San Pablo en Efeso -herodes

San Pablo en Efeso quemó todos los libros quetrataban de ciencia ocultas; es así, finalmente, también como la Revolución francesa, 17 hija delGran Oriente Johannita y de la ceniza de los Templarios, saquea las iglesias y blasfema de lasalegorías del culto divino.

Pero todos los dogmas y todos los renacimientos proscriben la magia yregalan los misterios al fuego o al olvido. El que todo culto o toda filosofía que viene al mundo esun Benjamín de la humanidad, que no puede vivir más que dando la muerte a su madre; es que laserpiente simbólica gira siempre devorando su cola; es que hay necesidad, por razón de ser, que entoda plenitud haya un vacío, en toda magnitud un espacio, en toda afirmación una negación; es larealización eterna de la alegoría del fénix.

Los ignorantes que han desviado el cristianismo de su camino, sustituyendo a la ciencia(entendida como gonis orgullosa) por la fe, a la experiencia por el sueño(entebdido como utopia), a la realidad por lo fantástico(entendida como verdadera ciencia); los inquisidores que, durante siglos ysiglos declararon a la magia una guerra de exterminio, sólo lograron cubrir de tinieblas losdescubrimientos del espíritu humano, de tal modo, que hoy marchamos tanteando para volver aencontrar la clave de los fenómenos de la naturaleza. Ahora bien, todos los fenómenos naturalesdependen de una sola e inmutable ley, representada por la piedra filosofal y, especialmente, por suforma simbólica, que es el cubo.

Fijaos en el tipo de la capucha de la izda, la mujer y el chico, de debajo

En esta página, un médico descubre el montaje del supuesto damnificado en la maratón de Boston, que es en realiad un actor, escenificando la película que muestran las fotografías. Como demuestra este sanitario simplemente, el comportamiento de esos supuestos damnificados es imposible a la luz de las heridas que supuestamente están soportando: si a consecuencia de la explosión pierden la dos piernas, en dos minutos se han desangrado y mueren. (Es muy diferente si les amputan las piernas a consecuencia de las heridas). Ni la cantidad de sangre que se ve alrededor ni el grado de consciencia de los heridos se corresponde con las supuestas heridas provocadas por una explosión que le amputa las piernas.
En la siguiente secuencia de imágenes veréis cómo el tipo de la capucha (un mercenario de The Craft como los que vimos el otro día) actúa en complicidad con la mujer negra de debajo suyo para preparar la película en torno al chico que se encuentra debajo. ¡Ojo! Sí se produce una explosión pero los mayores daños físicos son muy probablemente escenificados para generar la histeria subsiguiente.
Si hay alguien a quien le parezca imposible que se pueda escenificar algo así, que recuerde el caso del rescate de la soldado Jessica Lynch, en Irak: fue un montaje.

No hay sangre, el tipo de la capucha y la mujer hablan para comenzar el teatro

No hay sangre, el tipo de la capucha y la mujer hablan para comenzar el teatro

No hay sangre en el amputado (el chico caído): el de la capucha empieza a extenderla

No hay sangre en el amputado (el chico caído): el de la capucha empieza a extenderla alrededor

ya hemos dicho qye los demonios inventan poco y se plagian los unos a los otros

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s