trillo dolar baby -Aznar, Rajoy, Cospedal, Rato, Mayor Oreja, Álvarez-Cascos, Arenas, Acebes, Trillo… Ninguno se resistió a la contabilidad oculta de Bárcenas y Lapuerta

La historia de la contabilidad paralela en el seno del PP es la de su tesorero, responsable de las cuentas de la formación, y la de la cúpula del partido, que supuestamente recibía unos sobresueldos en B sin pasar por la casilla de Hacienda. Un cuento con moraleja que se desarrolló durante casi veinte años y que implicó a una auténtica ‘tribu de los sobres’, según los documentos publicados por el diario El País.
El registro de pagos que Álvaro Lapuerta y Luis Bárcenas llevaron durante su etapa como tesoreros del PP, desde principios de los años noventa y hasta 2009, refleja numerosos movimientos que engordaron los sobres que recibieron los principales miembros de la cúpula de la formación, que se muestran “indignados” por estas revelaciones. Más allá del “no es cierto” y del “nunca, nunca, nunca”, parece que el despacho de Bárcenas en Génova 13 se parecía a ratos al camarote de los hermanos Marx. Un ir y venir.
Desde José María Aznar hasta Mariano Rajoy, todas las grandes figuras de la formación pasaron supuestamente en numerosas ocasiones por el despacho de los tesoreros para cobrar cantidades que iban desde unas pocas miles de pesetas hasta decenas de miles de euros. María Dolores de Cospedal, Rodrigo Rato, Jaime Mayor Oreja, Javier Arenas, Ángel Acebes, Federico Trillo y hasta el díscolo Francisco Álvarez-Cascos, casi todos los presidentes, secretarios generales, vicesecretarios y ministros de Gobierno se llevaron sus particulares ‘extras’ de las cuentas en B del PP.
Como se ha publicado, poco antes de dedicarse al coleccionismo de naturalezas muertas, el anterior tesorero del PP Rosendo Naseiro deja una anotación inicial de 8 millones de pesetas (48.080 euros) en 1990. A partir de ahí, se registran pagos periódicos o esporádicos a miembros de la cúpula. José María Aznar parece ser el nombre que se esconde detrás las iniciales ‘J.M.’, que aparece en 1990, cuando se estrenaba como jefe de la oposición y después de perder las elecciones frente a Felipe González, y dos veces en 1997, mientras España se examinaba para pasar la reválida de Maastricht y acceder después a la Unión Monetaria. Entonces, todo era crecimiento, también para Aznar. El País, en otras informaciones publicadas a mediados de este enero, hacía responsable a Aznar de idear el sistema de cobros de sobresueldos en dinero negro en el partido, acusación por la cual el expresidente del Gobierno ha presentado una denuncia contra el medio, para proteger su derecho al honor.
Mariano Rajoy, tanto como vicesecretario desde 1990, como secretario general años después o presidente del partido desde 2003, aparece reflejado como ‘M.R.’, ‘M. Raj’ o, simplemente, ‘Mariano’. Desde 1997 hasta 2008, mientras ocupa varias carteras ministeriales en el gobierno de Aznar, parece embolsarse 2.1 millones de pesetas (12.600 euros) semestrales o 1.05 millones de pesetas (6.300 euros) trimestrales; recibiendo al año 25.200 euros. Más allá del “no me temblará la mano” de hace unos días, el presidente del Gobierno ha escondido la cabeza durante las últimas horas y no se ha pronunciado sobre estos documentos. A través de un portavoz, y en declaraciones al diario, se ha remitido a las conclusiones que publicará la auditoría interna que se está llevando a cabo en el seno del PP. Una investigación que realiza el PP para el PP y que muchos reclaman que debería estar en manos de la Audiencia Nacional.
Rodrigo Rato, que siempre ha mantenido que aprendió mucho en el PP para ser después presidente de Bankia y director del FMI, recibía cada trimestre 6.850 euros. Jaime Mayor Oreja, que en 1996 renunció a su escaño en el Parlamento Vasco y se vino al Congreso en Madrid para convertirse después en ministro del Interior, debía necesitar los 6.300 euros que firmaba cada tres meses; la misma cantidad que percibía Ángel Acebes cuando se convirtió en secretario general, tras la derrota electoral de 2004. Algo más recibía Francisco Álvarez-Cascos, cuando era vicesecretario del partido y se negociaba la nueva Ley del Fútbol. Así, junto a las anotaciones de ‘Paco’, ‘PAC’ y ‘Cascos’ aparecen 9.900 euros trimestrales; una cifra que se repite en el caso de Javier Arenas, mientras pasaba por diferentes carteras de Aznar, y superior a la que percibía en 2008 María Dolores de Cospedal, 7.500 euros, cuando se estrenaba como secretaria general de la formación.
Todos ellos han asegurado que o bien no han recibido pago alguno en dinero negro o bien no dan credibilidad a los papeles que se han hecho públicos; a otros, sencillamente, no les “consta”. La propia Cospedal aseguraba hace dos días que “todas las retribuciones que recibo de mi partido siempre las he declarado a Hacienda“. Y lo decía en la misma comparecencia en la que aseguraba que todos los implicados en los documentos hechos públicos interpondrían demandas particulares contra el medio y se confesarían “voluntariamente y bajo juramento” frente a la tesorera del Partido Popular, Carmen Navarro.
Además de la demanda interpuesta por José María Aznar contra El PaísCospedal recurrirá a los jueces a título individual por las publicaciones y Javier Arenas ha anunciado también que emprenderá estas acciones judiciales, un día antes de que Rajoy vuelva a hablar. En la fábula de la ‘tribu de los sobres’ parece que se ha hecho la última anotación.

