derivados – Alfredo Jalife Rahme (neurocirujano mexicano).

La segunda mejor exposición que he visto en mi vida, sobre la trastienda del istema financiero, la banca y los políticos. A cargo de Alfredo Jalife Rahme (neurocirujano mexicano).

http://matrix-matrixrev.blogspot.com/2011/10/el-pueblo.html

Conferencia realizada en el marco del foro: “Crisis del sistema del mundo capitalista, Hegemonía y Estado”.

Alfredo Jalife Rahme (México) es Medico especialista en neurología 1978-1990, docente de Psicología en la Universidad de las Américas A.H. Homenajeado por su labor académica.
– En 1987, fue galardonado con “Cátedra UNESCO” bajo los auspicios de la Comisión de Estudios Europeos, y la Unión Europea: “Europa en la perspectiva libero-Americana”.
– En 1997, invitado por la ONU a integrar parte de una “Misión de Noticias y Hallazgo de Hechos” en Egipto y Jordania.
– Es miembro de la academia de Ciencias de Nueva York .
– Seleccionado por la revista Lideres Mexicanos entre los 100 mayores expertos del petróleo en México.
Analista de Geoeconomia del periódico La Jornada.
– Analista de asuntos internacionales en varias radiodifusoras. Comentarista de CNN en español y en proyecto 40 (TV Azteca).
– Profesor de Post-Grado de la FCA (facultad de Contaduría y Administración) de la UNAM, en Geopolítica y Negocios internacionales. Profesor de Licenciatura en la facultad de Ciencias Políticas y sociales de la UNAM.
– Nombrado Miembro del Comité de Árbitros del instituto de Investigaciones Económicas de la UNAM a partir de enero del año 2001
– Profesor del Curso de Seguridad Nacional sobre el Medio-Oriente de la Armada de México.
Fuente del video:

Recomendado por: Lluís Comí 

adena-wwf : y tu mama tambien

Menchu Álvarez del Valle, abuela paterna de doña Letizia, ha declarado hoy como imputada en los Juzgados de Cangas de Onís por un delito de insolvencia punible por alzamiento de bienes del que también están acusados el padre de la princesa, Jesús Ortiz, y su tía Henar.
Álvarez del Valle llegó poco después de las 10.00 horas del brazo de su abogado al Ayuntamiento de Cangas de Onís, en cuyo edificio se encuentra el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción, en el que permaneció durante cerca de 50 minutos.
Fuentes judiciales han informado de que la abuela de doña Letizia estuvo declarando durante 40 minutos y que respondió “tranquilamente” a todas las preguntas que le formuló la juez y el abogado de la acusación.
Varios agentes de la Guardia Civil tuvieron que abrir un pasillo a la imputada para que pudiera acceder al interior del Juzgado, ya que a los numerosos medios de comunicación que esperaban su llegada se sumó una concentración de empleados municipales que protestaban en las escaleras del ayuntamiento por los últimos recortes.
Bajo un paraguas que sostenía su acompañante para protegerla de la lluvia que ha caído durante toda la mañana, Álvarez del Valle no quiso evitar a los periodistas y entró por la puerta principal del ayuntamiento.
Lo que sí evitó fue responder a las preguntas que en el corto trayecto que hizo andando hasta el ayuntamiento le hicieron algunos periodistas sobre el caso por el que hoy debía declarar.
Cinco minutos antes de las 11.00 salía de nuevo del Juzgado con el mismo acompañante, aunque esta vez unas barreras instaladas por la Policía Municipal facilitaron su paso hasta el coche que la esperaba a la puerta del Juzgado y en el que se fue sin hacer ninguna declaración.

Hasta cuatro años de cárcel

Álvarez del Valle debía declarar como presunta implicada en un delito de insolvencia punible por alzamiento de bienes que podría haber llevado a cabo junto a sus hijos Jesús y Henar para evitar el pago de una deuda que reclamaban a ésta última.
En concreto, esta denuncia es consecuencia de un fallo judicial que obligaba a Henar Ortiz a pagar cerca de 23.000 euros que debía a una proveedora de la tienda de decoración que hace unos años tenía en Oviedo y que no efectuó por declararse insolvente.

El padre y la tía de la princesa deberán declarar también por el caso

Fuentes judiciales han informado que, al parecer, la tía de doña Letizia se declaró insolvente y sin bienes para declarar pese a que había heredado parte de la casa de la localidad de Sardéu, en Villaviciosa, en la que reside Menchu Álvarez del Valle.
La parte denunciante, según las mismas fuentes, mantiene que la casa de Sardeu no es sólo de Menchu, sino que también es en parte propiedad de sus hijos desde la muerte de su padre, por ser un bien ganancial y que ya fue objeto de una hipoteca sin que el dinero obtenido por ella fuese empleado para pagar esta deuda.
Henar Ortiz deberá declarar por este mismo caso en los Juzgados de Oviedo, ciudad en la que reside, mientras que su hermano Jesús lo hará también en los Juzgados de la localidad madrileña de Pozuelo, por ser donde tiene su domicilio.
La insolvencia punible por alzamiento de bienes es un delito penado con entre uno y cuatro años de cárcel y de 12 a 24 meses de multa.

LA TENEBROSA HISTORIA DE LA ASOCIACION ECOLOGISTA “WWF”

“NADA ES LO QUE PARECE”

La Segunda Guerra Mundial no fue una excepción:
los ganadores de la guerra (en este caso, los aliados) vencieron “heroicamente y salvaron al mundo” de la amenaza de una fuerza malvada (en este caso, el nazismo).

Sin embargo, ambos (aliados y nazis) :

  • practicaron genocidio,
  • desarrollaron planes de eugenesia,
  • masacraron y bombardearon civiles brutalmente,
  • experimentaron con nuevas armas,
  • desarrollaron planes de destrucción masiva.

Ambos hicieron lo mismo porque ambos eran una misma fuerza polarizada:
la locura elitista europea usando la nueva tecnología desarrollada por una comunidad científica que trabaja indiscriminadamente con un bando y con el otro.
Así, resulta fácil de entender que antes y después de los teatrales juicios de Nuremberg en 1945, numerosos científicos del Tercer Reich, investigadores militares y altos oficiales nazis fueron “exiliados” a Estados Unidos, Brasil, Argentina, Chile y otros, con cambio de nombre y pasaporte suizo o del Vaticano. mediante La RUTA DE LAS RATAS:

Si esto ocurrió con los artífices científicos y materiales del nazismo, ¿qué ocurrió con las casas reales, la nobleza europea que simpatizaba con el movimiento nazi y los grupos financieros que apoyaron, sufragaron e hicieron posible el nazismo?
No ocurrió nada:
permanecen hasta hoy en sus casas, y actualmente asisten a fiestas de la jet-set y reciben el cariño de sus súbditos.
Simplemente, algunos cambiaron su nombre, otros se vincularon con nobleza de países aliados, y otros se lanzaron a nuevas aventuras políticas.
Este es el contexto previo que debemos conocer para acercarnos a la siguiente figura:

El primero conde y después príncipe Bernhard de Lippe-Biesterfeld, nace como alemán en Jena en 1911, recibiendo la clásica formación elitista de nobleza europea.
Nacido y educado para establecer lazos sanguíneos con la casa de Orange, a Bernhard se le permite mostrar públicamente su filiación juvenil nazi, entre otras a NSDAP – el partido nazi.
A fin de cuentas, toda la casa Lippe-Biesterfeld era filonazi (su hermano Aschwin era un alto cargo en las SS), así como todas las líneas secundarias de la familia.
Bernhard llega a introducirse en Reiters SS, y trabaja activamente en IG Farben, gigante químico alemán involucrado en la industria bélica.
Cumpliendo con su noble deber, Bernhard se casa con la princesa Juliana de Holanda, y justo al comenzar la guerra, se exilia en Inglaterra bajo protección del brazo británico del mismo linaje, los Windsor.
Allí, continúa su formación militar de élite, se introduce en los servicios de inteligencia británicos, y establece relación con quien va a ser su compañero de proyectos futuros, Philip Mountbattenel futuro duque de Edimburgo y consorte de Elizabeth II.

Tras la guerra, regresa a Holanda con la fachada de “héroe de guerra”, y es nombrado comandante de las fuerzas armadas holandesas.
En 1954, El príncipe Bernhard funda el grupo secreto Bilderberg (secreto, por entonces); y en 1961 con la colaboración de algunos invitados Bilderberg (entre ellos, el príncipe Philip), funda el Fondo Mundial Vida Salvaje, renombrado después con las siglas WWF.
Así, el príncipe Bernhard de Lippe-Biesterfeld, brazo holandés de la nobleza negra europea, experimentado asesino de guerra, y miembro de fuerzas militares de élite (nazis primero, inglesas y holandesas después) funda la primera institución ambientalista con la ayuda de presencia de instituciones de la corona británica, servicios de inteligencia europeos, y grandes corporaciones ligadas a la industria bélica.
Resulta constatado que el movimiento ambientalista comienza ahí, pero ¿con qué objetivo?
Basta echar un vistazo a la posterior lista de miembros selectos del WWF, el llamado Club 1001, para señalar los tres lugares comunes de su membresía: nobleza europea, servicios de inteligencia y grandes grupos corporativos (principalmente, bancarios, armamentísticos y químicos).
Algunos de estos distinguidos “amantes de la naturaleza” son:

El propio Principe Philip (Duque de Edimburgo, supremo representante masculino de la casa Windsor, capitán general de la marina británica. Aficionado no sólo a despedazar zorros con sus perros en su reino, sino aficionado también a la caza furtiva de elefantes y otros animales en India y Nepal, tal y como registró John Philipson)

Conrad Black (Miembro asiduo de Bilderberg y cabeza del imperio de massmedia, Hollinger, creado por su padre, el agente del MI5, George Black)

Príncipe Johannes Von Thurn und Taxis (aristócrata europeo bajo influencia de la esfera Rothschild, hijo de Max Von Thurn und Taxis, fundador de la Allgemeine SS de Hitler)

Tibor Rosenbaum (agente del Mossad y dueño del BCI, banque du credit internacionelle, basado en Ginebra, denunciado por Life como lavadora de dinero negro de diferentes mafias involucradas en tráfico de armas y narcotráfico)

Mayor Louis Mortimer Bloomfield(militar miembro del MI6 que encabezó la operación Permindex)

Sir Francis de Guingand (Ex militar británico, ex cabeza de los servicios de inteligencia británicos, con título de sir y “licencia para matar” expedida por su majestad la reina)

Don Juan Carlos de Borbón (descendiente de Felipe de Anjou, rama francesa vinculada sanguíneamente a la casa Saxe-Coburg. Recibió formación militar de élite y actualmente es capitán general del ejército español y rey de España junto a su consorte, la Reina Sofía, miembro registrado de las reuniones del GrupoBilderberg)

Dr. Luc Hoffman (director de la corporación farmaceútica Hoffman-LeRoche; involucrado personalmente en el desarrollo de drogas psicotrópicas y en la investigación farmaceútica psiquiátrica)

John H. Loundon (Presidente de Shell Oil hasta 1976, y después ejecutivo vitalicio de Royal Dutch Shell)…

Esta infame lista continúa, pero no es necesario seguir para darse cuenta de que en estos personajes el amor por la vida animal (o cualquier tipo de vida) no está entre sus prioridades.
¿Qué es lo que comparten todos estos sujetos además de un siniestro concepto de la “vida animal”?
Todos ellos poseen, representan y defienden corporaciones involucradas en la explotación de los recursos de antiguas colonias europeas, a través de la instauración de un nuevo régimen imperial que permite el absoluto control económico de estados supuestamente soberanos. (Este régimen será explicado en el segundo apartado de este capítulo)
¿Por qué los fundadores y miembros selectos del WWF son nobleza, militares y financieros relacionados con los intereses políticos y económicos de grupos de poder europeos extendidos en todo el mundo?

Respuesta sencilla:
Porque el WWF tiene como único interés defender la política y la economía de los grupos de poder europeos extendidos en todo el mundo.
Ya desde su fundación, el WWF tuvo el apoyo de instituciones de la corona británica relacionados con la política colonial.
Una de esas instituciones ligada al WWF es la Sociedad Geográfica Real, la cual patrocinó las expediciones coloniales de David Livingstone, y estaba formada por miembros de la calaña del científico Sir Francis Galton (sí, sí, el padre de la eugenesia y la biometría racial ).
Otra institución real vinculada al WWF es la Sociedad Zoológica de Londres, fundada por el ridículo virrey de la India, Sir Stamford Raffles, y de la cual, el propio príncipe Philipfue presidente.
Así, mientras estas instituciones aseguraban la presencia de fuerzas imperiales en áreas estratégicas, la población europea y estadounidense comenzó a ser adoctrinada en el ambientalismo como una doctrina salvacionista dentro del materialismo, vinculada siempre a teorías neomalthusianas y profecías catastrofistas más o menos científicas.
Y así, muchos miembros del WWF y de instituciones vinculadas al ambientalismo fundaron en 1968  el elitista Club de Roma, un siniestro club privado que tiene como uno de sus objetivos “trabajar para la investigación y solución de los problemas medioambientales”.
A través de la membresía de WWF y de dos de los fundadores del Club de Roma, Maurice Strong y Alexander King, se puede seguir el rastro de la posterior fundación de innumerables instituciones como:

  • Sierra Club,
  • earth first – Tierra Primero,
  • Greenpeace,
  • Amigos de la Tierra… y muchas otras.

