John F. Kennedy tenía planes de retirar las tropas de Vietnam y acabar con la guerra fría. Pero la bala que lo asesinó puso fin a esos planes. En la misma década, murieron su hermano Robert y Martin Luther King. El objetivo de estos crímenes no solo fue de carácter político o económico. Con ellos, algo murió en el corazón del pueblo estadounidense.

Fuente: Desde la Sombra

Que se den cuenta o lo admitan a estas alturas es casi una burla a la inteligencia, aunque que sea The Washington Post quien en un articulo firmado por Greg Miller y Julie Tate admita que la CIA se ha transformado en una organización paramilitar tiene gran importancia.

Lo cierto es que la CIA lleva practicamente desde su fundación creando golpes de estado, financiando atentados o formando guerrillas ultraderechistas, pero, como dicen los autores, antes lo hacía con disimulo, intentando que no fuera relacionada con esos asuntos sucios, pero despues del 11 de septiembre de 2001 cada vez se dedica con mas descaro directamente a asesinar.

Por ejemplo, dicen los autores, los ataques con drones, que habrían parecido antes un imposible futurista, son tan rutinarios que raramente atraen la atención del público a menos que una figura de alto rango de Al-Qaeda sea asesinada (lo que no dice el periodico, por supuesto, es que Al Qaeda no es tambien mas que un tentáculo de la CIA, o que los mismos atentados de Nueva York fueron diseñados por su dirección).

The Washinton Post señala que el proceso de paramilitarización continua profundizandose con el nombramiento del  general David H. Petraeus como director de la CIA, que evidencia como esta agencia de inteligencia es cada vez mas un ejercito encubierto.

● El programa de aviones no tripulados ha matado a más de 2.000 combatientes y civiles desde 2001, una cifra asombrosa para una agencia que tiene una larga historia de apoyo a determinadas fuerzas en conflictos sangrientos, pero que rara vez apretó el gatillo por su cuenta.

● El Centro de Contraterrorismo de la CIA (CTC), que contaba con 300 empleados el día de los ataques, ahora supera los miembros del núcleo de Al Qaeda en todo el mundo. Con cerca de 2.000 personas, el CTC emplea al 10 por ciento de la fuerza laboral de la agencia, ha designado a los principales funcionarios en casi todos los puestos importantes en el extranjero y controla la flota en expansión de la CIA de aviones no tripulados.

● La rama analítica de la agencia, que tradicionalmente existía para proporcionar información a las autoridades, se ha incorporado a la caza. Alrededor del 20 por ciento de los analistas de la CIA están enfocados ahora en “metas” para la exploración de los datos de las personas a contratar, y en la detención o el lugar de los punto de mira de un avión no tripulado.

Como algunos grupos de derechos humanos , The Washington Post asegura que la CIA funciona ahora como una fuerza paramilitar que tiene atribuciones que van más allá de lo que EEUU ha exigido históricamente a sus Fuerzas Armadas. La CIA no reconoce oficialmente el programa de aviones no tripulados, y mucho menos da una explicación pública acerca de quién dispara y quién muere, y cuales son las reglas.

“Estamos viendo a la CIA como una organización paramilitar común y corriente, sin la supervisión y la rendición de cuentas que tradicionalmente se espera de los militares”, dijo Hina Shamsi, directora del Proyecto de Seguridad Nacional de la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU).

Quizás todo esto estaba dentro del futuro diseñado por la misma CIA durante la preparación de los atentados del 11 de septiembre de Nueva York, que incluia la nueva estrategia imperial de agresión contra los pueblos con grandes recursos energeticos justificandose en el peligro terrorista, y utilizando para ello a los miembros de la lista de mercenarios que habían hecho el trabajo sucio en otras operaciones como la lucha contra el gobierno comunista de Afganistan y el apoyo que le daba el ejercito rojo.

Mientras la CIA dispara directamente sus drones contra la población civil o contra personajes “peligrosos”, los “terroristas” a su servicio sirven tanto para los atentados de bandera falsa con la etiqueta Al Qaeda como para formar grupos de “liberación nacional” como el Consejo Nacional de Transición Libio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s