Pepe Crespo, Carlos Rodríguez y Esteban Tena hablan claro sobre los papeles de Bárcenas, los sobresueldos y la corrupción política.

Si un general se cruza con el ministro de Defensa, Federico Trillo, cuya pertenencia al Opus Dei es pública, y le saluda con la palabra “pax “, el dirigente del PP le reconocerá como un miembro de la Obra y le responderá con otra expresión latina: ‘In aeternum’. Este es el ‘hola’ trascendente que emplean entre sí los miembros de la organización. Esta preservación de la privacidad forma parte de la institución. Tanto es así que en su constitución, redactada en 1950, el artículo 191 afirma: “Los miembros numerarios y supernumerarios sepan bien que deberán observar siempre un prudente silencio sobre los nombres de otros asociados y que no deberán revelar nunca a nadie que ellos mismos pertenecen al Opus”.

Este misterio excita la curiosidad en torno a los miembros de la Obra. ¿Quiénes y cuántos son realmente? Según sus propios datos, cuentan con más de 500 colegios y universidades, medio centenar de emisoras de radio, 12 productoras de cine y televisión, 12 editoriales, 604 periódicos y revistas y 38 agencias de información. En España, el país de Jose María Escrivá, la Obra goza de más salud que nunca. En el artículo 202 de sus constitución se puede leer: “Medio de apostolado peculiar de la Institución son los cargos públicos, en especial aquellos que implican el ejercicio de una dirección”. La presencia del Opus Dei se centra en la política, las finanzas, los medios de comunicación, el sector educativo o el seno de la propia Iglesia.
Su presencia en el entorno de la Casa Real se remonta a la época en la que el Opus apostó por el príncipe Juan Carlos como sucesor de Franco. Desde entonces, Federico Suárez, miembro de la Obra, fue primero el preceptor del príncipe y después el capellán de la Casa Real. Y Laura Hurtado de Mendoza, también de la Obra, es la secretaria de Doña Sofía. En Moncloa, tanto José María Aznar como Ana Botella declaran no ser ni siquiera simpatizantes de la Obra. Pero el abuelo del presidente, Manuel Aznar, era íntimo amigo de Escrivá, ella es sobrina de José Botella, uno de los más reconocidos miembros de la Obra durante el régimen, y sus hijos fueron a los colegios Peñalba y Pinoalbar, que se rigen por el ideario de la Obra.