De hecho, fue Strong el director de la primera Oficina del Medioambiente para la ONU, y la cabeza visible de la Cumbre de la Tierra en Rio de Janeiro en 1992.
Mientras tanto, durante las dos últimas décadas del S. XX, las generaciones más jóvenes literalmente “mamaron” el credo ecológico sin poder cuestionarse ni el origen ni el objeto de dicho credo, como una nueva pseudo-religión de salvación.
Tan profundamente se enraizaron los “valores medioambientales” en la población, que escandalosas noticias que delataban la actividades criminales de instituciones ambientales como :

  • el Proyecto Lock
  • el Proyecto Stronghold
  • la participación del WWF en el tráfico de marfil (denunciado por el periodista Kevin Dowling), pasaron desapercibidas.

Tampoco se dio ninguna voz de alarma al comprobar que cuanto más se desarrollaba el “movimiento ambientalista”, más y más problemas medioambientales aparecían, y que mientras políticos y hombres de estado comenzaban a hablar de “ecología y medioambiente”, el deterioro ambiental seguía acelerándose sin que nada ni nadie consiguiera tan siquiera frenarlo mínimamente.
Esta farsa se mantiene hasta el día de hoy a través de una enmarañada red de mentiras.
NO IMPORTA LO QUE ES VERDAD. SOLO CUENTA LO QUE LA GENTE CREE QUE ES VERDAD”
Paul Watson – cofundador de GREENPEACE
Pero vamos a centrarnos aquí en uno de los aspectos del problema; quizá uno de los más importantes: la colaboración del movimiento ambientalista en la destrucción de la manifestación humana, y muy especialmente, en el Continente africano.
Por ello, vamos a quedarnos con el ya presentado WWF, el cual además de ser la institución fundacional del movimiento ambientalista, es la organización ecologista más presente en África, y muy especialmente, en sus reservas y parques naturales.

La destrucción del continente africano

Los imperios modernos europeos son la fuerza política más poderosa, salvaje y devastadora que jamás el ser humano haya conocido.
La razón por la que decimos esto en presente es lo que les ha dado semejante poder:
el paso de la explotación colonial mundial a un sistema de dependencia económica absoluto a través de corporaciones transnacionales que explotan los recursos y las poblaciones de las antiguas colonias.
Estos imperios europeos han sabido prolongar su dominio y aumentar su poder sobre todo el mundo, con transformaciones políticas, sociales y económicas que se amoldan a la ordenación que ellos mismos van trazando a través de una agenda.
El máximo exponente de estos imperios es el imperio británico; sin embargo, cuando se estudian los linajes, familias y casas que conforman estas fuerzas, se comprende que nada de esto tiene relación con pueblos, naciones o estados.
Es por ello por lo que -con toda propiedad- se puede hablar de un único imperio europeo (no estrictamente localizado en Europa) con un único interés, una única fuerza, un único espíritu:
la infrahumanidad- (el embrutecimiento de la poblacion que no pertenece a la elite).
En el caso particular de África, el proceso de parasitar y devastar el continente siguió tres etapas fácilmente distinguibles que aquí señalamos.

  • -En primer lugar, se invadió el continente y se establecieron “colonias” gobernadas por hombres de confianza de las diferentes coronas y repúblicas europeas.
    En 1885, todo el continente africano ya estaba repartido como si fuera un pastelentre los diferentes estados europeos (Reino Unido, Francia, Bélgica, Holanda, Alemania, España, Portugal, Italia…)A finales del S. XIX, el imperio inglés se mostraba como el máximo poder controlador del continente.
  • La segunda etapa del plan imperial sobre África fue realizar la transición de un gobierno colonial a un gobierno financiero vía presidentes títeres y corruptos que inauguraban soberanías nacionales ajenas a diferencias culturales y étnicas, territorialmente delimitadas al capricho con tiralíneas. Así, por poner un ejemplo, Rhodesia (nombre puesto en honor de Cecil Rhodes), pasó a llamarseZimbawe, se cambió el color de la piel del presidente, del blanco Ian Smith se pasó al títere negro Mugabe, y a eso le llamaron “independencia”. Las grandes corporaciones mineras, petroleras, químicas, farmaceúticas, textiles… (inversiones y posesiones de las mismas élites europeas ya referidas) se establecieron en estos nuevos estados gobernados por auténticos peleles sin escrúpulos que ofrecen una política fiscal a medida de los intereses europeos. Todas las corporaciones más presentes en las explotaciones del continente africano están relacionadas directamente con las casas reales europeas y grandes grupos bancarios angloamericanos:

  • Riotinto
  • N.M. Rothschild
  • Angloamerican
  • Monsanto
  • Minorco
  • De Beers
  • ICI
  • Unilever
  • Barclays
  • Shell
  • Lonrho

Sólo esta última, Lonrho (nombre acróstico de Londres y Rhodes) posee 636 filialesdispersadas en todos (subrayamos: todos) los países africanos, siendo el mayor productor de comida industrializada en África, el mayor productor de tejidos, y el mayor distribuidor de vehículos.

  • Después del control financiero, la destrucción del continente africano requiere una tercera fase.
    – Como tercera etapa del proceso, la fuerza imperial europea trabaja para hacer de África un continuo baño de sangre que garantice que jamás pueda emerger un pueblo mínimamente íntegro y sano.
    Los diversos pueblos africanos son continuamente machacados a través de todas las formas posibles de violencia, para mantenerlos en el trauma, la locura social y la indigencia.
    Todo este infierno hace que los estados africanos dependientes financieramente y rotos socialmente, se endeuden de tal forma, que la deuda sólo sea “perdonada” a cambio del derecho a explotación de los recursos del país.

¿Quién explota esos recursos? De nuevo las mismas corporaciones europeas ya citadas.

¿Y qué papel juega en todo esto el movimiento ambientalista?

La última etapa que culmina el proceso de destrucción requiere algo para llevarse a cabo. La fuerza imperial aún poseyendo un control financiero absoluto, requiere una presencia logística, un control territorial, una fuerza militar en el mismo continente africano.
Si oficialmente una nación extranjera no puede operar libremente dentro de un estado soberano, se crea un organismo supranacional (La ONU) que podrá hacer y deshacer a su antojo.
Si oficialmente un ejército europeo no puede tener presencia en un estado africano independiente, se creará un ejército de “cascos azules” nutrido de esos mismos ejércitos europeos.
Si oficialmente un organismo gubernamental europeo no puede controlar territorialmente el continente, el Establishment se sacará de la manga una serie de incontables Organizaciones No-Gubernamentales – ONGs – y plataformas de la ONU (UNICEF, OMS, UNESCO) que se encargarán de ello.
Ahí es donde entra en acción el movimiento ambientalista, tal y como explicamos a continuación.
Un 8% de todo el continente africano son parques, reservas y espacios protegidos en nombre de la conservación medioambiental.
Un 8% del territorio africano supone un área de la extensión equivalente a tres penínsulas ibéricas.
Este territorio nada despreciable es administrado y controlado por plataformas medioambientales de la ONU y organismos como WWF.
Muchos de esos parques están ubicados en fronteras estatales y lugares geoestratégicosque interesan como plataformas de las actividades de ejércitos, guerrillas, tráfico de armas, drogas y caza furtiva.Así, a través del control estratégico de estos parques y reservas, la llamada “comunidad internacional” (es decir, la única fuerza imperial de la que ya hemos hablado) no sólo controlan los flujos migratorios y movimientos de refugiados, sino que controlan los movimientos de las milicias que generan los periódicos conflictos bélicos tan útiles y rentables para sus intereses.
Es decir, en otras palabras: los parques y reservas controlados por organismos ambientales no sólo ejercen de “valla” para la población, que hace que las “ovejas” no se salgan de su rebaño, sino que también sirve para que los “lobos” se entrenen, se armen y se muevan a su antojo antes de atacar a sus presas.

¿Cuál es la misión ambientalista en África?

El control territorial de las áreas interfronterizas más estratégicas.
Para ilustrar este hecho, tendríamos varios ejemplos, siendo el de Ruanda, uno de los más tristes y vergonzosos.
Más del 20% de Ruanda son parques y reservas medioambientales, y gran parte de esos cotos se encuentran en la frontera con Uganda y República Democrática del Congo (el antiguo Zaire).No vamos a introducir aquí el contexto histórico del conflicto étnico de la zona, siempre bajo gestión repugnante de las fuerzas coloniales europeas.
En ese contexto de continuo conflicto, el RPF (Frente Patriótico Ruandés) se armó en Uganda e invadió Ruanda en 1990. El RPF estaba formado por miembros del Ejército de Resistencia Nacional de Museveni en Uganda.
Ambos ejércitos fueron  financiados y armados por el programa IMET del ejército británico y norteamericano, y todo su armamento de asalto era de fabricación israelí.
Uganda era (y es aún hoy) un estado fantoche bajo control de la corona británica y los servicios de inteligencia angloamericanos.
Esta invasión en 1990 llevada a cabo por el RPF se llevó a cabo por el Parque Gorilla, el Parque Akagera y el Parque Volcanes, todos ellos pasos fronterizos donde se realizaban (y realizan) programas de protección del gorila administrados por el WWF.
Esa invasión sólo fue la antesala de los lamentables episodios de 1994. Mientras Ruanda estaba gobernada por el hutu Habyarimana, el ejército ruandés era armado y financiado por la inteligencia francesa (tal y como exponen Joan Casoliva y Joan Carrero en su valiente obra “El África de los grandes lagos”); mientras tanto el RPF volvía a ser armado y entrenado en Uganda por fuerzas ugandesa-británico-norteamericanas.
Mientras se armaban los dos bandos con fondos de ayuda internacional (tal y como expuso con coraje la británica Linda Melveru), el diplomático norteamericano Henry Kissingervisitó la zona a finales de 1993 en “misión diplomática”. Nadie sabe qué diablos hizo esteinfrahumano personaje, pero meses después de su visita, Ruanda sería escenario de los genocidios más salvajes y rápidos de los que se tienen registro.
El RPF volvió a avanzar sobre Ruanda a través del parque natural Akagera, administrado por WWF.Las milicias hutu comenzaron a arengar a la matanza a través de la Radio Televisión Libre de las Mil Colonias. Tras el asesinato de Habyarimana, comenzaron las absurdas salvajadas indiscriminadas en las que la mayoría de tutsis (pero también incontables hutus) fueron torturados y asesinados. A tal absurdo se llegó, que –tal y como testimonió Marcel Gerin- las tropas hutus Interhamwes y las tropas FRP tutsis estaban mezcladas entre si, llenas de mercenarios ugandeses a sueldo.
Por supuesto, nada de lo que allí sucedió tuvo sentido; pero sí que están constatados unos datos significativos:

  • Tanto Interhamwes como FRP usaban las mismas armas de fuego, principalmente el rifle de asalto Ak-47;
  • tanto Interhamwes como FRP fueron vistos consumiendo el mismo tipo de droga, crack, sustancia imposible de conseguir en la zona a no ser que existiera un dealer al por mayor con contactos transnacionales;
  • tanto Interhamwes como FRP se sirvieron (unos en la huida y otros en la invasión) de los parques naturales administrados por plataformas medioambientales de la ONU y el WWF.

El resultado de todo esto fue el genocidio de más de 800.000 personas en poco más de tres meses, la violación sistemática de todas las mujeres tutsis (y muchísimas hutus), y el trauma y mutilación psíquica de toda una generación, incapacitada para toda su vida y la de varias generaciones siguientes.
Las sociedades europeas quedaron temporalmente conmocionadas, cuestionando la utilidad de las tropas de la ONU, y preguntándose retóricamente “cómo todo eso era posible”. Fue posible porque alguna fuerza lo hizo posible, y de la misma forma, la ONU no resulta inútil si se discierne para qué y para quién resulta útil.
La hipocresía europea se preguntaba “por qué los cascos azules no estaban cuando comenzaron las matanzas”, en vez de cuestionarse por qué estaban allí los cascos azules durante todos los años anteriores a las matanzas.
Las tropas del UNAMIR huyeron como ratas ante un naufragio. En un conflicto en el que murieron 800.000 personas, un contingente de 2539 soldados tuvo 10 bajas: un verdadero éxito.
Actualmente, Ruanda (como todos los países de la zona) tiene presencia de tropas de la ONU. Además, Ruanda tiene hoy (ya lo tenía en 1994) un gran potencial mineral (especialmente, oro) que ya está siendo explotado por corporaciones mineras europeas (también en Tanzania, en Uganda, en Burundi…). Por supuesto, la WWF continúa con susplanes de protección del gorila en los parques naturales que ya hemos nombrado; actualmente, numerosos turistas europeos visitan estos parques para fotografiar animales y tener una experiencia de naturaleza y aventura.

________________________________________________________________________________________

WWF fue fundado y dirigido por Shell


Si cualquier persona o grupo se atreve a cuestionar el calentamiento global y la ortodoxia gran cambio climático, los clérigos verdes primero intentará desacreditarlos – normalmente saltando sobre la mesa y señalando con el dedo derecho de la vergüenza en su cara, exclamando: “Usted está financiada por las grandes petroleras! “
Eso hace que todo el … más irónico si tenemos en cuenta que fue el primero financiado, y más tarde corrió la gran nave indicador global del movimiento ecologista moderno
Donna Laframboise artículo ‘s reciente titulado, la amplia serie de WWF de dinero del petróleo narra el ascenso de la caridad globalista verde – se siembra con la financiación, desde el mundial el gigante petrolero Shell holandés real, que es ex presidente de 15 años, John Loudon, más tarde se desempeñó como presidente de la WWF Internacional durante cuatro años después de eso.
En 1961, Shell Oil bifurcada la bonita suma de 10.000 libras esterlinas para ayudar a fundar el WWF-Reino Unido, dinero que en términos actuales equivale a £ 418.000 – o $ 663.000 (ver la calculadora histórica aquí ).
Pero eso es sólo el principio. WWF seguían montados a la ola de dinero del petróleo para los próximos 40 años – de los gigantes como BP, Shell y otras, hasta el año 2000.

