresados, la primera cosa que ocurre es que dejamos de pensar correctamente.
El desequilibrio en el nivel emocional es transmitido al nivel mental. Esto es al final pasado al nivel físico si el desequilibrio no es corregido y así es cómo la tensión y disgusto emocional causan malestar y enfermedad o des-alivio. Estos desequilibrios emocionales se manifiestan en el cuerpo físico como reacciones químicas y son estas reacciones las que medicina oficial (las corporaciones de drogas trans-nacionales) busca “tratar” a increíble costo tanto en dinero como en los efectos a largo plazo sobre el cuerpo. Tratan el síntoma, no la causa, porque la mayoría de los doctores están tan a-doct-rinados que no tiene idea cómo trabaja realmente el cuerpo y qué es realmente el ser humano.
Aquellos que controlan las corporaciones de drogas lo saben, sin embargo, y usan cada medio posible para suprimir los métodos curativos “alternativos” que tratan la causa y no el síntoma.
Figura 18:
El sistema de vórtices o “Chakras” humano que interpenetra nuestros niveles de ser.
Cuando están abiertos nos conectamos con el cosmos y atraemos cantidades ilimitadas de energía.
Cuando están cerrados estamos desconectados del cosmos y operamos en una fracción de nuestro potencial mental, emocional, físico y espiritual.
Son también los chakras que chupan energía hacia nuestro campo de conciencia y en un estado completamente funcionando absorbemos cantidades inmensas de energía, particularmente a través del chakra base al final de la espina dorsal. Desde allí se mueve a través de los siete chakras principales subiendo a lo largo de la espina dorsal y saliendo a través del chakra de la coronilla en la cima de la cabeza.
Explico todo esto en el detalle en otros libros como Soy yo, Soy Libre. Por razones en las que entraré en un capítulo posterior, cuanto más energía chupamos hacia nuestro campo de energía, más poder tenemos para causar y controlar nuestro propio destino. Es vital, por lo tanto, que aquellos que desean disminuirnos y dominarnos encuentren maneras de limitar la cantidad de energía que absorbemos. Aquí es donde la manipulación del sexo entra.
Los tres chakras inferiores son el base, el chakra sexual justo encima de ese, y luego el chakra conectado a nuestro nivel emocional en el plexo solar. Es este chakra que estimula las “mariposas” y los “estómagos nerviosos” cuando estamos preocupados o estresados. Así que las actitudes Cristianas y “morales” hacia el sexo cierran el chakra base y lo que la energía que absorbe hace es ser puesta en agitación cuando golpea a los chakras sexual y emocional debido a todo el miedo y la culpa rodeando el tema.
Esto desequilibra y disminuye el campo de energía – conciencia humano entero. La mayoría de los clérigos Cristianos no tienen ninguna idea de que esto es así, pero aquellos que han controlado el Cristianismo y la Iglesia Católica Romana ciertamente lo saben, porque están en el flujo de conocimientos que ha sido suprimido en la población general. Cada generación ha sido condicionada a pensar a la manera cristiana sobre sexo, ya sea concientemente o subconscientemente, y a su vez han ayudado a condicionar a la próxima generación a pensar lo mismo. Pero el sexo es maravilloso. Es para ser disfrutado.
La habilidad de expresar su amor físicamente por otro ser humano es un obsequio increíble. No me importa cuál pueda ser su sexualidad. El amor es el amor. Expresémoslo. Si Agustín o el Papa quieren atar un nudo en el suyo, bastante justo, todos a su propio, en tanto ellos no me digan cómo vivir mi vida.
En Oriente, Asia y China, han conservado el conocimiento del poder de la energía sexual durante miles de años y estos conocimientos han sido practicados en Occidente en las sociedades secretas y rituales satánicos. Una vez más la energía sexual es sólo eso, energía, y puede usarse para crear o destruir. En las religiones orientales, la creación y estímulo consciente de la energía sexual es conocida como Tantra.
Las relaciones sexuales son vistas, muy acertadamente, como la unión y el equilibrio del varón y la mujer, el yang (masculino) y yin (femenino). La idea del sexo Tántrico es estimular la energía sexual contenida en la base de la espina dorsal, la energía Kundalini como se la conoce. Esto fue simbolizado como serpientes desenrollándose y en Tantra los participantes controlan y retrasan el orgasmo para transformar el kundalini de su estado original (ching) en la energía más alta (ch’i) y finalmente su expresión más alta (shen).