El aparato del PP cuenta con una nutrida presencia de miembros del Opus en sus filas. Entre los miembros y simpatizantes muy próximos están Federico Trillo, Cristóbal Montoro, Jesús Cardenal, José Manuel Otero Novas, Emilio Recorder de Caso, Juan Antonio Gómez Angulo, Rogelio Baón, Isabel Tocino, Loyola de Palacio, Juan Luis de la Vallina, Benigno Blanco, Andrés Ollero, Juan Ramón Calero, Juan José Lucas, Miguel Angel Cortés, José Manuel Romay, Ana Mato, Juan Cotino, José María Michavila (aunque él dice que lo dejó), Pablo Guardans, Joaquín Abril Martorell, Alberto de la Hera, María Concepción Dancausa, Pilar Pulgar, Francisco Gilet, Rosa Estarán, Gabriel Oliver, Manuel Milián, Vicente Martínez Pujalte, Pedro Agramunt, Eduardo Rodríguez Espinosa, Manuel Arqueros, Felipe Camisón, José María García Magallo, Carlos Robles Piquer, José Antonio Orza, Juan Piñeiro, Fernando Díez Moreno, Luis María Huete o Jesús Pedroche.
Los miembros de la Obra también están presentes en otros partidos: Jaime Ignacio del Burgo y Jesús Aizpún en UPN; Lluís Alegre, Concepción Ferrer y Joaquín Molins en CiU e, incluso, Rafael Larreina en Eusko Alkartasuna. Su penetración es menor en el PSOE, aunque uno de sus antiguos ideólogos, Ludolfo Paramio, estuvo en la Obra y luego la abandonó.
Pero la influencia de la Obra trasciende el ámbito político para hundir sus raíces en el sector económico y financiero. Según Santiago Aroca, autor de una exhaustiva investigación independiente sobre el Opus, el entramado alcanza a unas 1.500 empresas y sociedades. La organización mueve al año, sólo en España, alrededor de 180 millones de euros.
El área tradicional de influencia de la Obra en este sector ha sido el Banco Popular, presidido por uno de sus numerarios, Luis Valls Taberner, y por su hermano, Javier. Pero el Opus ha colocado a miembros y simpatizantes en puestos claves de otros grandes bancos y empresas. Entre ellos están o estuvieron, Emilio de Ybarra, ex presidente de BBV; Juan Alfaro, propietario de Empresas Alfaro; Pablo Bofill, ex presidente de Banco Atlántico; Guzmán Lacalle, ex vicepresidente del RACE; José J. Sancho Dronda, ex presidente de las Confederación Española de Cajas de Ahorro (CECA); Juan Palomeras Vigas, ex presidente de Banco de Navarra; José M. Arana Aizpurua, vicepresidente de Rioja Alta S.A.; Federico Isart, hombre de SCH vinculado a la Fundación Marcelino Botín; Víctor Mendoza, ex director del Instituto de Estudios Económicos; Ramón Mas, abogado; Eugenio Galdón, presidente de Ono; Jaime Vicens, ex presidente de Ediciones Rialp; Casimiro Molins, presidente de Cementos Molins y ex administrador de Naarden International; Rafael Termes, presidente de la Asociación Española de Banca entre 1966 y 1990; José María Aristraín, presidente de la Corporación J.M.Aristraín; José María Concejo, ex secretario del consejo de BBV; Aristóbulo de Juan, ex asesor del Fondo Monetario Internacional; Álvaro Dornecq, ganadero y agricultor; Mariano Navarro, ex ministro de Hacienda; Antonio García Fernández, ex propietario de JOTSA; Antonio Rico Altuna, presidente de empresas Echevarría, o el ex presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores Juan Fernández Armesto.
En el ámbito de la Justicia, además del fiscal general, Jesús Cardenal, están en la órbita de la Obra los magistrados José Luis Requero, que es también vocal del Consejo General del Poder Judicial; Luis Román Puerta, Antonio Martí y Vicente Conde, y los fiscales Jesús Santos y Antonio del Moral.
Esta vigorosa presencia está relacionada con la especialización de la Obra, a partir del Vaticano II, en la enseñanza. Además de la Universidad de Navarra, con sus veinte facultades y su clínica universitaria, el Opus controla también el Instituto de Estudios Superiores de la Empresa (IESE), en cuyo consejo internacional se sientan los presidentes de grandes multinacionales y bancos. Son ya muchos los catedráticos de la Obra como José Luis Meilán Gil, rector de la Universidad de La Coruña; los catedráticos de Derecho Álvaro D’Ors, José Desantes,
Andrés de la Oliva, Gaspar Ariño y Rafael Navarro Valls; los de Ciencias de la Información Javier Fernández del Moral, Luis Núñez Ladeveze, Manuel Fernández Areal y José Luis Martínez Albertos; de Geología, Ramón Llamas, y de Latín, Antonio Fontán.
La vinculación con los medios de comunicación es casi fundacional. “Tenemos que envolver el mundo en papel de periódico”, solía decir Escrivá. Entre los medios vinculados de alguna manera a la Obra se citan “Expansión”, “Actualidad Económica”, “Marca”, “Telva”, “Palabra” y “Mundo cristiano”. Entre los periodistas y editores vinculados con la Obra están: Juan Pablo de Villanueva, Juan Kindelán, Miguel Platón, Luis Ayllón, José María García Hoz, Covadonga O’Shea, José Luis Cebrián Boné, Pilar Urbano, José Antonio Vidal-Quadras, Ramón Pi, Pablo Irazazábal, Luis Ignacio Seco, Francisco Prados de la Plaza, Joaquín Bordiú, José Apezarena, Ricardo Estarriol, Miguel Castellví, Pilar Cambra y Justino Sinova.

También forman parte de los círculos del Opus Dei numerosos eclesiásticos. Directamente ligados a la Obra está el portavoz de la Santa Sede, Joaquín Navarro Valls; el director de la escuela diplomática del Vaticano, Justo Mullor, o el presidente del Consejo Pontificio para la Interpretación de los Textos Legislativos, el también español Julián Herranz.

Escrivá consiguió atraer hacia su carisma a miles de personas. Quizás porque, durante siglos, se había dado una excesiva clericalización de la Iglesia, hasta el punto de que muchos pensaban que, para lograr la santidad, era preciso apartarse del mundo, hacerse fraile, cura o monja. Monseñor Escrivá, en cambio, adelantándose al Vaticano II, recuerda que la santidad es posible en medio del mundo, “haciendo endecasílabos de la prosa ordinaria de cada día~’, como le gustaba decir.

Anuncios

Avaaz es un peligroso instrumento de "disidencia controlada

Hoy hablamos sobre el comercio minorista, las hipotecas y la vivienda, la evolución de la masa monetaria en l a zona euro, la resolución favorable a Islandia sobre la quiebra de sus bancos y las cuentas por valor de 100 millones de euros que han aparecido asociadas a famosos empresarios y miembros del Partido Popular. Con Jordi Llatzer y Eduardo García. Conduce Juan Carlos Barba.

 

 

 

Avaaz es un peligroso instrumento de “disidencia controlada” para la actual Guerra de Cuarta Generación

  ¡¡¡ATENCIÓN!! Estad cada vez mas atentos con toda la información que os llega por internet, la televisión, la radio y la prensa tradicional. Como sabéis LA INMENSA MAYORÍA ESTÁ MANIPULADA, incluso mucha de la que parece ser alternativa.

  
Recordad que en este mundo de hipocresía occidental: Nada es lo que aparenta ser.

