Eslovenia diciendo

Hoy hablamos sobre la situación política italiana y cómo está afectando a la zona euro la ausencia de Gobi erno, la evolución del rescate de Chipre y cómo está repercutiendo en la caída de la cotización del euro, la prima de riesgo y Eslovenia. También hablamos sobre la situación de Bankia y la corrección a la que Eurostat obliga a hacer sobre la cifra del déficit proporcionada por Montoro. Con Antonio Espín y Francisco Guillén. Conduce Juan Carlos Barba.

hamlet: esto explica por que se quereyan contra el pain y nocon el mundo…

Desfile de la Victoria 1

Anuncios

wanted – la oligarquía financiera y otras malas hierbas.

Pepe Crespo y Carlos Rodríguez hablan sobre la verdadera forma de Estado del Régimen del 78, la Monarquía C ocotera, y sus órganos de representación: la casta política corrupta hasta el tuétano, la burocracia rampante, la oligarquía financiera y otras malas hierbas.

[4.marzo.2013] Rodrigo Rato, ex de Bankia, ex del Fondo Monetario Internacional (FMI), y ex capitoste del Partido Popular, lamentó este pasado fin de semana en la Universidad de Harvard, concretamente en la llamada Escuela de Negocios «Kennedy», la situación de sometimiento de la Unión Europea a Alemania.
Y, como lenitivo, abogó por una Europa «sin perdedores» bajo el paraguas de una Europa que fue pensada, en un principio, para superar viejas rencillas domésticas.
Ante estas declaraciones, cabe plantearse:
O Rodrigo Rato es un imbécil integral, con un coeficiente mental muy próximo al encefalograma plano, cosa que, por razones obvias, nos negamos a aceptar.
O Rodrigo Rato es el típico tiburón capitalista que, desdentado a causa de los vaivenes políticos y el inexorable paso del tiempo, viene ahora —¡a la vejez viruelas!— a darnos lecciones de moralidad «progre» a cambio de una buena soldada por hora, cosa que se nos antoja bastante verosímil.
Rodrigo Rato sabía y sabe que las políticas liberal-burguesas son, en esencia, mecanismos cuyo objetivo fundamental es frenar y/o quebrar cualquier atisbo de igualdad, como sabe que el imperalismo sirve exactamente para lo mismo, pero a una escala gigantesca, ya sea continental —caso de Alemania— o planetaria —caso de Estados Unidos—.
Si Alemania es hoy el ombligo de Europa, si Alemania se ha constituído en un IV Reich de facto y sin tener que pasear un solo «Panzer» por el corazón del continente, si España y otros países de la región se han convertido en auténticos ílotas para mayor gloria de Berlín, ha sido, precisamente, por culpa de siniestros personajes como Rodrigo Rato, como el millonario Rodrigo Rato, como el liberal Rodrigo Rato.
PS