El objetivo lo dice todo: “sustituir al dólar como moneda de referencia”.

rubalcaba puñaladas

Hoy analizamos en profundidad la figura de Hugo Chávez y su papel en la dirección política y económica de Venezuela con José Luís Carretero, Jaime Garo, Chus Marcano y Antonio Rosenthal. Conduce Juan Carlos Barba.

Chávez no ha muerto: se ha multiplicado“, gritaban en el entierro del héroe caído.
Como os decía hace unos días, la muerte de Hugo Rafael Chávez Frías iba a ser el detonante de los cambios esperados, y no hemos tenido que esperar mucho para verlo.
Rusia Today anuncia la creación de un “banco alternativo de desarrollo” bajo el amparo del mítico BRICS (Brasil-Rusia-India-China y Sudáfrica) aunque, con seguridad están los Ciento y pico países no alineados relatados en las crónicas “Fulford”.
El objetivo lo dice todo: “sustituir al dólar como moneda de referencia”.
Los que frecuentéis esta web desde hace algún tiempo, lo veréis tan claro como la luz del verano: los cambios profetizados comienzan a materializarse y el Poder de la emisión y préstamo del dinero ya no es un monopolio sionista. Es decir, el Sistema de Bretton Woods, emanado de la II Guerra Mundial, y materializado en el Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional, la Organización Mundial del Comercio y el Banco para el Desarrollo (entre otros) ha muerto y un nuevo sistema monetario ya está en marcha.
Los que todavía no entiendan la importancia de este suceso; la famosa “Troika” (FMI, Comisión Europea, Banco Central Europeo) ya no es el único organismo al que España, Italia, Grecia o Portugal puedan ir a pedir dinero sino que hay OTRA ALTERNATIVA.
Así que ya no hay que acatar -sí o sí- sus chantajes y la izquierda ya puede enarbolar una solución alternativa.
Veremos si mañana lunes (son las 22: horas del domingo) los diarios españoles (por ejemplo) se hacen eco de la noticia.
Jaque Mate. Hugo Chávez se ha multiplicado.
PD: Este lunes, aparente peligro de que Corea del Norte organice un “sarao nuclear“. Evidentemente, es una bandera falsa como la copa de un pino, para torpedear este vital lanzamiento. China, Rusia y Estados Unidos se oponen a esta locura que sucede un 11-Marzo, como la tragedia de Fukushima.
PD 2: China lanza una enorme reestructuración de su gobierno para “combatir la corrupción”. Fulford acierta una vez más.
¿Todavía no crees en la Victoria?
PD 3: Ecuador demandará a la banca española por contratos hipotecarios abusivos.
PD 4. Un juzgado español declara nulos por usura cuatro préstamos hipotecarios.
¿Sigo o tienes ya suficiente? ¿Lo empiezas a sentir? ¿Notas que empieza a oler a Victoria?

https://revolucionmatrix.wordpress.com/2013/01/04/consejos-para-protegerse-ante-un-eventual-colapso-del-sistema-financiero-mundial/

  • Añadido por Julio Ma Go el marzo 12, 2013 a las 4:35am
  • Ver vídeos
  • Ahora se puede entender con más exactitutd porque los gobiernos encubren a esta institución de maldad!!! Investigue no se deje engañar más. www.vaticancrimes
    Anuncios

    Monsanto pretende controlar la naturaleza diciendo que es obsoleta y que “va muy lento”, incluyéndote.


    Si el Universo fuera diferente, si la Galaxia fuera distinta, si la Naturaleza fuera otra, posiblemente no estaríamos aquí para verlo. Somos el fruto de billones de años de evolución cósmica.
    Semillas de las estrellas, la forma del Cosmos de explorarse a sí mismo. Monsanto pretende controlar la naturaleza diciendo que es obsoleta y que “va muy lento”, incluyéndote.
    Monsanto es un producto de la élite bancaria para envenenar el agua y los alimentos, para enfermar y esterilizar a la población con el propósito de la eugenesia. Todo está escrito en el libro “Ecosciencie“, del zar de ciencias de La Casa Blanca, John P. Holdren, donde se habla de un estado totalitario global para llevar a cabo la esterilización forzada.
    Además indica métodos y sistemas encubiertos para esterilizar a la población mediante, vacunas, el agua y los alimentos. Ahora, repentinamente, lo dicho en este libro ocupa los titulares de todos los diarios del mundo, se lo están presentando al público como si fuera algo bueno. El 90 % de los alimentos del supermercado tiene compuestos químicos y tóxicos para su salud, algo que ellos saben perfectamente hace mucho tiempo. Y todo estos venenos fueron aprobados por entidades oficiales corruptas como la FDA, que intercambia funcionarios con las corporaciones.
    Por citar algunos ejemplos tenemos el Aspartamo de Monsanto que produce leucemia (y otros pesares), en todas las gaseosas, edulcorantes y golosinas, plásticos de Monsanto, comúnmente utilizados en la plastilina, básicamente un tipo de silicona en las carnes pero también en muchos otros “menús” procesados pre-cocidos y otros alimentos. Este químico produce ataques cardíacos y AVC, entre otros problemas.
    Los transgénicos de Monsanto, no sólo consisten en las semillas, carne, legumbres, frutas y todo tipo de alimentos “frescos”, también se encuentran en todos los alimentos incluyendo los anteriores, como complementos. El jarabe de maíz en la Coca Cola, Pepsi y jugos frutales son un claro ejemplo.
    Los transgénicos u OGM son mezclas de ADN de virus de ingeniería genética, plantas, insectos e incluso partes de piel enferma humana. Antes de llegar a las góndolas Monsanto esparce especies modificadas en el medioambiente comprometiendolo. Por ejemplo se estima que dentro de 40 generaciones de salmones OGM los peces naturales desaparecerán.
    Ocurre lo mismo con todas las especies vegetales y animales y la FDA aprobó la extinción a propósito. El maíz transgénico de Monsanto, utilizado en miles de productos comestibles, no solamente es bombardeado con pesticidas sino que fabrica su propio veneno para matar a los animales que lo devoran, insectos, plagas e incluso mamíferos.
    ¿Que efecto creen que pueda producir en los seres humanos? Existen cientos de estudios científicos certificando que Monsanto, Bayer, Syngenta y otras corporaciones biotecnológicas como Cargill producen “comida” tóxica que destruye los órganos humanos, induce la esterilidad, cáncer, tumores, resistencia a los antibióticos, deterioro del sistema inmunológico, etc. Procter & Gamble incluye transgénicos de algodón de Monsanto en sus productos de higiene personal y alimentos para mascotas. Estudios realizados en Alemania, La India y Estados Unidos demuestran de manera concluyente que el algodón OGM produce abortos espontáneos, esterilidad y muerte.
    Además los cultivos de Monsanto están exterminando a las abejas, los murciélagos y las mariposas. Pero no terminan allí. También liberan especies modificadas genéticamente con la excusa de combatir enfermedades, como el mosquito anti-malaria. Imaginen lo que una picadura de ese insecto puede producir a los seres humanos. Fueron lanzados a la biosfera abierta.
    El mismísimo código genético del planeta está siendo masacrado, en una toma de poder corporativa hostil, que avanza contra las leyes naturales de la Creación.

    Hace muchos años un directivo de Monsanto fue citado por la National Geographic diciendo que ese es su programa. Que sus cultivos se apoderen de la naturaleza y la biodiversidad del Planeta Tierra. Y las grandes corporaciones biotecnológicas están focalizando principalmente en ese trabajo, mientras se expanden a miles de especies vegetales y animales. Literalmente, cambiando el código genético del planeta.
    Esta es una dictadura científica, y es vandalismo genético, y es por este motivo que los Rothschild, los Rockefeller y sus Naciones Unidas, construyeron gigantescas bóvedas de semillas naturales, no sólo en los polos sino en todo el planeta, y lo hicieron admitiendo que es “por si todo se les va de las manos”, para tener una suerte de Arca de Noé. Y mientras tanto todos los grupos “ecologistas” de Shell, los Rockefellers y los Rothschilds como Greenpeace o la WWF desvían la atención sin mencionar nada de esto. Están demasiado ocupados por establecer un impuesto al aire diciendo que las emisiones de carbono producen calentamiento global (una mentira refutada por el CERN). El dióxido de carbono es el elemento que exhalan los seres humanos, los animales y respiran las plantas para realizar su fotosíntesis.
    Esto es un programa de despoblación global. Simple y claro. Como una epidemia el recuento de esperma se reduce en occidente exponencialemente. Incluso el gobierno de Estados Unidos predijo que en la próxima generación casi todos serán estériles. Se trata de la religión de los sionistas, esta es su filosofía, quieren el planeta para si mismos. La ONU dijo que su plan declarado es una reducción de población de un 80%.
    La cultura de la muerte está siendo impuesta para usted y su familia. Los grandes medios de comunicación masivos pertenecen a las corporaciones bancarias porque ellas los financian. Y no van a decir la verdad. Las vacunas obedecen al mismo programa y lo saben. Los aviones que sobrevuelan las ciudades derramando tóxicos y virus llamados Chemtrails también son parte del plan y los directores de los medios lo saben. No busque en Wikipedia una explicación porque esa falsa guía de la verdad también obedece a intereses corporativos. Cada vez que lea “teoría de la conspiración” busque una versión alternativa sobre la información que esté buscando. Y si usted piensa que “el mundo está superpoblado”, lo cual es una mentira por el momento, sepa que usted también es el objetivo a eliminar para la élite bancaria, sea liberal, de izquierda, comunista o fascista. Ellos no discriminan a la hora de asesinar.
    Podemos erradicar a Monsanto de la Argentina. Si nos unimos.
    Laura Hentschel
    Twitter: @LauraHentschel
    BWN Argentina
    Fuente

    hamlet : habra sido casualidad, pero nos hemos quedado si audio,puede que haya un desfase entre los contenidos y los titulos, perdonen las molestias …estamos solucinandolo

    caeser: noos art tienen una logica interna o eso intentamos, por desgracia algunos art se hacen invisbles de forma misteriosa, eso puede hacer que no quede reflejada nuestra forma de ver las rexalidad, seguiremos informando

    Teresa Forcades – no todo esta podrido en la iglesia

    El Departamento de Seguridad Nacional USA ha dictado una “humorística” orden para preparar a la ciudadanía de aquel país para una contingencia desastrosa. Se da la circunstancia de que hace meses se habló de la aparición de una droga que convertía en zombies quien la tomaban y les hacía realizar actos demenciales.
    Curioso videojuego en la misma línea que la noticia anterior y que gira en torno a un ataque zombie al Palacio de Buckingham, residencia de la familia real inglesa.