  ¿Qué mejor manera de hacer una guerra y ganarla que atentando directamente al pensamiento colectivo sin que prácticamente nadie se de cuenta? Es decir, influir directamente en la forma de pensar, utilizando la lógica e influyendo en las emociones para provocar un comportamiento determinado de cada individuo. En esto se basa la Guerra de Cuarta Generación, en realidad una invasión imperialista y colonialista pero esta vez de tu mente. Y, piénsalo fríamente ¿Es posible que ya la hayan colonizado? Muy probablemente sí… Si dudas de este comunicado y no te crees lo que te digo, ya te han colonizado.

  Por eso una persona común con ideales de Justicia y de un mundo mejor no se para a pensar que Avaaz pueda ser un instrumento diseñado por los sionistas para establecer el Nuevo Orden Mundial. Para poder dudar y llegar a pensarlo es necesario investigar y descubrir quienes son sus fundadores o quienes se esconden tras esta organización; o bien analizar intuitivamente sus mensajes para captar esa manipulación, tan sutil como que en todo un texto con el que puedes estar completamente de acuerdo te introduzcan dos o tres ideas cuyo fin es llegar a hacerte pensar de una determinada manera.

  Avaaz es una organización sumamente peligrosa, leyendo rápido estarás de acuerdo en todo, firmarás sin dudarlo sus peticiones por la justicia y la democracia y seguirás comportándote como un perfecto imbécil y borrego con la conciencia tranquila. Para nada vas a influir en un cambio real del mundo, sino todo lo contrario, en el establecimiento global de una sociedad dormida donde tu eres una importante herramienta al servicio de los macabros intereses de los enriquecidos de este mundo y de aquellos (los sionistas) que te consideran menos importante que un minúsculo gusano.

  Lee por favor todos los artículos críticos con Avaaz que tienes a continuación de este comunicado, hechos expresamente para que dudes de esta organización, conozcas sus raíces y sobre todo comiences a pensar en qué llevan años manipulando tu pensamiento. Tres de ellos lo hicimos Queda la Palabra el primero hace casi cuatro años, a principios del 2009 y el tiempo nos ha dado la razón.

  Convéncete que apoyando pensamientos y acciones como las de Avaaz, Anonymous, Primavera Árabe, Democracia Real Ya, Movimiento 15M o Spanish Revolution o el reciente movimiento “Occupy Wall Street” entre otros muchos movimientos de disidencia controlada todos ellos con infiltrados haciéndose pasar por activistas, por muy contradictorio que te parezca lo que te digo, consigues promover que se establezca el fascismo a escala global, aumente el número de asesinatos y genocidios en el mundo, aumente la pobreza en todos los países, aumente el daño al medio ambiente y atrasen por siglos el gran trabajo de despertar consciencias que realizamos los verdaderos activistas por la Justicia que vivimos coherentemente con el Pueblo Verdadero, promueves que vuelvan tontos útiles a prácticamente todos los ciudadanos, que encima se creen que son libres…

  Es incalculable el daño que la demoníaca organización sionista Avaaz hizo con sus ambiguos mensajes sobre el pensamiento colectivo con la invasión de Irak donde EE.UU. generó un pensamiento global que Sadam Husseim era un dictador y que el pueblo de Irak estaba sufriendo terriblemente con ello; lo mismo que ha hecho EE.UU. y los países pertenecientes a la OTAN (Organización Terrorista del Atlántico Norte) con Gadhafi, donde todo el mundo ha creído que es otro dictador y por eso también han justificando la genocida intervención de la OTAN (Organización Terrorista del Atlántico Norte) sobre Libia para “proteger a la población” e instaurar la “democracia”; el genocidio del Pueblo Palestino siempre poniendo en la misma balanza a invasores y agresores (Israel) que a las víctimas, invadidas, agredidas y diezmadas en su población (los palestinos)… y tantísimas más.

  ¿Y tu vas a seguir apoyándolos y no denunciándolos? ¿vas a seguir sin hacer nada mientas asesinan a cientos de miles a tu lado? ¿vas a seguir firmando con Avaaz o con Amnistía Internacional “buenas voluntades” cuando en realidad favoreces lo contrario callando tu conciencia para que así no hagas ningún acto coherente? ¿vas a seguir siendo un esclavo (obrero) entregándoles tu creatividad y fuerza de trabajo y un consumidor de la mayoría de unos productos producidos con sufrimiento y asesinato de personas como tu?
   “Nada resulta más engañoso que un hecho evidente“…  Aplícalo a lo que dicen los medios de comunica-manipulación y estarás muy cerca de lo cierto.