Esto es hecho subiendo la energía por la espina dorsal y bajándola otra vez hasta que ha alcanzado un estado vibratorio que puede reconectar a la persona con el cosmos. Al final de este libro usted verá la importancia de esto y su base científica. Cuando el kundalini explota en su campo de energía como lo hizo conmigo en 1990-91, puede enloquecerlo mentalmente, emocionalmente y espiritualmente, a veces físicamente también, hasta que usted ha dominado su poder.
Estimular el kundalini es descrito como “encender el fuego interior”. El mío no era un fuego, ¡era un ataque nuclear!. El Tantra está diseñado para completar este proceso en una manera más controlada, pero a veces la manera incontrolada brinda una experiencia más extrema e iluminadora. Una vez que el Kundalini es despertado, usted tiene un suministro constante de energía enormemente poderosa con que crear cualquier cosa que usted escoja.
Los Satanistas usan el sexo como una parte fundamental de su ritual así que ellos pueden aprovechar esta fuerza sexual del kundalini, para sus propósitos horrendos. Pero puede usarse igualmente para hacernos libres y de aquí la obsesión cristiana con hacer al sexo una experiencia sucia, inmoral y cargada de culpa, que suprime o desequilibra la energía del kundalini y desconecta a la persona de sus niveles cósmicos del ser.
La recopilación de la Biblia fue otra farsa más. Si usted pregunta a la mayoría de las personas sobre los escritores de Evangelio, generalmente le dirán que Mateo, Marcos, Lucas y Juan eran los discípulos de Jesús. Ésa es la impresión que las personas tienen y son animadas a tener, pero no es cierto y ni siquiera la iglesia alega eso oficialmente.
Los Evangelios y otros libros de la Biblia son sólo ésos escogidos por la jerarquía de la iglesia Cristiana de aquellos escritos por los Pisos y Plinio y las muchas copias y retoños que siguieron. Muchos otros textos estaban disponibles que eran igual de válidos, a menudo mucho más, que aquellos que lograron entrar en el “Libro Sagrado”.
Textos fueron rechazados, destruidos o reescritos para ajustarse a la línea oficial y el filósofo, Celso, escribió sobre los jefes de la iglesia en el siglo III:
“Ustedes pronuncian fábulas, y ustedes ni siquiera poseen el arte de hacerlas parecer probables…. Ustedes han cambiado tres, cuatro veces y más a menudo, los textos de sus propios Evangelios para negar objeciones a ustedes.”
En 1958, un manuscrito fue descubierto en un monasterio en Mar Saba, al este de Jerusalén, que muestra cómo la historia de Jesús fue reescrita por la iglesia siempre que les convenía en ese tiempo. Fue encontrado por un estadounidense, Morton Smith, Profesor de Historia Antigua en la Universidad de Columbia, e incluía el contenido de una carta por el Obispo Clemente de Alejandría, Egipto, un padre Cristiano temprano, a un colega llamado Teodoro.
También revelaba un segmento desconocido del Evangelio de Marcos que había sido suprimido. Incluía en la historia de “Jesús” algunos detalles de iniciaciones de escuela de misterios y era una descripción del levantamiento de Lázaro por Jesús, el famoso levantar de muertos. En este texto suprimido Lázaro llamó a Jesús antes de que ningún “levantamiento” tuviera lugar demostrando así que no se suponía que estaba físicamente muerto. También había otra revelación devastadora para el Cristianismo.
El manuscrito hace referencias al efecto que se entendía que Jesús había participado en posibles prácticas homosexuales involucrando al “Joven rico” mencionado en el Evangelio de Marcos. Déjeme hacer hincapié en que no estoy condenando la homosexualidad aquí. Buena suerte para aquellos que desean vivir sus vidas de este modo mientras sea la elección de todos los involucrados. Estoy exponiendo la idea de que la jerarquía Cristiana ha estado engañando y mintiendo a sus seguidores justo desde el comienzo.
La carta del Obispo Clemente estaba respondiendo a un Cristiano que estaba muy perturbado para contarle la historia anterior de “Jesús” por parte del grupo Gnóstico llamado los Carpócratas. Había sido filtrada a ellos por un funcionario en Alejandría aparentemente. El consejo de Clemente, después de confirmar la historia, era que todo lo que contradice la opinión oficial de la iglesia debe ser negado, incluso si es cierto.
La carta dice de aquellos que cuestionan la ortodoxia oficial:
“Porque incluso si deben decir algo verdadero, uno que ama la verdad no debe, aún así, coincidir con ellos…. A ellos uno no debe ceder nunca; ni, cuando pusieron sus falsificaciones, uno debe reconocer que el Evangelio secreto es de Marcos – sino debe negarlo sobre juramento. Porque no todas las cosas verdaderas van a ser dichas a todos los hombres.”