    pacientes

    por

    Crédito de la fotografía: Food and Drug Administration

    El escándalo de la reboxetina debería haber encendido todas las alarmas. Aprobada en muchos países europeos desde finales de los 90, la reboxetina es el principio activo de un fármaco para la depresión clínica.
    En año 2010, un grupo de investigadores alemanes publicó en el British Medical Journal un estudio que demostraba que no sólo el medicamento era inefectivo, sino que, además, la compañía farmacéutica había ocultado a la comunidad médica aquellos tests que le eran desfavorables. De 7 ensayos clínicos contra placebo, 6 mostraban que la reboxetina no era más eficaz que el placebo. Ninguno de esos 6 estudios fue publicado en revistas científicas. Además, en los ensayos clínicos contra otros antidepresivos, la compañía farmacéutica había eliminado tres cuartas partes de los datos.
    (Nota: el artículo del British Medical Journal que destapó el caso es gratuito y podéis leerlo aquí).
    Inexplicablemente, en España la reboxetina sigue siendo comercializada por Pfizer bajo los nombres “Norebox” e “Irenor” (números de registro 61969 y 63157 en la Agencia Española del Medicamento). La agencia federal que supervisa los fármacos en los EEUU (conocida por sus siglas, FDA) nunca aprobó la reboxetina por falta de eficacia probada.
    Pfizer no es la única compañía envuelta en un escándalo de ocultación de datos científicos. En Febrero de 2010, el Senado de EEUU publicó un informe donde se describe cómo la farmacéutica GlaxoSmithKline (GSK) no sólo mintió sobre los riegos cardiovasculares de uno de sus medicamentos contra la diabetes sino que además trató de silenciar a los científicos que los advirtieron. La FDA calcula que este fármaco produjo 83.000 infartos entre los años 1999 y 2007. Hace unos meses, GSK decidió declarase culpable ante los tribunales norteamericanos.
    El caso se remonta a 1999. En varias conferencias científicas celebradas aquel año, el Dr. John Buse, profesor en la Universidad de Carolina del Norte-Chapel Hill, comenzó a advertir sobre los posibles riesgos de la rosiglitazona, un medicamento que suponía miles de millones de ingresos para GSK. Tachi Yamada, entonces director de investigación de GSK, envió una serie de emails intimidatorios a Buse, quien decidió cesar sus críticas.
    Ben Goldacre, doctor en Medicina e investigador en la Universidad de Oxford, explora las razones de algunos de estos fraudes en un libro que se publicará esta semana en el Reino Unido. Según Goldacre, la regulación de la industria farmacéutica es todavía deficiente. Por ejemplo, las compañías farmacéuticas no están obligadas a publicar todos los ensayos clínicos que realizan y por lo tanto, los que se hacen públicos son casi siempre favorables a sus intereses. Es también una práctica habitual que, cuando investigadores universitarios aceptan financiación de una farmacéutica, se les haga firmar un contrato por el cual no pueden publicar ningún resultado sin el permiso de la compañía. Las farmacéuticas financian además numerosas revistas y conferencias médicas.
    Al igual que con la crisis bancaria, abandonar una industria multibillonaria a las fuerzas del mercado, sin una regulación adecuada, puede tener consecuencias nefastas para todos.


    Teresa Forcades, monja y doctora en medicina y teología, fue entrevistada en el programa Singulars del canal 33 con motivo de la presentación de su libro Conversaciones con Teresa Forcades.
    Durante la entrevista habló de su perspectiva sobre la situación actual.
    La monja considera que vivimos en una “dictadura financiera” y que el mercado no es libre por lo que insta a los ciudadanos a convocar una huelga general indefinida.
    “como forma de protesta ante un gobierno que actúa contra el interés general”.
    Forcades, que defiende una iglesia volcada en la justicia social, participa habitualmente en congresos y charlas y su voz comenzó a hacerse pública durante la gripe A cuando no dudó en posicionarse en contra de las farmaceúticas y de negarse a la vacuna.
    Fuente

     

    MEDIO OR. Y BRICS, – bank merge

    hamlet: ¡cuidado’ nos pueden vender a los bric como salvadores para que aceptemos la moneda unica

    La lucha de clases en Europa y las raíces de la crisis mundial

    François Chesnais, International View Point

    Este artículo trata de repasar la raíz y la naturaleza de las crisis capitalistas que se han hecho particularmente notorias con la actual crisis y situar a esta en la “historia larga”. La crisis que está en curso estalló al término de una fase muy larga (más de cincuenta años) de acumulación casi ininterrumpida: la única fase de esta duración en toda la historia del capitalismo. Por otro lado, la muy difícil situación de los trabajadores en cualquier parte del mundo resulta de la posición de fuerza ganada por el capital, gracias a la mundialización del ejército industrial de reserva con la extensión de la liberación de los intercambios y de la inversión directa en China.

    Después de haber sido presentada durante mucho tiempo como “deuda de los Estados”, la crisis de los bancos europeos y del euro se desarrolló con rapidez creciente a partir de octubre (2011). Su marco es la crisis económica y financiera mundial en curso desde hace más de cuatro años y constituye un momento de la misma en el terreno específicamente financiero. En las primeras fases de la crisis, el epicentro de la misma estuvo en Wall Street y la City. La dimensión y alcance del shadow banking system y la debilidad de las medidas de seguridad introducidas después de las declaraciones del G20 de Londres en mayo 2009 hacen que estos dos centros neurálgicos de las finanzas, tarde o temprano, marcharán hacia nuevas convulsiones financieras. Por el momento, el escenario está en Europa y la zona del euro. Desde mediados de octubre, para seguir la crisis harían falta un artículo o más por semana. Lo impiden tanto la periodicidad de Carré rouge como los objetivos del colectivo que la edita. Este artículo toma distancia de la situación inmediata.

    La crisis financiera europea es la manifestación, en la esfera de las finanzas, de la situación de semiparálisis en que se encuentra la economía mundial. En este momento es su manifestación más visible, pero de ningún modo la única. Las políticas de austeridad aplicadas simultáneamente en la mayor parte de los países de la Unión Europea (UE) contribuyen a la espiral recesiva mundial, pero no constituyen su única causa. Fueron elocuentes los encabezamientos de la nota de perspectiva de septiembre de 2011 de la OCDE: “La actividad mundial está cerca del estancamiento”, “El comercio mundial se contrajo, los desequilibrios mundiales persisten”, “En el mercado del trabajo, las mejoras son cada vez menos perceptibles”, “La confianza ha disminuido”, etcétera. Luego de las proyecciones de Eurostat a mediados de noviembre de una contracción económica de la UE, a la que no escaparía ni siquiera Alemania, la nota de la OCDE del 28 de noviembre señala un “considerable deterioro”, con un crecimiento del 1,6% para el conjunto de la OCDE y del 3,4% para el conjunto de la economía mundial.

    Comprensiblemente, la atención de los trabajadores y los jóvenes de Europa está centrada en las consecuencias del “fin de trayecto” y el “sálvese quien pueda” de las burguesías europeas. La crisis política de la UE y la zona euro, así como las interminables vacilaciones del BCE alrededor del financiamiento directo de los países en mayores dificultades, son sus manifestaciones más visibles. Se tiende a endurecer las políticas de austeridad y a montar un operativo de “salvataje total” del que no escape país alguno. Sin embargo, la situación europea no puede ser comprendida independientemente de la consideración de la situación de la economía mundial en su totalidad.

    La CNUCED comienza su informe señalando que “el grado de integración e interdependencia económicas en el mundo actual no tiene precedentes” (CNUCED, 2011).Este reconocimiento es un innegable progreso intelectual en el que muchos comentadores e, incluso, militantes de izquierda bien podrían inspirarse. El campo de la crisis es el del “sistema de cambio internacional más desarrollado” del que ya habla Marx en sus tempranos escritos económicos (Marx, 1971: 161). Hoy, tras la reintegración de China y la plena incorporación de la India en la economía capitalista mundial, la densidad de las relaciones de interconexión y la velocidad de interacciones en el mercado mundial alcanzan un nivel jamás visto anteriormente. Este es el marco en el que deben ser abordadas las cuestiones esenciales: la sobreacumulación y superproducción, los superpoderes de las instituciones financieras y la competencia intercapitalista.

    No hay ningún “fin de crisis” a la vista

    En el usual lenguaje económico de inspiración keynesiana, el termino “salida de la crisis” indica el momento en que la inversión y el empleo se recuperan. En términos marxistas, es el momento en que la producción de valor y plusvalor (tomando y haciendo trabajar a los asalariados y vendiendo las mercancías a fin de realizar su apropiación por el capital) está basada en la acumulación de nuevos equipos y la creación de nuevas capacidades de producción. Son muy raras las economías que, como es el caso de China, a pesar de estar insertas en relaciones de interdependencia, sigan disfrutando de cierta autonomía de modo tal que la salida de la crisis pueda concebirse a nivel de la economía del Estado-nación. Todas las demás están insertas en relaciones de interdependencia que determinan que el cierre del ciclo del capital (Dinero-Mercancía-Producto-Mercancía’-Dinero’) de la mayor parte de las empresas (en cualquier caso, de todas las grandes) se realice en el extranjero. Y los mayores grupos directamente deslocalizan todo el ciclo de una parte de sus filiales.

    A esto se debe el alcance del atolladero registrado durante el último G20. A más de cuatro años del comienzo de la crisis (agosto 2007) y tres desde las convulsiones provocadas por la quiebra del banco Lehmannn (septiembre 2008), el conjunto de la situación está marcado por la incapacidad, al menos por el momento, del “capital” –los gobiernos, los bancos centrales, el FMI y los grupos privados de centralización y poder del capital colectivamente considerados– para encontrar medios que permitan crear una dinámica como la indicada a nivel de la economía mundial o, como mínimo, en muy grandes sectores de la misma. La crisis de la zona euro y sus impactos sobre un sistema financiero opaco y vulnerable son una expresión de esto. Pero esa incapacidad no implica pasividad política. Lo que ocurre simplemente es que la acción de la burguesía está cada vez mas movida exclusivamente por la voluntad de preservar la dominación de clase, en toda su desnudez. En lo que hace de manera inmediata y directa a los trabajadores de Europa, los centros de decisión capitalista buscan activamente soluciones capaces de proteger los bancos y evitar el inmenso choque financiero que significaría el default de pago de Italia o España, haciendo caer más que nunca todo el peso de la crisis sobre las clases populares. Un testimonio de esto es el desembarco (con pocos días de intervalo), en la cúpula de los gobiernos griego e italiano, de comisionados del capital financiero que fueron designados directamente por este, “evadiendo los procedimientos democráticos”. Lo testimonia asimismo la danza de rumores sobre proyectos de “gobernancia” autoritaria que están siendo discutidos en el seno de la zona euro. Esto tiene implicaciones políticas aún más graves para los trabajadores, porque viene acompañado por el refuerzo del carácter procíclico de las políticas de austeridad y privatización que contribuye a la nueva recesión en marcha.