 Jesús
Activista Social Independiente Pacífico
Queda la Palabra – Medio de comunicación no tradicional, no dependiente y no periódico
 
Miembro de:Colectivo por la Justicia y los Derechos de las Personas y de la Naturaleza “Queda la Palabra”
Activistas, voluntarios y colaboradores pacíficos, independientes y sin fronteras
Organización horizontal, limpia y no dependiente sin subvenciones
(Premio Nacional de Derechos Humanos 2005 en España)
Correo electrónico: quedalapalabra@gmail.com
Teléfono móvil: (0034) 693 391 587


  

¿La “voz” de quién?
(O por qué me di de baja en Avaaz)

 
[Farsas sistémicas] – Escrito  el 12 Mar 2011
Enlace: http://lacomunidad.elpais.com/periferia06/2011/3/12/farsas-sistemic…

Avaaz significa “voz”. La organización así llamada, a la que alguien caracterizó como «el Google del ciberactivismo», quiere dar voz a millones de personas (“empoderarlas”, dicen ellos) para acercar la realidad a la del mundo «que la mayoría de la gente quiere». Sus planteamientos parecen progresistas y avanzados. Lo que vamos a preguntarnos aquí es de quién es realmente la voz Avaaz.

«Guardaos de los falsos profetas, que vienen a vosotros vestidos de ovejas, pero por dentro son lobos rapaces» (Mateo 7: 15).

No sé si has participado en alguna campaña de Avaaz aunque sólo sea firmando una de sus cartas reivindicativas. Si es así, entonces te computarán como uno de sus ya más de siete millones de “miembros”. A mí, en cambio, espero que dejen de incluirme, pues me acabo de dar de baja. Y te voy a contar por qué.

La cara amable de Avaaz

Avaaz, surgida en 2007, se presenta como una organización solidaria que promueve causas tan nobles como la lucha contra la pobreza, el respeto al medio ambiente y la defensa de los derechos humanos. Proclama anhelos de paz en Oriente Próximo, combate el choque de civilizaciones y se opone activamente a la represión (por ejemplo en Irán y en Birmania). Usa un estilo próximo, juvenil y familiar en las comunicaciones de sus campañas (el último correo suyo que recibí, del pasado miércoles, concluía así: «Con esperanza, Ben, Luis, Graziela, Benjamin, Ricken, Stephanie, Rewan, y todo el equipo de Avaaz»).

En la portada de su web, disponible en catorce idiomas, ahora mismo se pueden ver rotando imágenes referentes a acciones tan positivas como la de tratar de frenar al voraz magnate Rupert Murdoch, el respaldo al pueblo egipcio en su revolución democrática, el apoyo a Wikileaks, el control de los transgénicos y la defensa de las ballenas. Son iniciativas en buena medida asimilables a las metas de otras organizaciones altruistas y de muchos creyentes en que “Otro mundo es posible” (aunque quizás con un mayor toque light). [En España, además, apoyan activamente la campaña para echar a los políticos corruptos de las listas electorales. De manera significativa, en las versiones para Extremo Oriente las imágenes rotatorias, más escasas, se centran en propugnar la libertad para el Tíbet y Birmania.]

La propia Avaaz explica así su ventaja diferencial («agilidad, flexibilidad, enfoque y escala extraordinarias») respecto a otras entidades de objetivos similares: aprovechan mejor las nuevas tecnologías globales y la realidad de una ética también global. De este modo –afirman–, pueden funcionar «con un equipo único» que se hace cargo de «cualquier asunto de interés público». No buscan tanto formar una corriente ideológica como una comunidad de valores que respeta las discrepancias puntuales. Sus campañas, dicen, no se imponen de arriba abajo sino que surgen de las demandas de sus miembros. Además, el equipo coordinador colabora con organizaciones afines «para desarrollar estrategias eficaces». A partir de ahí brotan sus conocidas alertas, enviadas por correo electrónico o a través de redes sociales, sin perjuicio de publicar también «anuncios costeados mediante donaciones de los miembros». Pues afirman con énfasis su total autonomía financiera: «Nuestro modelo financiado por nuestros miembros nos mantiene independientes y responsables.»

Entre sus «logros» recogen la masiva respuesta obtenida por su alerta mundial sobre el cambio climático, su decisiva intervención en Brasil para descalificar a políticos corruptos, o sus actuaciones frente a desastres naturales en Pakistán y Birmania. Asimismo han realizado recogidas de firmas contra los transgénicos, apoyaron los esfuerzos para que Paul Wolfowitz dejara de presidir el Banco Mundial y animaron la superación de las «políticas unilaterales y destructivas de Bush». Esto último encaja con el hecho de que entre sus fundadores no falten críticos del criminal texano (ver también).

Ampliando el zoom

Un análisis algo más cuidadoso muestra detalles quizá no tan positivos. Su frecuente recurso iconográfico a Bin Laden lleva a sospechar que, además de asumir la absurda versión oficial sobre el 11-S, comulgan con las bases de la “Guerra contra el Terrorismo” (¿quizá no son tan contrarios a Bush después de todo?). Refuerza esa sospecha que entre sus “logros” incluyan que coorganizaron en 2007 el primer discurso de David Miliband como ministro de Exteriores del Reino Unido en la etapa de Gordon Brown. O la propia colaboración de éste con una campaña de Avaaz. Recordemos que Brown fue durante años miembro del gobierno Blair que respaldó la guerra “legal” contra Afganistán y codeclaró la guerra ilegal contra Irak. Y que, ya como primer ministro, mantuvo la misma línea belicista, además de liberticida.

