anarcosindicalista vs nacional-sindicalismo

Todas las formas están proporcionadas y son analógicas a la idea que las hadeterminado; son el carácter natural, la signatura de esa idea, como dicen los magistas, y desde quese evoca activamente la idea, la forma se realiza y se produce.

Todas estas ideas asamblearias están inspiradas en las ideas anarquistas. El anarquismo es una filosofía política que afirma que la sociedad puede organizarse sin poder, sin coacción y sin violencia. Negamos que necesitemos especialistas polític@s capacitad@s para decidir en nombre de otras personas. Cada individuo es soberano para decidir sobre aquello que le afecta. Estas ideas están siendo adoptadas por multitud de grupos que están hartos de las organizaciones clásicas basadas en el principio de jerarquía. Las ideas alternativas de autogestión, participación, descentralización…, son ideas anarquistas. Existe una idea negativa, errónea, de anarquía como sinónimo de caos y violencia. Nosotr@s consideramos la anarquía como sinónimo de orden no impuesto, libertad y ausencia de coacción.

Queremos la transformación radical de la sociedad, la supresión del trabajo asalariado, la revolución social. Nuestra finalidad es el Comunismo Libertario, un sistema socio-económico que haga de la libertad y de la igualdad sus valores fundamentales. Y pensamos que para conseguir nuestros fines debemos utilizar unos medios coherentes con ellos. No todo vale. El fin nunca justifica los medios. Si queremos una sociedad libre, igualitaria y fraternal, nuestra organización y nuestra acción debe ser libre, igualitaria y fraternal.
Pero también pensamos que cada agresión estatal o patronal debe tener una respuesta. No ponemos la otra mejilla ni nos resignamos a la injusticia. Este principio de autodefensa implica la confrontación con patronos e instituciones. Por todo esto CNT es anarcosindicalista.
De la confluencia del sindicalismo revolucionario que propugna la emancipación de l@s trabajadores/as por si mism@s y la abolición de la sociedad de clases, y el anarquismo, con sus ideas de organización no jerárquica ni autoritaria, de coherencia de fines y medios, de instaurar el comunismo libertario, etc. surge el anarcosindicalismo.