No es de extrañar, autoproclamados socialistas tecnócratas de Greenpeace dictan en su propia página web que la idea de la libertad de expresión ya no se aplica cuando se trata del debate sobre el clima, y con frecuencia atacan a los escépticos del clima sobre la base de sus supuestas conexiones con “gran petróleo”.
De acuerdo con la caridad de Greenpeace:

“Hay una diferencia entre la libertad de expresión y una campaña para negar la ciencia del clima, con el objetivo de socavar la acción internacional sobre el cambio climático … La libertad de expresión no se aplica a la desinformación y la propaganda.”

Su postura militante propia que hace aún más interesante que la propia Greenpeace se financia con el dinero de la Standard Oil, y también lo es del Sierra Club – de acuerdo con el sitio web de organismo de control efectivo activista .
Véalo usted mismo:

  • Rockefeller Brothers Foundation 
    Greenpeace $ 1,080,000.00 1997 a 2005 
    Sierra Club $ 710,000.00 desde 1995 hasta 2001 
    ACORN $ 10,000.00 2002 a 2002
  • Rockefeller Family Fund 
    Greenpeace $ 115,000.00 desde 2002 hasta 2005 
    Sierra Club, $ 105,000.00 desde 1996 hasta 2002 
    ACORN $ 25,000.00 1998/98
  • La Fundación Rockefeller 
    Greenpeace $ 20,285.00 1996 a 2001
  • Rockefeller Philanthropy Asesores 
    Sierra Club $ 38,250.00 1997 a 2000

Baste decir que el que ninguno de estos campeones del cambio climático y el gobierno mundial – el WWF y Greenpeace, podría existir sin todo ese dinero jugosa industria petrolera.
Una verdad incómoda última debe ser mencionado aquí. El líder no oficial del movimiento global warmist, Al Gore, también es una inversión muy elevada en el, y lo está haciendo ofertas masivas con – las grandes petroleras.
Se estima que las tenencias de Gore riqueza en Occidental Petroleum más de $ 500.000 en acciones y participaciones, que se sitúa a la razón por Gore fija el acuerdo para vender en el país de la Reserva Naval de los EE.UU. de aceite … a Occidental Petroleum – en un contrato sin licitación , de forma natural.
Sin embargo, mucha gente admira a Al Gore para todos por sus maravillosas de las credenciales al ambiente natural “.
¿O podría ser simplemente un caso de la suave guía a otro ciego?
Fuente: INFOWARS

catastroika – la re-creación del Sacro Imperio Romano Germánico,- homenaje a los despiertos i -reich

El linaje Merovingio.
linaje carlomagno.

El primer Druida era Atlante y se rebelo contra su pueblo en favor de los esclavos.

• La lucha de dos grandes imperios, el de los The-Atlas (Atlantes) y el de Hab y Ssinia ( Etiopía), los esclavos se rebelan.

• El río gemelo del Nilo en África, tenía dos desembocaduras, una al Atlántico por Canarias y la otra al Mediterráneo por Marruecos.

• La gran capital de los The-Atlas (Atlantes), era una isla al sur de las Azores.

• DUR-IR, el primer Druida predijo el hundimiento de la Atlántida, pero no le creyeron.

• Las primeras comunidades de Druidas, vivían donde había manantiales y conocían muy bien las energías y las plantas medicinales, así como los cristales, ellos fueron los pioneros de los sanadores de ahora, que por imposición de manos, o por contacto de energías o por canciones o un rezo, sanaban a los enfermos.
Grabado en piedra de 20X20cm.
DUR-IR EL PRIMER DRUIDA

Ocurre que en ocasiones nos encontramos con aparentes contradicciones sobre un mismo asunto, y tratamos de rechazar aquello que no es de acuerdo con lo que conocemos, pero tendremos que adoptar una actitud abierta y admitir que en ocasiones lo que conocemos no es más que una parte de la verdad, y en esta verdad han existido numerosos intereses para deformarla, de acuerdo con el momento cultural o histórico.
El término Druida ha sido manipulado por nuestros historiadores a lo largo del tiempo, para tratar de identificar a una…

cultura que se conoce en Europa, y de la cual no se sabe nada más que tenían una forma de escritura y unos altos conocimientos de energías, y por supuesto muchos aspectos negativos.
Nos encontramos con que en las cuevas de Hab y Ssinia, tienen referencias históricas, muy antiguas, de varios miles de años, antes que aparecieran en Europa y ya nos hablan de una forma de vida, de una forma de pensar de un planteamiento vital, y también de una cultura muy elaborada y de acuerdo con el momento en que se desarrollo.
El relato que a continuación podéis leer, es la traducción de un libro escrito y guardado en el interior de una caña de bambú, sellado y guardado en el interior de un agujero en la piedra de una cueva, que a su vez esta sellado y delante de ese agujero que esta en la pared, se encuentra un dibujo como el que tenéis delante, grabado en una piedra de veinte por veinte centímetros, el poder dároslo a conocer ha sido como resultado del trabajo de los Maestros Hab-Baa-Ssi, que han leído el libro y nos lo han facilitado a los investigadores Europeos, para que lo podamos poner en nuestro idioma, es sin duda una joya por el testimonio que da y al mismo tiempo, una enseñanza al futuro de los errores del pasado.
La historia empieza así:

 Eran tiempos decadentes para los dos grandes imperios que había en aquellos momentos, el imperio de los The-Atlas y el imperio de Hab y Ssinia ( Etiopía ), ambos llevaban varios años en guerra, los primeros atacando y tratando de conseguir dominar a los segundos a los que consideraban inferiores, pero que se les resistían. Los del imperio de Hab y Ssinia ( Etiopía ) aguantando y resistiendo a aquellos que venían por los aires y por las aguas y les esclavizaban para que trabajasen y luego quitarles el futuro de su esfuerzo.

Hacía mucho tiempo, los que ahora eran los que tenían el Imperio de Hab y Ssinia, habían sido esclavos de los The-Atlas, pero la unión con otros pueblos y el hecho de poder escapar por las grandes selvas y los grandes marismas que existían donde ahora esta el desierto, les permitieron llegar hasta las montañas desde donde con el poder su mente, hicieron frente al poder de la tecnología.


En el interior de África, siempre al amparo de las montañas donde defenderse y de las grandes selvas, se fundaron ciudades que luego se unirían todas para luchar contra el que venía de lejos con medios aéreos, luchar contra los que nunca bajaban, y contra los que tenían el poder de hacer desaparecer todo con sus rayos de energía. Estos reinos, tres se habían declarado independientes de ambos imperios, pero recibían ayuda, la que el imperio de Hab y Ssinia ( Etiopía ) les enviaba, sus Guías mentalistas y que tanto daño hacían al Imperio de los The-Atlas.

En el centro de África ahora existen unas montañas que en tiempos atrás eran más elevadas y que era de allí donde partía el gran río gemelo al Nilo que corría por las tierras del ahora desierto del Sahara*, y que un día como consecuencia del movimiento de los continentes, el río desaparecido, y las tierras de la superficie se separaron y al final todo quedó como ahora mismo lo tenéis, aquel río era conocido como Loni.
(*la revista Science, ha determinado la edad del Sahara, el desierto más grande del mundo. No sería 86.000 años de edad, como se creía, pero por lo menos 7 millones de años. De acuerdo con el CNRS, unos pocos miles de años, la ubicación del Sáhara actual corrió un clima húmedo, donde había muchos ríos y lagos, como el lago Mega-Chad.
Se estima que el actual río Nilo es, al menos, el quinto río que ha fluido al norte de las tierras altas etíopes. Las imágenes de satélite que fueron usadas para identificar cursos de agua secos en el desierto al oeste de Nilo, nos muestran un cañón, Eonilo, ahora lleno por el flujo superficial. Esto representa un antiguo Nilo llamado Eonilo que fluyó durante el Mioceno (De 23 a 5,3 millones de años antes del presente). El Eonilo transportó sedimentos hasta el Mediterráneo.)
Como podéis entender cuando se tiene una contienda se tienen numerosas necesidades, y teniendo en cuenta que la gran capital de los The-Atlas, estaba situada en una isla de las muchas que había, un poco más al sur de donde ahora están las Azores, era de allí de donde partían en dirección a su alrededor donde tenían pueblos a los que… dominaban, a los que explotaban con el trabajo y de los que sacaban la mayor parte de sus recursos, tanto alimentarios como minerales.

Los The-Atlas, tenían colonias en todas las tierras alrededor de su capital, en África llegaban hasta el Océano Indico, en América hasta el mar del otro extremo, en Europa, hasta los hielos, y los grandes bosques, y en el sur, competían con otro gran Imperio que había y que estaba situado en lo que ahora son las Tierras de la isla de Pascua, entonces había un gran sub-continente.

Su método era simple, en las tierras que ellos querían explotar, traían a pueblos enteros para su trabajo y así estando en tierras extrañas, rodeados por pueblos diferentes, el pueblo permanecía unido y temeroso de los otros, y así era obligado a trabajar y si no lo hacían y rendían lo que se les pedía, sus amos los The-Atlas lo hacían desaparecer con sus rayos de energía, y luego traían a otro pueblo.

En una de estas ciudades estado, situada en las montañas donde nacía aquel gran río que tenía dos desembocaduras, una al Atlántico por dos brazos, por la zona de Canarias y la otra a lo que ahora es el Mediterráneo* también por dos brazos como la zona de Marruecos.
*…En el desierto del Sahara …se han descubierto paleocauces de antiguos ríos que desde el Tibesti llevaban aguas directamente hacia el Mar mediterráneo, estos paleocauces quizás fueron una primera ruta de difusión de los Homo sapiens hasta la cuenca mediterránea. También en el río Draa se han hallado pinturas rupestres que representan una abundante fauna prehistórica (cocodrilos, hipopótamos etc.) desaparecida hace milenios en la región.

En aquellas ciudades estado, fortificada en la falda de las montañas que daban a los valles donde los de Hab y Ssinia ( Etiopía ) trabajaban como esclavos para los The-Atlas, se dio a conocer por primera vez un joven que levantó la voz a favor de los enemigos de su Imperio pues él mismo era de raza blanca y del imperio The-Atlas.
Un joven que tenía problemas de adaptación con los de su clase, pues él mismo era de la raza de los amos y sin embargo abogaba por los esclavos, para aliviar su situación, hasta el punto de que tuvo que marchar de la ciudad para no ser muerto. 


Su nombre DUR-IR, y aquel joven salió a escondidas y no bajando a los valles en donde sabía que sería muerto por los esclavos de Hab y ssinia ( Etiopía ) que le podrían dar muerte, pues le conocerían por el color de su piel, ya que era blanco y los otros negros. 
Sin embargo era ingenioso, y así pasados los primeros días de desconcierto y sabiéndose en los lugares donde todavía había trabajos forzados, se atrevió a subir por otro lugar y por otra parte a meterse dentro de los bosques que todo lo cubrían en aquel entonces.

Así vivió en solitario con la naturaleza varios años, y en ese tiempo le ocurrieron varias cosas, una de ellas es que su mente sí abrió y vio el futuro, y así y este le asustó en gran manera, vio cómo de los cielos caía una gran ciudad y muchos miles de The-Atlas con ella y cómo se hundía en el mar y las olas crecían por el impacto y todo el Imperio desaparecía, las islas se hundían y las montañas desaparecian.

Eso vio y mucho más y no entendiendo bien qué era, trató de dar una explicación entre los suyos, y en el hablar le había venido su desgracia, pues ya antes había levantado la voz para algo que él consideraba antinatural, la esclavitud, y eso que su raza y su Imperio se nutria de ella, y que sin ella, ellos mismo los The-Atlas tendrían que trabajar, ellos eran ciudadanos, científicos o guerreros y no trabajadores.

Esto le había ocurrido siendo niño, y cuando crecía en edad y en desarrollo de la mente aparecían detalles, muchos sobre aquella gran ciudad, que los The-Atlas estaban construyendo en secreto y que era la ciudad de los dioses, una ciudad en el espacio, algo parecido a los satélites artificiales que ahora se tienen alrededor de la Tierra, y en el tiempo que él había crecido, la ciudad en los cielos también lo había hecho, en ella vivían más de diez mil The-Altas, entre ellos su Rey.

Esta visión se repetía y le llenaba de temor, y así recorrió primero sus ciudades y luego las ciudades de los esclavos, y a todos les contaba lo que había visto, pero todos le echaron como a alguien que no tenía la cabeza bien.

Ocurrió sin embargo que él al darse a conocer y saber todos que vivía en ciertos lugares ocultos, pronto le salieron al encuentro pidiéndole que les dejara acompañar y en principio eran los mismos esclavos fugados de raza diferente a las suya pues eran negros traídos por los The-Atlas de lugares lejanos y por tanto desconocedores de la zona y de la forma de vivir que no fuera su lugar de asentamiento, y en donde él vivía llegó a tener una Comunidad con más de doscientas personas, y todas le respetaban y le daban crédito y se respetaban entre sí.


Ocurrió todo como que él había visto y se produjeron tan grandes catástrofes que todos se acordaban de él, pero él y los suyos sobrevivieron y cuándo podían salían a buscar a algunos que también lo habían conseguido y se los llevaban y les enseñaban a vivir en la naturaleza y para la naturaleza que era el lema de los Druidas que fue como se terminó llamando.

Aquellas comunidades de no más de cincuenta familias, ya que cuando eran más se separaban, vivían donde había manantiales, normalmente al lado de los ríos, y conocían muy bien las energías, y las plantas medicinales, así como los cristales, y formas de vida que tenían por aquellos entornos, ellos fueron los pioneros de los sanadores de ahora, que por imposición de manos, o por contacto de energías o por canciones o un rezo, se sanaban a los enfermos y también por conocimientos, y por experiencias constantes y también por imposición de cristales y su forma de vida era natural, y respetaban la vida.

