historia the la magic- La filosofía oculta

A través del velo de todas las alegorías hieráticas y místicas de los antiguos dogmas, a través de lastinieblas y de las bizarras pruebas de todas las iniciaciones, bajo el sello de todas las criaturassagradas, en las ruinas de Nínive o de Tebas, sobre las carcomidas piedras de los antiguos templos ysobre la ennegrecida faz de las esfinges de Asiria o de Egipto, en las monstruosas o maravillosas pinturas que traducen para los creyentes las páginas sagradas de los Vedas, en los extrañosemblemas de nuestros antiguos libros de alquimia, en las ceremonias de recepción practicadas por todas las sociedades secretas, se encuentran las huellas de una misma doctrina yen todas partes,cuidadosamente oculta.

La filosofía oculta parece, pues, haber sido la nodriza o la madrina de todaslas religiones, la palanca secreta de todas las fuerzas intelectuales, la llave de todas las oscuridadesdivinas y la reina absoluta de la sociedad, en las edades en que ella estaba exclusivamente reservadaa la educación de los sacerdotes y de los reyes. Quantcast

Arqueólogos españoles y egipcios han descubierto los enterramientos de cuatro altos dignatarios de la dinastía XVII, que vivieron hace 3.500 años en Luxor, antigua Tebas, en Egipto.


Los enterramientos han sido descubiertos en el marco de una de las campañas de excavación para estudiar los restos de la dinastía XVII del Antiguo Egipto y de los primeros años de la dinastía XVIII. Las campañas, un total de 12 hasta la fecha, iniciadas en 2001, se enmarcan en el proyecto hispano-egipcio Djehuty, liderado por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) de España.

Los hallazgos de este año se componen de las tumbas y ajuares del príncipe Intefmose y del alto dignatario Ahhotep, del ataúd intacto de un niño desconocido que, según se cree, murió a los cuatro o cinco años de edad, junto con figurillas de madera y otros objetos en la tumba del príncipe heredero Ahmose-sapair, que también murió durante su infancia y es considerado “uno de los santos de la necrópolis”, por el que “durante 500 años se hicieron ofrendas en su honor”, explica José Manuel Galán, líder del proyecto.
En cuanto a la tumba del dignatario Ahhotep, se han encontrado tres figurillas de barro, una de ellas envuelta en nueve telas de lino grabadas con su nombre lo que, según Galán, lo convierte “en un hallazgo excepcional y único”.

Según los expertos, estos hallazgos pueden ayudar a entender una época de gran complejidad política en la que la monarquía aún no controlaba todo el territorio pero ya comenzaba a gestarse el imperio egipcio.
Estos descubrimientos están sirviendo a los arqueólogos para contextualizar el trabajo realizado en las campañas anteriores en las tumbas del escriba real Djehuty (1470 a.C.), que fue el supervisor del Tesoro de la reina Hatshepsut, y de Hery, un cortesano que vivió 50 años antes que Djehuty.

historia the la magic – Había reinado en Persia con los magos

Había reinado en Persia con los magos, que un día perecieron, como perecen los dueños del mundo, por haber abusado de su poder; había dotado a la India de las más maravillosas tradiciones y de unlujo increíble de poesía, de gracia y de terror en sus emblemas; había civilizado a Grecia mediantelos cuidados de la lira de Orfeo; ocultaba los principios de todas las ciencias y de todos los progresos del espíritu humano, en los audaces cálculos de Pitágoras; la fábula estaba llena de susmilagros, y la historia, cuando trataba de juzgar ese poder desconocido, se confundía con la fábula;derrumbaba o afirmaba los imperios por sus oráculos; hacía palidecer a los tiranos sobre su trono, ydominaba en todos los espíritus por la curiosidad o por el temor.

A esta ciencia, decía lamuchedumbre, nada le es imposible; manda a los elementos, sabe el lenguaje de los astros y dirigela marcha de las estrellas; la luna, a su vez, cae sangrando desde el cielo; los muertos se levantan desus tumbas y articulan palabras fatales que el viento de la noche repercute. Dueña del amor o delodio, la ciencia puede dar a su antojo, a los corazones humanos el paraíso o el infierno; dispone, asu placer, de todas las formas y distribuye como le place, la fealdad ola belleza; cambia, a su vez,con la varilla de circe, a los hombres en brutos y a los animales en hombres; dispone también de lavida o de la muerte y puede conferir a su adepto la riqueza, por la transmutación de los metales y lainmortalidad por su quinta esencia y su elixir, compuesto de oro y de luz. He aquí lo que había sidola Magia desde Zoroastro hasta Manes, desde Orfeo hasta Apolonio de Tiana, cuando elcristianismo positivo, triunfante, al fin de los hermosos sueños y de las gigantescas aspiraciones, dela escuela de Alejandría, osó fulminar públicamente su filosofía con su anatema, reduciéndola, por esta causa, a ser más oculta y más misteriosa que nunca.