Símbolo que representa el anarquismo cristiano El anarquismo cristiano o anarcocristianismo es una forma de entender la vida cristiana en la que los principios éticos y de organización social son anarquistas. Los cristianos anarquistas afirman que si cada individuo es valioso ante Dios, sólo rige el derecho natural de las personas como fundamento de la libertad individual y no hay lugar para gobiernos, civiles o eclesiásticos, sobre las personas.Básicamente toman las enseñanzas del evangelio como fundamento espiritual de la anarquía. El anarquismo cristiano puede ser anarcosocialista tanto como anarquista de mercado, así como puede ser utópico tanto como racionalista. Fundamento De acuerdo a algunos anarcocristianos, la cristiandad fue originalmente un movimiento anarquista pacífico. Se dice que Jesús, en esta visión, vino para dar poder a los individuos y liberar al pueblo de las doctrinas religiosas opresivas en la Ley Mosáica; él enseñó que la única figura con derecho de autoridad era Dios, no el Hombre, evolucionando a la ética de reciprocidad.De acuerdo a los anarquistas cristianos, solo hay una fuente de autoridad a la cual los cristianos tienen que responder, la autoridad de Dios encarnada en las enseñanzas de Jesús. Los anarquistas cristianos creen que la libertad de gobierno o de religión es justificada espiritualmente y será solamente guiada por la gracia de Dios si los hombres muestran compasión y valoran al cada ser humano como hijo de Dios.Los anarcocristianos en general son pacifistas y se oponen a cualquier uso de la fuerza y abogan por la resistencia no violenta contra la guerra, la agresión del Estado, y en general la imposición del hombre sobre el hombre; para que exista absoluta libertad de elección de la forma de gobierno y del modelo económico, es decir siempre que ambos sean voluntarios.Sus simpatizantes creen que la búsqueda de la libertad está justificada espiritualmente y citan las enseñanzas del mismísimo Jesús, algunas de las cuales se oponen a la existencia de establecimientos verticalistas tales como la Iglesia. Ellos creen que todos los individuos pueden entrar en comunión directamente con Dios y eventualmente unificarse en paz bajo este Dios personal. Referentes Algunos toman como modelo el cristianismo primitivo, en el que se organizaba en comunidades, reivindicando un comunitarismo anarquista. Existen varias denominaciones cristianas fruto de la Reforma Protestante de interés anarquista, por sus propuestas de libertad de conciencia, apoyo mutuo y pacifismo, como los valdenses, y de cierta forma los menonitas o algunos grupos anabaptistas. En general se incluyen como cristianos pre-anarquistas a varios de los disidentes ingleses o inconformistas, como los levellers, diggers, cuáqueros y unitaristas.Un famoso cristiano libertario fue el escritor ruso León Tolstói, que inspiró al movimiento cristiano de los dujoboris. Otros teólogos y cristianos que influyen o han influido en esta propuesta son Lysander Spooner, William Cavanaugh, Jacques Ellul, Stanley Hauerwas, Fedor Dovtoievski, Martin Luther King Jr., Carlos Díaz e Ivan Illich. Un movimiento unitarista, el de el trascendentalismo tiene un importante vinculación con los valores libertarios.La mayor parte de los anarquistas cristianos se muestra contrario a aceptar la autoridad de la Iglesia, considerando su fe como algo personal y no necesitada de intermediarios jerarquizados e institucionalizados. No obstante, existe una corriente que no está en completa oposición a la Iglesia Católica. Estos anarquistas se escudan en el Catecismo de la Iglesia Católica, que dice: “Ella [la Iglesia] ha…rehusado a aceptar, en la práctica del “capitalismo”, individualismo y la ley de mercado a favor de la labor humana. Regulando la economía únicamente con planes centralizados pervierte la base de las uniones sociales; regulándolas solamente por la ley del mercado es un fallo a la justicia social”. Entre anarquistas católicos destacan Dorothy Day y Peter Maurin, quienes fundaron el Movimiento del Trabajador Católico, vinculado al distributismo. Existe también vinculación entre la doctrina anarquista y el personalismo, una filosofía de origen cristiano, de la mano de Ellul y Díaz.Anarcoliberales cristianos, por otro lado, ven al mercado como un reemplazo natural para el Estado. Los cristianos mutualistas y anarcocapitalistas están seguros que alternativas basadas en el mercado como aseguradoras, seguridad privada, y arbitración privada reemplazarán a los abusivos monopolios del Estado en esas áreas. Varios anarcocapitalistas, por ejemplo, encuentran un referente cristiano de su defensa del derecho natural y la libertad individual en las enseñanzas de la Escuela de Salamanca.El descubrimiento de los antiguos textos gnósticos en Nag Hammadi combinados con los escritos del autor de ciencia ficción Philip K. Dick, especialmente con su concepto de Prisión de Hierro Negro, ha conducido al desarrollo del anarco-gnosticismo.Algunos cristianos ácratas se ven influenciados y de alguna manera identificados con varios personajes o grupos relacionados al misticismo cristiano por su vocación a tener una vida diferente y autónoma realizando, en sí mismos y aquí, la vida inspirada en lo espiritual. Otros cristianos libertarios se sienten más identificados con varios movimientos y personas involucrados en el milenarismo cristiano por su inclinación a realizar la utopía o el paraíso en la tierra o inspirarse en esta idea al actuar en pro de la hermandad universal.
De un tiempo a esta parte, todo el mundo habla de él. Desde Barcelona, desde Madrid, Félix Rodrigo por aquí, Félix Rodrigo por allá. El otro día, una sala del Ateneo de Madrid se quedó pequeña para verle debatir sobre el “decrecimiento”.
En una época de sequía intelectual, con el único referente en Carlos Taibo (con un pensamiento ultramediático), la aparición de Félix Rodrigo en el ámbito alternativo ha traído aire fresco y renovación de las ideas. Porque, viniendo de posiciones cercanas al anarquismo, Rodrigo se atreve a hablar de la relación del feminismo y el movimiento gay con el estado, entre otras cosas.
Al conocer su biografía, podremos entender muchas cosas, puesto que Rodrigo es un “currante” que trabaja de oficinista y ha ejercido todo tipo de empleos, sin haber acudido a la universidad. Es decir, es un autodidacta y, por tanto, un librepensador.
Un hombre sencillo, que no simple, y verdadadero.
PD: Siento deciros que la batería se paró a los 40 minutos. Tendré que verle otro día.