Este hombre del cual nadie conoce su historia fue importante para la humanidad, su forma de vivir en la naturaleza y de la naturaleza respetando la vida, dio origen a numerosas Comunidades y se extendieron por todo el mundo, por un mundo que había sido poderoso y que había tenido amos y esclavos, y que había sido destruido por los que tenían el poder.

El conocimiento de todo lo natural, era la herencia que se transmitían unos a otros, ellos formaban Comunidades siempre cerca de manantiales, y cerca de aguas de salud, cerca de lugares donde sale la energía, y también donde las plantas y los animales pueden vivir en armonía con los hombres, ellos se hermanaron con los que siendo iguales en el origen, eran inferiores en la evolución, y vivían todos juntos, y cuando alguien rompía estas normas, dando muerte a un animal o a algún ser humano, se le expulsaba pues conocían que tal cosa era como una enfermedad contagiosa e infectaría a los demás.

Se extendieron por África, por Asia, por Europa y en menor cantidad por América, pues esta permanecía aislada del lugar donde nació este movimiento, que clamaba por la igualdad y la armonía entre los hombres en la naturaleza, pero al mismo tiempo, tendía a una superación y a un desarrollo del hombre-mujer, para conseguir una evolución superior. Ellos decían, estamos en una etapa de la evolución en que somos hombres y mujeres, y seguimos siendo animales, somos inteligentes y somos dominados por los instintos, la próxima etapa habremos dejado los instintos en el pasado y la inteligencia se habrá sustituido por la Intuición y a través de ella podremos vivir en paz y en armonía interior y ayudar a los demás.

Noticia en el diario EL PAIS
Dos enormes ríos permitieron a los humanos sortear el Sáhara
Conchas fósiles explican el acceso al Mediterráneo desde el desierto africano
JAVIER SAMPEDRO –
Que la humanidad proviene de África es un hecho bien establecido, pero por dónde salió de allí es una conjetura. Como casi todos los accesos están bloqueados por el desierto del Sáhara, los expertos han supuesto hasta ahora que los primeros humanos sólo pudieron migrar hace 120.000 años por el corredor del Nilo. Pero geólogos británicos y libios acaban de demostrar que el Sáhara disfrutó en esa época de dos enormes ríos. Y nuestros ancestros estuvieron en…
 la zona.
Había evidencias de que las lluvias aumentaron en el sur del Sáhara en el último periodo interglacial, entre 170.000 y 130.000 años antes del presente. Pero el equipo encabezado por Anne Osborne y Derek Vance, de la Universidad de Bristol, ha descubierto ahora que las condiciones fueron más húmedas, y alcanzaron mucho más al norte.

“Las imágenes por satélite muestran canales fluviales fósiles que cruzan el Sáhara en Libia”, explica Osborne, “que fluyen desde la cuenca central sahariana todo el camino hacia el norte hasta el Mediterráneo. Nuestros análisis geoquímicos demuestran que esos canales eran ríos activos durante el último periodo interglacial, un importante flujo de agua en esa zona por lo demás tan árida”. Los datos se adelantan en la edición electrónica de Proceedings of the National Academy of Sciences.

La cuenca central a la que se refiere la geóloga británica incluye la más alta cordillera del Sáhara, las montañas volcánicas del Tibesti, entre Chad y el sur de Libia. Los científicos han extraído conchas de moluscos que vivieron hace 120.000 años en los cauces saharianos para analizar su composición de isótopos, los distintos sabores en que vienen los átomos, que permiten inferir muchos datos sobre el medio en que vivieron aquellos animales.

El resultado es nítido. Las conchas de los canales tienen una composición isotópica muy distinta de las recogidas fuera de ellos. Pero llevan la marca inequívoca de su origen volcánico: vivieron en aguas emanadas de los manantiales del Tibesti, cientos de kilómetros al sur. También se parecen mucho al plancton fósil extraído junto a la costa Libia: la desembocadura de los antiguos ríos.

“Estas evidencias muestran que las lluvias monzónicas alimentaron ríos que se extendieron desde las montañas del Tibesti, a través del norte del Sáhara y hasta el Mediterráneo”, afirma Vance. “Estos corredores rivalizaron con el Nilo como posibles rutas para las migraciones de los humanos modernos hacia las costas mediterráneas”.

Las excavaciones arqueológicas de los últimos años apoyan las tesis de los investigadores británicos y libios. Fósiles humanos modernos y herramientas de piedra han aparecido a lo largo de toda la costa mediterránea africana, incluido el Sáhara. Algunos de estos yacimientos han sido datados en 90.000 años de antigüedad, o antes. Los estudios paleoclimatológicos recientes también indican que el Sáhara fue húmedo en el mismo periodo.

Sobre los orígenes de los humanos modernos quedan muchos puntos por aclarar. Los signos arqueológicos de una inteligencia humana plenamente actual -arte, rituales, pericia técnica, gran diversidad de herramientas- sólo tienen 50.000 años. Pero el soporte de toda esa creatividad, el cráneo humano moderno, ya existía hace 195.000 años en la actual Etiopía. Los científicos suelen denominar a estos y otros fósiles similares (con forma moderna pero más antiguos de 50.000 años) “humanos anatómicamente modernos”. Las primeras evidencias de Homo sapiens fuera de África son unos esqueletos fósiles hallados en cuevas en el sur del actual Israel, datados entre 120.000 y 90.000 años antes del presente.

La idea de que los mecanismos cerebrales del lenguaje fueron responsables de la evolución de la humanidad moderna ha sido defendida por antropólogos como Richard Klein y lingüistas como Alec Knight, ambos de la Universidad de Stanford. Knight incluso ha presentado indicios de que ese habla ancestral de la humanidad pervive en los lenguajes click de los actuales bosquimanos del oeste y el sur de África, en los que muchas consonantes se pronuncian como chasquidos de la lengua y los labios.

Estos lenguajes se conocen genéricamente como Khoisan. Sus hablantes incluyen poblaciones tan separadas y aisladas entre sí como los Hadzabe de Tanzania (este de África) y los San de la región suroccidental del continente. La razón más probable es que el Khoisan fuera la lengua hablada por un antiguo pueblo que se extendió por toda África, y que otras expansiones de población muy posteriores colonizaron todo menos las regiones aisladas y dispersas en las que se sigue hablando hoy la lengua ancestral.

Según los datos de Knight, los Hadzabe y los San “están tan alejados como lo pueda estar una población humana de otra”. La interpretación más simple de esos datos es que el Khoisan es heredero del lenguaje más antiguo de la historia de la humanidad. De ser así, se debió hablar junto a las riberas del Sáhara en el despertar de los tiempos.

el rex felon – mi nombre es legion

Pero Paracelso había descubierto el magnetismo mucho antes que Mesmer, y había llevado hasta las postreras consecuencias tan luminoso descubrimiento, o más bien esa iniciación en la magia de losantiguos que más que nosotros comprendían el gran agente mágico y no hacían de la luz astral, delázoe, de la magnesia universal de los sabios, un fluido animal y particular emanado únicamente dealgunos seres especiales.En la filosofía oculta, Paracelso combate la magia ceremonial, de la que ignoraba tal vez el terrible poder, pero de la que quiso sin duda describir las prácticas, a fin de desacreditar la magia negra.Coloca todo el poder de mago en elmagnesinterior y oculto. Los más hábiles magnetizadores deldía, no dirían otro tanto en la actualidad. Sin embargo, quiere que se empleen los signos mágicos yespecialmente los talismanes, para la curación de las enfermedades. Ya tendremos ocasión devolver sobre este asunto, es decir, sobre los talismanes de Paracelso, en el octavo capítulo,abordando asimismo, según Gaffarel, la gran cuestión de la iconografía y la numismática ocultas.Se cura también el hechizo por la sustitución, cuando ella es posible y por la ruptura o cambio de lacorriente astral.

Las tradiciones del campo sobre este punto son admirables y proceden de épocasremotas; son restos de la enseñanza de los druidas, quienes habían sido iniciados en los misterios dela India y del Egipto por hierofantes viajeros. Sábese, pues, en magia vulgar, que un hechizo, esdecir, una voluntad determinada y confirmada para causar mal, obtiene siempre su efecto, y que no puede retractarse sin peligro de muerte. El brujo que causa a una persona un maleficio, debe tener otro objeto que su malevolencia, porque sabe ciertamente que él será también alcanzado y perecerávíctima de su propio maleficio. Siendo circular el movimiento astral, toda emisión azótica omagnética, que no encuentra a su médium, retorna con fuerza a su punto de partida. Así es corno seexplica una de las más extrañas historias de un libro sagrado, la de los demonios enviados a los puercos que se precipitaron al mar.. Esta obra de la alta iniciación no fue otra cosa que a ruptura deuna corriente magnética infestada por malvadas voluntades. Yo me llamo legión, decía la vozinstintiva del paciente, porque nosotros somos muchos.

19 parásitos

La casta parasitaria ha tenido la desfachatez de organizar un aquelarre autonómico, para reírse de todos los españoles. 17 presidentes autonómicos, Mariano Rajoy y el felón Juan Carlos de Borbón, 19 parásitos. Ellos son los culpables de los males de la Patria, de los problemas de todos los españoles. Y se han reunido para decir que están unidos. Artur Mas tenía que haber sido detenido. Unidos sí para robar y saquearnos. Españoles: hay que acabar con las autonomías. Son el núcleo del mal.

Image Detail

Image Detail
mediaset2 telecinco “el gran debate” sábado 29 septiembre 2012 29-09-2012 congreso Neptuno concentración 29S, antidisturbios y cargas policiales, Alberto Casillas encargado de bar en el Paseo del Prado.

Alberto Casillas agredido por el inspector de policía encargado del operativo de anti disturbios.


Los siguientes vídeos Youtube los está censurando, restituidos en otro host (Están haciendo tarea de CENSURA), vídeos hospedados en Dailymotion (Youtube, ya me has visto)

6 | 8 El Gran Debate de TELECINCO del Sábado… por hpdesk724c

7 | 8 El Gran Debate de TELECINCO del Sábado… por hpdesk724c

8 | 8 El Gran Debate de TELECINCO del Sábado… por hpdesk724c
Enlace al 1er vídeo (Aquí)

Madrid, después de la manifestación convocada en Neptuno para pedir la dimisión del gobierno, los manifestantes se dispersaron por las calles del barrio de Huertas. La policía empieza a cargar contra ellos para despejar la zona. En un momento dado los jóvenes se ven acorralados por dos grupos de antidisturbios. El pánico cunde entre ellos y se refugian en los bares cercanos. La policía les fuerza a salir con una violencia desmedida dejando a dos mujeres heridas y sangrando por la parte trasera de la cabeza.

Kristianismo de Wotan – l revelaciones

en egypto el faraon era D…

Image Detail

Mitologa.

Caid – game over

    caeser : vete a esa casa y di que bajen la pureza hamlet : por? si esta mu buena caeser :ya han caido 7 por sobredosis hamlet   venga¡ caesar: coño que han llamdo de sanidad  


hamlet . advertimos que el contenido de este articulo es muy duro, por desgracia le damos un fiabilidad del 80 por ciento, cuando crea que mi seguridad personal esta relativamente asegurada no dudare si alguien me lo pide en contarlo donde haga falta

El sentimiento de calma y la visión de luz de las personas que experimentan un estado cercano a la muerte podría deberse al sistema de ensoñación de la mente que se introduce en el estado de vigilia.
Algunas personas en situaciones de peligro o trauma extremo, y que se encuentran en situaciones cercanas a la muerte, cuentan una vez que se recuperan la experiencia de haberse encontrado fuera del cuerpo, de haber visto una intensa luz y de sentir una gran paz interior. Estas experiencias al parecer son más comunes de lo que la gente cree, según Kevin Nelson de University of Kentucky en Lexington y autor principal del artículo publicado sobre este tema en Neurology el 11 de abril pasado.
Algunos estudios han mostrado que la estimulación eléctrica del cerebro puede disparar sensaciones parecidas a las relatadas por personas que sufrieron situaciones cercanas a la muerte. Incluso algunas drogas pueden producir las mismas sensaciones. Una de ellas es la ketamina, un tranquilizante para caballos que algunos utilizan ilegalmente como droga recreativa.
Nelson empezó a investigar el fenómeno después de leer las experiencias cercanas a la muerte por personas que relataban que los brazos y las piernas se les quedaban paralizados. Ya sabía que una parálisis similar ocurre a algunas personas justo antes o después de dormir, y esto le permitió ver una conexión entre ambos casos.
Gracias una fundación Nelson encontró a 55 personas que decían haber tenido este tipo de experiencias después de accidentes traumáticos de automóvil o de haber sufrido operaciones de corazón. Además entrevistó a un número igual de personas que no habían tenido ese tipo de experiencias.
De aquellos que habían tenido esas experiencias el 60% de ellos además reconocieron haber tenido por lo menos un incidente de caer dormidos y de estar despiertos a la vez, mientras que en el segundo grupo este último tipo de trastorno del sueño sólo representaba un 24% de los casos.
Estos episodios de trastornos de sueño pueden incluir parálisis, e incluso provocar alucinaciones auditivas y visuales. Ocurren cuando algunos aspectos del sueño paradójico de la fase REM (siglas en inglés de movimiento rápido de los ojos) del sueño se introducen en el estado de vigilia.
En la fase REM, que es durante la cual soñamos, los músculos pierden el tono y se induce una parálisis para evitar representar los sueños. La actividad visual durante este estado podría explicar el sentimiento de estar rodeado por luz.
La fase REM se origina en la parte más baja del cerebro que está unida a la médula espinal, que además controla los aspectos más básicos de la vida. Esta es la parte más primitiva del cerebro humano.
Nelson espera realizar más investigaciones sobre las experiencias próximas a la muerte mediante el estudio de individuos que experimentan estar fuera de su cuerpo independientemente de haber sufrido trauma alguno.
Este investigador no descarta la posibilidad de que otros factores psicológicos o incluso espirituales puedan jugar un papel en este asunto.
En todo caso, y según este estudio, podría ser que este tipo de experiencias simplemente fueran producidas por los mismos mecanismos que nos hacen soñar todas las noches y que, alterados por un intenso trauma, entrarían en el sistema consciente de vigilia en individuos propensos a ello.
No serían más que reacciones físico-químicas de las neuronas de nuestro cerebro moribundo, un último destello de luz antes del cese de toda actividad neuronal que llamamos muerte.
Referencia: Nelson K., et al. Neurology, 66. 1003 – 1009 (2006).
PD: Si no me equivoco, han asesinado a Amy Winehouse por medio de droga adulterada para que sirva de cortina de humo de esta chapuza. Sobre la causa real del atentado, Noruega había anunciado días atrás que iba a reconocer al estado Palestino…
—–
hamlet : algun dia  contare como suicidan a la gente, el truco esta en el corte, pero al reves.quitando corte.
       overdose- game over