Clemente estaba resumiendo la actitud de la Hermandad y sus fachadas religiosas durante toda la Historia. La mayoría de los miembros de la iglesia siguen la línea colectiva porque eso es lo que son condicionados a creer, pero dentro de éstas “religiones” están las sectas secretas que saben la verdad. Son organizaciones dentro de organizaciones o una organización (la Hermandad reptil) dentro de organizaciones.
Fueron tales personas las que crearon la religión en primer lugar y compilaron y tradujeron la Biblia, el libro que iba controlar mentalmente el mundo por siglos y todavía lo hace, a una extensión muy grande. Jerónimo se hizo secretario del Papa Dámaso en aproximadamente 382 y fue comisionado para reunir varios textos para producir la Biblia en latín, la lengua oficial de Roma. Ahora teníamos otra traducción, del hebreo y griego al latín, más los prejuicios propios de Jerónimo. Su versión es conocida como la Vulgata, del latín Vulgata, significando en uso común.
El derivado inglés, vulgar, significando “de mal gusto”, habría sido una mejor descripción. Jerónimo editó los textos como le pareció y rechazó a aquellos que no respaldaban el credo de Nicea. Trabajó con otro “padre” de la iglesia, la bomba sexual, Agustín. Jerónimo y Agustín estaban ambos de acuerdo en que las mujeres eran moralmente y espiritualmente inferiores y que el sexo y los placeres terrenales eran una fuente del mal que retenía a hombres de su camino espiritual. Pobres idiotas.
Revisaron 13 Evangelios, nueve actas y enseñanzas de los apóstoles, más 31 cartas y otras escrituras. Determinaron qué era “Ortodoxo” y qué iba ser rechazado. Su elección fue apoyada por el Concilio de Cartago en 397 y confirmada otra vez por el Papa Inocente I cien años después. La Biblia Vulgata de Jerónimo se hizo aceptada ampliamente como la versión. El Concilio de Trento en 1545 decretó que era la única aceptable para Católicos Romanos.
La mayoría de los Cristianos no podían comprender qué decía porque no leían latín, pero podían confiar en los sacerdotes para decirles qué decía que debían hacer. Las personas fueron condenadas y asesinadas por el crimen de traducir la Biblia al inglés porque hacerlo permitió que millones en realidad leyeran los textos que los sacerdotes estaban usando para controlarlos y aterrorizarlos. En 553 DC, la creencia en la reencarnación fue prohibida en el Segundo Concilio del Sínodo de Constantinopla bajo la influencia del Emperador Justiniano.
El concilio decidió, sin la asistencia del Papa que:
“Si alguien asevera la fabulosa pre-existencia de almas y se sometiera a la doctrina monstruosa que resulta de eso, sea él…. excomulgado”.
La “doctrina monstruosa” era que vivimos en un viaje eterno de evolución para siempre a través de la experiencia y somos todos responsables de nuestras acciones en esta vida física o una futura. Una aceptación de la reencarnación se llevaba el poder de la pandilla del cielo o infierno para asustar las personas a hacer como ellos, perdón, “Dios”, decía. Los conocimientos continuaron siendo chupados del dominio público.
Después de Constantino el Grande, vinieron otros emperadores que influyeron en el curso del credo cristiano que surgía rápido. Entre ellos estaba Teodosio que hizo al Cristianismo la religión oficial del imperio en 380. El poder de los hombres en vestidos creció enormemente a medida que el clero babilónico dejó caer ancla en Roma.
Cualquiera que se apartó incluso ligeramente de las creencias oficiales fue ejecutado brutalmente y sus documentos destruidos – exactamente la doctrina de Nimrod de Babilonia. Esto no es sólo un grupo de psicópatas enloquecidos de poder, improvisando su camino a través de esta masacre grotesca, era un plan fríamente calculado para gobernar por el terror y al hacerlo, sacar cualesquiera otros conocimientos o versiones de la vida fuera de la circulación pública. Como reptiles y las marionetas de reptiles, querían crear una celda de prisión mental y emocional, fuera de la cual era fatal pisar.
Los visigodos merodeadores, un pueblo germánico (ario) que habitó Francia del sur, eventualmente saqueó Roma en 410, pero para aquel entonces la Iglesia Católica Romana tenía tal agarre sobre las mentes de tantos en el ex Imperio Romano, que donde los emperadores romanos acabaron, los Papas prevalecerían. La dictadura romana se hizo una dictadura papal y en los siglos que siguieron, Europa se hizo un paisaje de masacre incalculable.