No menos llamativo es que en varias de sus portadas (en inglés, en alemán…) destaquen una frase del propio Brown elogiando a Avaaz. O que en otras de ellas (la versión española, la italiana…) recurran a una cita de Al Gore de estilo similar. Gore… el vicepresidente de Clinton –recuérdese el acoso a Irak durante aquellos años, con frecuentes bombardeos, a veces masivos–, el que aceptara sumisamente su “derrota” electoral frente a Bush pese a haber ganado en votos, el ecologista derrochador de energía que fuera galardonado con el Nobel de la Paz, premio obsceno como pocos, entregado una vez más a un violentista.

Pero aún no hemos visto nada… Personalmente ya tenía bajo examen a Avaaz por la tibieza de algunas de sus posturas (a la vez que aplaudía otras), o por su apoyo a las engañosas “revoluciones de colores”. Cabía pensar en su ingenuidad, no obstante. Lo que acabó disparando todas mis alarmas fue ese último correo que recibí, en el que descaradamente abogan por la imposición de una zona de exclusión aérea sobre Libia para acabar con el régimen de Gadafi. En otras palabras: 1. Dan por buena la versión occidental de los hechos, pese a que a día de hoy aún nadie ha demostrado que lo que ocurra en Libia sea otra cosa que una guerra (y, según crecientes indicios, promovida por el imperialismo: ver 1 y 2). 2. Les parece correcto que los mayores criminales del planeta (¿o es que aún no se han dado cuenta de que lo son?) intervengan para deponer a otro criminal a fin de cuentas menor. Fue al recibir dicha alerta cuando me puse a investigar más a fondo a Avaaz….

Quién hay detrás

Indagar en la “trastienda” de Avaaz resulta revelador. Hemos mencionado ya que su gente coorganizó el primer discurso de Miliband. Su socio en esa peculiar gestión (curioso “logro” ésta para un colectivo que quiere cambiar el mundo) fue la Chatham House.

¿Qué es la Chatham House? Su nombre original, aún conservado, es Royal Institute of International Affairs, el más relevante think tank británico y uno de los más influyentes del mundo. Su fundación data de 1920 –con cédula real desde 1926–, fruto de un plan angloestadounidense cuya contraparte al otro lado del Atlántico sería el Council on Foreign Relations (CFR), «institución hermana» bien conocida por su capacidad de orientar la política exterior estadounidense.

Por las tribunas de la House han pasado oradores como David Cameron, Ban Ki-moon, Hamid Karzai, Condoleezza Rice, Gordon Brown y Pervez Musharraf. Y, más atrás en el tiempo, otros como Ronald Reagan. O sea, la crème de la crème del Sistema más algunos de sus adjuntos. Eso sí, con una cierta inclinación europeísta pese a sus vínculos atlánticos. Interesante entidad colaboradora de Avaaz, en cualquier caso.

Según Wikipedia, Avaaz nace de la confluencia de dos organizaciones preexistentes, ResPublica y MoveOn. Ambas, supuestamente preocupadas por una democracia más participativa. La primera, con alusiones iconográficas en su web a Gandhi y a Martin Luther King, tiene entre las personalidades que la respaldan a alguna procedente del entorno de Bill Clinton, pero la gran mayoría son destacados líderes o portavoces religiosos, tanto protestantes como católicos romanos (hay también un rabino). Entre los segundos se incluye Charles Rooney, de Catholics in Alliance for the Common Good (CACG), una organización que promueve «la plenitud de la tradición social católica en la plaza pública» (el enlace a esta cita provista por Wikipedia ya no se encuentra activo). Por su parte, MoveOn está muy vinculada al Partido Demócrata estadounidense. Es anti-Bush y pro Obama. Entre sus fuentes de financiación destaca el superricacho George Soros, conocido especulador húngaro-estadounidense que, entre sus múltiples hazañas, llegó a desestabilizar el Banco de Inglaterra.

Volveremos pronto con Soros. Antes, aludamos rápidamente a un sujeto nada irrelevante que se cuenta entre los cofundadores individuales de Avaaz. Hablamos de Tom Perriello, con una fulgurante carrera a sus 36 años. Ex congresista por el Partido Demócrata, Perriello es otro partidario de la “Guerra contra el Terrorismo” y como tal ha apoyado el aumento de tropas en Afganistán y la permanencia en Pakistán. Defensor del “derecho” a tener armas, son conocidos sus vínculos con la Asociación Nacional del Rifle. Pero quizá no sean menos significativas las conexiones de Perriello con el mundo religioso. Católico romano, colabora no obstante también con organismos de otras confesiones. Fue además uno de los impulsores de la entidad sociorreligiosa Faithful America, así como el fundador de la CAGG, la susodicha agrupación papista que quiere inundar de tradición católica la sociedad estadounidense con la excusa del “bien común”.

¿Realmente se autofinancia Avaaz? Según lo que se entienda por eso… Si un multimillonario se encuentra entre sus miembros donantes, podemos decir que sí (lo que pasa es que entonces tal vez haya que preguntarse quién es miembro de quién). Hablamos de nuevo de George Soros. Son diversas las fuentes que lo conectan con Avaaz (p. ej. 1, 2 y 3), cosa que esta organización no declara y, hasta donde sabemos, tampoco desmiente.

En busca de más evidencias, retornemos al papista Perriello, el dinámico cofundador de Avaaz. Al parecer, el Open Society Institute (OSI) de Soros le dio 150,000 dólares a su citada asociación Catholics in Alliance for the Common Good en 2006. Algo llamativo por cuanto Soros es ateo.