    Los incesantes llamados que desde el otro lado del Atlántico Norte hacen Barak Obama y el Secretario del Tesoro Tim Geithner para que los dirigentes europeos den una rápida respuesta a la crisis del euro traducen el hecho de que “el motor americano”, como dicen los periodistas, está “averiado”. Desde 1998 (rebote de la crisis asiática), el funcionamiento macroeconómico estadounidense fue construido casi enteramente sobre la base del endeudamiento de los hogares, las PyMEs y las colectividades locales. Este “régimen de crecimiento” está muy arraigado: reforzó con tanta fuerza el juego de los mecanismos de distribución desigual de los ingresos[1] que los dirigentes no tienen otra perspectiva a la cual aferrarse que el momento –lejano– en que la gente pueda (o esté en realidad obligada a) endeudarse nuevamente.

    Las diferencias “irreconciliables” entre Demócratas y Republicanos hacen a dos cuestiones interconectadas: cuál sería la mejor manera de desendeudar al Estado Federal desde esa perspectiva y si puede o, incluso debe endeudarse más para alcanzar tal objetivo. La incapacidad de concebir cualquier otro “régimen de crecimiento” refleja la casi intocable fuerza económica y política de la oligarquía político-financiera que constituye ese 1%. El movimiento OWS es un primer signo del resquebrajamiento de esta dominación, pero, hasta que no se produzca un terremoto mundial que incluya a los Estados Unidos, la política económica norteamericana seguirá reducida a las inyecciones de dinero del Banco Central (la Fed), o sea, a hacer funcionar la máquina de fabricar billetes, sin que nadie sepa hasta cuándo puede durar eso. China e India pueden ayudar, como lo hicieron en 2009, a limitar la contracción de la producción y del comercio. En particular, China seguirá –pero con más dificultades que antes– ayudando a surfear la contracción mundial. Con la plena integración de India y de China en la economía se produjo un salto cualitativo en la dimensión del ejército industrial de reserva a disposición del capitalismo mundial en su conjunto. Adicionalmente, debe recordarse que en China se encuentran algunos de los más importantes focos de sobreacumulación y de sobreproducción. Se habla mucho del efecto de tijeras entre la gran baja de los PIB de los países capitalistas industriales “viejos” y el ascenso de los “grandes emergentes”, y la crisis también aceleró la finalización del período de hegemonía mundial de los Estados Unidos (hegemonía económica, financiera y monetaria desde los años 1930, hegemonía militar no compartida a partir de 1992). Sin embargo, China no está de ninguna manera en condiciones de tomar la posta de los Estados Unidos como potencia hegemónica.

    Lo novedoso de la gran cuestión política del período

    Este artículo trata de repasar la raíz y la naturaleza de las crisis capitalistas que se han hecho particularmente notorias con la actual crisis y situar a esta en la “historia larga”. La crisis que está en curso estalló al término de una fase muy larga (más de cincuenta años) de acumulación casi ininterrumpida: la única fase de esta duración en toda la historia del capitalismo. Precisamente, la crisis puede durar muchos años, hasta una década, porque tiene como sustrato una sobreacumulación de capacidades de producción especialmente elevada y, como excrecencia, una acumulación de capital ficticio de un monto también sin precedente. Por otro lado, la muy difícil situación de los trabajadores en cualquier parte del mundo –por diferenciada que sea la misma de continente a continente e, incluso, de país a país, debido a sus anteriores trayectorias históricas– resulta de la posición de fuerza ganada por el capital, gracias a la mundialización del ejército industrial de reserva con la extensión de la liberación de los intercambios y de la inversión directa en China.

    Si en un horizonte temporal previsible no hay “salida de la crisis” para el capital, de manera complementaria y antagónica, el futuro de los trabajadores y de los jóvenes depende, en gran medida, si no enteramente, de la capacidad para abrirse espacios y darse “tiempos de respiración” políticos propios, a partir de dinámicas que, hoy, solo ellos pueden movilizar. Estamos en una situación mundial en la cual lo decisivo ha pasado a ser la capacidad que logren estos movimientos –nacidos sin aviso– para organizarse de tal modo que conserven una dinámica de “autoalimentación”, incluso en situaciones en las que no existan, a corto plazo, desenlaces políticos claros o definidos. En Túnez, Grecia o Egipto, pero también en los Estados Unidos el movimientos OWS, en el especial contexto nacional de la principal potencia capitalista del mundo y un espacio geográfico continental, lo mejor que los militantes pueden hacer es ayudar a que los actores de los movimientos con esta potencialidad afronten los diversos y numerosos obstáculos con que chocan, y defender la idea de que, en última instancia, las cuestiones sociales decisivas son “quién controla la producción social, con qué objetivo, según qué prioridades y cómo puede ser construido políticamente ese control social”. Posiblemente sea este el sentido de los procesos y consignas “transicionales” hoy en día. Algunos podrán decir que siempre fue así… Pero, dicho en los términos que acabo de utilizar, para gran cantidad de militantes constituye una formulación en gran medida –si no completamente– novedosa.

    La valorización “sin fin y sin límites” del capital como motor de la acumulación

    Antes de retomar la crisis iniciada en 2007, es preciso explicitar los resortes de la acumulación capitalista. Detengámonos un instante en la teoría de la acumulación en el largo plazo. El objetivo es ayudar, partiendo de una comprensión precisa de los resortes del movimiento de acumulación capitalista, a facilitar la explicitación de la naturaleza de las crisis y a situar cada gran crisis en la historia social y política mundial. Como escribió Paul Mattick, al comentar una indicación de Engels, “ninguna crisis real puede ser entendida si no se la sitúa en el contexto más amplio de desarrollo social global” (Mattick, 1977: 39). La magnitud y los rasgos específicos de las grandes crisis son la resultante de los medios a los que el capital (en un sentido que incluye a los gobiernos de los países capitalistas más importantes) utilizó en el período precedente para “superar estos límites inmanentes” antes de ver “que vuelven a levantarse estos mismos límites todavía con mayor fuerza” (Marx, 1973: III, 248). Las crisis estallan en el momento en que el capital queda nuevamente “reatrapado” por sus contradicciones, enfrentado a las barreras que él mismo se crea. Mientras más importantes hayan sido los medios utilizados para superar sus límites, más prolongado haya sido el tiempo en que esos medios de superación lograron su objetivo, y más pudieron diferir su revelación, más importante será la crisis y más difícil la búsqueda de nuevos medios para “superar estos límites inmanentes”. De este modo, la historia invade la teoría de las crisis.

    Cada generación lee y relee a Marx. Y lo hace tanto para seguir la evolución histórica como también para dar cuenta de la experiencia de dificultades teóricas con las que tropezó. Durante muchas décadas predominó la problemática del desarrollo de las fuerzas productivas en sus distintas variantes, con las reminiscencias de las teorías del progreso que la misma podía todavía arrastrar. Hoy, el Marx que, como militante-investigador, hay que leer es el que ayuda a comprender lo que significa la toma del poder de las finanzas D, el dinero en toda su brutalidad, aquel sobre el que escribió en los Manuscritos de 1857-58 diciendo que “el capital […] en tanto representante de la forma universal de la riqueza –el dinero– constituye el impulso desenfrenado y desmesurado de pasar por encima de sus propias barreras” (Ibíd.: 276). O también el que sostiene, en El capital, que la “la circulación del dinero como capital lleva en sí mismo su fin, pues la valorización del valor sólo se da dentro de este proceso constantemente renovado. El movimiento del capital es, por tanto, incesante” (Ibíd.: I, 108). A lo largo del siglo XX, mucho más que en el momento en que Marx lo estudiara, el capital evidenció un profundo nivel de indiferencia en cuanto al uso social de las mercancías producidas o a la finalidad de las inversiones.

    Desde hace treinta años, la “riqueza abstracta” ha tomado cada vez más la forma de masas de capital-dinero en busca de valorización colocadas en las manos de instituciones –grandes bancos, sociedades de seguro, fondos de pensión y Hedge Funds – cuyo “oficio” es el de valorizar sus haberes de manera puramente financiera, sin salir de la esfera de los mercados de títulos y de activos ficticios “derivados” de títulos, sin pasar por la producción. En tanto que las acciones y los títulos de deuda –pública, de las empresas o los hogares– solo son “vales”, derechos a apropiarse de una parte del valor y de la plusvalía, concentraciones inmensas de dinero se vuelcan al “ciclo corto Dinero-Dinero” que representa la suprema expresión de lo que Marx llama el fetichismo del dinero. Expresada mediante formas cada vez más abstractas, ficticias, “nocionales” (término utilizado por los economistas de las finanzas) de dinero, la indiferencia ante las consecuencias de la valorización sin fin y sin límites del capital impregna la economía y la política, incluso en “tiempos de paz”.

    Los rasgos principales del capital a interés que fueron destacados por Marx –mantenerse “al margen del proceso de producción” y presentar “el interés como el verdadero fruto del capital, como lo originario, y con la ganancia transfigurada ahora como ganancia de empresario, como simple accesorio y aditamento añadido en el proceso de reproducción” (Ibíd.: III, 374)– hoy enfrentan a los dirigentes capitalistas con toda la sociedad, con el conjunto de la sociedad. Lo que ocurre a nivel de la distribución (el 1% frente al 99%, según dice la consigna de los militantes de OWS) es solo la expresión más fácilmente perceptible de procesos mucho más profundos. En la cúspide de los grandes grupos financieros –tanto en los llamados “con predominio industrial” como en los demás–, existe una fusión casi completa entre el “capital-propiedad” y el “capital-función”, que Marx identificara para oponerlos parcialmente. “La era de los managers” dejó lugar a otra en la cual hay una identidad de visión casi completa entre los accionistas y los dirigentes. Para un capital en el que las finanzas están en el puesto de mando, la búsqueda “desenfrenada y desmesurada” de la valorización debe ser conducida mucho más implacablemente si el sistema está en crisis. Los “vales” sobre la producción en forma de dividendos o intereses están amenazados y alcanzan montos que después de los años 1920 nunca habían sido tan elevados. Es por esto que, ya sea que se trate de los trabajadores que el capital emplea pese a la situación de sobreproducción, o de los recursos básicos que se rarifican o incluso de la posición a adoptar frente al cambio climático y sus previsibles consecuencias, el reflejo predominante en el capital tomado de conjunto es intensificar la explotación de “las dos fuentes originales de toda riqueza: la tierra y el hombre” (Ibíd.: I, 424) y esto, ilimitadamente, hasta el agotamiento, sean cuales fueren las consecuencias. No puedo extenderme acá en el análisis de las cuestiones ecológicas y su interacción con el movimiento de la acumulación y sus contradicciones, pero cabe señalar que, con la crisis, estas interacciones se hacen aún más estrechas, como lo muestra el último informe de la Agencia Internacional de la Energía (Reverchon, 2011).