El Papa gobernaba y ¿quién gobernaba al Papa?. La Hermandad Babilónica, exactamente como hacen hoy. Las religiones hebrea y cristiana son las invenciones de aquellos que controlaban la corriente subterránea de conocimientos secretos. Incluso los vestidos rituales son lo mismos en tantas maneras. ¿Qué usan las personas judías?. Solideos. ¿Qué usa el Papa?. Un solideo.
Esto es simbólico de la manera en que sacerdotes en las escuelas de misterios solían afeitar las coronillas de sus cabezas. Los cascos más formales y el ritual de Judaísmo y el Cristianismo son también muy similares porque nacen del mismo origen y la mitra del Papa es el símbolo de cabeza de pez de Nimrod.
Para completar el trío, vinieron los Musulmanes que usan solideo y el credo del Islam, motivado por el “Profeta” Mahoma (Mohamed) cuando tuvo una “visión” en el año 612. Otra vez descubrimos que las raíces del Islam están en el Cristianismo y Judaísmo y por lo tanto Babilonia.
Los Musulmanes ven al Islam como una continuación actualizada de la corriente judeo-cristiana y ellos, también, siguen su ascendencia a nuestro viejo compañero, Abraham, que se dice que salió de la ciudad sumeria de Ur y fue hacia Egipto. Creen que Abraham construyó la Kaaba, el santuario sagrado en la Meca, y el foco de peregrinación para Musulmanes en todo el mundo. Pero era de hecho originalmente un templo pagano de adoración de la diosa (Semíramis) que presentaba la famosa Piedra Negra.
W. Wynn Westcott, fundador de la Orden Hermética de la Golden Dawn (Aurora Dorada), escribió en su trabajo, El Mampostero Mágico (The Magical Mason), que la Piedra Negra que se suponía había sido traída a la Meca por Abraham, fue usada originalmente para el antiguo ritual pagano. Otra vez usted ve el simbolismo de la Hermandad en esta “Nueva” religión.
Los símbolos de la media luna y la espada curva, la cimitarra, son asociados con la Luna y Venus, el Lucero Del Alba, el término usado para Lucifer. Venus era también un título para la Reina Semíramis. Los Musulmanes han comprado la idea de que Moisés, el Rey David y Jesús eran profetas divinos enviados por el único Dios Todo Poderoso, cuando de hecho los tres son invenciones de la Hermandad. Su libro sagrado, el Corán, que se suponía que fue inspirado por Dios, menciona a Jesús en 93 versículos y lo trata como una persona viviente.
El Islam fue creado por las mismas redes de la Hermandad que las religiones cristianas, para aprisionar, dividir y gobernar aún más. Mahoma fue el último profeta y por lo tanto, los Musulmanes calculan, el más válido. Como tal, todos los Cristianos y Judíos deben convertirse al Islam, exigen los Musulmanes ortodoxos. El término, Jihad, es la “Guerra Santa” que los Musulmanes son instados a hacer contra todos los que no aceptan el credo de Mahoma. Cuán conveniente que Islam significa “someter o rendirse” y musulmán significa “uno que se rinde”.
¡Algunos de los conflictos más sangrientos en la Historia han resultado del deseo del Islam, Cristianismo y Judaísmo de imponer su credo uno a otro, cuando todos vienen del mismo origen y la misma manipulación!. Excúseme, ¿entré tarde y me perdí de algo?. Diríjame hasta arriba Scotty, sáqueme de aquí….
El dios islámico Alá es el mismo “Dios”, que el judeo-cristiano, Jehová, dicen los Musulmanes. El Corán es el libro sagrado islámico, pero los Musulmanes también dan credibilidad al Pentateuco, a los primeros cinco libros del Antiguo Testamento atribuido a Moisés. En verdad fueron escritos por los Levitas después de Babilonia y no por “Moisés”, que era un título en las escuelas de misterios egipcias. ¿Es realmente una coincidencia que estas tres grandes prisiones de la mente, represoras de la mujer, y creadoras de conflicto sangriento, deben venir todas de la misma parte del mundo?. ¿O que personas que tienen visiones y visitas (sobrenaturales) deben tener tal participación crucial en la formación y la leyenda que creó a estos monstruos?.
Mahoma dijo que tuvo su visión cerca de la cueva donde solía ir. Las cuevas y lugares oscuros se repiten constantemente en historias de superestrellas religiosas y dioses del Sol como Mithra y Jesús. Mahoma dijo que su visita afirmó ser el Ángel Gabriel de la fama bíblica y durante el encuentro Mahoma dijo que perdió el conocimiento y entró en un estado de trance.
Mientras Mahoma estaba en su trance o estado hipnótico, “Gabriel” le dio un mensaje para recordar y recitar. Mahoma dijo que cuando se despertó el mensaje estaba grabado sobre su corazón. Lo que siguió al encuentro con “Gabriel” fue un baño de sangre que abarcaba los siglos hasta el día actual, a medida que Mahoma y sus sucesores trataron de imponer su credo sobre el mundo.