Por cierto, este acaudalado caballero ha estado también vinculado, como miembro de su Junta Directiva, al CFR, ya citado más arriba (recordemos que es la entidad hermana de la Chatham House, colaboradora de Avaaz). Y a través del también mencionado OSI, tuvo un papel relevante en el éxito de la Revolución de las Rosas, que inclinó definitivamente a Georgia hacia el lado occidental. Por entonces (2003) aún no existía Avaaz, que después se ha caracterizado por defender ese tipo de revoluciones en otras partes.

Desde luego, la financiación de Soros ayudaría a comprender el rápido crecimiento de Avaaz, así como la espectacularidad de sus acciones y recursos (recordemos la tecnología visible en su web, así como que ésta tenga versiones en catorce idiomas).

Conclusiones

Avaaz se presenta a sí misma como una organización de base, pegada a la gente de a pie, que con un solo pero entusiasta equipo humano ha sido capaz de captar millones de seguidores e irradiar una influencia cada vez más global en su camino hacia un mundo mejor. Dice promover la paz, la libertad y los derechos humanos.

La realidad parece ser muy otra, como delatan sus vínculos. Estamos ante una organización cien por cien sistémica, y por tanto condenada a contribuir a preservar lo esencial del presente statu quo. Un movimiento asociado a los principales responsables de este criminal Sistema, sobre todo a los del ala progre, incluido el magnate Soros. Al servicio, pues, del imperialcapitalismo. Y con una inquietante nota adicional, resumida principalmente en la figura de Tom Perriello: la conexión de fondo con el Gran Tapado.

Con Avaaz estaríamos, sencillamente, ante lo que Michel Chossudovsky llama “fabricando disidencia”: para evitar que surja una disidencia de verdad, lo que hace el Sistema es inventarse una falsa hacia la que canalizar los genuinos impulsos de cambio y renovación. Es el típico disfraz del Poder para autoalimentarse. […]

Comunicados de crítica a Avaaz
del Colectivo Queda la Palabra 

 – [02/04/2011] – [Queda la Palabra] – ¡Cuidado con Avaaz, es una organización prosionista! – Clara infiltración de prosionistas en otros colectivos teóricamante libertarios…
http://www.egrupos.net/grupo/quedalapalabra/archivo/indice/641/msg/…
  
– [24/02/2011] – [Queda la Palabra] –  MUY PELIGROSO: Cuidado con apoyar las campañas de AVAAZ… son lobos con piel de cordero… sionistas camuflados de activistas sociales demócratas.
http://www.egrupos.net/grupo/quedalapalabra/archivo/msg/617
  
– [01/01/2009] – [Queda la Palabra] – ¡OJO CON LO QUÉ DIFUNDÍS Y FIRMÁIS! Cuestionamos el posicionamiento sobre Palestina de AVAAZ ¿una ONG PROSIONISTA?
http://www.egrupos.net/grupo/quedalapalabra/archivo/msg/356

 Interesantes comunicados de crítica
a Avaaz de otros colectivos/personas
 

[01/04/2011] – [Grupo Tortuga] – CARTA DE DENUNCIA CONTRA AVAAZ
“Sospechamos que se ha engañado y manipulado al público con el objetivo de que esta alianza militar recupere su prestigio e invada a un país rico en petróleo con el respaldo de la ONU, y que se ha atentado gravemente contra la integridad de la nuestra red de comunicación, el pueblo libio, y la paz en el mundo.”
http://www.grupotortuga.com/Carta-de-denuncia-contra-Avaaz
 
– [10/03/2O11] – [Mira dentro de ti… despierta] – PELIGRO MUNDIAL. AVAAZ ¡MENTIRA PODRIDA!“A eso suena Avaaz, si atas todos los hilos sueltos del conflicto”.
http://cambiaelmundodespiertate.wordpress.com/2011/03/10/peligro-mu…
  

[07/11/2008] – [Página Web de Nacho Blanco] – AVAAZ: ¿MANIPULACIÓN Y SERVILISMO?
“Últimamente estoy tremendamente decepcionado con ellos. ¿El motivo? Sigue leyendo…”
http://nachoblanco.wordpress.com/2008/11/07/avaaz-%C2%BFmanipulacio…

Fuente: http://periodicodigitalwebguerrillero.blogspot.com/2011/10/avaaz-es.

ama rosa

Cuál es esa maga que cambia a sus adoradores en cerdos y cuyos encantos quedan destruidos encuanto se someten al amor?
la oligarquía mamona del pobre
Esta antigua cortesana es la mujer de mármol de todos los tiempos. Lamujer sin amor, absorbe y envilece todo cuanto se le aproxima; la mujer que ama, esparce elentusiasmo y ennoblece la vida.