Anuncios

siquiatria – pensamientos disfuncionales, sentimientos o comportamientos."

La ciencia es la posesión absoluta y completa de la verdad.Así, pues, los sabios de todos los tiempos han temblado ante esta palabra absoluta y terrible; todoshan temido abrogarse el primer privilegio de la divinidad, al atribuirse la ciencia, por lo cual se hancontentado, en lugar del verbosaber,con el que expresa conocimientos, y en lugar de la palabraciencia,adoptaron la degnosis,que solamente quiere indicar la idea de conocimiento por intuición

Quantcast

Visto en  :  Maestroviejo

Millones de personas podrían estar mal etiquetados como enfermos mentales cuando la “biblia” de los diagnósticos de psiquiatría que se usa en todo el mundo para clasificar los trastornos mentales, el ‘Manual Diagnóstico y Estadístico de la Asociación Americana de Psiquiatría de los Trastornos Mentales (DSM-5)’, se actualice el próximo mes de mayo, puesto que incluirá una nueva categoría de trastorno de síntoma somático
En la edición de esta semana de ‘BMJ’, Allen Frances, presidente del grupo de trabajo actual de la guía (DSM-IV) advierte que la definición en DSM-5 del trastorno del síntoma somático “puede generar diagnósticos inadecuados de trastorno mental y la toma de decisión médica inadecuada“.
La nueva categoría extenderá el alcance de la clasificación de los trastornos mentales al eliminar la exigencia de que los síntomas somáticos deben ser “médicamente inexplicables“, explica. En DSM-5, el enfoque cambia a “excesivas” respuestas a angustiantes síntomas somáticos crónicos, con sus correspondientes “pensamientos disfuncionales, sentimientos o comportamientos.”
El trastorno de síntoma somático afecta al 15% de los pacientes con cáncer o enfermedades del corazón y un 26% con síndrome de intestino irritable o fibromialgia y hubo una tasa muy alta de falsos positivos del 7% entre las personas de salud en la población general. Este experto señala que en los anteriores criterios del DSM “siempre han incluído recordatorios a los médicos para que descarten otras explicaciones antes de concluir que cualquier trastorno mental está presente“, pero sus sugerencias a los grupos de trabajo para el DSM-5 de que recordatorios similares se incluyeran en esta ocasión fueron rechazadas.
Cada decisión diagnóstica es un delicado acto de equilibrio entre las definiciones que resultarán en diagnósticos de demasiado poco frente a en exceso, pero el grupo de trabajo para el DSM-5 “eligió una definición muy sensible que también es muy inespecífica”, advierte Frances. A su juicio esto refleja “una tendencia constante en el DSM-5 a ampliar los límites de diagnóstico psiquiátrico“, lo que cree que no pone la suficiente atención a los consiguientes riesgos de un “etiquetado incorrecto de falsos positivos“.
“El diagnóstico en DSM-5 del trastorno de síntoma somático se basa en conocimientos subjetivos y difíciles de medir que permiten un “diagnóstico de trastorno mental que se aplicará a todas las condiciones médicas, independientemente de la causa”, concluye.