El Islam no es el opuesto del Cristianismo y Judaísmo, son todos “opu-mismos”: el mismo estado de mente con un nombre diferente, en última instancia controlado por las mismas personas, los reptiles. El Islam es otra religión de escuela de misterios, sus textos escritos en clave esotérica para que las masas los tomen literalmente.
Hubo veces en los siglos posteriores cuando un poco de estos conocimientos secretos fue dejado entrar al dominio público por jefes musulmanes más ilustrados y esto fue la inspiración para las sociedades y ciencia avanzadas que salieron de España y Bagdad musulmanas. Hoy, parte del Programa de la Hermandad es estimular el conflicto con las naciones islámicas causando división entre el mundo musulmán y el Cristiano – judío.
La Iglesia Mormona es otra religión de “visión” que muy poderosamente se encierra en la red de la Hermandad, como todas las religiones lo hacen. La Iglesia Mormona, o más oficialmente, la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, fue fundada por Joseph Smith después de que afirmó que un “Ángel” llamado Moroni se le apareció en 1823.
Moroni, dijo él, le dijo de la existencia de un libro de placas de oro conteniendo: “la plenitud del Evangelio eterno” y “Una descripción de los anteriores habitantes de este continente y los orígenes de los que surgieron”. La ubicación le fue revelada a él, y en 1827 con la ayuda de dos “piedras mágicas” llamadas Urim y Thummim, tradujo las placas al inglés. Urim y Thummim eran, de hecho, los nombres de los nudillos de hueso o dados utilizados por los sacerdotes Levitas y se decía que los Reyes de Israel seguían sus profecías.
Eran usados en el lugar sagrado de escuela de misterios conocido como el Tabernáculo. Aquí tenemos otra religión más que se origina de la misma fuente y otra perpetuación del mito de Jesús. Las láminas de oro, dijo Smith, fueron escritas en “Egipcio reformado”. De esto vino el Libro de los Mormones dos años después y sus seguidores se hicieron la Iglesia Mormona en 1830.
Los pilares de la iglesia temprana eran Smith y otro tipo llamado Brigham Young. Eran ambos masones de grado alto de la clave Logia de Nueva York y la expansión de esta iglesia fue financiada por Kuhn, Loeb y Compañía, el banco de Rothschild en los Estados Unidos que también ayudó a financiar la Revolución Rusa y ambos lados en la Primera Guerra Mundial.
Los Mormones fueron una creación de la Hermandad. Los Mormones reconocen la Biblia, pero afirman que las escrituras de Smith son igualmente divinas. Formaron comunidades llamadas Estacas de Zion (Sión, el Sol) y al final se instalaron en Salt Lake City, Utah, la ciudad mormona desde donde sus programas de control mental están organizados, como documentaré en un capítulo posterior. Es cómico cómo todas estas religiones son justificadas por una visión o visita, seguida por una religión extrema, dogmática y autocrática que gobierna por miedo, adoctrinamiento y manipulación mental.
Otra secta de control mental que surgió del Cristianismo / Judaísmo son los Testigos de Jehová, la adoración del furioso dios hebreo, Jehová, y uno de sus líderes fundadores fue el pederasta Charles Taze Russell, un masón de alto grado. Estas religiones fueron armadas para controlar, crear conflicto entre las personas, y dividir y gobernar las masas.
Las visiones de personajes bíblicos como la Virgen María que han reforzado las creencias cristianas de corriente principal durante los siglos han seguido un patrón similar. No tenemos idea de a qué se parecía el “Equipo” de Jesús, pero las personas siempre los ven como su representación artística clásica. Aquellos que han visto visiones que se relacionan a las historias de la Biblia han tenido santuarios construidos para ellos, pero aquellos que ven visiones que no son bíblicas son condenados como trabajando con el diablo.
William Cooper, un ex agente con la Inteligencia Naval de los Estados Unidos, dijo que había visto documentos secretos que afirman que extraterrestres habían dicho a las autoridades de EE.UU. que habían manipulado la raza humana vía religión, satanismo, brujería, magia y las ciencias ocultas. Ciertamente, la raza humana ha sido manipulada y controlada a través de la religión y satanismo. La única pregunta es, ¿extraterrestres (o Intra – terrestres) están detrás de esto?.
Como Cooper pregunta:
“…. ¿eran ellos de hecho la fuente de nuestras religiones con las que ellos habían estado manipulándonos desde el principio?.”

3.2-.El famoso jarrón de Soissons contenía muestras de la sangre de los treinta y nueve primeros reyes francos, que fueron merovingio

Según la Tradición, en el año 882 el monje Badilon lleva, desde Saint Maximin la Sainte Baume a Vezelay las reliquias de María Magdalena. Se dice que los restos de María Magdalena reposan en un sarcófago guardado dentro de la Cripta de la Basílica de Santa Magdalena en Vezelay.

Esta es la Abadía de Vezelay, en Borgoña, Francia, actualmente conocida como la Basílica de Santa Magdalena de Vezelay. En su Cripta existe un sepulcro, que según la tradición, guarda los restos de María Magdalena.

Seguramente, el “heredero legítimo” para ocupar el puesto de Rey Universal, que gobernará y reinará desde Jerusalén, en los tiempos venideros, tendrá que hacerse las pruebas médicas de confrontación de ADN, para certificar científicamente su linaje sagrado, y así convencer al público de su verdadera descendencia real merovingea y de su descendencia directa de María Magdalena, nada más y nada menos.

Y posiblemente, y sorprendentemente, que el resultado del examen de ADN del nuevo Mesías Masónico, dará positivo con aquellos restos, porque vaya usted a saber de quién son esos restos de la Abadía de Vezelay….

Porque esas reliquias ya están preparadas allí desde hace mucho tiempo. Por eso que el culebrón y el fraude del Anticristo no es algo que surgirá de repente, un buen día y de la noche a la mañana, sino que en realidad lleva preparándose esta maquinación ocultista desde hace muchos siglos.

A partir del siglo XI, el culto a Magdalena se estableció en la Basílica de María Magdalena de Vézelay, en la provincia francesa de la Borgoña; La iglesia se consagró a la “Santa” en el año 1096, justo en la misma época en que empieza la 1ª Cruzada.

Aquí, en Vézelay, fué donde San Bernardo, en 1128, consagró la Orden de Los Templarios, los cuales desde siempre veneran a su “diosa”, la Magdalena, ya que al mismo tiempo las sociedades secretas identifican a Magdalena con Isis, la diosa egipcia, pues para los iniciados no deja de ser la misma figura pagana de la “diosa madre”.
Image Detail

Entre los reyes merovingios que fueron conspiratoriamente depuestos del trono francés hace más de mil trescientos años se citan asimismo a los sicambros, descendientes de la tribu judía de Benjamín, que emigraron sucesivamente a la Arcadia, a Sicilia, a los Alpes y a las orillas del Rin. De Meroveo hasta Clodoveo, los reyes merovingios, apodados los Ursus, fueron paganos entregados al culto de Diana.