———–
El elemento primordial del control social es la estrategia de la distracción, que consiste en desviar la atención del público de los problemas importantes y de los cambios decididos por las élites políticas y económicas, mediante la técnica del diluvio o inundación de continuas distracciones y de informaciones insignificantes. La estrategia de la distracción es igualmente indispensable para impedir al público interesarse por los conocimientos esenciales, en el área de la ciencia, la economía, la psicología, la neurobiología y la cibernética. “Mantener la Atención del

público distraída, lejos de los verdaderos problemas sociales, cautivada por temas sin importancia real. Mantener al público ocupado, ocupado, ocupado, sin ningún tiempo para pensar; de vuelta a granja como los otros animales” (cita del texto ‘Armas silenciosas para guerras tranquilas’).
2. Crear problemas, después ofrecer soluciones.
Este método también es llamado “problema-reacción-solución”. Se crea un problema, una “situación” prevista para causar cierta reacción en el público, a fin de que éste sea el mandante de las medidas que se desea hacer aceptar. Por ejemplo: dejar que se desenvuelva o se intensifique la violencia urbana, u organizar atentados sangrientos, a fin de que el público sea el demandante de leyes de seguridad y políticas en perjuicio de la libertad. O también: crear una crisis económica para hacer aceptar como un mal necesario el retroceso de los derechos sociales y el desmantelamiento de los servicios públicos.
3. La estrategia de la gradualidad.
Para hacer que se acepte una medida inaceptable, basta aplicarla gradualmente, a cuentagotas, por años consecutivos. Es de esa manera que condiciones socioeconómicas radicalmente nuevas fueron impuestas durante las décadas de 1980 y 1990: Estado mínimo, privatizaciones, precariedad, flexibilidad, desempleo en masa, salarios que ya no aseguran ingresos decentes, tantos cambios que hubieran provocado una revolución si hubiesen sido aplicadas de una sola vez.
4. La estrategia de diferir.
Otra manera de hacer aceptar una decisión impopular es la de presentarla como “dolorosa y necesaria”, obteniendo la aceptación pública, en el momento, para una aplicación futura. Es más fácil aceptar un sacrificio futuro que un sacrificio inmediato. Primero, porque el esfuerzo no es empleado inmediatamente. Luego, porque el público, la masa, tiene siempre la tendencia a esperar ingenuamente que “todo irá mejorar mañana” y que el sacrificio exigido podrá ser evitado. Esto da más tiempo al público para acostumbrarse a la idea del cambio y de aceptarla con resignación cuando llegue el momento.
5. Dirigirse al público como criaturas de poca edad.
La mayoría de la publicidad dirigida al gran público utiliza discurso, argumentos, personajes y entonación particularmente infantiles, muchas veces próximos a la debilidad, como si el espectador fuese una criatura de poca edad o un deficiente mental. Cuanto más se intente buscar engañar al espectador, más se tiende a adoptar un tono infantilizante. ¿Por qué? “Si uno se dirige a una persona como si ella tuviese la edad de 12 años o menos, entonces, en razón de la sugestionabilidad, ella tenderá, con cierta probabilidad, a una respuesta o reacción también desprovista de un sentido crítico como la de una persona de 12 años o menos de edad” (ver ‘Armas silenciosas para guerras tranquilas’).
6. Utilizar el aspecto emocional más que la reflexión.
Hacer uso del aspecto emocional es una técnica clásica para causar un corto circuito en el análisis racional, y finalmente al sentido crítico de los individuos. Por otra parte, la utilización del registro emocional permite abrir la puerta de acceso al inconsciente para implantar o injertar ideas, deseos, miedos y temores, compulsiones, o inducir comportamientos…
7. Mantener al público en la ignorancia y la mediocridad.
Hacer que el público sea incapaz de comprender las tecnologías y los métodos utilizados para su control y su esclavitud. “La calidad de la educación dada a las clases sociales inferiores debe ser la más pobre y mediocre posible, de forma que la distancia de la ignorancia que planea entre las clases inferiores y las clases sociales superiores sea y permanezca imposibles de alcanzar para las clases inferiores” (ver ‘Armas silenciosas para guerras tranquilas’).
8. Estimular al público a ser complaciente con la mediocridad.
Promover al público a creer que es moda el hecho de ser estúpido, vulgar e inculto, malhablado, admirador de gentes sin talento alguno, a despreciar lo intelectual, exagerar el valor delculto al cuerpo y el desprecio por el espíritu…
9. Reforzar la autoculpabilidad.
Hacer creer al individuo que es solamente él el culpable por su propia desgracia, por causa de la insuficiencia de su inteligencia, de sus
capacidades, o de sus esfuerzos. Así, en lugar de rebelarse contra el sistema económico, el individuo se autodesvalida y se culpa, lo que genera un estado depresivo, uno de cuyos efectos es la inhibición de su acción. ¡Y, sin acción, no hay revolución!
10. Conocer a los individuos mejor de lo que ellos mismos se conocen.
En el transcurso de los últimos 50 años,los avances acelerados de la ciencia han generado una creciente brecha entre los conocimientos del público y aquellos poseídas y utilizados por las élites dominantes.
Gracias a la biología, la neurobiología y la psicología aplicada, el “sistema” ha disfrutado de un conocimiento avanzado del ser humano, tanto de forma física como psicológicamente. El sistema ha conseguido conocer mejor al individuo común de lo que él se conoce a sí mismo. Esto significa que, en la mayor parte los casos, el sistema ejerce un control mayor y un gran poder sobre los individuos, mayor que el de los individuos sobre sí mismos.
Noan Chomsky