    Centralización y concentración del capital e intensificación de la competencia intercapitalista

    La idea asociada a la expresión “los amos del mundo”, la de una sociedad planetaria del tipo de Metrópolis de Fritz Lang, acaba de ser reforzada por la difusión de un estudio estadístico muy importante sobre las interconexiones financieras entre los más grandes bancos y empresas transnacionales, publicado por el Instituto Federal Suizo de la Tecnología de Zurich (Vitali et al.). Sería necesario un artículo entero para examinar la metodología, los datos de base y las conclusiones de este ambicioso estudio, cuyos resultados tienen importantes implicaciones pero deben ser cruzados con otros hechos. ¿Qué sentido tiene clasificar a cinco grupos financieros franceses (Axa en el cuarto lugar y la Société Générale en el puesto veinticuatro) entre los cincuenta primeros grupos mundiales en base al número de sus lazos (caracterizados como de “control”) con otros bancos y empresas? ¿Cómo reconciliar esta información, con la exigencia de acudir al salvataje de esos mismos grupos? ¿No será que la densidad de interconexiones financieras traduce sobre todo el flujo de operaciones financieras en las que los grupos en cuestión son intermediarios, y los numerosos lazos solo tendrían el estatuto de nudos del sistema y no el de centralizadores de valor y de plusvalía?[2]

    En todo caso, la publicidad dada al estudio exige hacer dos tipos de observaciones teóricas que son, al mismo tiempo, indispensables para comprender la situación mundial. Los procesos de liberalización y privatización fortalecieron muchísimo los mecanismos de centralización y de concentración del capital, tanto a nivel nacional como de manera transnacional. Son procesos que alcanzaron tanto al “Sur” como al “Norte”. En determinados sectores de los países llamados “emergentes” –la banca y los servicios financieros, la agroindustria, la minería y los metales básicos– hemos visto la centralización y la concentración del capital y su expansión hacia los países vecinos. En Brasil y Argentina, por ejemplo, la formación de poderosas “oligarquías” modernas marchó a la par de fuertes procesos endógenos de acumulación financiarizada y la valorización de “ventajas comparativas” acordes a las necesidades en materias primas de esta acumulación mundial en la que China pasó a ser el pivote.

    Especialmente en Brasil se han constituido oligopolios que rivalizan con sus pares norteamericanos o australianos en la extracción y la transformaciónde metales y la agroindustria. Debido a la mundialización, las interconexiones entre los bancos y entre bancos y empresas comprometidas con la producción industrial y los servicios, ha pasado a ser más fuertemente transnacional que en cualquier otro momento. El campo de acción de lo que Lenin llamaba “entrelazamiento”, es la economía mundial. No por eso el capital es monolítico. El entrelazamiento no borra la competencia entre los oligopolios que, en ocasión de la crisis, recuperan rasgos nacionales y comportamientos poco cooperativos. Lo que hoy prevalece en el arena mundial es lo que Marx llama “la anarquía de la producción”, cuyo aguijón es la competencia, incluso si el monopolio y el oligopolio son la forma absolutamente dominante de los “múltiples capitales” que conjuga el capital considerado como totalidad. Los Estados, o más exactamente, algunos Estados, los que todavía tienen medios para ello, son cada vez más los agentes activos de esta competencia. El único Estado que en Europa continental conserva esos medios es Alemania. No ocurre lo mismo en Francia, donde la burguesía se hizo nuevamente financiera y rentista, dejó que se produjera un proceso de desindustrialización, se encerró en la opción energética de lo nuclear y ve ahora que sus “campeones nacionales” caen uno tras otro. Por eso las dudas respecto a la presencia de bancos franceses entre los cincuenta “amos del mundo”.

    La otra gran observación referida a la centralización-concentración del capital nos devuelve a nuestro hilo conductor. La razón por la cual las leyes coercitivas de la competencia deshacen las tendencias que van en el sentido del acuerdo entre los oligopolios mundiales, es que el capital, por centralizado que sea, no tiene, sin embargo, el poder de liberarse de las contradicciones que le son consustanciales, así como no puede bloquear el momento en que vuelve a encontrarse con sus “límites inmanentes”.

    El capital “reatrapado” por los métodos elegidos durante cuarenta años para superar las barreras inmanentes

    Como ya dijimos, la actual crisis se produce al término de la fase de acumulación ininterrumpida más larga de toda la historia del capitalismo. Las burguesías aprovecharon plenamente la política aplicada por la URSS y más tarde por la China (especialmente en Indonesia entre 1960 y 1965) para contener la revolución social anticapitalista y antiimperialista en donde esta apareciera y para quebrar al movimiento antiburocrático, desde Berlín en 1953 y Budapest en 1965 hasta Tiananmen en 1989. El capital –los gobiernos de los principales países capitalistas con sus cambiantes relaciones con los núcleos privados de centralización del capital y de poder de las finanzas y de la gran industria– pudieron encontrar, a partir de 1978-1980, respuestas a las barreras resultantes de sus contradicciones internas. En 1973-1975, con la recesión, terminó el período llamado “los treinta gloriosos” cuyo fundamento fue –nunca será superfluo repetirlo– la inmensa destrucción de capital productivo y de medios de transporte y comunicación provocada por el efecto sucesivo de la crisis de los años 1930 y de la Segunda Guerra Mundial. El capital se encontró nuevamente confrontado con sus contradicciones internas, bajo la forma de lo que algunos han llamado “crisis estructural del capitalismo”.

    Se dieron tres respuestas sucesivas –que no se reemplazaron, sino que se superpusieron unas a otras– que permitieron al capital prolongar la acumulación de más de treinta años. Fue en primer lugar –tras un último intento de “relanzamiento keynesiano” en 1975-77– la adopción, a partir de 1978, de políticas neoconservadoras de liberalización y de desreglamentación con que se tejió la mundializacion del capital. La “tercera revolución industrial” de las Tecnologías de la Información y la Comunicación estuvo estrechamente asociada con esto. Pero si bien las TIC fueron un factor que contribuyó a asegurar su éxito, se trató de una respuesta ante todo política. Estuvo basada en el fuerte basamento ideológico-político construido por Friedrich Hayek y Milton Friedman (Dardot & Laval, 2009). Luego, el “régimen de crecimiento” antes descrito, en el cual el sostén central de la acumulación pasaron a ser el endeudamiento privado y, en menor medida, el endeudamiento público. Y la tercera respuesta fue la incorporación, por etapas, de China en los mecanismos de la acumulación mundial, coronada con su ingreso en la Organización Mundial del Comercio.

    Tomando como hilo conductor la idea de que el capital se encuentra con que “vuelven a levantarse los mismos límites todavía con mayor fuerza” y, partiendo de los tres factores que acabo de señalar, puede apreciarse la magnitud y la probable duración de la gran crisis comenzada en agosto de 2007.

    La sobreacumulación como fundamental sustrato de la crisis

    La excepcional duración de la fase de acumulación, que tuvo momentos de desaceleración y una cantidad creciente de advertencias (especialmente la crisis asiática de 1988), pero nunca un verdadero corte, a la que se suma la integración de China, al finalizar ese período, en el mercado mundial, hacen que la sobreacumulación sea la mayor barrera que el capital encuentra, nuevamente, frente sí. Más allá de los rasgos específicos de cada gran crisis, la razón primera de todas ellas es la sobreacumulación de capital. La insaciable sed de plusvalía del capital y el hecho que el capital “se paraliza, no donde lo exige la satisfacción de las necesidades, sino allí donde lo impone la producción y realización de la ganancia” (Marx, 1973: III, 276), explican que las crisis siempre sean crisis de sobreacumulación de medios de producción, cuyo corolario es la sobreproducción de mercancías. Esta sobreacumulación y sobreproducción son “relativas”, su punto de referencia es la tasa mínima de ganancia con la cual los capitalistas continúan invirtiendo y produciendo. La amplitud de la sobreacumulación hoy se debe a que las condiciones específicas que condujeron a la crisis y a su duración ocultaron durante mucho tiempo el subyacente movimiento de caída de la ganancia. Es algo completamente distinto a la clásica euforia de los booms de fin de ciclo. Menos aún se trata de acciones imputables a los traders.

    En el caso de los Estados Unidos y los países de la UE, hubo una desactivación de los mecanismos de advertencia debido al endeudamiento cada vez más elevado posibilitado por las “innovaciones financieras”. En el caso de China, son razones políticas las que impiden que la caída de la tasa de ganancia llegue a frenar la acumulación de nuevas capacidad productivas y, menos aún, a detenerla (Gaulard, 2010).

    En cada gran crisis, la sobreacumulación de capacidades de producción y la superproducción de mercancías se da en sectores e industrias específicas. La crisis conduce por contagio al estado de superproducción en otras industrias y sectores. El nivel de análisis pertinente es sectorial y, frecuentemente, nacional. A partir del momento en que la crisis financiera comenzó, en 2007-2008, a dificultar los mecanismos de endeudamiento y provocar la contracción del crédito (el “credit crunch”), algunos sectores (el inmobiliario y la construcción en los EEUU, Irlanda, España y el Reino Unido) y algunas industrias (la automotriz en los EEUU y todos los países fabricantes en Europa) evidencian estar con una muy fuerte sobrecapacidad. Aún hoy se encuentran stocks de edificios de habitaciones y oficinas sin vender ni alquilar. En las industrias eléctricas y mecánicas, las sobrecapacidades de los rivales oligopólicos más débiles (Renault, Peugeot, Fiat, Goodyear) y de sus proveedores fueron reabsorbidas por el cierre de establecimientos y la destrucción o deslocalización de las maquinarias. Pero las sobrecapacidades mundiales se mantienen intactas.