La ketamina causa distorsión en las percepciones visuales y sonoras de los usuarios y les hace sentir desconectados y fuera de control. El uso de la droga puede trastornar los sentidos, el juicio, y la coordinación durante un lapso de hasta 24 horas luego del consumo de la droga, si bien sus efectos alucinogénicos normalmente duran entre 45 y 90 minutos solamente.
El uso de la ketamina se ha visto asociado a problemas graves, tanto físicos como mentales. La ketamina puede causar depresión, delirio, amnesia, trastornos de las funciones motoras, presión arterial elevada, y problemas respiratorios potencialmente mortales.
Además de los riesgos asociados con la propia droga, las personas que la usan pueden exponerse al riesgo de agresiones sexuales. Se informa que los agresores sexuales han usado la ketamina para incapacitar a sus presuntas víctimas, ya sea mezclándola con las bebidas de las víctimas desprevenidas u ofreciéndola a las víctimas, que consumen la droga sin comprender los efectos que producirá.
Para el  Coma inducido MEDiCAMENTE por  Ketamina VEASE el video en esta entrada :

http://www.rsdfoundation.org/en/Spanish_Ketamine_Com..
http://www.bloganavazquez.com/tag/cuidado-con-las-drogas/

incienso,oro – HSBC, está siendo investitado por lavar dinero de la droga.

Como no me canso de repetir, todo sale a la luz. Fuentes internas del Vaticano han filtrado documentos que han propiciado un polémico libro ya en las librerías italianas.
Por otro lado, y como anticipo de la charla que daré esta tarde en Barcelona, Bailén 119, el banco de Hong Kong de capital inglés HSBC, está siendo investitado por lavar dinero de la droga. Vídeo del movimiento Larouche en inglés.

Hamlet :-¿Y el oro, el incienso y la mirra, qué?
Caeser :-Los egipcios los tenían por emanaciones del dios Ra: el oro era su carne; el incienso, su perfume; la mirra, la mierda. En realidad esto era lo que contenía el arca.

Hamlet : la mierda?

Caeser : los siete pecados capitales. la caja de pândora.
Hamlet : Tenéis vosotros el arca ?

Caeser : no, nosotros tenemos el oro y el incienso. Y los judíos la caja de pandora. La abren de vez en cuando. El “Arca de la Alianza” , esta el el desierto del sinai,Moises estubo cuarenta años en el desieto para esconderla. El precioso registro de la ley fue colocado en el arca del testamento y esta todavía allí, oculto y a salvo de la familia humana. Pero en el tiempo señalado por Dios, El sacara esas tablas de piedra para que sean un testimonio ante todo el mundo contra la desobediencia de sus mandamientos y contra el culto idolátrico de un día de reposo falsificado. Dios va a mostrar al mundo evidencias de que el existe y esto ira acompañado del poder del Espíritu Santo bajo el fuerte pregón, va a mostrar al mundo su “Ley” dos veces, la primera vez lo va hacer bajo la séptima trompeta (apoc 11:19) como última oportunidad para aquellos que no se han decidido todavía por la marca de la bestia, y la segunda vez va hacer en ocasión de la venida de Cristo donde los impíos comprenderán bajo que norma está siendo juzgado el mundo.

Hamlet : Pero eso es lo que trajeron los reyes magos.

Caeser : Si. estoy hablando del nuevo arca. Aunque en realidad lo reyes magos eran cuatro.
Hamlet : ¿que representan los reyes magos ? Caeser : Las cuatro razas originales: blanca, bermeja, negra y la amrilla.
 Hamlet : Y que fue del cuarto rey mago.?
Caeser : No llego a adorar al niño. Y llevava el libro autentico de thot o la tabla esmeralda, no lo sabemos exactamente.
 Hamlet : y el anticristo?
Caeser : Lutero fue el anticristo, habia dos biblias una masculina y otra femnina de 54 evangelios cada una. Y lutereo las junto. ————-

ADORMIDERA Pese a dar unas flores muy llamativas, éstas, no se plasmaron en las decoraciones funerarias hasta los reinados de Tutmosis IV y Amenofis III (1401-1353 a. C.), irrumpiendo en la iconografía con mucha fuerza. Flor y capullo de adormidera .
(Según la iconografía egipcia).
Unos ejemplos someros de su difusión pueden ser los siguientes – De manera palpable, encontramos plantas completas de adormidera formando el collar que adorna la estatuilla de madera del arquitecto Kha. En esta ocasión, los tallos, trenzados por su base, forman un fleco en el que las flores caen hacia abajo (TT nº 8, cuyo contenido se conserva en el Museo de Turín). – Hay flores de adormidera en los ramos que, dedicados a Osiris, se pintaron en los papiros mágico-religiosos conocidos con el nombre de Libro de los Muertos, como es el caso del perteneciente al ya mencionado arquitecto Kha. La misma escena también se repite en algunas estelas de tumbas contemporáneas (Menna. TT nº 69). – La tumba de Ramose (TT nº 55) las contiene en el ramillete que lleva uno de los invitados al ágape. – Userhat (TT nº 51) también se hizo acompañar de adormideras, esta vez en el gran ramo que luce el sacerdote sem del cortejo fúnebre de su tumba. – Nebamon e Ipuky (F. IV) quisieron inmortalizarlas en los ramos que adornan la escena del último adiós ofrecido por sus deudos. En uno, se mezclan las adormideras con los papiros y los lotos blancos; mientras que en el otro además se incluyen bayas de mandrágora; quizás manifestando así las preferencias de cada uno de ellos a la hora de la elección de las drogas. – Bajo el mandato de Akhenaton, las adormideras fueron parte de las pinturas que decoraban el suelo del palacio real de Amarna (Museo de El Cairo). F. XV Papaver somniferum. – Con el reinado de Tutankhamon, la representación de la reina de las amapolas se incrementa para alcanzar casi tanto protagonismo como las bayas de mandrágora (piezas nº 593, 91 y 540 del inventario de la tumba hecho por Carter). – Entre las joyas pertenecientes al mismo monarca existe un par de pendientes rematados, cada uno, por cuatro cápsulas de adormidera intercaladas entre otros adornos que formar el final de las hiladas de cuentas que cuelgan de los aros (piezas nº 61972. Museo de El Cairo). – Una cucharilla de cosméticos procedente de la necrópolis de Gurna y datada en la dinastía XVIII, nos muestra un adorno floral en el que tres cápsulas de adormidera se han incrustado en una flor de loto suplantando a la habitual mandrágora (pieza nº 1737. Museo del Louvre). – Otros dos objetos semejantes están adornados con pétalos o capullos de la misma flor (piezas nº 1743; 1751. Museo del Louvre). – En época ramésida se generalizan sus representaciones, y la adormidera llega a las tumbas de los simples obreros, como es el caso de Sennedjem, (TT nº 1). F. XVI F. XVII Centaurea depressa. (Según la iconografía egipcia). – También es destacable una escena de libaciones, muy curiosa, de la tumba de Sennedjem el sacerdote funerario, con su distintivo de piel de pantera, vierte líquido sobre un ramo de flores. Del recipiente, provisto de una sola boca, caen tres chorros que pueden simbolizar cada uno de los tres jugos sagrados mandrágora, azulejo y adormidera. EL OPIO Se ignora si los antiguos egipcios del Imperio Nuevo desconocieran el peligro que entraña el consumo del opio , pero en la actualidad sabemos que – Tiene propiedades terapéuticas que se utilizan actualmente, pero cada vez con más cautela. No hace muchos años, todavía se usaba en los tratamiento de los dolores crónicos, diarrea aguda con dolores cólicos, intoxicación por el consumo de solanáceas, y para el alivio de la tos seca. – Es una droga depresora del sistema nervioso central que en las primeras dosis produce euforia, calma el dolor físico y el moral; crea alucinaciones de diversas índoles, y produce miosis . En la segunda etapa de su consumo, muy breve y previa a la adición, el usurario se muestra aletargado. Durante la tercera, la de dependencia física, la persona va perdiendo gradualmente masa muscular y capacidad intelectual; aparecen sudores fríos, anorexia, desnutrición, amenorrea, impotencia, estreñimiento, náuseas, sequedad de boca y susceptibilidad a las infecciones, que hacen padecer emanciación al adicto. – Crea dependencia física que, según la opinión de los propios toxicómanos, se establece desde las primeras dosis, y consiste en la adaptación orgánica al efecto de la droga que, de ser suprimida, da paso a una serie de trastornos físicos intensos. – Produce obsesión, con un impulso continuado e irrefrenable por conseguir una nueva administración del estupefaciente, en busca de las alucinaciones y el placer que él causa (de QUINCEY (1821, Vol. I). – Genera una tolerancia consecuente con la adaptación gradual del organismo a la substancia tóxica, lo que exige un aumento paulatino en las dosis para conseguir los mismos efectos. – Vías de administración Oral, durante el Siglo XIX, en Egipto se mascaba opio (LANE, (1993 332-333). Contacto cutáneo (el emplasto hecho con la planta verde majada, que aconseja Dioscórides para los dolores de cabeza). Inhalación del humo procedente de su calentamiento . La mandrágora, que había llegado a Egipto ya asociada al suave efecto terapéutico del azulejo, encontró en el país del Nilo un aliado más poderoso el opio. Mediante la aparición puntual de las representaciones de la adormidera al final de Imperio Nuevo, puede deducirse que alcanza su protagonismo cuando la solanácea crea la necesidad de hallar un calmante potente para combatir los dolores gástricos producidos por su uso. Los egipcios del Siglo XIII a. C., como consecuencia del gran intercambio cultural establecido por los soberanos de la dinastía XVIII con los demás pueblos civilizados de su entorno geográfico, tuvieron que conocer los efectos sedantes y soporíferos de la infusión de las cabezuelas de adormidera, y sus versión más fuerte el jugo de la planta fresca y, yendo más lejos, el látex de las cápsulas. En definitiva, el opio . Echado un vistazo a lo que la época ofrecía en el campo del consumo ritual de drogas, cabe citar una cerámica encontrada en santuario de Gazi, Creta (1300 a. C.), que se conserva en el Museo de Iráklion, representado a una diosa minoica cuya frente se adornó con una diadema compuesta por tres cápsulas de adormidera perfectamente hendidas por cinco cortes equidistantes en sentido vertical, indicativo inequívoco de que su preciado látex ya había sido extraído. De ésta estatuilla se desprende que los cretenses sabían obtener el opio, y que le daban cierto significado religioso. Sabiendo que Creta tenía establecidas unas buenas relaciones comerciales con Egipto, no es aventurado pensar que en el intercambio cultural fuera incluido el de la manipulación destinada a conseguir el opio de las capsulas de la adormidera, en el caso de que Egipto aún no la conociera. En la tumba de Seti I (1214-1204 a. C.), la miosis característica de los consumidores de opio, se manifiesta hasta en las representaciones de los ojos que intervienen en la escritura jeroglífica. Sin lugar a dudas, durante la dinastía XX en Egipto se producía el opio, como lo atestiguan unos pendientes (pieza nº 52397. Museo de El Cairo) inscritos con el cartucho de Seti II (1306-1290 a. C.), cuyos remates florales son siete cápsulas de adormidera por cada pendiente, todas ellas cubiertas de cortes longitudinales. La simpleza de la manipulación de las capsulas es idéntica al método a seguir para la obtención del incienso y el látex de la raíz de la lechuga silvestre. Se puede afirmar con total seguridad que, de los tres ejemplos citados, el sistema se empleaba en el Antiguo Egipto para la extracción del incienso y, por tanto, las posibilidades de que se hiciera igualmente en los otros dos casos son muy altas. Por citar unos datos curiosos relacionados con el consumo de opio en la Antigüedad, recordemos que – Hipócrates recomendaba el uso del opio para calmar ciertos trastornos femeninos (ESCOHOTADO (1994) 147). – Nerón, “tomaba unos 75 grs. diarios” de opio puro disuelto en una pócima que le preparaba su médico, Andrómaco de Creta; y la sospecha de que “Tito muriera por sobredosis” (ESCOHOTADO. 1994 181). Cabe mencionar que el opio de mayor calidad, apreciado universalmente durante todas las épocas, es el egipcio, conocido dentro del comercio de la droga con el nombre de opio tebaico. Tanto, que en ocasiones de crisis económicas se ha usado como un valor estable semejante al del oro. —- Otra curiosidad, que enlaza el pasado egipcio con el presente, nos la aporta el ya citado escritor inglés del Siglo XIX, opiómano declarado desde su juventud, THOMAS de QUINCEY (1821, Vol. II 266), quién comentando una escultura de Ramses II aseguró que la estatua retrataba “la inequívoca expresión del opiómano”. Una opinión muy cualificada a tener en cuenta. Y ciertamente, el gesto de los adictos al opio, cuando tienen cubierta su necesidad de droga, consiste en una mirada intensa y ausente con la pupila muy contraída, casi un punto negro en el iris, y una sonrisa satisfecha, entre enigmática y bobalicona. Sino es ésta la expresión perfectamente captada por los artesanos de la era ramésida, cuya iconografía es conveniente revisar, se le parece mucho. Las pinturas de las tumbas privadas de la dinastía XIX nos ofrecen la imagen de un pueblo indolente, con una actitud corporal flotante en un mundo irreal, ambiente común en todos los hipogeos de los servidores de Seti I y Ramses II. En paralelo al ascenso de éste nuevo estilo figurativo, más liberado, está el incremento de las representaciones de flores completas o pétalos de adormidera, pudiendo interpretarse su presencia como en los casos anteriores una alusión al uso ritual que se hacía de sus efectos narcóticos. También la tumbas reales de la dinastía XX contienen una serie de elementos nuevos y fantásticos (Ramses VI. KV nº 9), como genios y otras representaciones que no tienen nada en común con las tradicionales y que bien pudieron ser producto de visiones terroríficas producidas por el uso ritual del opio y, por ello, asociadas con la vida del Más Allá. La iconografía oficial del momento quedó recogida, con exquisita finura, en los relieves del templo de Abidos, dedicado por Ramses II (1290- 1224 a. C.) a su padre Seti I (1306-1290 a. C.), donde las flores de adormidera y las sonrisas algo estúpidas son fáciles de encontrar. Sabemos que el incienso quemado en Egipto estaba dedicado al culto de las divinidades, al igual que la adormidera, el azulejo y la mandrágora; por tanto, si los antiguos egipcios llegaron a quemar conjuntamente opio e incienso, es seguro que los faraones oferentes no quedaron al margen de la aspiración del sahumerio y, tanto de esta supuesta forma de administración, como en cualquiera de las otras mencionadas, la dependencia del opio en los reyes de las dinastías egipcias XVIII, XIX y XX parece un hecho incuestionable. Volviendo a los relieves de Abidos, en ellos también podemos observar la presencia de los quemadores de incienso, objetos que no son exclusivos de la dinastía XIX, ya que están documentados desde el principio de la XVIII, y recuerdan tanto a las pipas que se utilizan en nuestro tiempo, para fumar opio que es imposible pasar por alto el detalle . F. XVIII Quemador de incienso de Tutmosis III. F. XIX Quemador de incienso usado por Ramses III, F. XX Pipa empleada para fumar opio. 34 lecturas Guardar Suscribirse a: Este envío
————

