Insólito: Perro limpia los colmillos a un león

Lo sobrenatural no es otra cosa que lo natural extraordinario, o lo natural exaltado; un milagro es unfenómeno que asombra a las muchedumbres por lo inesperado; lo maravilloso es lo que maravilla, osea, los efectos que sorprenden a los que ignoran las causas, oque les asignan causasdesproporcionadas a los resultados. No hay milagros más que para los ignorantes; pero como nohay ciencia absoluta entre los hombres, el milagro puede, no obstante, existir para todo el mundo.Comencemos por decir que creemos en todos los milagros porque estamos convencidos, por experiencia propia, de su completa posibilidad.
foto076
Sorpresa causó en un zoológico por ambos animales que se han hecho grandes amigos. Si pensábamos que león devora todo lo que se mueva su alrededor nos equivocamos, porque un perro le limpia sus colmillos y se hace su amigo en un zoológico.

Sin miedo y sin alguna resistencia este perrito se acercó al león mientras éste estaba echado y despierto, al verlo cada vez más cerca el león lo miraba fijamente, todos esperaban que el perro sea devorado por el carnívoro.
El extremo fue que el perro estaba oliendo sus colmillos y los lamió; el león no hizo nada al respecto. El animalito ya es apodado el “perro dentista”.

Youtube  :  MisPerfiles

un supercomputador que discurriese de forma independiente, como una persona.

Creemos que hemos dado a entender perfectamente, por lo que precede, que nuestra magia esopuesta a la de los Goecios y de los Nigromantes. Nuestra magia es a la vez una ciencia y unareligión absoluta que debe, no destruir y absorber todas las opiniones y todos los cultos, sinoregenerarlos y dirigirlos, reconstituyendo el círculo de los iniciados, y dando así a las masas ciegasconductores sabios y clarividentes.

Neuronas

El neurólogo Henri Markram ha conseguido una aportación de 1.000 millones de euros otorgados por la Comisión Europea (CE) para tratar de conseguir un cerebro artificial que recree el cerebro humano.

En 2009, en la TED Conference de Oxford, Markram hizo pública su intención de crear una inteligencia artificial que recrease el cerebro humano e introducirla en un supercomputador que discurriese de forma independiente, como una persona.
El doctor Markram está convencido de que si la ciencia no ha conseguido simular aún un cerebro humano de forma fiel es por “falta de ambición”. De esta forma, él está convencido de poder simular las funciones de los 86.000 millones de neuronas en el cerebro humano y las 100 billones de conexiones que se establecen.
Una vez construido ese cerebro artificial, sería posible averiguar las causas de las enfermedades cerebrales o alumbrar una nueva generación de robots y tecnologías inteligentes.
Markram está convencido de que con la tecnología actual es posible recrear con fidelidad el comportamiento del cerebro humano. Su proyecto se ha ganado el apoyo de importantes figuras como el neurólogo ganador del Nobel Torsten Wisley o el co-fundador de Sun Microsystems Andy Bechtolsheim.

Investigación con ratas

El Swiss Federal Institute of Technology en Lausanne ha visto futuro en las investigaciones de Markram en los últimos años. Allí ha recreado, junto con un grupo de 15 investigadores postdoctorales, el comportamiento de una porción de un millón de neuronas del neocortex de la rata que será simulado por el superordenador IBM Blue Gene.
La investigación de Markram no garantiza que se pueda escalar esta recreación a un cerebro completo y menos aún que se pueda llegar a reconstruir un cerebro humano, mucho más complejo. Además, si se llegara a simular el cerebro humano con fidelidad, tampoco existe la certeza de que se comporte realmente como lo hace un cerebro humano. En este sentido, Markram explica que “la única forma que hay de averiguar eso es construyéndolo”.
Markram ha convencido e implicado de alguna forma a 6.000 investigadores y ahora es cuando vendrá su prueba de fuego. A principios de este año, la Comisión Europea decidió concederle 1.300 millones de dólares (1.005 millones de euros) para desarrollar su proyecto.
El profesor de Caltech Chrostof Koch, director científico en el Allen Institute for Brain Science en Seattle, opina no obstante que hay demasiadas cosas que no sabemos aún“. Como ejemplo, apunta que “la oruga de tierra tiene exactamente 302 neuronas y aún no tenemos ni idea de cómo funciona este animal”.
Fuente:  20minutos
Visto en  :  Seres libres

el ancla – de aguila a gaviota

Este símbolo, tomado del mundo náutico, se asocia a la idea de seguridad que da la fe.
Cuando se utiliza como símbolo cristiano suele ir acompañada de las letras griegas Alfa y Omega.
Cuando aparece en las lápidas de los cementerios significaría que el alma ha arribado al puerto seguro de la eternidad. Durante los siglos II y III el ancla aparece frecuentemente en los epitafios de las catacumbas.

San Pablo en Efeso quemó todos los libros quetrataban de ciencia ocultas; es así, finalmente, también como la Revolución francesa, 17 hija delGran Oriente Johannita y de la ceniza de los Templarios, saquea las iglesias y blasfema de lasalegorías del culto divino.

Dos afirmaciones hacen posible o necesarias dos negaciones correspondientes. El ser estásignificado, la nada no lo está. La afirmación, como Verbo, produce la afirmación como realizacióno encarnación del Verbo, y cada una de esas afirmaciones corresponde a la negación de sucontraria.

Los ignorantes que han desviado el cristianismo de su camino, sustituyendo a la ciencia(entendida como gonis orgullosa) por la fe, a la experiencia por el sueño(entebdido como utopia), a la realidad por lo fantástico(entendida como verdadera ciencia); los inquisidores que, durante siglos ysiglos declararon a la magia una guerra de exterminio, sólo lograron cubrir de tinieblas losdescubrimientos del espíritu humano, de tal modo, que hoy marchamos tanteando para volver aencontrar la clave de los fenómenos de la naturaleza. Ahora bien, todos los fenómenos naturalesdependen de una sola e inmutable ley, representada por la piedra filosofal y, especialmente, por suforma simbólica, que es el cubo.

———–
Les contó otra parábola: «El reino de los cielos es como un grano de mostaza que un hombre sembró en su campo.  Aunque es la más pequeña de todas las semillas, cuando crece es la más grande de las hortalizas y se convierte en árbol, de modo que vienen las aves y anidan en sus ramas.»
Les contó otra parábola más: «El reino de los cielos es como la levadura que una mujer tomó y mezcló en una gran cantidad de harina, hasta que fermentó toda la masa.»
(Mateo 13:31-33)

Los místicos religiosos quieren que se haga el bien únicamente para obedecer a Dios. En el ordende la verdadera moral será necesario, sin duda, hacer el bien por la voluntad de Dios, pero también por el propio bien. El bien es, en Dios, lo justo por excelencia, que no limita pero determina sulibertad. Dios no puede dañar a la mayoría de los hombres por capricho despótico. Tiene que existir una proporción exacta entre las acciones del hombre y la creación determinante de su voluntad, quehaga de el, definitivamente, una potencia del bien o un auxiliar del mal, y es lo que la ciencia de laalta magia demuestra.