    A fines de 2008 y el 2009 hubo una destrucción de “capital físico”, de capacidades de producción en Europa y los EEUU. Los efectos de saneamiento con vistas a una “recuperación” fueron contrarrestados por la continuación de la acumulación en China. De 2000 a 2010, el crecimiento de la inversión fija bruta en China fue de un promedio del 13,3% por año, de tal modo que el porcentaje de la inversión fija en el PBI saltó del 34% al 46%. Esta expansión de la inversión no se debe tanto al aumento de los gastos gubernamentales del que los otros miembros del G20 se felicitaron en 2009, sino que, más bien, es la resultante de mecanismos profundos reveladores de procesos incontrolados o se debe a una verdadera a fuga hacia adelante. Los primeros están relacionados con la encarnizada competencia que las provincias y las grandes municipalidades mantienen por la inversión en las industrias manufactureras y la construcción. Está en juego el prestigio, pero también los ingresos ocultos de sectores enteros de la “burocracia-burguesía” china. Los ministerios en Beijing reconocen la existencia de sobrecapacidades muy importantes en las industrias pesadas.[3] ¿Por qué, entonces, no intervienen? Porque las relaciones políticas y sociales características de China han encerrado al Partido Comunista Chino en la siguiente situación. Como condición para un mínimo de paz social (ver la multiplicación de huelgas y el artículo de Jacques Chastaign), la dirección del PCC prometió al pueblo “el crecimiento” e, incluso, ha calculado que una tasa de crecimiento del 7-8% era el mínimo compatible con la estabilidad política. Pero el crecimiento no puede descansar sobre el consumo de la mayoría de la población, el PCC no puede conceder a los trabajadores las condiciones políticas que le permitan luchar por alza de salarios, ni establecer servicios públicos (salud, educación universitaria, seguros a la vejez), puesto que en la tradición política china, de la cual Tienanmen fue el gran jalón, esto sería interpretado como un signo de debilitamiento de su control político. Los 7-8 % de tasa de crecimiento fueron obtenidos, entonces, mediante una demencial expansión del sector de bienes de inversión (el sector I en los esquemas de reproducción ampliada). La caída, entre 2000 y 2010, del porcentaje del consumo privado en el PBI del 46% al 34% da una dimensión de la encrucijada en que se colocó el PCC. El excedente comercial de China es “solamente” del 5-7% del PBI, pero sus ventas representan casi el 10% de las exportaciones mundiales. Las exportaciones son la sopapa de la sobreacumulación de China y el canal a través del cual esta crea un efecto depresivo sobre todos los países que sufren la competencia de los productos chinos. Esto provoca un efecto de rebote de tal modo que, desde el verano, China experimenta una disminución de sus exportaciones. La destrucción de las capacidades de producción de la industria manufacturera de muchos países de los que se habla poco (textil en Marruecos, en Egipto y Túnez, por ejemplo), pero también en otros de los que se habla más, en donde fue contrapartida de la exportación de productos resultantes de las ramas tecnológicas de metales ferrosos y no ferrosos y de la agroindustria (caso de Brasil), expresa el peso que la superproducción china hace caer sobre el mercado mundial en su conjunto.

    Peso aplastante del capital ficticio y poder casi inconcebible de los bancos

    Volvamos ahora a las finanzas y al capital ficticio, que vengo tratando desde 2007 en mis artículos y en el reciente libro Les dettes illégitimes. Efectivamente, el segundo rasgo específico de la crisis actual es que estalló después de haber recurrido, como mínimo durante veinte años, al endeudamiento como la gran forma de sostén de la demanda en los países de la OCDE. Este proceso conllevó una creación extremadamente elevada de títulos que tienen el carácter de “vales” sobre la producción presente y futura. Estos “vales” tienen un fundamento cada vez más estrecho. Al lado de los dividendos sobre las acciones y de los intereses sobre préstamos a los Estados, estuvo el crecimiento del crédito al consumo y del crédito hipotecario, que son punciones directas sobre los salarios. El peso del capital se ejerce sobre los asalariados, simultáneamente, en el lugar de trabajo y como deudor ante los bancos. Son, pues, “vales” cada vez más frágiles los que sirvieron como base para una acumulación (utilizo este palabra a falta de una mejor) de activos “ficticios a la enésima potencia”. La crisis de los créditos hipotecarios subprimedestruyó momentáneamente una pequeña parte. Pero ni siquiera los bancos centrales conocen realmente su astronómico monto, ni –en razón del sistema financiero “en la penumbra”– los circuitos y tenedores exactos. Apenas disponemos de muy vagas estimaciones. Lo que hemos denominado financiarización ha sido la inmersión casi estructural en una situación descripta por Marx en un párrafo poco comentado del primer capítulo del libro II de El capital.

    Señala que, por extraño que pueda parecer en pleno triunfo del capital industrial, “El proceso de producción no es más que el eslabón inevitable, el mal necesario para poder hacer dinero. Por eso todas las naciones en que impera el sistema capitalista de producción se ven asaltadas periódicamente por la quimera de querer hacer dinero sin utilizar como medio el proceso de producción” (Marx, 1973: II, 52). A partir de los años 1980, en los países capitalistas centrales encabezados por los Estados Unidos, la “quimera” comenzó a tomar un carácter casi estructural. Las finanzas han dado a esta quimera, fruto del fetichismo del dinero, respaldos político-institucionales muy fuertes. Consiguió hacer que el “poder de las finanzas”, y las fetichistas creencias que el mismo arrastra, se sustenten en un grado de mundialización especialmente financiera inédito en la historia del capitalismo.

    La pieza clave de este poder es la deuda pública del los países de la OCDE. En un primer tiempo, a partir de 1980, el servicio de la deuda produjo, por medio de los impuestos, una inmensa transferencia de valor y plusvalor hacia los fondos de inversión y los bancos, con el canal de la deuda del Tercer Mundo, por supuesto, pero a una escala mucho más elevada por las de los países capitalistas avanzados. Esta transferencia es una de las causas de la profunda modificación en la distribución del ingreso entre el capital y el trabajo. A medida que más reforzaba el capital su poder social y político, en mejores condiciones estaban las empresas, los tenedores de títulos y los mayores patrimonios de actuar políticamente para

    http://matrix-matrixrev.blogspot.com.es/2012/01/el-tratao-de-lisboarumpuyrompuy.html


    El paradigma geofinanciero mundial está cambiando a pasos agigantados, la mafia financiera occidental basada en el Dólar-Euro sigue cayendo imparable e inevitablemente, mientras los países que forman parte de los BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica) continúan su fortalecimiento hasta el punto que van a establecer como moneda de comercio entre ellos al Yuan chino, prescindiendo del agonizante Dólar.
    No se pierdan la siguiente excelente conferencia y análisis geoeconómico mundial que se acaba de celebrar en México para poder comprender realmente lo que está ocurriendo en nuestro planeta. Esta información no la podrán encontrar en los manipulados y vendidos medios de comunicación de masas que únicamente ofrecen vergonzantes mentiras.

    El desplome del Dólar e

    Cumbre BRICS 2012 en Nueva Delhi. Reuters Jueves, 29 mar. 2012. El grupo BRICS de grandes economías emergentes expresó su preocupación por la lentitud de las reformas en el Fondo Monetario Internacional (FMI) en un borrador de declaración de su cumbre que también pide un proceso transparente para elegir al próximo presidente del Banco Mundial. (I-D) La preisdenta de Brasil, Dilma Rousseff, el presidente de Rusia, Dmitry Medvedev, el primer ministro de India, Manmohan Singh, el presidente chino, Hu Jintao, y el de Sudáfrica, Jacob Zuma, unen las manos para una fotografía de grupo durante la cumbre de los BRICS en Nueva Delhi el 29 de marzo de 2012.

    s inevitable con la emergencia del nuevo orden financiero, su disolución es gradual ya que nadie quiere que sea brutal.

    Para variar, dos buenas noticias que abundan en el informe que publiqué antes de ayer.
    Por un lado, Israel anuncia que, de momento, ha decidido postponer su ataque sobre Irán hasta el año que viene vista la simulación de guerra que os conté hace días. (Yo creo que volverán a intentarlo este mismo año pero eso no quita lo positivo de la noticia).
    Aunque parezca no tener nada que ver, la siguiente noticia también señala que el Poder en el Planeta ha variado de lo “unipolar” a lo “multipolar”, es decir, que ya no es Estados Unidos/Israel quien de verdad gobierna sino que a nivel económico (y esto tiene mucha influencia en lo militar) hay un eje distinto que muy bien puede ir en consonancia con lo publicado por Fulford en pasadas fechas.
    Los países del BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica) anuncian la creación de un “Banco de Desarrollo” con más fondos que el Banco Mundial, que va a financiar a países pobres, con el yuang chino como moneda de referencia y, todavía mejor, se escenifica la paz entre India y China, los gigantes asiáticos. Al mismo tiempo “demandan una solución pacífica a los conflictos con Siria e Irán”, lo que conecta, como os decía, este cambio de polaridad económica con la militar. Es decir, de Poder en el Planeta.
    Esta noticia es todo “un golpe de estado” en el ámbito geopolítico que marca un nuevo rumbo en la política del Planeta y, si le añadiéramos el “factor japonés” sería la validación de lo anticipado por  Benjamin Fulford. De hecho, en la declaración se remarca que el oro en posesión de los chinos es la base de este nuevo sistema monetario, como anticipó el intrépido periodista.
    Lo dicho, si a esta entente se le añade Japón en breve, estaríamos ante la manifestación de lo profetizado por Fulford.
    PD: El hijo de Ron Paul bloquea sanciones económicas sobre Irán en el senado.
    PD2: Gran Bretaña da medio millón de libras para instigar las revueltas en Siria, a pesar de la prohibición de la ONU. En el minuto 2′40” la reportera de Rusia Today cuenta que la oposición está realizando asesinatos de militares y secuestros, lo que certifica el cambio de tendencia de la OTAN: ahora recurren al terrorismo. Por cierto, Rusia ha enviado en los pasados días un batallón de agentes contraterroristas a Siria.
    PD3: Irán le da un barco petrolero -con bandera maltesa- a Siria para que envíe su petróleo a China, evitando el embargo. Una prueba más de que hay una fuerte coalición antiOTAN que está funcionando en el mundo, lo que le puede valer un contrato de 80 millones de dólares.
    En la página de Despertares encuentro esta conferencia del analista mejicano Alfredo Jalipe que explica esto mismo que os cuento
    Conferencia MEDIO ORIENTE Y BRICS, análisis geofinanciero internacional por Alfredo Jalipe. (Pulse PLAY para escuchar la conferencia, 1 hora):


    Enviado por gastonaday
    hamlet : hoy nos piden desde los mass-mierda que defendamos a china, vamos la globalizacion, mañana quiza nos pidan que los ataquemos……¡Atentos a los mass mierda¡ ‘ a ver a quien satanizan’

    Las 30 empresas que mejor optimizan impuestos

    Enrique de Diego y Roberto Centeno analizan la realidad que hay detrás de la expropiación de YPF. La verdade ra política depredadora de Repsol. Lo que no escucharás en otros medios

    Mientras el trabajador y sus familias lo está pasando realmente mal, sufriendo y padeciendo sin encontrar salida a esta crisis de diseño, los gobiernos y las grandes empresas son cómplices y camarillas en el desfalco y empobrecimiento paulatino de cada país que ha sido levantado con el trabajo y el esfuerzo de tantas personas. No tengamos duda de que hasta que no saquemos del poder a toda la casta de parásitos que esquilman a la población actualmente, no sólo no saldremos de esta gran crisis mundial, si no que empeorará aún más la situación progresivamente.
    DESPERTARES
    Refugiarse del frío de la crisis al calor de los paraísos. Esa parece ser la estrategia de las grandes empresas españolas del IBEX-35, cada vez más dispuestas a establecer filiales en territorios en los que no realizan actividades operativas, pero que les ofrecen ventajosas condiciones fiscales.
    Si hace cuatro años eran 18 las firmas del IBEX que utilizaban este tipo de tácticas, el último informe anual del Observatorio de Responsabilidad Social Corporativa revela que ya lo hacen 30 de las 35 que componen el índice.
    Estas prácticas de elusión fiscal no violan ninguna norma española o internacional, pero el director del estudio, Carlos Cordero, destaca que se producen en un contexto en el que los ciudadanos sufren recortes en salarios y en prestaciones sociales para reducir el déficit público, al tiempo que se les exige que aporten más a las arcas públicas. En el año 2010, los ciudadanos españoles entregaron a Hacienda el 11,5% de sus ingresos, mientras que las empresas del IBEX-35 aportaron el 9,9% de sus beneficios. El estudio señala además que ninguna de las firmas ofrece datos desglosados de los impuestos que pagan en cada uno de los países en los que están presentes.