Pero ¿qué dice Dios a su pueblo acerca de la Iglesia Católica?

seguridasosiá sala parto

¿Sabía usted que el Banco del Vaticano es uno de los accionistas del fabricante de armas Beretta?
Pues si no lo cree aquí tiene la foto de un obispo con una de sus inversiones en las manos…

Pero ¿qué dice Dios a su pueblo acerca de la Iglesia Católica?

“Porque todas las naciones han bebido del vino del furor de su fornicación; y los reyes de la tierra han fornicado con ella, y los mercaderes
de la tierra se han enriquecido de la abundancia de sus deleites.

Y oí otra voz del cielo, que decía: SALID DE ELLA PUEBLO MIO, para que no seáis partícipes de sus pecados, y PARA QUE NO RECIBAIS DE SUS PLAGAS; porque sus pecados han llegado hasta el cielo, y Dios se ha acordado de las maldades de ella.”
[Apocalipsis 18:3-7]

 

. -El Actual Papa Negro- Adolfo Nicolás

Adolfo Nicolás. -El Actual Papa Negro-

Masones honrados, revelaros ante este golpe de estado a la soberanía de vuestros países, no dejéis que se hagan más fuertes. Si lo permitís, como podréis mirar a la cara a vuestros nietos, ¿que mundo les vamos a dejar a las generaciones venideras?

 

|

La traición de los obispos

Por Enrique de Diego.- En medio de la pavorosa crisis que asola a la sociedad española, y cuyas peores consecuencias empiezan a percibirse aunque están por llegar, la voz de los obispos no se escucha.
Se ha secado, al parecer, la capacidad de denuncia profética. Puesto que la causa de la crisis son los privilegios de los políticos este silencio de la jerarquía establece una enervante complicidad. La razón es que la Iglesia en España, en cuanto estructura humana, se ha sometido al Estado y el Estado, aquí y ahora, es la casta parasitaria depredadora de las clases medias, entre los que se cuenta el común de los católicos.
Incluso la Conferencia Episcopal es propietaria de medios de comunicación que chapotean complacientes con el sistema y que se han mostrado y se muestran afines al Partido Popular. Rouco ha identificado a la jerarquía con el PP, con el sistema, con la casta.
Entre optar por el futuro de España y de los españoles y el sometimiento a los privilegios de los poderosos –a cambio de una financiación en compadreo con la Agencia Tributaria- la jerarquía está optando por los privilegios, por el cortoplazo, por el silencio cómplice.
El cristianismo entraña una pulsión de rebelión a favor de la dignidad humana. Y ahora la dignidad humana está siendo pisoteada de manera sistemática, por sistema, por el sistema. La jerarquía está más preocupada por no pagar el IBI – vaya por delante que nadie debe ni puede tener privilegios fiscales- que por la voracidad fiscal que está empobreciendo a sus fieles a favor de una casta. Más preocupada por no pagar el IBI que por los desahucios.

El resto de tan esclarecedor artículo, en:
www.alertadigital.com/2012/07/19/la-traicion-de-los-obispos/

http://senderodelmago.blogspot.com.es/2012/07/los-beneficios-del-canto-gregoriano-en.html

campos de exterminio de la …la droga mata

inteligentes

Viñeta del cómic Yonkis Del Espacio de Gallardo y Mediavilla (La Cúpula, 1989)
Clica aquí si prefieres imprimir o guardar el artículo en formato pdf
Madrid, capital de la sospecha
“Nos matan con heroína”, clamaba Eduardo Haro Ibars en octubre de 1978 desde las páginas de la revista Ozono. El escritor con vocación de maldito, que en ese momento se hallaba en plena sintonía con el anarquismo emergente en España, y años más tarde desembocaría en la Liga Comunista Revolucionaria (LCR), era tajante al respecto: “La heroína está aquí, fácil de conseguir, atractiva precisamente por esa leyenda de «fruto prohibido» fomentada en torno a ella. La heroína se puede comprar sin muchas dificultades y a un precio relativamente bajo: por quinientas pesetas es fácil conseguir una dosis, y hasta dos, en cualquier plaza, en cualquier bar de las zonas underground de Madrid”. Eduardo Haro denunciaba un hostigamiento o exceso de celo policial contra los camellos y usuarios de hachís y hablaba de “ignorancia”, “confusión” y directamente “estupidez” por parte de los jóvenes drogados, pero sobre todo acusaba a “sociólogos, psiquiatras y periodistas” de ser responsables indirectos del envenenamiento masivo al “hacer creer que todas las drogas son iguales”, es decir, al no establecer distinciones entre el hachís ―“prácticamente inocuo” en su opinión― y los poderosos polvos blancos.
Unos días antes el periodista y guionista de cine Gonzalo Goicoechea Luquín, conocido por su sensibilidad ante determinados temas sociales y por su valentía a la hora de destapar aspectos oscuros de sucesos aparentemente vulgares, ya había denunciado en prensa (Triunfo, 02.09.1978 y 23.09.1978) las redadas selectivas practicadas por la policía en Madrid y la deliberada ceremonia de la confusión creada por los medios de comunicación en torno a las drogas. Pero, ¿qué sabían los jóvenes españoles sobre la heroína en aquel momento?
En realidad, pocas cosas, y casi todas a partir de experiencias indirectas. Los que tuvieron la oportunidad de asistir al concierto de Lou Reed celebrado el 18 de marzo de 1975 en el Palacio Municipal de Deportes de Barcelona ―primera y única actuación de la gira en España― vieron cómo el icono del underground neoyorquino ―cuya adicción al opiáceo era sobradamente conocida― deambulaba por el escenario dando tumbos y casi se desvanecía sobre el piano de cola, sin apenas atinar a pulsar las teclas, mientras desafinaba con una voz quebrada. A muchos les pareció que Lou Reed iba a morirse en escena. ¿O sólo se trataba de una pose, una artimaña más del show business? Imposible saberlo, porque el uso de heroína estaba considerado como una práctica contracultural y transgresora absolutamente extrema, lo cual le confería cierto glamour. En este sentido, en su crónica personal de la época, titulada Los 70 a destajo. Ajoblanco y libertad (2007), José Ribas rememora cómo la heroína contaba con sus propios defensores y cómo él, que siempre la conceptuó como el “enemigo a batir”, hubo de reprimirse en más de una ocasión para no ser tildado de “¡Conservador! ¡Burgués! ¡Miedoso! ¡Puritano!”. De hecho, en 1976 se tradujo al castellano y se publicó la novela autobiográfica Junkie (1953), de William Burroughs, con una portada muy colorida, tan espeluznante como morbosamente atractiva, reproduciendo un chute en primer plano, y en poco tiempo se convirtió en un libro prácticamente de culto. Un éxito similar tuvo el LP Rock’n’roll Animal (1974), de Lou Reed, que fue lanzado en el mercado discográfico español a finales de 1977 con un anuncio en la cubierta destacando que se trataba de la “versión original íntegra incluyendo el tema Heroin”, una canción que “para bien o para mal” ―según declaraciones del poeta y músico El Ángel― “cambió la vida de muchos”. Finalmente, durante el verano de 1978, en las principales ciudades españolas habían aparecido vallas publicitarias que representaban en unos casos la figura de un hombre afligido con el eslogan
“LA DROGA ES DOLOR” y en otros enormes esquelas mortuorias con el epitafio
“LA DROGA MATA” y la macabra invitación “rellénala con tus datos”. En un país donde la sustancia ilícita más abundante y reconocible era el hachís, cuyo consumo contaba con una larga y arraigada tradición, ¿qué droga era aquella que causaba dolor y mataba?

La droga mata (1978)
La respuesta estaba en los propios titulares de prensa: “Por la ruta de las drogas «duras». La muerte en polvo” (Interviú, 23-29.03.1978), “Síntomas para detectar la adicción a la droga” (El Alcázar, 02.07.1978), “¿Mata la droga?” (Disco Exprés, 21.07.1978), “La droga no mata” (Disco Exprés, 21.07.1978), “Muere un joven por sobredosis de heroína” (El País, 12.09.1978),“En Valladolid: Nació heroinómana” (Diario16, 12.09.1978),
“Heroína, el «caballo» que mata” (Diario16, 12..09.1978, 13,9,78 y 14.09.1978), “El incremento de muertes por sobredosis es alarmante” (El País, 13.09.1978), “Escalada de la droga en España” (Las Provincias, 02.11.1978), “La droga avanza” (Los Domingos de El Imparcial, 12.11.1978), “La heroína al galope” (Valencia Semanal, 12-19.11.1978), “La droga invade los colegios” (El Alcázar, 23.11.1978), etc. Así, en pleno fragor mediático Haro Ibars denunciaba un motivo oculto en la introducción del opiáceo en España: “La heroína se está convirtiendo en un perfecto instrumento de control por parte del Poder. Es utilizada para embrutecer, para violar el espíritu de quienes la consumen, para crear un nuevo conformismo: el usuario habitual de heroína es alguien que no plantea demasiados problemas, siempre que tenga resuelto el alimentar su hábito. Y, por el momento, lo tiene. Como ya he dicho, es muy fácil de conseguir, e incluso barata”. Sin embargo, a la hora de identificar a los culpables de la ola de toxicomanía, se mostraba mucho más críptico: “Nadie sabe dónde están los verdaderos traficantes, los que traen los kilos de material necesarios para satisfacer el consumo no solamente en Madrid, sino de toda España. Son invisibles; nadie los conoce”.

La droga mata – Winston (1978
Apenas un mes después, el periodista y escritor Moncho Alpuente también se haría eco del mismo misterio: “El «caballo» de la heroína corre desbocado por Madrid y otras capitales […] ¿Quién introduce la droga dura? De los oscuros intereses, de las grandes mafias, de los jefes de estas multinacionales de la muerte no hablan las crónicas de los periódicos” (Por favor, 19.11.1978). Todo apuntaba a que el cinismo hacia las instituciones y autoridades tradicionales, propio de las huestes contraculturales, había resuelto filtrar la presencia de la heroína por el tamiz de ética de la sospecha.