Eduardo Torres Dulce, fiscal ¿supernumerario? del Opus Dei


Enrique de Diego.- Una de las consignas acuñadas por el PP y repetidas por sus desprestigiados lacayos como Antonio Martín Beaumont es que la corrupción del “caso PP” en Valencia era cuestión de tres trajes. En realidad es de mucho más y afecta a toda la estructura del PP en las tres provincias y en prácticamente todas las localidades. El propio Beaumont está implicado en ella y Esteban González Pons.
El hecho más oscuramente esclarecedor del nivel de corrupción alcanzado es que el grupo popular en las Cortes Valencianas contabiliza la friolera de once imputados. Uno de ellos, Pedro Ángel Hernández Mateo, ya ha sido condenado a tres años de cárcel. El dato alcanza el paroxismo si se tiene en cuenta la politización de la Justicia y el control del ascenso de los jueces que depende de los políticos autonómicos.
Sólo en el caso Emarsa, relativo a la depuradora de Pinedo, en Valencia, cargos del PP han depredado la cifra de 25 millones de euros. Según la declaración judicial de uno de los imputados, el robo se perpetraba a través de tres líneas: con tarjetas de crédito, cuyo límite era de 1.000 euros diarios, con desvío de fondos hacia empresas fantasma y metiendo directamente la mano en la caja y transportando el dinero en coche para el reparto entre los tres cabecillos a 300.000 euros por cabeza. Esta trama también hacía los consabidos regalos de objetos de lujo, como bolsos de Louis Wuitton para Rita Barberá. Además, el PP como tal está implicado, pues el partido recibía cantidades importantes de dinero para almuerzos de cargos y militantes.
La trama Gürtel implicó a Francisco Camps, Ricardo Costa, número dos del partido, Víctor Campos, número de la Generalitat, y Daniel Betoret. Era mucho más que tres trajes, como se empeñó el PP en difundir como imagen falsaria. Tiene constantes ramificaciones. Por ejemplo, Gürtel-Fitur, pues el stand de la Comunidad Valenciana era concedido a Orange Market, sin atender a los pasos legales, con sobreprecio de 3 millones de euros. La consejera de Turismo de entonces, Milagrosa Martínez está imputada. El fiscal anticorrupción pide para ella once años de cárcel. Canal 9, que acaba de sufrir un ERE salvaje, fue un predio donde el PP saqueó a modo. Pedro García, director general de Canal 9, se lucró con el viaje del Papa a Valencia. Sedesa, de la familia Cotino, es primada en obras públicas por la Generalitat y ayuntamientos del PP. Juan Cotino aparece como donante en la contabilidad B de los papeles de Bárcenas.
El caso más notorio de acusaciones de corrupción tempranera es el del cacique del PP de Castellón, Carlos Fabra, que ha justificado su enriquecimiento por la repetida suerte de que le ha tocado el gordo tres veces. Y el que no se lo crea, parafraseando a su hija Andrea Fabra, que se joda.
Me refería a Antonio Martín Beaumont, que era el socio de José Luis Ulibarri en Tele 7, la operación ideada por Esteban González Pons para montar una televisión afín al PP mediante la concesión de trece licencias que cubrían todo el territorio de la Comunidad Valenciana. El empresario de Ponferrada Ulibarri, buscado ex profeso, recibía a cambio la construcción de varios edificios públicos y otras sinecuras, que era lo que le interesaba. En la operación aparecía el CEU con Alfredo Dagnino, para camuflar la presencia Gürtel. Tele 7 casi no se puso en marcha, entrando en quiebra. El Tribunal Supremo ha considerado ilegal el concurso de TDT montado por González Pons.
El saqueo ha sido de tal nivel que el Partido Popular, con el silencio cómplice del PSOE y de los sindicatos, ha dejado a la Comunidad Valenciana sin instituciones financieras: ni la Caja de Ahorros del Mediterráneo, ni Bancaja, ni el Banco de Valencia existen hoy como instituciones levantinas. Siglo y medio de esfuerzos de la sociedad civil por democratizar el crédito ha sido dilapidado en sólo una década de sueldos multimillonarios, créditos a cero interés para los consejeros y finiquitos de escándalo.
Si se contempla la incipiente ruina de la Ciudad de las Artes y las Ciencias, la venta regalada de Terra Mítica o el agujero del remedo de Cine Cittá de la alicantina Ciudad de la Luz se percibe un panorama desolador, en el que el balance de la gestión es un desastre sin paliativos.
Volviendo al principio, está dicho todo con esa cifra escalofriante de once diputados autonómicos imputados por casos de corrupción. El presidente de relleno que es Alberto Fabra nada puede hacer para airear esta cloaca hedionda, salvo taparse las narices, que es lo que hace. Todas las promesas de transparencia se las ha llevado el viento a las veinticuatro horas de tomar posesión. Esos once imputados lo tienen preso, pues constituirían, en hipótesis, un grupo mixto que decidiría el gobierno de la Generalitat. Así que son los que mandan, aunque se dediquen en los plenos a cortarse las uñas o a estudiar francés.
En un Estado de Derecho, con independencia del Poder Judicial, el debate se situaría en la ilegalización del Partido Popular y sólo Valencia serviría para ser determinante.