    ¿Qué se considera un paraíso fiscal?

    No existe consenso a nivel internacional para definir qué países son paraísos fiscales, si bien diversas instituciones han publicado sus propias listas de territorios. En España, el criterio es que estén incluidos en la lista del Real Decreto 1080/91, de 5 de julio. Originalmente, el decreto enumeraba 48 territorios, pero en 2003 fue modificado para precisar que se excluiría a aquellos países que firmasen con España un acuerdo de intercambio de información en materia tributaria. Tras una intensa actividad en los dos últimos años, la lista ha quedado sensiblemente reducida.
    El alto ritmo de convenios firmados por España se enmarca en la persecución de los delitos fiscales, pero las empresas pueden evitar pagar sus impuestos en los países donde generan el beneficio sin por ello incumplir ningún precepto legal. Por ello, el Observatorio de Responsabilidad Social Corporativa señala que el hecho de que se suscriban acuerdos sobre intercambio de información fiscal no puede considerarse suficiente como para quitar la condición de ‘paraíso’ a un país. El listado del ORSC incluye un total de 75 territorios y ha sido elaborado utilizando fuentes especializadas como las listas publicadas por la OCDE y la organización especializada Tax Justice Network, además del informe Hamon del Parlamento Europeo.
    A modo de ejemplo, esas tres listas incluyen a Belice entre los paraísos fiscales, pero el país no aparece en el Real Decreto español. Es por ello que en su reciente declaración judicial, el que fuera secretario del Instituto Nóos, Miguel Tejeiro, señaló que no cometió ningún delito al crear una sociedad en ese pequeño Estado centroamericano cuando ejercía como contable de entidades gestionadas por Iñaki Urdangarín, el yerno del Rey de España. El informe del ORSC pone de manifiesto operaciones corrientes en el panorama empresarial español, como compraventas de fuel domiciliadas en Delaware o producciones de hidrocarburos de Ecuador domiciliadas en las Islas Caimán.

    Las tiendas online, otra vía de evasión

    El Observatorio alerta también del “agujero” que están creando las tiendas por Internet en lo que respecta a recaudación de impuestos debido a que las sociedades que se encargan de facturar las ventas “online” están ubicadas en territorios considerados paraísos fiscales. Esto provoca un impacto negativo en el volumen de dinero recaudado tanto a través del impuesto de sociedades como del IVA.
    Desde el ORSC señalan que la elusión “legal” de impuestos seguirá aumentado mientras los gobernantes no pongan límites y las empresas sigan viendo con buenos ojos “las estrategias agresivas de optimización fiscal”.

    Las 30 empresas que evaden impuestos

    Las empresas que aparecen en el informe son Abengoa, Abertis, Acciona, Acerinox, ACS, Arcelor Mittal, Banesto, BBVA, Banco Popular, Banco Sabadell, Banco Santander, Criteria, Endesa, FCC, Ferrovial, Gamesa, Gas Natural, Grifols, Iberdrola, Inditex, Mapfre, OHL, Red Electrica, Repsol, Técnicas Reunidas, Telecinco, Telefónica, Bolsas y Mercados, Iberia y Ebro Foods.
    Informe completo:
    La Responsabilidad Social Corporativa en las Memorias anuales de las empresas del IBEX 35: http://www.observatoriorsc.org/images/stories/audio/Proyectos/Informe_Memorias_RSC_2010_completo.pdf
    Fuente: LibreRed.net
    Enviado por: Cachilo

    http://matrix-matrixrev.blogspot.com/2012/02/el-gran-maestro-judio-de-los-caballeros.html

    Descripción: Hablamos de información filtrada por Wikileaks, las agencias privadas que se dedican a espiar. Nos acompaña Gustavo Díaz Matey, doctor en relaciones internacionales, investigador de la Universidad …Complutense y experto en inteligencia.

    TEquila-conexion – la elite no es tan poderosa

    hamlet : sin entrar en valoraciones sobre los nombres el video nos parece muy bueno

    LOS POLÍTICOS ESTÁN MUY NERVIOSOS         LOS FUNCIONARIOS HABLAN, YA ERA HORA QUE SE PUBLICASE TODO.       LO QUE VAN A HACER AHORA TODOS LOS FUNCIONARIOS ES DESTAPAR    EN QUE SE GASTAN EL DINERO LOS POLÍTICOS, AYUNTAMIENTOS, COMUNIDADES, MINISTERIOS Y GOBIERNO.  DARLE PUBLICIDAD A TODOS LOS PAPELES QUE PASAN POR SUS MANOS, QUE SE ENTERE TODO EL MUNDO EN QUE SE MALGASTA EL  DINERO EN ESTE PAIS.…

    http://stopsecrets.ning.com/profiles/blog/show?id=4414434%3ABlogPost%3A684263Comentarios

    Emilio Botín. EFE

    Emilio Botín. EFE

    hamlet : si lo utilixaran para el narco no estaria mal
    A partir de una experiencia que ejecutivos de Google tuvieron en la frontera norte de México, deciden proponerle al gobierno mexicano un sistema de denuncias anónimas para cuidar a la población.
    Desde el año 2006, el aún presidente de México, Felipe Calderón Hinojosa, emprendió una guerra contra el narcotráfico. En el enfrentamiento a tan enorme monstruo social,  se han derramado litros y litros de sangre.
    Una denuncia ciudadana y periodística casi representa un suicidio. Para mitigar esto, Eric Schimdt, presidente ejecutivo de Google, y Jared Cohen, director de Google Ideas, han ideado un sistema que permita que la ciudadanía y  las autoridades de México trabajen conjuntamente.  
    A través de este sistema (que contaría con la mayor seguridad tecnológica hasta ahora)  se podría denunciar anónimamente cualquier sospecha de alguna actividad ligada al narcotráfico. Además, el sistema también permitiría rastrear operaciones tecnológicas que cada vez los cárteles de la droga utilizan más.
    Durante una visita a Ciudad Juárez, Chihuahua, un grupo de personas cuestionaron a los ejecutivos de Google acerca de qué medidas podrían tomar como ciudadanos ante la violencia que impera en la zona, a partir de las preguntas, la idea de este sistema comenzó a gestarse.
    Con esta medida, los denunciantes no tendrían que recurrir físicamente ante autoridades corruptas que un futuro las podrían delatar con los poderosos cárteles.

    El quebrantamiento de la servidumbre del interés del dinero

    El mammonismo es la grave enfermedad que todo lo alcanza e invade, de la cual padece nuestro actual mundo civilizado y, mas aun, toda la humanidad. Es una epidemia devastadora, como un veneno corrosivo, que ha hecho presa de todos los pueblos de la tierra.

    Por mammonismo ha de entenderse: por una parte, el poder mundial del dinero, la potencia financiera supraestatal reinante por sobre el derecho de autodeterminación de los pueblos, la así llamada internacional dorada[1] y, por otra parte, una disposición del espíritu que se ha adueñado de amplios círculos populares: el ansia de lucro insaciable, una concepción de la vida orientada exclusivamente a los valores materiales, que ya ha conducido y continuara conduciendo a una alarmante caída de todas las normas morales. Esta cosmovisión llevada al paroxismo esta corporizada en la plutocracia internacional.

    La principal fuente de energía del mammonismo es la que proviene, sin esfuerzo y sin creación de bienes, del interés. De la idea del préstamo a interés, totalmente inmoral, ha nacido la internacional dorada. La disposición espiritual y ética surgida de la avidez por el interés y la usura de cualquier índole ha tenido como consecuencia una impresionante descomposición y corrupción de la burguesía.

    La tesis del préstamo a interés es el invento diabólico del gran capital. Solo ella posibilita la indolente vida de zángano de una minoría de poderosos del dinero[2], a costa de los pueblos creadores y de su capacidad de trabajo; es ella quien llevado a los contrastes abismales, inconciliables, al odio de clases, del que nace la guerra civil y la lucha fratricida. El único remedio, el remedio radical para la curación de la humanidad sufriente es:

    El quebrantamiento de la servidumbre del interés del dinero

    El quebrantamiento de la servidumbre del interés del dinero significa la única posible y definitiva liberación del trabajo productor de las potencias del dinero que dominan secretamente el orbe[3]. El quebrantamiento de la servidumbre del interés significa la restauración de la libre personalidad, la salvación del hombre de la esclavización y también de la fascinación mágica en que su alma fue enredada por el mammonismo. Quien quiera combatir el capitalismo debe quebrar la servidumbre del interés.

    ¿Por donde debe comenzar el quebrantamiento de la servidumbre del interés?

    Por el capital prestamista.

    ¿Por que?

    Porque el capital prestamista es tan infinitamente superior frente a todo gran capital industrial, que las grandes potencias del dinero solo pueden ser combatidas eficientemente mediante el quebrantamiento de la servidumbre del interés del capital prestamista. 20:1 es la relación del capital prestamista con respecto al gran capital industrial[4]. Mas de 12.000 millones de intereses para el capital prestamista debe reunir el pueblo alemán anualmente bajo forma de impuestos directos e indirectos, de alquileres y alza del costo de la vida, mientras que hasta en los años de mejor posición del país en la guerra, la suma total de todos los dividendos repartidos por las sociedades anónimas alemanas importo solamente 1.000 millones. Superior a toda posibilidad de cálculo humano es el crecimiento aluvional del capital prestamista por la permanente, ilimitada y fácil influencia de bienes en concepto de interés y de interés de los intereses[5]. ¿Que resultado trae aparejado el quebrantamiento de la servidumbre del interés para el pueblo trabajador de Alemania y para los proletarios de todos los países de la tierra?

    El quebrantamiento de la servidumbre del interés nos da la posibilidad de abolir todos los impuestos directos o indirectos. Oídlo, hombres creadores de valores de todos los países, de todos los estados y continentes: todos los recursos estatales que provienen de fuentes directas e indirectas van a parar íntegramente a los bolsillos del gran capital prestamista. Las rentas de todas las empresas estatales que producen utilidades, como el correo, el telégrafo, el ferrocarril, las minas, los bosques, etc., alcanzan completamente para poder costear todos los necesarios objetivos estatales en las áreas de educación, cultura, justicia, administración publica, previsión social, etc.

    De modo que no habrá autentico socialismo ni se obtendrá autentico beneficio alguno para la humanidad mientras los productos de las empresas económico-comunitarias sigan sujetos a tributo frente al gran capital prestamista[6].

    Por eso, reclamamos por lo pronto, como ley básica estatal para los pueblos alemanes, y luego como ley fundamental para todos aquellos pueblos hermanos que quieren formar con nosotros una comunidad cultural de naciones, lo siguiente:

    1- El empréstito de guerra, así como todas las demás obligaciones del Reich Alemán, así como todas las demás obligaciones de los estados federales alemanes, en especial los empréstitos ferroviarios, además de las obligaciones de todos los entes de administración autónoma deben ser declarados, bajo derogación del tributo de interés, moneda legal al importe nominal, o bien convertidas en haberes bancarios.

    2- En todos los demás documentos de interés fijo, títulos hipotecarios, obligaciones industriales, etc., el tributo de interés será reemplazado por la obligación de reembolso; al cabo de 20 a 25 años por lo tanto, según el tipo de interés, el capital prestado habrá sido reembolsado y la deuda cancelada.

    3- Todas las deudas inmobiliarias (hipotecas, etc.), serán reembolsadas como hasta ahora, por cuotas conforme a los gravámenes asentados en el registro de la propiedad. El patrimonio de esta manera deshipotecado, en casas y bienes raíces, llega a ser porcentualmente propiedad del estado o del ente de administración autónoma. En esta forma el estado es puesto en situación de fijar y rebajar los alquileres.

    4- La totalidad de las finanzas están subordinadas al fisco. De igual manera todos los bancos privados, las cajas de cheques postales, de ahorro y mutualidades de crédito, dependerán del estado[7].

    5- Todo crédito real será otorgado solo a través del banco estatal[8]. La facultad de otorgar créditos personales y en mercaderías corresponderá a entidades privadas cuyas concesiones otorgara el estado, quien ejercerá su controlador, determinara las zonas en que las mismas desarrollaran sus actividades y, además, estructurara su régimen de funcionamiento.

    6- Los valores de dividendo son cancelados de la misma manera que los documentos de interés fijo en cuotas anuales del 5%, los excedentes de rentas gananciales son saldados en parte como indemnización por capital “arriesgado” (en oposición a los documentos de interés fijo y los de colocación segura) a los accionistas, mientras que el ulterior excedente, en razón del derecho independiente de los trabajadores o bien distribuido socialmente o empleado para la reducción de los precios de los productos.

    7- A todas las personas que posean acciones y que por razones de salud (edad avanzada, enfermedad, incapacidad para el trabajo manual o intelectual, etc.) No estén en condiciones de ganarse el sustento, se le continuaran pagando los montos de los intereses vigentes a la fecha o como incluso les serán incrementados de acuerdo al nivel de vida en carácter de haberes vitalicios contra entrega de los títulos.

    8- Con la finalidad de reducir la inflación existente por medios legales de pago, se realizara una confiscación general de bienes en forma gradual en títulos del empréstito de guerra u otros títulos de deuda del Reich o de los estados. Estos documentos pasaran a ser maculatura.

    9- Mediante una intensa campaña de esclarecimiento se pondrá en evidencia al pueblo que el dinero no es ni debe ser otra cosa sino un bono por trabajo efectuado; que toda economía altamente desarrollada necesita del dinero como medio de intercambio, pero que con esto queda cumplida la función del dinero, y que de ninguna manera le debe ser conferido al dinero, mediante el interés, un poder sobrenatural de crecer por si mismo a costa del trabajo productivo.

    ¿Por que todo esto, que es tan natural y lógico que debe calificarse de huevo de Colón para la cuestión social, hasta ahora no lo hemos alcanzado? Porque en nuestra ceguera mammonistica no hemos visto que el concepto de la santidad del interés es un colosal auto-engaño, que el evangelio del préstamo a interés, fuera del cual no hay salvación, ha atrapado todo nuestro pensar en las redes áureas de la plutocracia internacional. Porque hemos olvidado y deliberadamente somos mantenidos por los omnipotentes poderes del dinero en la ignorancia de que, con excepción de unos pocos potentados, el interés presuntamente tan hermoso y tan apreciado por los irreflexivos es consumido llanamente por los impuestos. Toda nuestra legislación impositiva es y seguirá siendo, mientras no logremos la liberación de la servidumbre del interés, solo una obligación tributaria frente al gran capital y no, como a veces nos lo imaginamos, un sacrificio voluntario para la realización de los servicios comunitarios[9]. De ahí que la liberación del la servidumbre del interés del dinero es la consigna clave para la revolución mundial, para la liberación del trabajo productivo de las cadenas de las potencias del dinero supraestatales.

    Desarrollo y fundamentación

    Las conquistas de la revolución no existen.

    Estamos en medio de una de las crisis mas severas que nuestro pobre pueblo debe superar en su pesarosa historia. Gravemente enfermo esta nuestro pueblo, gravemente enfermo esta todo el mundo. ¡Desamparados balbucean los pueblos! Un ardiente ansia, un clamor por la salvación pasa a través de las masas. Con risas y bailes, con cinematógrafos y desfiles, se trata de engañar al pueblo para que olvide su lamentable destino. Engañarlo sobre sus esperanzas traicionadas, engañarlo sobre la profunda herida interna, por la terrible desilusión de lo que tan graciosa y torpemente se designa como “conquistas de la revolución”[10]. ¡Cuan distinto se había imaginado todo esto! ¡Cuan distinto sonaban aquellas hermosas promesas! Oro luciente parecía ser lo que allí se esperaba poder recoger de noche en la tenebrosidad de nuestro derrumbe militar y que ahora, iluminando el día gris, ¡el hallazgo no son mas que pedacitos de madera podrida! Ahora nos hallamos desconcertados: por esos pedacitos de madera podrida, que en la noche habían relucido tan hermosamente, hemos tirado todo lo que hasta ese momento nos había sido preciado y valioso, y nos hemos atiborrado todos los bolsillos con ese lamentable hallazgo[11]. No es de extrañar que precisamente los más pobres de los pobres sean presa de la furia de la desaparición y llenos de ira incontrolable acometan furibundos a sus propios hermanos, tratando de destruir, en su profundo anhelo de salvación, lo que se les interpone en el camino.

    A la locura debe llevarnos este estado en que la inconsciencia y la estulticia excitan aun más al pueblo. Y adonde conduce esta locura lo vemos en la Rusia bolchevique. La socialización como se llama en Rusia la estatización, ha probado ser un error, proclama Lenin muy tranquilo. La economía esta destruida, el poder adquisitivo es nulo, los intelectuales han sido asesinados, los obreros no tienen pan. Cunde la desesperación en todo el pueblo; solo el terror sangriento apuntalado por bandas mercenarias chinas y letonas, son capaces de proteger a los tiranos rojos de la venganza del pueblo desengañado. También nosotros terminaremos en ese camino si continuamos dejando que el gobierno siga en manos de los especuladores internacionales, de los partidos demoliberales, representantes de la burguesía expoliadora y de los miembros de una raza extraña a la esencia del pueblo alemán. ¿Como se llamaban todas esas hermosas palabras que se nos susurraba al oído? Paz, concordia, liga de las naciones, parlamentarismo, socialismo, aniquilamiento del capitalismo, liberación del militarismo y como puedan llamarse todas las bellas frases-impactos. Un nuevo pueblo libre habría de renacer, determinando, el mismo, su destino. Nada de eso se hizo realidad, no pudo hacerse realidad, no podrá jamás hacerse realidad. Hay que analizar con la mayor seriedad todas estas manifestaciones, y todos estos slogans. Debemos examinar a conciencia como un medico inteligente y afectuoso, los síntomas patológicos para descubrir el actual estado del enfermo, no escatimando esfuerzos para comprobar de donde proviene esta grave y crítica enfermedad:

    Mammonismo se llama la enfermedad de nuestro tiempo.

    ¿Que es el mammonismo?

    El mammonismo es una afección económica y moral. Mammonismo es el imperio siniestro e invencible de las grandes fuerzas internacionales del dinero. Pero mammonismo es también, como ya dijimos, una disposición del espíritu; es la adoración de estos poderes del dinero por parte de todos aquellos que están infestados por el veneno mammonistico. Mammonismo es la exageración desmedida del instinto adquisitivo, en si sano, del ser humano. Mammonismo es la avidez del dinero tornada locura, que no conoce meta mas alta que amontonar dinero sobre dinero, que con una brutalidad sin parangón trata de forzar a todas las energías del mundo a su servicio y conduce a la esclavización económica, a la explotación de la fuerza productora de todos los pueblos de la tierra. Mammonismo es un estado del espíritu que ha llevado a una declinación de todos los conceptos éticos. El mammonismo considerado como fenómeno mundial es equiparable al egoísmo brutal y desconsiderado del individuo. Mammonismo es el espíritu de la codicia, del despotismo absoluto, el principio del pensamiento orientado exclusivamente a apropiarse con rapacidad de todos los bienes y tesoros del mundo; es, en su esencia mas profunda, la religión del tipo humano que esta orientado puramente a lo terrenal. El mammonismo es exactamente lo contrario de socialismo. Socialismo, concebido como la mas alta idea moral, como idea de que el ser humano no esta para si, solo sobre la tierra, que todo ser humano tiene deberes para con la comunidad, y también para con toda la humanidad, y no solo eso, sino que es responsable del bienestar actual de su familia y de su estirpe, y que también tiene obligaciones éticas insoslayables frente al futuro de sus hijos y de su pueblo.

    Más concretamente, debemos ver en el mammonismo el deliberado juego acordado por los grandes capitalistas ávidos de poder sobre todos los pueblos.

    Los grandes poderosos del dinero están, por cierto, como ultima fuerza impulsora detrás del imperialismo anglo-americano que abarca el mundo; así es, no de otra manera. Las grandes potencias del dinero efectivamente han financiado la horrible matanza de seres humanos de la guerra mundial. Las grandes potencias del dinero ciertamente, como propietarias de todos los grandes periódicos, han envuelto al mundo en una red de mentiras. Han excitado con placer todas las pasiones bajas; han cultivado cuidadosamente los anhelos absurdos y las utopías: llevo al aproxísmo, mediante una hábil propaganda, la idea de revancha francesa, ha nutrido la idea paneslávica, la presunción de gran potencia serbia, en fin, el afán de prestigio de estos estados. Como corolario se produjo el incendio mundial. También entre nosotros, en Alemania, el espíritu del mammonismo, que solo quiso conocer cifras de exportación, riqueza nacional, expansión, proyectos de la gran banca, financiación internacional, etc., ha conducido a una ruina de la moral publica, al hundimiento de nuestros círculos dirigentes en el materialismo y el ansia de placer, a un achatamiento de la vida nacional, factores todos que son culpables del terrible derrumbe. Con asombro debemos preguntarnos ¿de donde el mammonismo, de donde el gran capital internacional saca su poder irresistible? No puede pasar desapercibido que la cooperación internacional de las grandes potencias del dinero representa un fenómeno totalmente nuevo sin paralelo en la historia. Las obligaciones internacionales de naturaleza monetaria eran prácticamente desconocidas. Recién con la economía mundial naciente, con el tráfico mundial, se impuso la idea de la economía del interés internacional, y aquí tocamos la raíz mas profunda. Aquí hemos dado con la fuerte de energía más intima, de la cual la internacional dorada recibe su fuerza irresistible[12].

    El interés es la fuente de energía del gran capital.

    Es el interés, la afluencia de bienes sin esfuerzo y sin fin, la posesión de dinero sin ninguna clase de trabajo, lo que ha hecho crecer las grandes potencias del dinero. El interés prestamista es el principio criminal del cual se genera la internacional dorada[13]. En todas partes y por doquier el capital prestamista se ha prendido como ventosa. Con tentáculos de pulpo, el mecanismo de la usura capitalista envuelve a asfixia a todos los estados y a todos los pueblos del mundo.

    Obligaciones estatales, empréstitos estatales, empréstitos ferroviarios, empréstitos de guerra, hipotecas, cedulas hipotecarias, en suma, títulos de prestamos de diversa índole han envuelto a toda nuestra vida económica de un modo tal que ahora los pueblos del mundo se agitan indefensos en las redes doradas. En obsequio del principio del interés, una concepción social fundamentalmente errónea según la cual toda propiedad tiene derecho a renta, nos hemos puesto en la servidumbre del interés del dinero. No se puede proporcionar ningún argumento racional verdaderamente irrebatible de que la pura posesión de dinero proporcione derecho a una permanente renta de interés.

    El interés es inmoral.

    Esta resistencia interna contra el interés y la renta de todo tipo sin el agregado de trabajo creador, se extiende a través de la vida espiritual de todos los pueblos y de todas las épocas. Pero nunca esta profunda e íntima resistencia contra el poder del dinero ha cobrado tan clara conciencia en los pueblos como en nuestro tiempo. Nunca el mammonismo ha reinado ha reinado en una forma tan universal en el mundo. Nunca como ahora ha puesto a su servicio toda la bajeza, la avidez del poder, la sed de venganza, el ansia de riquezas, la envidia y la mentira de una manera tan astutamente encubierta y sin embargo brutalmente apremiante como ahora. La guerra mundial en el fondo encierra una de las magnas disyuntivas del proceso evolutivo de la humanidad, ha sido y será la lucha decisiva para determinar si en el futuro ha de fijar los destinos del mundo la cosmovisión mammonistica-materialista o la cosmovisión socialista-aristocrática.

    El bolcheviquismo es un medio falso de la reacción antimammonistica.

    Externamente ha vencido por ahora, sin duda, la coalición mammonistica anglo-americana. Como supuesta reacción contra ella se ha levantado en el este el bolcheviquismo. Los métodos que el bolcheviquismo intento aplicar son, por cierto, intentos de abstrusas curas forzosas. Son la tentativa de auxiliar a un enfermo que padece de intoxicación interna mediante la amputación con bisturí de la cabeza, brazos y piernas. A esta furia del bolcheviquismo, a esta subversión insensata debemos oponer un pensamiento nuevo y orgánico que unifique vigorosamente a todas las clases productoras, para expulsar la sustancia venenosa que ha enfermado al mundo.

    Este medio los veo en el quebrantamiento de la servidumbre del interés del dinero.

    Tres son los factores que demuestran que el sistema de interés del capital prestamista es la autentica, la verdadera causa de nuestra miseria financiera.

    En Alemania tenemos 250 mil millones de capital prestamista.

    Primero: la gigantesca desproporción del capital prestamista de interés fijo, o sea del capital que sin el agregado de trabajo productivo crece por si mismo y además sigue creciendo eternamente. Este capital prestamista ya ha alcanzado entre nosotros en Alemania una altura que podría fijarse sin exageración alguna en 250.000 millones[14]. A esta enorme suma solo se opone como capital de explotación industrial de la totalidad de nuestra industria alemana, la cantidad de 11,8 mil millones. Se agregan además los 3,5 mil millones de capital de las 16.000 sociedades anónimas industriales, por lo que hemos de consignar en conjunto solo alrededor de 15 mil millones de capital industrial total. 20:1[15] es la primera constatación fundamental. Esta constatación expresa que todas las medidas que se ocupan de los problemas financieros de máximo nivel deben alcanzar respecto al capital prestamista un grado veinte veces mayor que con relación a las medidas que se dirigen contra el gran capital industrial.

    Alemania paga anualmente 12,5 mil millones de intereses por préstamo[16].

    Segundo: el interés de los antedichos capitales prestamistas fijados en 250 mil millones importa considerado en forma general por año, por tiempo indeterminado, alrededor de 12,5 mil millones. La suma total de todos los dividendos repartidos en el año 1915 alcanzo en el año 1916, aproximadamente a mil millones de marcos. En los decenios precedentes esta cifra fue en término medio de alrededor de 600 millones. Es de presumir que en los últimos años de guerra se haya elevado aun considerablemente, pero, por el contrario, acusara en el corriente año una caída tanto mayor. La rentabilidad promedio de todas las S.A. Alemanas fue del 8,21%; o sea solo alrededor de 3,5% más elevada que la renta promedio de los valores de empréstito de interés fijo.

    Repito: por consiguiente, alrededor de 12,5 mil millones tendrá que pagar en el futuro el pueblo alemán para los diversos intereses eternos del gran capital prestamista, mientras que el rendimiento del capital industrial fue en el año de coyuntura máxima de 1916, mil millones, en tiempos de coyuntura no perturbada solo de 0,6 mil millones, es decir, que también aquí vemos nuevamente una relación de las magnitudes de 20:1 hasta 12:1.

    El gran capital prestamista crece a modo de alud, ilimitadamente.

    El tercer y más peligroso factor es el enorme crecimiento del gran capital prestamista en concepto de interés e interés de los intereses que supera toda nuestra capacidad de análisis y asombro[17]. Aquí debo explayarme algo más y espero explicar el problema mediante una pequeña incursión a la matemática superior. Por de pronto, algunos ejemplos. La grandiosa historia del invento del juego de ajedrez es conocida. Rico rey indio Sherham concedió al inventor del real juego, en agradecimiento, el cumplimiento de una petición. Esta consistió en que el rey de diera sobre la primera casilla del tablero de ajedrez un grano de trigo, sobre la segunda dos, sobre la tercera cuatro, y así siempre sobre la casilla siguiente la cantidad doble de la casilla anterior. El rey se sonrió ante la aparente modesta solicitud del sabio y dio orden de traer una bolsa de trigo para repartir a cada casilla los granos de trigo. Se sabe que el cumplimiento de este deseo era imposible aun para el príncipe más rico del mundo. Todas las cosechas del mundo, en mil años, no alcanzarían a llenar los 64 casilleros del tablero de ajedrez.

    Otro ejemplo: muchos recordaran aun, de la época escolar, los sufrimientos que producían los cálculos de interés compuestos; por ejemplo, como se multiplica un penique que en la época del nacimiento de cristo, fue convertido a interés de intereses, de tal manera que se duplica cada 15 años. En el año 15 después del nacimiento de cristo el penique ha crecido a 2 peniques, en el año 30 d. C. A 4 peniques, en el año 45 d. C. A 8 peniques, etc. Los menos recordaran que valor representaría hoy en día este penique. Todo nuestro planeta de oro puro, macizo, nuestro sol, que es 1.297.000 veces más grandes que nuestro globo terráqueo, todos nuestros planetas al rojo ígneo de oro, no bastarían para expresar el valor de este penique invertido a interés de intereses.

    Un tercer ejemplo: la fortuna de la casa Rothschild, las más antigua de la plutocracia internacional, se calcula actualmente en unos 40 mil millones. Es sabido que el viejo Anschelm Mayer Rothschild coloco la base para la gigantesca fortuna de su casa en Francfort alrededor del año 1800, sin poseer una importante fortuna propia, simplemente, mediante el préstamo de los millones que el landgrave Guillermo I de Hesse, le había entregado en custodia.

    Si en el caso de Rothschild el crecimiento del dinero por interés e intereses de intereses se hubiera realizado solo en el ritmo modesto del caso del penique, la curva no hubiera sido tan empinada. Pero suponiendo que el acrecentamiento del caudal de la fortuna integral de los Rothschild continua ahora al ritmo del penique, entonces las fortuna de los Rothschild sobrepasaría en el año 1935 los 80 mil millones, en 1950 los 160 mil millones, en 1965 los 320 mil millones , y con ello el patrimonio nacional alemán en su totalidad.

    De estos tres ejemplos se puede deducir una ley matemática. La curva que expresa la ascensión de la fortuna de Rothschild, la curva que se puede deducir del numero de granos de trigo del tablero de ajedrez, así como aquella que indica la multiplicación del penique colocado a interés de intereses, son simples curvas matemáticas. Todas estas curvas tienen el mismo carácter. Después de un ascenso inicial modesto y lento, la curva se vuelve más y más empinada desarrollándose sin solución de continuidad, infinitamente.

    El desarrollo del capital industrial es limitado.

    Muy distinto, por el contrario, acaece con la curva de los capitales de la industria. Desarrolladas también, generalmente, sobre modestas bases, se evidencia pronto un vigoroso ascenso de las curvas, hasta que ha sido alcanzada una cierta saturación del capital. A partir de este punto, las curvas transcurren más planas y probablemente decaerán algo, por lo general, en las distintas industrias cuando nuevos inventos conduzcan a la desvalorización de plantas fabriles, maquinas, etc[18]. Solo quisiera escoger aquí un ejemplo: el desarrollo de la fábrica de Krupp. En 1826 murió el viejo Krupp casi sin fortuna. En 1885 Alfred Krupp recibió su primer encargo de 32 cañones por parte del gobierno egipcio.

    http://www.mov-condor.com.ar/libros/gottfried_feder.htm