La droga mata – Bodegas Olarra (1978)
Pocos meses más tarde el psiquiatra Enrique González Duro, autor del libro Consumo de drogas en España (1979) y de un artículo publicado en abril de 1980 en la citada revista Ozono, certificaba el carácter “contrarrevolucionario y alienante” de la heroína y hablaba de “placer fascista”, parafraseando la expresión utilizada por el propio Haro Ibars en su libro De qué van las drogas (1979). A juicio de González Duro, la clave del fenómeno radicaba en el “desencanto” y la “desesperanza” que había cundido entre unos jóvenes que ya no creían en nada: “ni en la sociedad, ni en la política, ni en la revolución, ni en las comunas, ni en la juventud, ni en el amor”. El psiquiatra observaba que se culpabilizaban a sí mismos de sus problemas en la misma medida que culpabilizaban a los demás, pero tampoco aportaba ninguna pista sobre los responsables últimos del cada vez mayor consumo y tráfico de heroína en España, cuya identidad se mantenía en el más completo anonimato.
Construcción de una teoría conspirativa
La denominada “contrarrevolución del caballo”, que ya había sido esbozada en algunos textos, como Capitalism plus dope equals genocide (1970), de Michael “Cetewayo” Tabor, y Los hombres se drogan, el Estado se fortalece (1977), de Jules Henry y Leon Léger, fue uno de los temas troncales tratados en un seminario del movimiento autónomo italiano, celebrado en la primavera de 1979 en la ciudad de Bolonia. Allí se denunció una situación que supuestamente había venido repitiéndose durante los últimos años: la utilización estratégica de la heroína por parte del Estado para desactivar la amenaza potencial de las vanguardias contestatarias. Tanto en el caso de contracultura californiana en general y del Free Speech Movement de Berkeley en particular, como en el caso del Black Panther Party, de los provos holandeses, del mayo francés, del Autunno Caldo italiano… el ciclo había sido el mismo:
1º) Escasean el hachís y la marihuana;
2º) Prolifera la circulación de heroína;
3º) Se producen continuas detenciones de pequeños camellos, así como se acosa social y policialmente a los consumidores de drogas “blandas” y
4º) Aparecen “nuevos” camellos especialmente en círculos contestatarios.
Según los autónomos italianos reunidos en el seminario, las consecuencias inevitables habían sido las siguientes:
a) La falta de hachís y marihuana contribuye a extender el hábito de la heroína;
b) Dado el precio, mucho más caro de la heroína, muchos adictos se ven abocados a “hacer de todo” para costearse sus tomas;
c) “Cualquier cosa” para conseguir dinero es, por ejemplo, traficar o cobrar por delatar, como confidentes sociopolíticos (en ocasiones se combinan ambos “trabajos”, implicando a organizaciones contestatarias y cuyo desprestigio se encargan de orquestar los medios de comunicación de masas) y
d) La adicción a la droga heroína margina e inhibe.
Cabía preguntarse por qué no se había producido un intento de rechazo en los colectivos más afectados, ni por qué en países como Chile, Uruguay y Argentina se había apostado por soluciones militares, y no por la introducción de heroína, para frenar la subversión, pero a esas alturas nadie parecía dispuesto a cuestionar la lógica de una explicación que resultaba bastante más congruente y verosímil que el discurso establecido. De tal manera, aquellos que estaban dispuestos a creer en el objetivo por parte de los poderes públicos de promover la abulia, el desinterés, el sopor, el distanciamiento, la desconfianza, etc., incentivando la renuncia de las vanguardias contestatarias a participar en el proceso transicional en España, contaban con un marco teórico atractivo, bastante desarrollado y con un gran potencial dramático.

La Vanguardia, 17.02.1989 Las víctimas de la droga siguen aumentando
La ‘teoría de la escalada’
El discurso asumido institucionalmente para explicar el consumo de heroína tenía ―y tiene― su origen en la idea expresada por el comisionado Harry J. Anslinger, director de la Oficina Federal de Narcóticos (FBN) de EEUU desde su creación en 1930, y otros destacados líderes prohibicionistas estadounidenses, quienes repitieron hasta la saciedad que “fumar marihuana es el camino directo para acabar siendo un adicto a la heroína”. Según esta hipótesis, el hachís y la marihuana serían drogas de inicio, o sea, las puertas de entrada o los primeros peldaños a partir de los cuales se iría escalando progresivamente hacia el consumo de otras drogas cada vez más potentes y peligrosas. De acuerdo con este relato de signo fatalista, centrado en la demanda, las propiedades adictivas de la heroína bastarían por sí solas para explicar su expansión, y la muerte por sobredosis de jóvenes descarriados sería la anunciada culminación de dicha escalada. Una especie de castigo divino para todos aquellos que habían convertido la violación de la norma en un modo de vida.
Frente a este modelo farmacológicamente insostenible, y ajeno a todo análisis racional, la hipótesis alternativa no carecía de evidencias verificables. A diferencia de la ‘teoría de la escalada’ no ponía tanto énfasis en la demanda como en la oferta, y en su favor concurría la circunstancia de que el argumento que avalaba a la heroína como arma de Estado contaba con un precedente que había gozado de cierto éxito y predicamento en los medios de comunicación durante los años 50 y 60: el “peligro amarillo” que representaba el envío masivo de opiáceos ―opio, morfina y heroína― por parte de la China comunista con el fin de debilitar a la civilización occidental.

La Vanguardia, 15.09.1991 La policía encontró a este joven en un edificio de la Barceloneta con la jeringuilla todavía colgando de su brazo
La versión ácrata del asunto
Sea como sea, lo cierto es que la teoría conspirativa serviría para explicar el impacto de la heroína en el pujante movimiento libertario surgido tras la muerte de Franco en Barcelona y su área de influencia inmediata, que aspiró a renovar el viejo anarcosindicalismo desde los ateneos de los barrios, atrayendo a personas de distintas generaciones con el denominador común del espíritu crítico. Efectivamente, su labor cultural, lúdica y social, que ―según Pepe Ribas― “suscitaba temor al Ayuntamiento y al President Tarradellas”, se fue diluyendo a medida que muchos jóvenes militantes libertarios se apartaban de la causa, hundiéndose en una especie de autoinmolación calculada. En poco tiempo, el censo de heroinómanos en Cataluña elevó hasta 10.000-12.000 el número de afectados, y para conservar memoria de aquella amarga lección que supuso la sensación de inutilidad de la revuelta colectiva, combinada con el fracaso de la experiencia individual, contamos con la conmovedora novela de David Castillo El cel de l’infern (1999).
José Ribas siempre se ha mostrado contundente a la hora de explicar el fenómeno: “Desde el poder se aniquiló aquella posibilidad. No fue difícil acabar con la fiesta barcelonesa ácrata y alternativa, solidaria con España, faro cultural de toda la península. Barcelona entró en una crisis profunda y se encerró en sí misma. Las Ramblas y el [Barrio] Chino se llenaron de partidos fantasmas que incendiaban autobuses y rompían escaparates. Se cerró el Saló Diana y Zeleste se impregnó de disseny” (Ajoblanco, 00.04.1993). “Hubo un complot para acabar con el movimiento libertario y dejar Barcelona preparada para la oligarquía de los partidos y la falsa democracia que actualmente tenemos. Ahí se fraguó la generación sumisa que pronto será barrida […] a los libertarios ya no hay quien los resucite: los mató la policía infiltrándose en los ateneos y repartiendo heroína” (El País, 15.04.1994). En su citada crónica personal de los 70, Pepe Ribas se hace eco de un comentario que hizo “alguien del Ateneo de Sants” durante la celebración de las Jornadas Libertarias de julio de 1977 en el sentido de que “alguien estaba pasando heroína de mala calidad”, aunque entonces, en plena euforia ácrata, no se le dio importancia. “Nueve meses más tarde, la epidemia orquestada era masiva”, y pudo comprobarse cómo “el viejo sueño de la libertad, hilvanado ahora con la droga dura, promovía pasividad y muerte”, apostilla Ribas. En el mismo libro da crédito a la historia que le contó un “joven gitano” en 1978 para explicar la introducción de la heroína en Barcelona: “Años atrás, cuadrillas de poca monta que trapicheaban con hachís merodeaban los domingos por el campo del Barça y robaban los radiocasetes de algunos de los miles de coches aparcados. Muchos de ellos acabaron en reformatorios o en la cárcel. Otros intimaron con carceleros y policías. Convenientemente formados, los soltaron en plena ola libertaria a cambio de cumplir ciertos servicios. Un día les llegó el encargo de cambiar de mercancía y dirigirla a determinados ambientes. Aquellos camellos de poca monta que trapicheaban con chocolate, polen, marihuana y ácidos adulterados se pasaron a la nueva sustancia. Las primeras partidas no fueron grandes y tampoco tenían precio”. No deja de ser significativo que este testigo excepcional de la época también se apunte a la plot theory. “Eran las mismas tácticas que habían patentado los servicios secretos norteamericanos como arma de destrucción contra los Black Panthers y demás grupos radicales. Luego las extendieron por todo occidente”, asegura Ribas. Por lo que respecta a la respuesta de los usuarios ante la supuesta trama tóxica, es decir, a la demanda, Pepe Ribas se limita a reconocer que había muchos “alternativos pasados de revoluciones” que “se apuntaban a la heroína y otras drogas sin ton ni son”.

La Vanguardia, 19.08.1988 Un joven sin sentido en Bellvitge con la jeringuilla colgando del brazo y al fondo el rostro deshecho de su madre.
Un dogma abertzale
En Euskadi, donde hasta el propio Gobierno vasco admitiría la sospecha histórica de que la introducción de la heroína se realizó en connivencia con los cuerpos policiales, la teoría conspirativa ―como muy bien apunta Germán Labrador Méndez en su libro Letras arrebatadas (2009)― fue elevada a la categoría de “dogma”, seguramente porque el impacto del opiáceo todavía fue más visible que en otros lugares del Estado. De hecho, el número de consumidores habituales de heroína en Euskadi no tardó en cifrarse en torno a 135.000, de los cuales entre 6.000 y 10.000 podían considerarse heroinómanos, calculándose que en San Sebastián proporcionalmente había tantos yonquis como en Nueva York. Los viajes a Tailandia se habían hecho tan frecuentes y numerosos que, ante la invasión vasca, las autoridades locales habían habilitado un pasillo especial en la aduana del aeropuerto de Bangkok para inspeccionar exclusivamente a los turistas procedentes de Euskadi. Por lo demás, se rumoreaba que ETA Militar estaba seriamente preocupada al haber detectado entre sus filas consumidores de heroína, tal vez necesaria para mantener el ritmo y la tensión en la que se desenvolvían.
El 17 de abril de 1980 Herri Batasuna, a través del diario Egin, denunciaba la existencia en Euskadi de una “mafia de la heroína” amparada por los poderes del Estado español. Según la izquierda abertzale, estaba conformada por “delincuentes de corbata” que actuaban “en connivencia y protegidos por aquellos que teóricamente están encargados de defender el bien público”, cuyos maquiavélicos objetivos se centraban en los siguientes puntos:
a) Apartar de cualquier otro tipo de intereses o preocupaciones, como los sociales, políticos, culturales, etc., a un importante sector de la juventud vasca, para que se consuma a sí misma en la adicción a las drogas. De este modo se ofrece la droga como alternativa encaminada a inhibir toda actividad (en el joven, en el parado, en el reprimido en situación marginal, etc.) que pueda dirigirse a lograr un cambio de la sociedad (no es casualidad que sea precisamente en las zonas más combativas de Euskadi donde se están dando más facilidades para la introducción de las drogas duras).
b) Disponer, llegado el caso, de personas (los drogadictos) indefensas, automarginadas, sin resistencias ni capacidad de reacción, fácilmente manipulables por quienes disponen de poder de coacción, a las que poder forzar a la confidencia policial o a la colaboración vergonzante de cualquier caso.
c) Crear un estado de peligrosidad en las calles, a través de la delincuencia indiscriminada que originan las drogas duras. Tal estado y consiguiente psicosis de peligro indiscriminado ayudarían a justificar el crecimiento de los efectivos policiales y sus actuaciones de todo tipo, y a provocar el temor entre la población quedándose cada cual en su casa y preocupándose de lo que ocurra al vecino.
d) Sustituir un tipo de delincuencia común, que cabría considerar selectiva en sus fines y actuaciones y, hasta cierto punto, contraria al sistema establecido, por otra que actúa indiscriminadamente contra cualquier ciudadano y que voluntaria o inconscientemente favorece la inseguridad y la represión del pueblo.
e) Provocar una sensación de caos social en el ciudadano y de confusión ideológica que predisponga al pueblo a aceptar como mal menor la llegada de un “libertador” exterior, que con métodos represivos y el respaldo total de las instituciones imponga “su orden” haciendo desaparecer al mismo tiempo las escasas libertades populares conquistadas y desacreditando por otra parte cualquier fórmula social basada en el imperio de la voluntad popular”.
Al mes siguiente la revista Punto y Hora de Euskal Herria y en octubre de ese mismo año el periódico Zer Egin?, órgano del EMK-Movimiento Comunista de Euskadi, insistían en la misma línea: “Parece clara la existencia de una manipulación política orientada a conseguir la autodestrucción pura y simple de miles de jóvenes, que de otro modo podrían engrosar las filas de los contestatarios. Miles de jóvenes, muchos de ellos pertenecientes a la clase obrera, consumen sus días entre el trapicheo y el robo con el único fin de sacar un dinero que les permita obtener nuevas dosis de droga”.
De tal manera, ETA (m) comenzó su guerra particular convencida de que “era el Gobierno español quien introducía la droga en Euskadi para corromper [a] la sociedad vasca”. A través de largos comunicados acusaba a los grandes traficantes de heroína de “estar envenenando a la juventud y a la clase obrera vascas, en colaboración con el aparato represivo, para neutralizar su potencial revolucionario, beneficiando así a los intereses del capitalismo imperialista español, conchabado con el mundial”, y avisaba de que pronto pasaría a la acción. Algunos locales públicos y personas señaladas de los bajos fondos empezaron a recibir anónimos amenazantes. Luego siguieron atentados de intimidación con bombas a determinados establecimientos ―pub El Huerto y bares El Cielo y Tanit, todos de San Sebastián― por considerarlos como centros de consumo y distribución de heroína. Finalmente, la espiral de violencia desatada alcanzaría a las personas: el 29 de octubre de 1980 ETA (m) asesinaba a Carlos Juan-José Fernández Azpiazu, propietario del bar Kopos y responsable de la publicidad de las páginas amarillas de la guía de Telefónica en San Sebastián, como responsable de participar en el tráfico de heroína; el 31 de ese mismo mes secuestraba y mataba al abogado criminalista José Mª Pérez de Orueta, quien había defendido algunos casos relacionados con el tráfico de drogas; el 12 de noviembre asesinaba al transportista Miguel Zunzunegui Arratibel en su caserío de Ataun, también como responsable de participar en el tráfico de heroína; el 5 de enero de 1981 mataba de dos disparos en la cabeza a Antonio Díaz García, propietario del pub La Gramola en Rentería (Guipúzkoa), por idéntico motivo… así, hasta sumar casi una veintena de víctimas acusadas de vinculación con el narcotráfico. Mientras tanto los envenenados seguían consolidando su estatuto de víctimas involuntarias, al tiempo que su adicción se convertía en una especie de coartada genérica contra la responsabilidad personal. La voz del fundador de Askatasuna, Mikel Orrantia, describiendo la “extraña mezcla de misticismo y desdoblamiento esquizoide que les permite rizar el rizo para justificar su autodestrucción” (Cambio16, 22.12.1980), constituía una tímida excepción a la hora de cuestionar la actitud de los jóvenes tóxicos.