 El famoso jarrón de Soissons contenía muestras de la sangre de los treinta y nueve primeros reyes francos, que fueron merovingios. La dinastía de los carolingios y la de los capetos (el rey Felipe el Hermoso, destructor de la Orden del Temple, era un Capeto) no eran legítimas, ya que el último rey merovingio, Dagoberto II, asesinado en el año 679 cerca de Stenay, en las Ardenas, tenía un hijo, Sigisberto IV, que escapó a la suerte de su padre, fue salvado por un tal Meroveo Levy, puro sicambro, quien le llevó en secreto a Rennes-le-Château. Sigisberto IV, llamado Plant-Ard (Retoño Ardiente), se casó con la hija del rey visigodo español Wamba y dio nacimiento al linaje de los condes del Razès, del que provenían también los Blanchefort. Los Sicambros descendientes de la tribu de Benjamín se emparientan con la dinastía Merovingia (traen según dice la leyenda a Magdalena embarazada de Jesucristo). Se crea una “Nueva dinastía” entre los hijos de Magdalena y los Merovingios, a partir de Dagoberto II (679), le sigue Sigisberto IV (688), casado con una hija de Wamba, dando linaje a Los Condes del Razés. El nieto de Sigisberto IV llamado Sigisberto VI (879), trata de conquistar el trono de Francia, luchando contra Luis II, si éxito. De la misma línea (merovingio Sicambro) surge Godofredo de Bouillón, Duque de Lorena, jefe Templario de la Primera Cruzada. Este linaje es el único que puede pretender legítimamente al trono de Francia. Tal era, según el secreto genealógico-dinástico contenido en los pergaminos encontrados por el abate Saunière en la Iglesia de Rennes-le-Château y que estaban acuñados, por el sello de Blanca de Castilla. El linaje cripto-merovingio se perpetuó en la sombra hasta nuestros días, de modo que el “Rey Perdido”, el “Gran Monarca” (pues este regio linaje tendría su origen en el vástago del propio Jesús tras su unión con Maria Magdalena, que fue llevada tras la crucifixión clandestinamente a la Galia donde se refugio, pues ya existían allí comunidades judías), está presente de incógnito entre nosotros.

 Cuando llegue el momento, se manifestará. Pero el Rey Perdido no lo estaba para todo el mundo, ya que hacía mucho tiempo que una temible sociedad secreta, el Priorato de Sión, conocía el secreto. Esta sociedad tuvo su nacimiento en la unión de tres grupos de iniciados:

 ——— En Toledo el día 22 de Julio de 1.467 empezaron las disputas entre cristianos viejos y conversos, estos últimos entraron en la catedral y mataron a dos canónigos y a algunos fieles, los cristianos consiguieron finalmente expulsar a los conversos del templo, el incidente acabo con el incendio del barrio de la Magdalena, El cabecilla de los conversos Fernando de la Torre fue ahorcado en la torre de Santa Leocadia y su hermano Alvaro en la plaza del Seco, y así fue como termino la tolerancia para los mudéjares y para los judíos, a los que a partir de entonces se excluyo de todos los cargos públicos.

———– No menos importancia tiene la herencia onomástica personal. Los nombres de origen germánico alcanzaron una enorme difusión desde los primeros tiempos de la Reconquista –llegando a superar incluso a los de origen latino–, tendencia persistente hasta hoy mismo. Y si, como sostienen algunos, los apellidos terminados en -ez tienen origen godo (se forman generalmente con nombres germánicos), la gran mayoría de los españoles, en todas las provincias, reflejan esa influencia. Influencia no étnica, pues la población goda no debió de pasar de un 5 a un 10% de la hispanorromana, sino debida, por una parte, al prestigio social de su nobleza, pues el término godo hacía referencia sobre todo a su oligarquía, más bien que a los tervingios de a pie, culturalmente más atrasados que los romanos; y por otra, y sobre todo, a un espíritu de identificación popular con la España perdida, la España hispanogoda. –