La droga es dolor – Savin vinos (1978)
De la consolidación de la teoría del complot a la institucionalización del ‘problema’
En octubre de 1981, cuando la heroína ya no resultaba tan barata, Josep Lluís Gómez Mompart, profesor de Periodismo de la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB), publicó un extenso y documentado artículo en la revista El Viejo Topo en el que identificaba la situación que se había registrado en el Estado español, y especialmente en Euskadi, con lo ocurrido anteriormente en otros lugares. “La CIA ha silenciado grandes operaciones multinacionales de tráfico de estupefacientes, en particular cuando de droga “dura” se trata, facilitando indirectamente que el caballo, por ejemplo, penetre con fluidez, especialmente en aquellos países donde surgen movimientos anti establishment”, decía Gómez Mompart, basándose en las conclusiones de los autónomos italianos y en diversas informaciones aparecidas en publicaciones contraculturales norteamericanas. Definitivamente, Gómez Mompart se inclinaba por la teoría conspirativa para definir “el trasfondo singularmente de la heroína como arma estratégica del Estado planetario, como instrumento de control social, político y cultural, y en tanto que mercancía de especial magnitud económica” e intencionadamente concluía su artículo con un interrogante, que remitía a los lectores al misterio, al secreto, reforzando el caldo de cultivo para seguir alimentando cualquier teoría basada en el complot.
Aunque la hipótesis de la heroína como arma de Estado presentaba serias lagunas ―¿hubo un complot a nivel estatal o se orquestó por autonomías?, ¿acaso no existían recursos menos arriesgados?―, y ninguna prueba concluyente, en general fue admitida sin reservas. Cual profecía autocumplida, la “epidemia” acabaría convirtiéndose en un problema social de primera magnitud, digno de la alarma social que habían creado los medios cuando todavía no estaba justificada. A medida que el problema adquiría el volumen y dimensión de genocidio involuntario, de una catástrofe colectiva y encriptada, la teoría conspirativa seguía cobrado fuerza y ganando adeptos. Así, en enero de 1984 el actor Will More, que había protagonizado la película Arrebato (1979), en la que se punteaba el tema de la heroína, declaraba en una entrevista publicada en la revista La Luna que “la heroína es el arma que emplean las democracias para sedar a la juventud”, y unos meses más tarde el Partido Comunista de España (PCE) tomó la decisión de “combatir desde la base de la sociedad el consumo de heroína” sin entrar a cuestionar dicho presupuesto (El País, 24.06.1984). Ese mismo año se estrenó la película El pico 2, en la que Eloy de la Iglesia presentaba el asesinato de un sórdido camello de heroína y confidente protegido por la Guardia Civil ―papel protagonizado por Ovidi Montllor― como desencadenante de la trama. Y, por citar un último ejemplo, el 11 de marzo de 1985 la revista Cambio16 publicó un artículo titulado “De las banderas rojas a la jeringuilla” en el que confirmaba que “muchos antiguos progres desencantados han elegido los paraísos artificiales de la droga como única salida”. De hecho, cuando el Gobierno puso en funcionamiento el Plan nacional sobre Drogas (PND) lo hizo con el “objetivo fundamental” declarado de luchar contra la heroína (El Médico, 13.09.1985), y en ningún momento se pronunció en contra de la teoría conspirativa. Y ya se sabe lo que dice el refrán de que “quien calla, otorga”.

El Alcázar, 22.12.1984
¿Leyenda negra de la transición?
¿Cómo es posible que hasta los poderes públicos hayan admitido tácitamente la teoría conspirativa? ¿Hubo realmente un intento de represión dirigido por el poder contra toda forma de disidencia e incluso contra la juventud como identidad colectiva? ¿De verdad la introducción de la heroína estuvo inducida, alentada y posibilitada por los aparatos policiales del Estado con el fin de neutralizar el poder subversivo de la juventud española durante la etapa de la transición? ¿O más bien nos enfrentamos a una leyenda negra fundada en indicios de difícil comprobación?
Según Germán Labrador Méndez, “no es fácil descubrir una mano negra moviendo los hilos de la heroína en España” siguiendo las pautas de un “guión oculto”. Y de hecho, hasta la fecha, nadie ha aportado ni una sola prueba definitiva al respecto. Sin embargo, a nadie se le escapa la presencia de infinidad de personas dispuestas a asumir con facilidad verdades no probadas, especialmente cuando se trata de detectar la existencia de enemigos invisibles. Basta darse una vuelta por Internet para verificar la fascinación que siente una buena parte de la población por encontrar verdades ocultas aunque no se sostengan con pruebas.
Los filósofos Fernando Savater y Antonio Escohotado alzarían sus discursos frente a tanta irracionalidad, y el antropólogo Juan F. Gamella vino a demostrar que la “crisis de la heroína” en el contexto transicional (1976-1982) fue el resultado de una compleja interacción de factores.
En este sentido, habría que mencionar primer lugar la disposición poco hostil de las autoridades ―concentradas como estaban en reprimir el tráfico y empleo de LSD y marihuana― con que contaron las mafias siciliana y corso-marsellesa para hacer circular grandes cargamentos de heroína por España hacia finales de los 60 y principios de los 70. Heroína que, tras la ilegalización del cultivo de adormidera en Turquía (30 de junio de 1970), comenzó a llegar procedente del sudeste asiático, en cantidades nunca vistas hasta ese momento. En segundo lugar, podríamos certificar la coincidencia en el mercado de algunos de productos de consumo ―libros, discos― que contribuyeron a estimular la demanda de heroína, despertando la curiosidad e incentivando y socializando el deseo de los jóvenes. Asimismo, la cobertura excesiva por parte de unos medios de comunicación ávidos de sensacionalismo determinó que el procesamiento epidemiológico del “problema” fuera anterior a su aparición. Como consecuencia, se registró una promoción indirecta del opiáceo a través del alarmismo. Un factor que, sin duda, otorgó a la sustancia un valor añadido en determinados segmentos de población, pues de sobras es sabido que el miedo y la exageración pueden alimentar ―por una suerte de efecto bumerán― el interés y la fascinación, ya que todo el mundo tiene por seguro que algo muy caro, perseguido y peligroso alberga placeres inmensos. Igualmente podría hablarse de irresponsabilidad por parte de algunas iniciativas privadas paradójicamente orientadas a la prevención de la toxicomanía como otro factor concurrente en la expansión de la heroína. Por otra parte, es cierto que los ajustes de la economía vía paro provocaron una degradación del mercado laboral que afectó profundamente a las condiciones de vida de la clase trabajadora y a sus expectativas de futuro. En este sentido, los efectos del desempleo fueron paliados en gran medida por el surgimiento y crecimiento de una economía informal de considerables dimensiones, y no cabe ninguna duda de que el mercado negro de la heroína jugó un papel importante en esa economía sumergida. Por lo que respecta a los poderes públicos, podría acusárseles de cierta pasividad o abstención activa, por haberse limitado a poner en circulación un discurso moral de orden público durante los momentos cruciales, retardando el intento de abordaje de la cuestión.
Pero tampoco podemos olvidar la presencia de toda una generación paradójicamente predispuesta a confirmar los designios del represor, descendiendo uno a uno todos los peldaños de la ‘teoría de la escalada’ y sucumbiendo a la lógica endovenosa, entre el interesado desinterés de la clase política y la temerosa incomprensión de la opinión pública. Una generación que coincidió con el advenimiento de una nueva delincuencia, basada en la decisión que tomaron muchos jóvenes de buscarse la vida, frente al ganársela de sus padres. La espiral delictiva en la que se habían embarcado (sustracciones de vehículos, tirones de bolsos, robos en comercios y domicilios particulares, atracos a farmacias y joyerías), con la irrupción del caballo en sus vidas, derivaría en una oleada de atracos a bancos sin precedentes. Una generación de jóvenes, en definitiva, dispuesta a representar el rol de víctimas propiciatorias que toda sociedad en transición necesita para conjurar sus temores.
A estas alturas, nadie niega que la “crisis de la heroína” resultara beneficiosa para el consenso ideológico sellado en los denominados Pactos de la Moncloa (1977), por el que las fuerzas políticas y sociales decidieron apoyar un sistema de democracia parlamentaria, la integración en Europa y una redistribución de la renta mediante reforma ―sin ruptura― de las estructuras capitalistas. De hecho, el “problema”, reconocido como tal a partir de la expansión de la heroína, se configuraría como un tópico institucionalmente seguro sobre el cual unificar voluntades políticas, favoreciendo la aceptación de una legislación más estricta, mayores gastos en fuerzas de orden y cuerpos de seguridad y más protección paternalista. Pero una cosa es que los sectores más afectados por la expansión del consumo de heroína fueran precisamente aquellos que prefiguraban una amenaza potencial para el consenso social e ideológico que requería la transición y otra bien distinta es que existiera un plan maquiavélico orquestado por el Gobierno, ciertos poderes económicos en la sombra y los servicios secretos estadounidenses con el fin de neutralizarlos.
Recientemente, el psicólogo Eduardo Hidalgo Downing, en su libro Heroína (2007), ha deconstruido esa estructura conceptual que considera como una “interpretación sesgada, burda y simplista”, adornada con “buenas dosis de paranoia”, y el investigador Martín Barriuso ha resumido claramente el caso particular vasco: “Nunca sabremos si hubo una trama orquestada dirigida a introducir drogas en Euskadi desde las fuerzas policiales. Lo más probable es que se tratara de uno más de los numerosos casos de corrupción policial que se produjeron en España durante aquellos años, con la ventaja añadida para los corruptos de la protección extra que les proporcionaban sus responsabilidades en la lucha armada contra ETA, que les ofrecía impunidad y acceso a fondos reservados” (Cáñamo, especial 2005).
En resumen, es probable que se dieran casos puntuales en los que algún agente institucional promoviese la heroína con intenciones “contrarrevolucionarias”, pero no hay pruebas definitivas que indiquen que dichos casos formaran parte de un plan a gran escala del Poder ―en mayúsculas― como estrategia de dominación y control social.

Reflexión vs. compasión
Entonces, ¿cómo ha podido calar tanto y tan hondo esa idea en el colectivo imaginario de los españoles, que hasta hoy en día es compartida por muchas personas?
En general, las teorías conspirativas son a menudo preferidas por las personas como modo de entender lo que está pasando a su alrededor sin tener que lidiar con las complejidades de la historia y la interacción política. También es cierto que los humanos sentimos una honda pasión natural que nos atrae hacia el misterio. Asimismo, está comprobado que solemos aplicar una lógica en función de la cual esperamos que un evento significativo responda a una causa significativa. No obstante, sin descartar estos tres aspectos, creemos que el éxito en este caso obedece a dos factores específicos.
En primer lugar, podemos atribuir su éxito inicial al hecho de que facilitó la descarga emocional de amplios sectores, al ubicar el evento en un contexto moral entendible para una izquierda revolucionaria que comenzaba a experimentar el aislamiento social y la pérdida de influencia política y a mostrar signos de agotamiento.
Si posteriormente se asentó fue porque en realidad no entraba en contradicción, o al menos no era del todo incompatible, con la versión oficial o institucional de los hechos, amén de resultar mucho más romántica. A fin de cuentas, ambas coincidían en exonerar a la sociedad en general y a los afectados en particular de cualquier responsabilidad en el proceso. En el fondo se trataba de dos modelos retóricos que movían a la compasión y excluían todo análisis racional. Si en la ‘teoría de la escalada’ los toxicómanos eran presentados como víctimas involuntarias de la acción tóxica de la heroína, para los creyentes en los oscuros designios del poder se constituían en sujetos asimismo no responsables sobre los que se ejercía la acción represiva del Estado.
Efectivamente, como dice el escritor colombiano Héctor Abad Faciolince, “los humanos, en el dolor más hondo, podemos sentirnos confortados si en la pena nos conceden una rebaja menor”, pero como no está demostrado que la compasión ayude a comprender las dinámicas o procesos históricos, desde el ámbito de las ciencias sociales nos vemos obligados a apelar a la razón y a promover un ejercicio de reflexión que nos impida caer en la trampa que supone la tentación permanente de creer en indemostrables intervenciones de proporciones metafísicas.
Juan Carlos Usó,
Article extret de la revista Mombaça, núm. 8, monogràfic “Lo llamaban transición”
Publica La Web Sense Nom per cortesia de Juan Carlos Usó (drets de còpia)

» Article anterior: